Модесто Басадре-и-Чокано. Перуанские богатства. Modesto Basadre y Chocano. Riquezas peruanas


28 164 views

rocas escarpadas con la velocidad de las gamuzas; los bellos, altivos y
briosos bridones de Andulucía, en Picotaní se hallan trasformados en
caballos enanos de menos de cuatro pies de alto, y cubiertos de larga lana
como perros chocos: el relinche de los caballos de Picotaní se asemeja al
relinche del caballo andaluz como [95] se asemeja el pito de un paco al
sonido de una corneta. En la provincia se produce, en especial en los
distritos del Sur, grandes cosechas de papas, quina y cebada; ésta, tanto
en grano, cuanto en rama para forrajes. Puede formarse juicio de la
abundancia de víveres en esta época, teniendo presente que las vacas
grandes valían 5 pesos; las ovejas cuatro reales; las gallinas medio real;
la docena de huevos un real; el saco de papas de seis arrobas seis reales;
el saco de cebada de seis arrobas seis reales; lo demás en proporción. Me
aseguran que ahora todo eso ha cambiado notablemente.
El temperamento en la parte Sur de la provincia es templado; el
invierno no es riguroso; rara vez se ve nieve, excepto en ciertas alturas,
como Ayuní.
Volcanes no han existido en estos territorios. Su acción sólo se
reconoce por las vertientes termales de Fray Lima, y Putina. En Fray Lima
existen buenos baños, y una casa que sirve de hospedaje a los enfermos.
Son aguas sulfurosas, y producen benéficas curaciones. Fray Lima, se halla
a tres leguas distante de Azángaro; los otros baños se hallan a las
goteras del pueblo de Putina.
La provincia de Azángaro, tendrá como cincuenta mil habitantes en
toda su extensión. De estos, las tres cuartas partes pertenecen a la raza
indígena.
Azángaro, la capital de la provincia ha sido: La capital del Imperio
de los Incas, ¿cómo y cuándo? dirán mis lectores asombrados, esto es lo
que les voy a explicar, si tienen paciencia para leer los renglones que
siguen.
Pero antes de satisfacer la curiosidad, permítaseme ahora una
descripción de la población.
Muy decaído se halla Azángaro de su antigua grandeza. La población
tendrá cuando más, mil quinientos habitantes, casi todos de raza blanca o
mestiza. Existe una grande y suntuosa Iglesia, [96] adornada de ricos
retablos, y algunas buenas pinturas; entre estas un retrato del señor
Morcillo, obispo de la Paz (Bolivia), después Arzobispo de Lima, y dos
veces encargado del mando del Virreinato del Perú.
Existe una general creencia, que el grito de independencia del Perú,
proclamado por Gabriel Tupac Amaru, quedó sofocado, con su prisión y
muerte, acaecida esta en mayo de 1781, en la plaza grande del Cuzco; este
es un error histórico, que es preciso desvanecer, y son muy pocos los que
se han cuidado de rebuscar los archivos, reunir los datos precisos, y
restablecer los hechos reales y verdaderos. Vamos a hacer conocer a
nuestros lectores la heroica y tenaz resistencia, que durante tres años
sostuvo en Azángaro, Andrés Tupac Amaru, sobrino de Gabriel, heredero de
sus títulos y derechos, ayudado por su ínclito general Vilcapasa, natural
de Azángaro; y como desde ese centro del Gobierno se dirigieron
expediciones, con más o menos felices resultados, a puntos desde Potosí al
Sur, a la provincia de Huarochirí, departamento de Lima, al Norte. He aquí
a Azángare, residencia de Andrés Tupac Amaru, convertida en capital del
Imperio Inca desde 1780 a 1783; es decir, por el largo espacio de tres
años.
En noviembre 4 de 1780, era Corregidor de Tinta un español, don
Antonio Arriaga; y Cura de Tungasuca, un clérigo cuzqueño, don Carlos
Díaz. Arriaga, como corregidor había hecho grandes repartimientos a la
indiada; y al verificar los cobros había cometido criminales tropelías y
exacciones sobre esas víctimas de su insaciable avaricia. Estos
repartimientos, eran gracias concedidas por el Rey de España a ciertos
favoritos de su Corte; y los agraciados distribuían mercancías de corto
valor a los indígenas de su corregimiento, recargándoles en los precios
del modo más exorbitantes sin que las víctimas pudiesen reclamar [97] ni
contra la distribución de especies, que no necesitaban, ni contra la
exorbitancia de los precios, que se les exigían.
En 1846, siendo Subprefecto de la provincia de Chucuito, el señor don
Manuel Costas, me hizo conocer un Rey de Bastos, que en años muy
anteriores, un Corregidor de Acora había repartido a un indio rico de ese
distrito, por la suma de cien pesos, y que el indio al morir había legado
a la Iglesia de su pueblo.
El cura Díaz había exhortado varias veces a Arriaga con motivo de los
abusos que cometía, pero sin resultado; y el domingo anterior aún había,
en un sermón, de un modo indirecto, predicado contra la avaricia de los
mandones; había además puesto sobre la puerta de la Iglesia, una protesta.
El día citado era cumpleaños del cura del Díaz y se hallaban muchos
en alegre reunión en la Casa Parroquial, cuando se presentó en medio de
los convidados el iracundo Arriaga, y en términos nada comedidos,
reconvino al cura por los conceptos de su sermón y protesta. A la defensa
del cura salió Gabriel Tupac Amaru, indio rico, descendiente de los Incas,
y que con toda su familia se hallaba en la Casa Cural; se entabló una
agria discusión entre Arriaga y Tupac Amaru; pero por la intervención de
otras personas presentes se sosegaron los ánimos; y Arriaga fue
obsequiado, y al parecer amistado con Díaz y Tupac Amaru. Tarde de la
noche se retiraron los convidados y asistentes, y al marcharse Arriaga a
Tinta, le salió al encuentro en el camino Tupac Amaru, diciéndole «Vengo a
acompañar a Vuesa Merced a Tinta» Al poco rato, la gente de Tupac Amaru
apresó a Arraiga; el que fue conducido a Tungasuca, y encerrado en un
oscuro calabozo de la casa de Tupac Amaru. El 10 de noviembre, Tupac Amaru
hizo reunir en la plaza de Tungasaca, a todos los vecinos [98] de raza
española, los rodeó de numerosa y armada indiada, y enseguida hizo ahorcar
en medio de la plaza al citado Arriaga, a quien enseguida, acto continuo,
le dio ceremoniosa sepultura.
El 14 de noviembre, Tupac Amaru hizo publicar un solemne bando,
aboliendo los repartimientos, mitas y demás impuestos y gabelas ordenados,
por la Corona Española.
En este bando, Tupac Amaru se titulaba como sigue: «Don José 1.º, por
la gracia de Dios, Inca, Rey del de Santa Fe, Quito, Chile, Buenos Aires y
Continente, de los mares del Sur, Duque de la Superlativa; Señor de los
Césares y Amazonas, de los Dominios del Gran Paititi, Comisario
Distribuidor de la Piedad Divina por el Erario sin Par». El bando se
hallaba autorizado en la forma siguiente: «Por mandato del Rey Inca, mi
Señor, Francisco Cisneros, Secretario.» ¿Qué cosa era la Superlativa? En
el citado bando también mandaba Tupac Amaru, que se reiterase e hiciese la
jura de su Real Corona etc.
Veloces y entusiastas emisarios volaron en todas direcciones. Desde
Potosí a Huarochirí, se conmovieron las indiadas, y en muchísimos puntos
estallaron sangrientas revoluciones. «Muerte a los Chapetones», fue un
grito y hecho general; y los españoles y sus descendientes eran degollados
sin piedad por todas partes. Tres cuartas partes de la opulenta ciudad de
Oruro, fue saqueada e incendiada, pereciendo igualmente en las minas e
ingenios sus opulentos propietarios. Desde esa época Oruro quedó
destruida; recién va volviendo a su antiguo ser, merced a las riquísimas
minas que se han vuelto a elaborar. La Paz, ciudad de tan grande y notable
vecindario, fue atacada y sitiada por más de cincuenta mil indios, a
órdenes del indio general Tupac Catari: sus casas quintas quemadas, sus
propiedades externas destruidas. Los vecinos de la Paz todos se armaron,
[99] y a órdenes del Brigadier Segurola, abuelo materno del general
Ballivian, lograron contener la revolución y matanza. Desesperados, pero
infructuosos y continuos ataques dio Catari, hasta que con la llegada de
las fuerzas españolas, a órdenes del general Valle, que desde Buenos Aires
marcharon al Alto Perú, se logró someter tan general revolución. Puno,
Chucuito y varias otras poblaciones fueron destruidas, En varias otras
poblaciones sucedió lo mismo, desde el Desaguadero a Huarochirí.
El 12 de noviembre se tuvo en el Cuzco noticia de la muerte de
Arriaga, y levantamiento de Tupac Amaru. Los vecinos más notables se
reunieron en el Convento de los Jesuitas, para tratar de la defensa de la

Модесто Басадре-и-Чокано. Перуанские богатства. Modesto Basadre y Chocano. Riquezas peruanas
Tagged on:                                                                                                 

Залишити відповідь

Цей сайт використовує Akismet для зменшення спаму. Дізнайтеся, як обробляються ваші дані коментарів.

1 visitors online now
1 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 71 at 04:28 am UTC
This month: 173 at 12-13-2018 10:38 am UTC
This year: 254 at 02-02-2018 01:06 am UTC
Read previous post:
Захищено: Франсиско Мартин Морено. “Искалеченная Мексика” (Francisco Martín Moreno. México mutilado)

Немає уривка, бо це захищений запис.

Захищено: Лусио В. Мансилья. (Lucio V. Mansilla. Una excursión a los indios ranqueles)

Немає уривка, бо це захищений запис.

Close