PEDRO GUTIERREZ SANTA CLARA. HISTORIA GUERRAS CIVILES DEL PERU (1565). Педро Гутьеррес де Санта Клара. История Гражданских Войн в Перу


34 841 views

Педро Гутьеррес де Санта Клара. История Гражданских Войн в Перу (1544-1548).
PEDRO GUTIERREZ SANTA CLARA. HISTORIA GUERRAS CIVILES DEL PERU (1544-1548)
Y DE
OTROS SUCESOS DE LAS INDIAS
Por
PEDRO GUTIERREZ SANTA CLARA

1565

TOMO TERCERO

MADRID
1905

CAPITULO PRIMERO
DE COMO EL MAESTRO DE CAMPO FRANCISCO DE CARA-
UAJAL SE PARTIÓ DE LA CIBDAD DE QUITO Y POR SUS
JORNADAS CONTADAS LLEGÓ Á LA VILLA DE SANT MI-
GUEL, Y DE LAS COSAS QUE EN ELLA HIZO EN SBRUI-
CIO DE GONZALO PIQARRO, Y DE OTRAS COSAS QUE
PASSARON

Auiendo Francisco de Carauajal, Maestro de
campo de Gonzalo Pi^arro, tomado todo quanto
auia de lleuar para proseguir su jornada, se partió
de la cibdad de Quito muy arrogante y soberuio,
como atrás queda dicho, con solos diez arcabuze-
ros bien armados y en buenos cauallos y muías que
les dieron, porque estos eran hombres hechos muy
a su proposito por ser muy buenos ministros y re-
boluedores. Pues yendo este hombre por sus jor-
nadas contadas y de pueblo en pueblo llego a la
villa de Sant Miguel, en donde le salieron a resce-
bir los vezinos que auia en ella, los vnos por con-
graciarsse con el y por ganalle la voluntad y por
tener su amistad, aunque el no la tenia con ningún
bueno. Y los otros de miedo que le tenían, porque
le conoscian que era hombre cruel y furioso; y
assi fue lleuado a que se apossentasse en las casas

de Juan Gines el Rubio, que estauan ya aderesca-
das para el, y ajli se apeo con los soldados que
traya, Antes que entrasse por la casa, estando en
la puerta de la calle mando con apariencia de bue-
na crianza, aunque falsa, a seis vezinos y regido-
res de aquella villa, que se quedassen alli vn rato
con el, porque les quería dezir ciertas cosas que
Goncalo Picarro su señor le auia mandado les di-
xesse. Y por otra parte despidió con buena enan-
ca y cortesía, desde la puerta, a todos los que le
auian salido a rescebir, diziendoles, con el sombre-
ro en la mano: Señores, vuestras mercedes se va-
yan a descansar y a comer a sus casas, que ya es,
tarde; y ellos se fueron, despediéndose del, y con
esto entro en la possada con los suyos. Y como era
ya tarde se assento a comer con los doze soldados
que truxo de Quito, a vna mesa, y después de auer
comido con muestra de gran plazer, mando secre-
tamente cerrar las puertas de la calle y se metió
con sus ministros en vnapossentolleuando tras si á
los seis regidores, y estando ya dentro les hablo y
dixo con vna voz ronca y braua lo siguiente:
El Gouernador mi señor tiene grandissima
quexa de vosotros los regidores, y esto es con mu-
cha razón, porque aueis sido siempre sus contra-
rios, y en todo aquello que se le ha offrescido no
le aueís querido acudir, ni a le dar fabor y ayuda,
antes os aueis mostrado por sus enemigos morta-r
les, porque quando os Uvo menester no le soco-
rristes como era justo. La principal quexa que de
vosotros tiene es por auer acogido en esta villa a
Blasco Nufiez Vela, faboresciendole y proueyen-

5

dolé en todo aquello que uvo menester para engro-
ssar su exercito y para yr contra las cosas del Go-
uernador mi señor que ha deffendido y deffiende
vuestras vidas, honrras y haziendas y los reparti-
mientos que tenéis. No contentos con esto, agora
de nueuo y de poco tiempo a esta parte aueis es-
cripto muchas cartas a Blasco Nuñez Vela, que se
yntitula falsamente de Visorrey, no lo siendo, dán-
dole muchos auisos de lo que passa en la tierra,
especialmente de lo que se haze en el exercito del
Gouernador mi señor. En todo lo qual lo aueis
hecho muy mal, y esto no se esperaua de vosotros
que tal cosa no hizierades, sino que se tuuo enten-
dido que pussierades las vidas y las haziendas por
quien ponia por vosotros la persona, vida y la ha-
cienda por redemir la vexacion en que os ponían y
dexaros quietos y paciíñeos en vuestras casas.
Considerando yo estas cosas, de como lo auia-
des hecho tan mal, tenia determinado mandar se
diesse saco mano a esta villa y destruylla a fuego
y a sangre y no dexar a vida al chico y al grande,
sino hazellos matar a todos por vuestra causa, y
por ciertos respectos que no quiero dezir lo he de-
xado de hazer, en especial porque no me tengáis
por cruet y mal xpiano. Y también lo quería man-
dar hazer porque tengo creydo que la gente co-
mún y popular y los soldados que siguieron al Vi-
sorrey, no (1) lo hizieron por lo que ellos preten-
dían en auer algún ynteres, sino porque vieron que
vosotros los regidores lo haziades en seguir su

(I) Us.yne.

6

partido, los quales soldados hizieron muchos daños
y males en los que seguían la buena opinión del
Gouernador mi señor. Por esto y por otras causas
y razones he determinado de perdonar a los que
poco pueden, y hazer abaxar la contumacia y co-
lera de los soberuios, que soys vosotros los regido-
res. Y también porque soys vosotros las cabecas
mas principales, meresceis por ello mucho mal y
gran castigo que sea exemplar, por vuestras tray-
ciones y maldades, el qual entiendo de os dar bre-
uemente para que sea en vosotros el castigo, y a
otros exemplo para que de aquí adelante biuan
muy bien siruiendo a Goncalo Picarro mi señor.
Dichas estas palabras mando a todos los seys
regidores que se conffessassen, porque luego auian
de morir, y ellos comentaron muy humillmente,.
aunque en vano, a desculparsse, poniéndole por
delante los muchos y grandes seruicios que auian
hecho a Goncalo Picarro antes que entrasse en la
villa, y como todos ellos tenían su buena opinión
y le eran muy afficionados. Y también le truxeron
a la memoria de quando rescibieron las prouissio-
nes de Goncalo Picarro y no quissieron ver las
del Visorrey, y en lo que tocaua a las cartas que
dezía que ellos auian escripto a Blasco Nuñez Ve-
la* que estauan ynocentes de aquel peccado, por
quanto ellos ni otros por ellos las auian escripto.
Y si agora auian seruido algunos pocos de dias a
Blasco Nuñez Vela, que no lo auian hecho de su
propia y espontanea voluntad, sino que fueron
para ello constreñidos y toreados, porque cada
día los amenazaua con la muerte, y que no se

auian huydo por no desamparar a sus mugeres,
casas y haziendas en poder de los soldados. Y
también porque tenían entendido, como era assi,
que en cosa alguna no auian herrado, porque ser-
uian a Su Magestad, como todos hazian; mas empe-
ro que por la passion de Jesu Xpo los perdonasse
con clemencia, que mejor le siruirian estando bi-
uos, con sus haziendas y personas, que no en otra
manera. Y porque vssasse con ellos de misericor-
dia le darían gran summa de dineros, para que los
soltasse sanos y libres y sin lision alguna, y assi le
dixeron otras muchas cosas de gran humillación y
puestas las rodillas en tierra, y Francisco de Ca-
rauajal como lobo rauioso y cruel no los quiso
oyr, y por esto se conffessaron con vn clérigo que
el mismo traya en su compaflia. Dende a vn rato
mando sacar a vno de los regidores y le hizo
dar garrote dentro de otra cámara donde le auian
metido, porque lo auia mandado conffesar prime-
ro, y este mismo fue el que auia dado la yndustria
y manera de como se abriesse vn sello Real con
que después el Visorrey y el Oydor Juan Aluarez
solían por Audiencia despachar las prouissiones.
Luego se divulgo por toda la villa de como el
Maestro de campo tenia encerrados seys regido-
res para les cortar las caberas porque auian se-
guido la parte de Blasco Nuñez Vela, por lo qual
muchos hombres que auian militado debaxo de su
vandera se salieron secretamente della y se fue-
ron a esconder por las huertas y heredades de los
vezinos, y otros se escondieron por otras diuersas
partes. Las mugeres destos seys regidores, quan-

8

do supieron que sus maridos estauan en tan gran
peligro, fue muy grande la pena y dolor que sin-
tieron, y luego como desatinadas se fueron con
presteza al monesterio del Señor Sancto Domingo
y llamaron a dos frayles de buena vida que allí re-
sidían, para que rogassen por sus maridos. Y ellas,
cubiertas de luto, se fueron con los frayles a casa
de Francisco de Carauajal y entraron por vna
puerta falsa que hallaron abierta, porque los de la
guardia no auian mirado en tanto que por ella sa-
lto la triste nueua de lo que el carnicero quería
hazer. Subiendo las mugeres llorosas al apossento
de Francisco de Carauajal, se pussíeron de rodi-
llas delante del, suplicándole con grandes lloros y
gemidos que por amor de Dios y de Nuestra Se-
ñora se apiadase dellas y de sus hijos y concedie-
sse las vidas a sus maridos, y los frayles le habla-
ron muy humillmente suplicándole lo mismo que
concediesse las vidas de aquellos miserables hom-
bres. Dando y tomando y replicando en ello, en fin
al tin, apiadandosse de las mugeres, especialmente
teniendo respecto a los frayles, otorgo las vidas a
los cinco regidores, que se tuuo en mucho porque
tenían creydo que no les concedería cosa alguna,
y el cuerpo del difunto entrego a su muger para
que lo enterrasse, y ella y los cinco regidores le
rindieron muchas gracias [de] lo que por ellos auia
hecho, y los frayles se lo agradescieron mucho y
se fueron a su monesterio. Con tal aditamento fue
el perdón hecho, que los cinco regidores saliessen
de la villa y de toda [suj jurisdicion en perpetuo
destierro, y les quito los repartimientos que tenían

9

PEDRO GUTIERREZ SANTA CLARA. HISTORIA GUERRAS CIVILES DEL PERU (1565). Педро Гутьеррес де Санта Клара. История Гражданских Войн в Перу
Tagged on:                                                                                                                                     

Залишити відповідь

9 visitors online now
9 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 45 at 08:41 am UTC
This month: 45 at 10-18-2017 08:41 am UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
CARTAS AMERICANAS DIRÍGIDAS POR El CONDE GIAN-RINALDO CARLI. Американские письма Графа Джиан-Риналдо Карли (1777-1779)

Американские письма Графа Джиан-Риналдо Карли (1777-1779). CARTAS AMERICANAS DIRÍGIDAS POR El CONDE GIAN-RINALDO CARLI

Colleccion de documentos del Archivo General de Indias – 1492-1800. Собрание документов Главного Архива по делам Индий

Собрание документов Главного Архива по делам Индий (Испания). Colleccion de documentos del Archivo General de Indias - 1492-1800. Все эти...

Close