HISTORIA DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA. История республики Колумбия.


19 616 views

История республики Колумбия.
HISTORIA DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA.

HISTORIA DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA

PARIS.
EN LA IMPRENTA Y FUNDICIÓN DE J. PINARD,
1827.

PREFACIO.............................................................. i
TERRITORIO COLOMBIARO. — Situación geográfica. — Tempe-
raturas . — Aspecto físico...................................... 9
División antigua.—División nueva......................... i3
PRIMERA PARTE.
CAPÍTULO PRIMERO. — Descubrimiento y conquista de las
diferentes provincias de Colombia........................... 17
CAP. II.—De la población que tenia Colombia al tiempo,
de su descubrimiento. — Primeros medios empleados
para hacer establecimientos allí............................. 34
CAP. III» — Régimen colonial. — Población nueva. — De
los Indios.......................................................... 48
SEGUNDA PARTE.

CAPÍTULO PRIMERO. — Causas y preludios de la.revolución.
— Situación de la España. — Insurrecciones en la Nueva
Granada. —Independencia de Venezuela................... 68
CAP. II. — Temblor de tierra en Caracas. — Nueva ocu-
pación de Venezuela por los Españoles. — Bolívar....... 91
CAP. III. — Situación de la Nueva Granada. — Congreso
de Tunja. — Guerra civil. — Bolívar en Cartagena...... io3
CAP. IV. — Libertad de Venezuela conseguida por Bo-
lívar................................................................ Ji3

CAPÍTULO V.— Alistamiento de (os esclavos y nuera ocupa-
ción de Venezuela por los Españoles. — Sacrificio bizarro
del joven Ricante. — Bolívar en la Nueva Granada...... ia3
CAP. VI. —Vuelta del rey Fernando á España. — Expe-
dición confiada á Morillo. —Situación en que se encon-
^traba el jufcblo colombiano. —Las Guerrillas........... 157
^flfp.* VR. Vpu^isioj de la Margarita r^aJ las costas
de Venezuela. — Sitio de^artaffeuaVV^ueVa^dcupa-
cion de la Nuera-Granada por los Españoles. — Sacri-
ficio generoso de la joven Salararieta.~....< ».......14^ CAP. VU1.—Insurrecciones de Venezuela. — Primera expe- dición naval de los independientes. — Acciones en la Margarita, Ocumara, Barcelona, etc. — Conquista de La Guayana por los republicanos............................ 161 CAP. IX. —Rebelión del mulato Piar.— Campaña de 1818. — Situación política............................................ 176 CAP. X. — Congreso de Angostura; ideas constitucionales de Bolívar. — Libertad de la Nueva Granada y su unión con Venezuela.— Ley fundamental. — Sucesos militares en 1819 y 1820................................................... 191 CAP. XI. — Restauración de la Constitución en España en i8ao. — Negociaciones ; armisticio.— Entrevista en Santa Ana........................................................ 217 CAP. XII.— Nuevas reuniones de territorios á la República. — Rompimiento del armisticio. — Batalla de Carabobo, decisiva en favor de la independencia de Venezuela. — Deliberaciones del Congreso 5 publicación del Acta constitucional...................................................... 2 4o CAP. XHI. — Situación general................................. *63 ACTA DE «DEPENDENCIA DE VENEZUELA........................... »8e ACTA DIPLOMÁTICA.................................................... a83 CONSTITUCIÓN DF LA REPÚBLICA DE COLOMBIA.................... a85 HISTORIA DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA. PREFACIO. PUEDE decirse que en la historia general de las colonias se encuentran señalados los dife- rentes caracteres de la cultura humana. En ella puede verse al Egypto llevando sus artes y sus luces á varios pueblos todavía sal- va ge s, uniéndose en familia con ellos para pro- tegerlos y fundar así unidos el mas celebrado imperio. La Grecia, menos prudente, pero mas brillante, cubre muy luego el mundo con sus emigraciones y lo agita con sus rivalidades; pero entonces mismo ese gran número de ciu- dades zelosas, á quienes ella habia dado el nom- bre de hermanas ó de hijas suyas, parece que soló disputaban á sus metrópolis el derecho de inmortalizar la familia. a HISTORIA Menos noble se presenta la ambición que distinguió el poder de Cartago : la avaricia era el obgeto principal de sus establecimien- tos; su comercio era de monopolio; su po- lítica hacia esclavos : epi dejaba en seco los manantiales de felicidad en las costas que so- juzgó , y puso á si$ propios hijos en la necesi- dad eje invocar quien destruyese aquel poder pajf^jeoj^^uir^ ellq^su libert&d-Q En fin Roma se apo&er% delN^operio del mundo: quiere aliados en los países que adop- ta como suyos y exige de ellos que entren á la parte de sus virtudes y de su gloria. La orgullosa ciudad cae á su vez. abandonada de todos, pero dejando m todas partes su nombre : mientras existió, se sobrellevaba coa paciencia su tiranía; cuando ya no exister se tiene por grande honor el haber estado aso- ciado á sin grandeza» Los pueblos modernos herederos de la anti-r güedad pero émulos suyos mas interesados que heroicos, sin inventar nada de nuevo, escogiendo entre estos ejemplos se decidieron por dar las leyes púnicas á sus colojúas. No es pues de admirar que tantas provincias con- quistadas sacudan una después de otra la opre- sión del vepcedor, avergonzadas de sus an- tiguos recuerdos y aun mostrándose ingratas DE LA COLOMBIA. 3 á los beneficios siempre que estos sirven de testimonio de una larga injuria. Así es como la América del sur abre hoy la era de su li- bertad. Los inevitables progresos del talento htir mano se encuentran no menos confirmados en medio de una revolución, que descubre ta existencia de ánimos elevados en el seno de nná poblacipn humillada durante muchos si- glos : ¡ Cuadro consolador digno sin duda de las meditaciones de la historia ! Es verdad que algunos hechos contemporáneos pueden sen juzgados de muy diversos modos : las pa- siones y los intereses, tan ingeniosos en des- figurar las causas como en exagerar los re- saltados, suelen frecuentemente usurpar una opinión general que fito merecen, ó piden á lo menos que el tiempo sancioné los juicios que se han formado. ¿ Pero esta sanción no está bien adquirida en todos aquellos pun- tos donde la prosperidad dé la independen- cia nacional ha ¿accedido á las miserias de la esclavitud política ? Si la historia no debe ser ya un. ampie registro de los actos del po- derysmo que dxrbe servir á un mismo tiem- po de experiencia para los pueblos y de ins- trucción para los reyes, nunca será demasiado pronto para admitir en ella aquellas naciones 4 HISTORIA donde la sujeción y el despotismo han dejado lecciones las mas terribles. Una nación en cuyos códigos se consagra- ban los derechos y libertades del pueblo ^que frecuentemente amedrentaba á la Europa en- tera con la gloria de sus armas; que brillaba á un tiempo por su famosa literatura y su esplendor caballeresco; esta nación dichosa, después de haber coronado sus trofeos con la conquista de un hemisferio desconocido, parece que debia proclamar en él los recientes triunfos qué las ciencias y las artes conseguían renaciendo en el antiguo continente. Mas la España lejos de corresponder á este noble des- tino, obró cerno si se la hubiera.encargado de abrir un refugio inmenso á las tinieblas arrojadas de Europa. Declaró guerra á todo lo que tenia facultad de pensar, tomó pose- sión únicamente de lo que podia producir, y cuando por estos medios hubo reducido el nuevo mundo á los males de la ignorancia y á las humillaciones de la tiranía, ella misma se sometió igualmente á los unos y á las otras, como si se la hubiera desheredado de las luces adquiridas por la especie humana. Su grandeza y sus riquezas nunca admirarán tanto como su abatimiento y su ruina; fruto de una ciega sumisión á ese poder que se apo- DE LA COLOMBIA. 5 dera del entendimiento para extraviar la di- rección del valor. Eternamente deberá servir la España de egemplo para que los pueblos se preserven del despotismo religioso. No era esta la única plaga que afligía á los castellanos de ultramar, pues la metrópoli, cual ¿madrastra envidiosa, los había colocado fuera "de la política, del comercio y de la indus- tria de sus contemporáneos. Tres siglos se han pasado, durante los cuales la Europa no ha hecho mas que divisar á lo lejos las colo- nias españolas; de modo que ^independen- cia de estas ha reproducido el interés que excitó su descubrimientonfoy por fin se puede conocer y estudiar aquella tierra, donde se en- cuentran reunidas todas las variedades morales cuya causa puede atribuirse á la diversidad de los climas. Con efecto, las nieves del polo y los calores del medio dia, la aridez de los desiertos afri-

HISTORIA DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA. История республики Колумбия.
Tagged on:                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     

Залишити відповідь

2 visitors online now
2 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 17 at 06:01 pm UTC
This month: 33 at 06-25-2017 06:59 pm UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
POESÍA QUECHUA EN BOLIVIA. Поэзия на языке Кечуа в Боливии.

Поэзия на языке Кечуа в Боливии. POESÍA QUECHUA EN BOLIVIA (La Poesía Quechua de Jesús Lara)

Хуан де Бетансос. Биография.

Хуан Диес де Бетансос и Араус (исп. Juan Díez de Betanzos y Araus) – 1516 или 1519 – 1 марта...

Close