16 750 views

Bartolomé de las Casas. De las antiguas gentes del Perú

Índice

De las antiguas gentes del Perú
o Prólogo
o Declaración Preliminar
Declaración preliminar del orden que se observa en la publicación del presente tratado, o parte de la Apologética historia correspondiente a los reinos del Perú
o Capítulo I
De las poblaciones y edificios notables del antiguo Perú
o Capítulo II
Donde se describen la ciudad del Cuzco, sus casas, palacios y templos, y manera de su edificio
o Capítulo III
De las acequias, riegos y labranzas, y de los pastores y ganados
o Capítulo IV
De los oficiales de todos oficios, principalmente arquitectos, alarifes, tejedores, plateros y mineros
o Capítulo V
De la gente militar, su educación y disciplina; armas, provisiones y almacenes para ellas; táctica y política en la guerra
o Capítulo VI
De la riqueza de los Señores y particulares. -Comercio y moneda
o Capítulo VII
De los dioses, ídolos y fábulas religiosas
o Capítulo VIII
De otros templos famosos que había en el Perú, su forma y edificio
o Capítulo IX
Sobre la riqueza y hacienda de los templos. -Ganados
o Capítulo X
Del sacerdocio y de los ministros de los templos y dioses
o Capítulo XI
De las pensiones y rentas para sustentación de los sacerdotes y otros ministros de los templos, reparación de sus edificios y gastos del culto
o Capítulo XII
De los sacrificios, ritos, adoraciones, fiestas religiosas
o Capítulo XIII
De la honestidad y recato en la práctica de sus ritos y cerimonias religiosas
o Capítulo XIV
Del nombre Perú y de cómo se gobernaban las gentes de él en los tiempos primeros de su gentilidad
o Capítulo XV
En el cual se prosiguen la gobernación antigua y costumbres de las gentes del Perú, (conviene a saber), la diligencia que tenían en cultivar la tierra, de las acequias, de los tributos que daban en aquel tiempo primero a los Señores, de los casamientos, de las sepulturas y muchas cerimonias en ellas notables
o Capítulo XVI
De la gobernación de los Ingas, su origen, y sucesión hasta Pachacútec
o Capítulo XVII
Que continua el reinado y sucesión de los Ingas, con los hechos y obras memorables de Pachacútec
o Capítulo XVIII
Continúa la gobernación, sabias providencias y hechos memorables de Inga Pachacútic
o Capítulo XIX
De los grandes y maravillosos caminos que mandó construir Pachacútec, uno por la Sierra y otro por Los Llanos, y de los chasquis o postas
o Capítulo XX
De los puentes y acequias, templos y Casa Reales que ordenó Pachacútec; de los términos y mojones que señaló a cada provincia, y los tocados y formas de la cabeza con que se distinguían unos de otros los naturales dellas
o Capítulo XXI
De la universal obediencia y sumisión que al Inca se tributaba; privilegios y distinciones; educación de los hijos de los nobles; castigo de los rebeldes; unidad de lengua; piedad y caridad de Pachacútec; comía en publico en las plazas como sus vasallos
o Capítulo XXII
De la sujeción, veneración y reverencia a los Señores de su Imperio que Pachacútec impuso a sus vasallos, y entre ellos de los inferiores a los superiores, e influencia de esta orden en las costumbres, y especialmente en la conducta de la gente de guerra. Causas y razones que le movían a declararla y hacerla. Modo de pelear. Su prudencia política después de la paz o la victoria
o Capítulo XXIII
De los contadores mayores que instituyó este Inga y de sus cargos y atribuciones, y cómo llevaban sus cuentas y con qué. De los tributos y distribución de las provisiones de boca almacenadas en los depósitos. Comparación de los Señores y gente de Los Llanos con los de la Sierra, en sus costumbres, trajes y género de vida
o Capítulo XXIV
En el cual se contienen algunas de las leyes que había este Rey establecido, mayormente la costumbre que tenía de honrar y solenizar los matrimonios de sus vasallos; cómo no había mala mujer alguna; y de la virtuosa honestidad que las mujeres guardaban, etc.
o Capítulo XXV
De la elección que Pachacútec hizo en su hijo Amaro para heredarle, y cómo tuvo que revocar este acto soberano y designar a otro de sus hijos para este cargo; y de sus últimas disposiciones y leyes, y de su muerte
o Capítulo XXVI
De las ceremonias que Pachacútec había ordenado para sus funerales y de sus sucesores, y cómo se observaron. Llantos y lutos
o Capítulo XXVII
De los Ingas sucesores de Pachacútec hasta Atauhuallpac
o Apéndice

ADVERTENCIA
Con éste son tres los libros publicados en esta COLECCIÓN por nuestro querido amigo D. Marcos Jiménez de la Espada; agotados los dos anteriores, no dudamos que a éste le quepa la misma suerte dentro de poco tiempo, pues es, si cabe, más curioso que sus antecesores. De todas maneras damos las gracias al ilustre americanista por el trabajo ímprobo que se ha tomado, desentrañando la historia apologética del P. Las Casas, para formar el presente tratado DE LAS ANTIGUAS GENTES DEL PERÚ.
Madrid 20 Abril 1892.
A
MR. BENDIX KOPPEL
EN TESTIMONIO
DE
AMISTAD Y DE AGRADECIMIENTO
M. J. de la Espada.
[IX]

Prólogo
Aunque no lo dijera (que voy a decirlo ahora mismo), pronto sabría el lector a que atenerse respecto al título y condiciones del libro publicado en este tomo con el nombre del P. Fr. Bartolomé de las Casas; bastaríale llegar al comienzo de la Declaración que precede al primer capítulo. Pero me creo obligado a declararlo yo antes que lo averigüe, advirtiéndole desde que las primeras líneas del Prólogo, de que, si bien es verdad que sólo unos pocos de sus párrafos son conocidos y han visto la luz en obra de difícil consulta para muchos, el texto De las antiguas [X] gentes del Perú no constituye por sí tratado aparte ni tal fue la mente de su verdadero autor, ni tampoco es cosa nueva o ignorada de eruditos y bibliófilos, sino sencillamente una ordenada agrupación de los capítulos íntegros o en extracto que atañen al Perú en la Apologética historia sumaria cuanto a las cualidades, disposición, descripción, cielo y suelo de las tierras, y condiciones naturales, policías, repúblicas, maneras de vivir y costumbres de las gentes destas indias occidentales y meridionales, cuyo imperio soberano pertenece a los Reyes Castilla.
Por lo cual, en realidad y esencia, mi trabajo es mera continuación del comenzado por los Señores Marques de la Fuensanta del Valle y D. José Sancho Rayón en el Apéndice a la Historia de las Indias del mismo P. Las Casas (1), sustituyéndolos, previo el consentimiento [XI] indispensable, en la pacientísima tarea de proseguir su primer propósito, ya anunciado en la Advertencia preliminar del tomo con que finaliza la parte conocida de la expresada Historia, de publicar, «sino todo lo que quedaba inédito de la Apologética, al menos lo que se refiere a México y al Perú, que es la mayor parte».
Como del imperio de Moctezuma se me alcanza muy poco, y por otra parte, mis preferentes aficiones han sido y continúan siendo por el de los Incas, he optado por éste dejando el primero para otros de más competencia en el asunto.
Los ilustrados y diligentes editores de la Col. de docum. inéd. para la Historia de España, en la parte publicada de la Apologética, adoptaron un plan que me parece excelente y sobre todo muy práctico, dadas las condiciones de esta obra: ceñirse a lo pertinente a su principal objeto y descargarla del refuerzo y máquina de alegaciones y citas que [XII] el Apóstol de los indios llama en auxilio y defensa de su tema. Porque, no obstante el calificativo de sumaria que le impuso y de llamarla obrecilla alguna que otra vez, compone un volumen en folio de 830 fol. con multitud de intercalación es y adiciones marginales, y calculando por lo corto, de esos 830 fol. una tercera parte corresponde a los textos auxiliares, aducidos con frecuencia in extenso y sacados de la Sagrada Escritura, de los Santos Padres y de los filósofos, historiadores y poetas clásicos; estupendo y magnífico alarde de erudición para aquel tiempo, ilustración necesaria a la generalidad de los que entonces habían de persuadirse a favor de los indios y de la excelencia de todas sus cosas, pero hoy casi del todo inútil, porque el convencimiento de los modernos americanistas no suele venir por el camino de aquellas autoridades, y las que algún prestigio pudieran conservar, han descendido ya a simples rudimentos de erudición histórica y científica [XIII]. Perdóneme, pues, el insigne prelado chiapense si imito el ejemplo de los Señores Fuensanta y Sancho Rayón, si bien más en pequeño, y agradézcame en cambio la vista que he perdido y la paciencia de indio que he gastado en desenmarañar los capítulos de mi texto, adivinando a veces la escritura, toda de su mano, llena de tachones, enmiendas y arrepentimientos no siempre corregidos, reflejo fiel de su estilo, como su carácter, vehemente, apresurado, febril, a pesar de las trabas de un hipérbaton tan complicado y de remate tan tardío, que no parece sino que sentía en el alma arrancar del regazo materno nuestro gallardo y ya en aquella sazón vigoroso romance.

Bartolomé de las Casas. De las antiguas gentes del Perú
Tagged on:                                                                                                                                                                                                                                                                                                         

Залишити відповідь

2 visitors online now
2 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 14 at 04:20 am UTC
This month: 32 at 06-18-2017 02:13 pm UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Damián de la BANDERA. Biografía.

Damián de la BANDERA. Biografía. El texto ha sido copiado del “Diccionario de los conquistadores de Indias”.

BERNABÉ COBO. HISTORIA DEL NUEVO MUNDO. LIBRO DÉCIMOTERCIO y LIBRO DÉCIMOCUARTO

BERNABÉ COBO. HISTORIA DEL NUEVO MUNDO. LIBRO DÉCIMOTERCIO y LIBRO DÉCIMOCUARTO

Close