51 418 views

PEDRO SIMON. NOTICIAS HISTORIALES. PRIMERA PARTE. Tomo 1.

NOTICIAS HISTORIALES.

DE LAS

CONQUISTAS DE TIERRA FIRME

EN LAS

INDIAS OCCIDENTALES

POR Fr. PEDRO SIMON

DEL ORDEN DE SAN FRANCISCO DEL NUEVO REINO DE GRANADA

f/ Urm'ERSú'Y

o,Ll^/ PRIMERA PARTE

EDICIÓN HECHA SOBRE LA DE CUENCA DE 1626

BOGOTÁ '

\^ ^ IMPRENTA DE MEDARDO RIVAS

. -i ' 1882

NOTICIA SOBRE EL PADRE SIMÓN.

FRAY PEDRO SIMÓN vino á América cerca de mediosiglo

después que habían pasado los sucesos más importantes del

descubrimiento, conoció y trató á algunos de los conquistadores

de Antioquia, y cuando comenzó á colectar sus materiales, esta-

ban todavía frescos en la memoria de muchos los hechos princi-

pales, que encontró además consignados en los archivos de su

convento, en las memorias del Padre Medrano que ya hemos

mencionado y que fué uno de los actores, y del Padre Aguado,

cuarto provincial de San Francisco en 1573, religioso docto en

teología y en matemáticas, que compuso dos libros sobre el des-

cubrimiento, los cuales no se publicaron.

Nació el Padre FRAY PEDRO SIMÓN en la Parrilla, obispa-

do de Cuenca, en 1574, profesó y estudió con mucho lucimiento

Humanidades en el convento de San Francisco de Cartagena de

España, del que lo sacaron para establecer la enseñanza de Teo-

logía y Artes que hasta entonces no habia en el convento de su

religión en Santafé, á donde llegó en 1604 Pocos años después

se formaron ya discípulos que lo reemplazaron en la cátedra.

Pasó á Tota, cuya doctrina, como todas las del valle de Sogamo-

so, estaba á cargo de su orden. En 1623 fué electo Provincial,

y en el mismo año comenzó á escribir sus N OTICIAS MISTORJALES,

paraTa§~cuales habia acopiado" materiales poik inuuhos anos,

además de los que su propia experiencia le suministró en la

jornada y reducción délos Pijaos, á la cual acompañó en 1607 á

D. Juan de Borja, Presidente de la Real Audiencia. Estuvo pre-

viamente en Venezuela, como Visitador, y se embarcó en Coro

para las Antillas, de donde volvió á Santafé. Hizo viajes á An-

tioquiajOartagena y Santa Marta antes de tomar la pluma para

compouaiLSU histeria, jle la cual escribiólos dos primeros tomos

en^ajioj^edio, cercei^dojjuai^o meses de a»'uda enfermedad

de gotaZaüe interrumpís sus tareas. El primer volumen, que

fué ehínico que se ímpnmió^trata de las^cosasde Venezuela y

episocfiodel tirano Aguirre/LaTapro Dación esET firmada por

Fray Luis Tribaldos de Toledo, Cronista mayor de Indias, el 1.°

dejLbril de j1626:j-ecomendando al P. Fray Pedro Simón como di-

ligente investigador de la verdad, y el dia 9 del mismo mes se

le despachó el real permiso para imprimir su libro, lo cual se

verificó el año siguiente de 1627 * en Cuenca. Las otras dos

* La portada lleva el año de 1626. En el colofón aparece el de 27. (El E.)

II

NOTICIA SOBRE EL PADRE SIMÓN.

partes, que existen solo manuscritas, contienen cada una tam-

bienj^te noticias historiales. La 2^ se versa sobre lostlescu-

brímientos que se emprendieron por la orilla derecha del Mag-

daJena, partiendo de Santa Marta. La 3/ trata de todo lo tocante

¿JSBagena, FopáplíT^ñtiQquia y Choco~SiLexceptuamos tos

sucesos del Istmo de Panamá, la Qrónica détT. Fray Pedro Si-'

mon es la relación más completa que hoy tenemos de los acon-

tecimientos del siglo XVI en la Nueva Granada, y la más pre-

ciosa. Eáíe religioso es~on escritor concienzudo, que participa

por cierto de las preocupaciones de su siglo, pero no m^s que

su sucesor el Obispo Piedrahita, que escribió en Madrid medio

siglo después. Dice Fray Pedro Simón :

" Que habiendo visto la tierra toda, por no haber historia especial del descubrimien-

to de esta parte, porque aunque el Adelantado Gonzalo Jiménez de Quesada, que fué el

que descubrió este Reino, escribió su descubrimiento y cosas de él en unos tomos que inti-

tuló Ratos de Suezca, y el P. Fray Francisco Medrano, franciscano, comenzó á escribir y

murió en la demanda, y en la del Dorado, yendo con el mismo Adelantado, y después el P.

Fray Pedro Aguado prosiguió la historia y la perfeccionó en dos buenos tomos que andan

escritos de mano, y aun el P. Juan de Castellanos, beneficiado de la ciudad de Tunja, com-

puso en buen verso mucho de las cosas de estas tierras y sus conquistas, todo esto se ha que-

dado en embrión, y todo se está sepultando con los deseos de los curiosos que quisieran saber

de estas cosas, en especial los que han nacido y habitan estas tierras, están atormentados, no

hallando camino por donde cumplirlos, y saber las cosas de sus antepasados, de quien ellos

descienden. Este, pues, pretendo abrir para todos, poniendo diligencia en buscar memoria-

les (que no me ha costado poco) y la mano á la pluma después de los años que he gastado

en estas tierras."

El estilo de Fray Pedro Simón es, según se ve, sencillo,

sin pretensión de imitar á los historiadores clásicos ; ha tomado

mucho de Castellanos, como se puede advertir comparando la

2.a y 3.a parte que de éste tenemos, y es de suponer que lo mis-

mo haria respecto dejaj^ parte que se ha perdido. Hay erro-

res en la relación de los primeros descubrimientos de nuestras

costas, que afortunadamente describieron historiadores más

antiguos.

Como respecto de Castellanos y de Cieza, ignoramos tam-

bién la época y el lugar de la muerte de Fray Pedro Simón, que

se infiere sin embargo haber sido en España, á donde pasó á

dar calor á la impresión de sus libros, cuyos manuscritos desa-

parecieron allá, puesto que el historiógrafo Munpz hizo copiar

en Bogotá de real orden las dos partes inéditas que hoy existen,

según aparece de una nota de la copia que está depositada en

Madrjd en la Academia de la Historia.

Compendio Histórico, pag. 379.

JOAQUÍN ACOSTA.

PRÓLOGO DEL EDITOR.

LA fortuna y la ciencia que el hombre alcanza en la sociedad son favores

supremos que ella le concede, pero no bienes absolutos de los cuales pueda él

solo disfrutar sin dar cuenta rigurosa, conforme á la ley, á la moral y al bien

público, del empleo que de ellos haga, pues debe devolver á su patria y á

la generación á que pertenece, en beneficios, en ciencia ó en virtudes prácticas, algo

de lo que la sociedad generosamente le ha otorgado.

" Servir á la patria haciéndole el sacrificio de la vida si fuere necesario,"

fué el principal deber que nuestros padres, los fundadores de la República, impusieron

á los ciudadanosje Colombia al expedir la primera_Constitucion; y en todas las

condiciones de la vida este deber ha de figurar al lado de los que imponen la reli-

gión, Ja moral y las buenas costumbres.

Largos años de sangrientas luchas, entre odios y rencores, ha pasado

la República: confundidos están los huesos de unos y otros combatientes en los cam-

pos de batalla, para mostrar á las nuevas generaciones la miseria de nuestras quere-

llas; y el desengaño cruel de los que viven, manifiesta lo estéril del sacrificio

ofrecido por todos como un deber al monstruo de las revoluciones.

En la era de calma y de grandeza qué se abre ya para el país, quise

ofrecer á la'sociedad, á la que estoy agradecido, y á la patria, á quien amo, un

tributo digno de los bienes que me han dado y del cariño que les profeso, publicando

en el establecimiento tipográfico de que soy dueño, las " Obras Históricas de Colom-

bia," es decir, cuanto hay de poético en su origen, de maravilloso en la Conquista,

de titánico en la Independencia y de sublime en la fundación de la República;

queriendo levantar así, no con mis fuerzas de pigmeo, sino con las de todos los his-

toriadores en tres siglos, un monumento digno de las letras y de las glorias de

Colombia.

De estas obras hay muchas inéditas, y de algunas solo existen uno ó dos

ejemplares; y son tan importantes, encierran tanta enseñanza y tienen tanto méri-

to, que quisiera fueran estudiadas por todos los niños, para que, con el ejemplo de

IV mÓLOGO DEL EDITOR.

nuestros grandes antepasados, levantaran su alma y fortificaran su corazón para

hacerse dignos de la misión que les señala el porvenir.

En el año próximo anterior publiqué la "Historia de las Conquistas

del Nuevo Reino de Granada," por el doctor D. Lúeas Fernández Piedrahí-

ta, en edición hecha sobre la de Amberes de 1688, obra importante que fué precedida

de un erudito Prólogo escrito generosa y expontáneamente por el señor Miguel

A. Caro, en que recomienda los estudios históricos, exalta el interés de la Conquista

de América y elogia el mérito del libro,—servicio que he agradecido debida-

mente; y el favor con que el público la recibió, excedió en mucho á mis es-

peranzas, pues no solo obtuve gran número de suscritores, sino también la pro-

PEDRO SIMON. NOTICIAS HISTORIALES. PRIMERA PARTE. Tomo 1.
Tagged on:                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             

Залишити відповідь

20 visitors online now
20 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 52 at 12:24 pm UTC
This month: 114 at 12-11-2017 09:03 pm UTC
This year: 114 at 12-11-2017 09:03 pm UTC
Read previous post:
Gramatica y Vocabulario de la lengua Chibcha

Грамматика и словарь языка Чибча. Gramatica y Vocabulario de la lengua Chibcha.

Захищено: БЛАС ВАЛЕРА. НЕВИНОВНЫЙ ИЗГНАННИК СВОЕМУ НАРОДУ.

Немає уривка, бо це захищений запис.

Close