45 769 views

JOSEPH DE ANTEQUERA Y CASTRO. CARTAS.
Хосеф де Антекера-и-Кастро. Письма.

CARTAS

DEL SEÑOR DOCTOR

D. JOSEPH DE ANTEQUERA Y CASTRO

CAVALLERO DE LA ORDEN DE ALCANTARA,

Fiscal Protector General de la Real Audiencia de la Plata,

Gobernador, y Capitan General que fue de la

Provincia del Paraguay,

ESCRITAS

Al Ilmo. Sr. MAESTRO DON FRAY JOSEPH

de Pálos, Obispo Taliense, y Coadjuntor de la dicha

Provincia del Paraguay.

Madrid M.DCC.LXVIII.

En la Imprenta Real de la Gazeta.

De la edición facsimilar de la Serie "Comuneros". Colección "Fundamentos y testimonios" dirigida por Francisco Pérez-Maricevich y Cabildo Editora. Impreso en Editorial "El Foro" en Mayo de 1983. Manduvirá 273. Asunción - Paraguay.

ADVERTENCIA

Contiene este libro dos cartas escritas por José de Antequera desde su prisión de la Cárcel de Corte, en Lima. En ellas responde a otras tantas publicadas por el obispo del Paraguay, Fray José de Palos, en las que acusaba éste a aquél de perversidad en su conducta como juez pesquisidor y gobernante. A la sazón, seguíasele a Antequera el proceso judicial que concluirá en su sentencia de muerte, cumplida el 5 de julio de 1730.

Ambos textos son notables testimonios de la primera jornada comunera, ejercicio de voluntad política paraguaya que cubrió, en olor de multitudes, catorce años de nuestra historia (1721-1735). Antequera descubre en esos textos su habilidad polémica, viva memoria, alerta ingenio y prosa caudalosa. Reciamente formado en disciplinas clásicas y jurídicas recurre a letras sagradas y profanas para desbaratar las de Su Ilustrísima, que nada tenían de seráficas. Como las del obispo habían salido impresas y de ese modo las leyó el cautivo por merced de manos amigas, a éstas recurrió él para que con la misma compostura saliese su réplica. Obtuvo una segunda edición en 1768, en la Colección general de Documentos... etc., Madrid, Imprenta Real de la Gaceta, T. III, de la que se ha hecho la presente edición facsimilar, la primera paraguaya.

Conocidas de muy pocos, sepultadas de hecho en el olvido y como secuestradas en el silencio de las bibliotecas, estas cartas son parte de nuestro patrimonio histórico—cultural que exigen ser rescatadas y vueltas a la vida. Con ellas Cabildo Editora se complace en reiniciar su tarea.

En el próximo volumen, que contendrá el Memorial ajustado del prócer, se incluirá un estudio histórico—crítico de su figura y del gran movimiento popular denominado la revolución de los comuneros.

Francisco Pérez-Maricevich

ALGUNOS CARACTERES REEMPLAZADOS EN LA ESCRITURA ORIGINAL

"Et" o "y". " Etc." si seguido de la "c". Se reemplazará con &
"Et" o "y". " Etc." si seguido de la "c". Se reemplazará con &
La cruz como caracter de escritura Se reemplazará con [Cruz]
Símbolo de moneda Se reemplazará con U

Qui proelo mandavit, his Opus insignit.

Sapientia venditum justum (Joseph) non dereliquit, sed á peccatoribus liberavit eum: Descenditque cum illo in foveam, & in vinculis non dereliquit illum, & mendaces ostendit qui maculaverunt illum. Sapient. 10. vers. 13. & 14.

Omnis terra veritatem invocat, Caelum etiam ipsam benedicit, & omnia opera moventur, & tremunt eam, & invalescit in aeternum, & vivit, & obtinet in saecula saeculorum. Æsdr. 3 cap. 4. vers. 36. & 38.

CARTA PRIMERA, QUE ESCRIBIÓ

el Señor Doctor Don Joseph de Antequera y

Castro, al Ilmo. Sr. Maestro D. Fr. Joseph

de Palos, Obispo del Paraguay

Ilmo. SEÑOR

N. 1. Justa es, y permitida en todas Leyes, aun á la mas humilde obediencia, representar á sus Superiores los padecimientos de los Súbditos, quando parece que para ellos no tubieron ningunos demeritos, ó que pudiesen concebir como razon para sus determinaciones, lo que á la vista de los Superiores pudo concebirse no muy fundado en ella: y siendo yo tan súbdito de V.S. Ilma. ahora, como lo fui en esa Provincia, de que vivo muy glorioso, pudiendo decir en quanto á esto, que gloriam meam alteri non dabo. Claro está, que á mí (aunque tan malo) no se me negará lo que á todos se les concede. Y porque en lo que recuerdo á V.S. Ilma. no busco el alivio que pudiera esperar de sus manos, porque este solo le aguardo de las Divinas, en las quales tengo, para descargo de mis grandes culpas, las injurias, y befas que mi persona ha pedecido en la prision, con que he sido conducido por todo el Reyno, qual otro ninguno en él, y la que actualmente padezco en esta Carcel; perdída mi honra, y en ella la de una noble, y bien conocida familia, asi en estos Reynos, como en los de Europa; y lo que menos es, la vida, que yá la discurso, por los repetidos golpes que padece, muy puesta á perderse, si el Señor de quien es no la repára: siguiendose á esto la suma pobreza en que me hallo, pues de aquella decencia precisa para cubrir las carnes, me despojó la crueldad de quien asi me ha puesto. Y porque lo mas sensible para mí ha sido, es y será, vér que patrocinan estas operaciones, y dán por justos mis padecimientos, con la autoridad de V.S. Ilma., quien dá por executados mis delitos: pasaré en breve á recordarselos á V.S. Ilma. para que los tenga mas presentes quando nos veamos en el Tribunal Divino: Ubi nulla est acceptio personarum, y en donde tomará Dios estrecha cuenta á los Príncipes, como V.S. Ilma. si acaso (lo que Dios no quiera) en sus determinaciones de justicia, é informes, á que tanta fé se dá, se desviaren de lo que enseña el cap. 16, del Libro I del Paralipomenon, por las palabras siguientes: Audite eos, & quod justum fuerit judicate, sivè Civis sit, aut peregrinus; parvum audietis, ut magnum; nec accipietis cujusquam personam: Judicium enim Dei est.

2. En la Ciudad de la Plata llegó á mis manos una Carta-Informe de V.S. Ilma., que comprehendia varios puntos contra mis procederes, informados por V.S. Ilma. á aquel Tribunal. Y aunque como hombre sentí lo que V.S. Ilma. informaba con tanta aceleración á su llegada, que creo que escasamente sabia V.S. Ilma., con estár tan cerca de la suya, las Casas de aquel Cabildo: me pareció callar por entonces, discurriendo que V.S. Ilma. haciendo reflexion sobre lo que informaba, corregiria su informe; pero habiendo pasado á esta Ciudad, y reconocido en ella que continuó V.S. Ilma. en su dictámen, haciendo lo propio en ese Superior Gobierno (y lo que mas es) intimadoseme una Real Cédula de S.M., dada en 12 de Diciembre de 724, en que hace memoria de una Carta de V.S. Ilma.: habiendo llevado V.S. Ilma. al Paraguay á mediado de Octubre del mismo año; claro está que en dicha su Carta no informaria V.S. Ilma. lo que vió, sino lo que le dixeron; y quienes fueron esos, mejor lo sabe V.S. Ilma. que yo.

3. Entre las varias acciones de mi alterado, y mal gobierno (como dice V.S. Ilma.) me censura la de haber procesado, y prendido Eclesiásticos: cita para esto V.S. Ilma. el haberlo hecho con un Religioso Dominico; á lo qual debo decir, que no es nada conforme á la verdad este suceso, pues no sé en qué Carcel se prendió, qué dia, ó quién lo traxo preso: puedo jurar por Dios, y esta [cruz] que á dicho Religioso no le he hablado en mi vida una palabra, y que jamás le ví, sino solo en su estancia, ó en su Convento, quando venia á la Ciudad; ni creo que habrá en todo el Paraguay (si no es que quiera faltar á la verdad) quien diga lo contrario.

JOSEPH DE ANTEQUERA Y CASTRO. CARTAS.
Tagged on:                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     

Залишити відповідь

22 visitors online now
22 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 34 at 08:18 pm UTC
This month: 43 at 09-12-2017 03:19 pm UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Ruy Díaz de Guzmán. Anales del Descubrimiento, Población y Conquista del Río de la Plata.

Ruy Díaz de Guzmán. Anales del Descubrimiento, Población y Conquista del Río de la Plata. Руй Диас де Гусман. Летопись...

Actas Capitulares del Cabildo de Asunción del Paraguay. Siglo XVI

Actas Capitulares del Cabildo de Asunción del Paraguay.

Close