CRÓNICA DE LA ORDEN de los PP. ERMITAÑOS AGUSTINOS (1569). Хроника Ордена братьев Августинцев

Хроника Ордена братьев Августинцев.
CRÓNICA DE LA ORDEN de los PP. ERMITAÑOS AGUSTINOS (1569).

ADDENDA
DE
LAS NOTICIAS RELATIVAS
A INDIAS
que hay en la
CRÓNICA DE LA ORDEN
de los
PP. ERMITAÑOS AGUSTINOS
compuesta por
FR. JERÓNIMO ROMÁN Y ZAMORA
é impresa en 1569.

PROVINCIA DE LAS INDIAS QUE SE LLAMA DEL NOMBRE DE JESÚS

1532
En este trienio fué determinado en nuestra
provincia que nuestros Padres pasasen al Nue-
vo Mundo, que son las Indias Occidentales,
para que, predicando el Santo Evangelio, am-
pliasen la fé de Nuestro Señor Jesucristo y con-
virtiesen las gentes de aquellas partes; cuánto
fruto hayan hecho, cuántas almas hayan saca-
do del cautiverio del demonio, qué ejemplo die-
sen, no se puede decir con brevedad; fueron es-
cogidos para la santa obra Padres religiosos, y
los que se esperaba que con gran ánimo sufri-
rían la muerte y cualquier otra adversidad por
el nombre del que iban á predicar, los nombres
de los cuales es bien que aquí queden por per-
petua memoria, y son estos:
El Padre Fr. Francisco de la Cruz, que por
su santidad es llamado el Padre Venerable, del
cual más adelante haremos memoria; Fr. Agus-
tín de Coruña, que hoy es obispo de Popayan;
Fr. Jerónimo Ximónez; Fr. Juan de San Ro-
mán; Fr. Juan de Oseguera; Fr. Alonso de Bor-
ja, Fr. George de Avila.
Estos varones apostólicos, comenzando á pre-
dicar, confesar y bautizar, fundaron la provin-
cia de Indias en Nueva España, no con edifi-
cios de piedra, mas con penitencia, ayuno y
disciplinas.
En sus principios no traían zapatos mas al-
pargates y agora los traen y sandalias y con
unos pobres sacos de jerga negros andaban y
andan por todas partes predicando y olvidados
de la provisión de los cuerpos, jamás les faltó
lo que habian menester para su sustentación;
hase extendido la provincia mucho, porque tie-
nen casi cincuenta conventos el dia de hoy.
Llamáronse á los principios vicarios provin-
ciales los mayores, después, por la dignidad del
oficio que administraban, los llamaron provin-
ciales.
Cuando llegaremos á los provinciales ha-
remos memoria de ellos y de sus capítulos, y
también brevemente hablaremos de algunos va-
rones religiosos que por vida y ejemplo han
florecido entre ellos.
En este año se celebró el primer capítulo
provincial en la Nueva España; fué criado en
Vicario provincial (que así se llamó el primer
prelado) el santo y venerable P. Fr. Francisco
de la Cruz, tomáronse las casas siguientes en
su tiempo, conviene á saber: la de México, que
es cabeza de la provincia y Ocuituco, Chilapa,
Totolapa, Tlapa, Yacapistla y Tzacualpa, y el
dicho padre venerable volvió á España por
frailes y quedó en su lugar por mayor el Padre
Fr. Juan de San Román, y en su tiempo fueron
pobladas las casas dichas; y cuando el dicho
Padre venerable volvió de España con frailes,
llevó consigo para leer teología al Paflre maes-
tro Fr. Alonso de la Veracruz, siendo clérigo,
y movido de la santidad del varón santo, le
trujo Dios á la religión y tomó el hábito en el
puerto de la Vera Cruz, año de 1535 á 22 de
Junio, del cual después dieemos, y llamóse
aquella Provincia de Jesús, porque este dul-
císimo nombre predicaban ellos á las gentes
indianas que antes á Dios no conocían.

1535
En este año fué conocida la grande santidad
del P. Venerable Fr. Francisco de la Cruz, que
fué el primer prelado mayor de la Nueva Espa-
ña que devuelta de España á las Indias con 15
religiosos, dendeá pocos diasque llegó áMóxico
enfermó y murió á 11 de Junio de 1535, cuya
muerte causó gran tristeza en aquel nuevo orbe
á todos estados por su gran santidad, y las ór-
denes de Santo Domingo y San Francisco hi-
cieron gran sentimiento, porque le tenian por
padre más que si fuera prelado propio.
En este tiempo se celebró en México segundo
Capítulo y fué electo el P. Fr. Hierónimo Xi-
mónez, y tomó las casas de Atonilco, Molanco
y Tacambaro.

1539
Celebróse el Capítulo tercero de la provincia
de Indias en México, salió en provincial fray
G-eorge de Avila, después de Fr. Hierónimo
Ximénez: tomó las siguientes casas: Oquila,
Malinalco, Aculman, Epazayuca, y en su tiem-
po, D, Antonio de Mendoza, virey de Nueva
España, envió una armada en descubrimiento
de las islas del Poniente de las Malucas y fue-
ron de nuestra orden cuatro religiosos con
ellos, el P. Fr. Hierónimo Ximéuez, prior,
y Fr. Sebastián de tras Sierra y Fr. Alonso de
Alvarado, y después de nueve años de trabajos
por mar y por tierra, en la India, volvieron á
Portugal y de España tornaron á Nueva Espa-
ña todos cuatro.

1541
En este tiempo se celebró en México cuarto
Capítulo y salió por Provincial el P. Fr. Juan
de San Román y tomó el convento de Quachi-
nango y Mezticlan y el de los dos provinciales
de Santo Domingo y San Francisco; vinieron
á España en favor de los españoles y fué á Ale-
mania donde estaba el emperador D. Carlos, de
gloriosa memoria, y quedó electo en su lugar
el Padre maestro Fr. Alonso de la Veracruz
hasta que cumplió su tiempo, y entonces al-
canzó de S. M. aquella tan larga merced de que
á costa suya se hiciese la casa é Iglesia de la
Orden en México, conforme á la traza de San
Jerónimo de Salamanca.
Fué esta una muy liberal y larga merced á
la Orden, porque aunque antes daba para la
obra, era con límite, pero dióla aquí hasta que
se acabase todo el edificio y ornato, y la ejecu-
ción se cometió al ilustrísimo y prudentísimo
primero Virey de Nueva España, D. Antonio
de Mendoza, único en todas las cosas y muy
docto varón.
En estos dias fué conocida la santidad del
P. Fr. Alonso de Borja, que fué uno de los
compañeros del Padre Venerable que pasaron
en Indias; la vida deste bienaventurado varón
fué muy limpia y de gran ejemplo, y por eso
determinó la provincia de escogerlo entre los
muchos para jornada y empresa tan principal;
sólo se hará mención de su muerte por donde
sin duda podrá conocer cualquiera su limpieza
de conciencia, y fué desta manera:
Como fuese prior del monasterio de Atotonil-
co, y acaso cayese enfermo, vínose á curar á la
ciudad de México (que aquel convento es la
enfermería de aquella provincia) y como fuese
visitado de los médicos y ellos dijesen que no
era nada su mal, él, despreciándolos, pidió al
prior que se queria confesar, y confesado, dijo
que le diesen el Santo Sacramento, lo cual oído
por el prior, dijo que no había para qué entonces, que otro día se podía levantar á decir misa;
mas porfiando que se lo trajesen, por no descon-
solarle, trajeron el Sacramento de la Eucaris-
tía; después que recibió la sacrosanta Hostia,
rogó que luego le diesen la Extremaunción; en
esto porfiaron todos que no había para qué,
pues estaba bueno y aquella enfermedad no era
nada; tanto porfió el varón santo, que se la hu-
bieron de dar, y acabada de recibir, dijo á to-
dos los Padres que le dijesen un responso y que
& gran priesa fuesen á tañer la campana á
muerto, y vista una tan gran novedad, deter-
minaron hacer lo que él mandaba, y al punto
que sonó el primer golpe de la campana, y aca-
bada la oración del responso, dijo:
—«In manus tuas domine commendo espi-
ritum meum.» Y luego murió. Cierto este fué
un maravilloso testimonio de su santa conver-
sación.

1545
El capítulo 5 de la provincia de Indias se
celebró en este año; salió en provincial el Pa-
dre Fr. Juan Stacio, tomó en su tiempo los si-
guientes monasterios: la Puebla, Vaxutla y
Mezclitan y Tepecuaquilco.

1548
Celebróse el capítulo 6 de ludias en el mismo
día y año que en Toledo, y fué electo en pro-
vincial el Padre maestro Fr. Alonso de la Ve-
racruz; tomó muchos monasterios y muy prin-
cipales en la provincia de los Otomía, Atucu-
pán, Izmiquilpa, Xilitla, Tututepeque, y en los
de Mechoacan, Vayangareo y Urirapundaro,
Cuiseo, Vangoo, Charao, Sanctiago y también
& Chiatitla.

1550
COMIENZA LA PROVINCIA DEL PERÚ
En este año nuestro Padre Fr. Francisco
Serrano, provincial, envió algunos venerables
Padres al Perú, para que, como lo hacían
los PP. Dominicos, Franciscos y los Mercena-
rios, predicasen el Santo Evangelio, los cuales,
tomada su bendición, fueron á cumplir la obe-
diencia de lo que les mandaba su prelado; poco
á poco, con ayuda de Dios, han ido aumentando
la religión y tienen 14 conventos.
La causa de no haber en aquella provincia
cosas tan señaladas como en las Indias de Nue-
va España, ha sido porque después que se co-
menzó á conquistar aquel reino, siempre ha
habido guerras domésticas y civiles; mandóles
nuestro Padre provincial que no innovasen cosa
alguna, mas que conforme á la manera de vivir
de la provincia de España viviesen, y así no
han innovado cosa alguna.
Son estos los primeros frailes que fueron:
Fr. Andrés de Salazar, Fr. Juan de San Pe-
dro, Fr. Andrés de Ortega, Fr. Jerónimo Me-
léndez, Fr. Baltasar Melgarejo y después han
ido otros muchos á predicar la palabra de Dios.

1551
El capítulo VII de Indias se celebró en Ato-
tonilco en el mismo día y año que en Castilla;
salió en provincial Fr. Jerónimo de Santistóvan
ó Jiménez, segunda vez (varón de gran reli-
gión y que nunca, aunque muy viejo, ha dejado
la vida común). Tomó en su tiempo á Pauatlan
y á Iaoona, y en este tiempo se fundó la Uni-
versidad en México y dieron al Padre Maestro
Fr. Alonso de la Veracruz la cátedra de prima
de Teología, por su eminencia en la facultad.

Celebróse capítulo 1.° del Perú y fué criado
en provincial el P. Fr. Juan Stacio, que vino
de las Indias de la Nueva España, que le envió
el Padre Maestro Fr. Alonso de la Veracruz,
siendo provincial, por confesor del ilustrísimo
señor Visorey de Nueva España D. Antonio de
Mendoza, al cual S. M. mandó pasase al Perú
á gobernar aquel reino.

1552
El Reverendísimo P. Maestro Fr, Francisco
de la Cruz, obispo de Cabo Verde, de la India
Oriental, es digno de toda honra y gloria, pues
aun con su vejez continuamente aprovecha en
aquella tierra, haciendo mucho fruto en las
ánimas de aquellos bárbaros.
Dióle el obispado el serenísimo rey D. Juan
de Portugal, digno de llamarse católico y cris-
tianísimo príncipe, por las obras señaladas que
ha hecho en sus reinos. Es este reverendísimo
obispo de la provincia de Portugal.

1553.
Celebróse el segundo Capitulo del Perú en
este año, por que el P. Fr. Juan Stacio (que era
Provincial) murió en España, que vino á los
negocios de aquella provincia. Salió en provin-
cial el P. Fr. Andrés de Salazar.

1554.
Celebróse el octavo Capitulo de Indias en la
ciudad de México; fué electo en Provincial el
P. Fr. Diego de Bertabillo. Fundó estos mo-
nasterios de Vquareo, y Tlayacapan y Thezote;
ha sido religioso muy probado y aprobado en
la orden, por el buen ejemplo y vida que siem-
pre ha guardado y es grandemente amigo del
coro.

1566.
El tercero Capitulo que celebraron en el
Perú fué en la casa de la ciudad de los Beyes.
Salió en Provincial Fr. Juan de San Pedro.
Tomó la casa de Truxillo y de la Inebanua,
aunque he sabido que la han dejado en el año
de 1567.

1557.
Digno es, pot cierto, que sé publique el celo
y amor que ha tenido hasta la muerte el Padre
Fr. Juan de San Román, uno de los primeros
que pasaron en las Indias de Nueva España,
porque sabemos que ha pasado tres veces en
España desde allá por llevar freiles á aquella
provincia adonde tan á los ojos vemos el pro-
vecho que se hace á todas aquellas gentes; no
quiero decir lo que trabajó en aumentar la pro-
vincia siendo Provincial y el adelantar el Con-
vento de México cuando fué prior de él; pasó
en Alemania á verse con el Emperador para
tratar con él de las cosas tocantes á aquel rei-
no, y asi hizo otras cosas dignas de memoria,
como arriba se dijo, y notablemente ha sido
celador del bien y amparo de los Indios, defen-
diéndolos de los que los quieren molestar.
Celebróse el noveno Capitulo de Indias en
Oouituco en el mismo día y año que en Casti-
lla. Salió en Provincial el muy reverendo Pa-
dre maestro Fr. Alonso de la Vera Cruz, puso
frailes en Acatlan que estaba de visita, que es
como de prestado; tomó de nuevo los monaste-
rios siguientes: la Ermita y Chapuloacan, y
Metlatepeque y Vaya Cocotla.

1560.
El cuarto Capítulo de la provincia del Perú
se celebró en la ciudad de los Beyes. Salió en
Provincial Fr. Andrés de Ortega. Fundó las
casas del Cuzco y de Paria y la de Taparí.
Celebróse el Capítulo 10 de Indias en Acul-
ma. Salió en Provincial el P. Fr. Agustín de
Corana, que agora es obispo de Popayan en
los reinos del Perú.

1562.
Fué en este año criado en obispo de Popa-
yan el Reverendísimo P. Fr. Agustín de Cora-
na, uno de los primeros que fueron á las In-
dias; éste fué uno de los que grandes muestras
dieron de santidad; fué criado en obispo en In-
dias, mas no por eso mudó su condición ni la
aspereza de la vida, antes quien lo viera juz-
gara que era uno de los santos obispos de la
primitiva Iglesia; jamás dormía en sábanas ni
traía cona alguna de lienzo; todas las noches
iba á maitines de media noche, y allí cantando
como cada uno de los frailes pagaba su deuda
igualmente con los demás; aunque era Obispo
no calzaba zapatos, mas con unas alpargatas y
con un vil hábito pasaba alegremente; si despacio
me pusiese á contar su vida, sin duda el tiem-
po me faltaría antes que la ocasión de decir.
Celebróse el quinto Capítulo de la provincia
del Perú, tomáronse los siguientes conventos:
en la ciudad de la Paz, de la Plata y Guada-
lupe.

1563
Celebróse el Capítulo 11 de Indias en Epa-
zayuca, doce leguas de México, y fué electo en
provincial el P. Fr. Diego de Bertavillo.
En este trienio, entre los hombres escogidos
que Dios en aquella provincia de las Indias
tiene, murió Fr. Antonio de Roa, religioso de
gran santidad y rara penitencia, en la cual
perseveró hasta el fin.
Traía siempre silicio y rallo y cadena de hie-
rro por cintura junto á las carnes, hacía muy
ordinarias y cuotidianas disciplinas y frecuen-
tas ayunos, y fué varón dado á la oración y
contemplación y cosas muy singulares de gran
penitencia.
Fué hijo de la casa de Burgos y de los quin-
ce que el Padre venerable consigo llevó la se-
gunda vez.
Y porque de los difuntos tenemos licencia
más de hablar que de los vivos, también en es-
te trienio murió en la dicha provincia Fr. loan
de Sevilla, sobrino del buen Fr. loan de Sevi-
lla, del cual hemos hablado, religioso bien apro-
bado, y muy celoso de la Orden y de la conver-
sión de los Indios.
Y también murió el P. Fr. Nicolás de Vite,
flamenco de nación, y que de veras dejó el
mundo, que era muy rico, y trabajó mucho en
la dicha provincia en favor de los Indios, en
lo espiritual y temporal.

1565
En este año pasó la armada real desde Indias
á los Malucos, y con ella el muy religioso Pa-
dre Fr. Andrés de Urdaneta, el cual, siguiendo
las armas, antes de fraile fué muy valeroso ca-
pitán.
Y con deseo de servir á Dios se hizo fraile
de nuestra orden y por ser tan principal en el
arte del marear, la majestad del Rey nuestro
señor le mandó ir en la dicha armada, y así
llevó consigo otros cuatro compañeros que fue-
ron el P. Fr. Andrés de Aguirre y Fr. Diego
de Herrera, mi maestro, y Fr. Martín de Erra-
da, peritísimo en astrología y Fr. Pedro de
Gamboa; y tomando posesión por el Bey en
cierta parte de la tierra, fundando el ejército
una fortaleza, el dicho Padre fundó también un
convento, del cual fué señalado prior el dicho
Padre Fr. Andrés de Urdaneta, y así tenemos
nosotros allí un convento y somos los primeros
que allí han predicado la palabra evangélica.
Y llámase la isla donde están los religiosos la
isla de Cebú, en las islas Filipinas.

1566
El doctísimo y prestantísimo Padre maestro
Fr. Alonso de la Veracruz en estos días fué co-
nocido en letras y virtud; de lo primero, fuera
del testimonio que pueden dar los que lo han
tratado particularmente, lo dan público y ma-
nifiesto todas las obras suyas que andan impre-
sas; en lo segundo es bien callar de los vivos
por ellos y por mí; por ellos, porque hasta la
muerte, como dice el sabio, no hay para qué
loar á nadie; y por mí, porque no se sospeche
que me mueve á decir de ellos el quererlos
loar.
Ha sido un perfecto varón en la vida y cos-
tumbres, tomó el hábito en las Indias y fué
Provincial tres veces; después fué criado obis-
po de León de Nicaragua en aquellos reinos.
mas no lo quiso aceptar, porque en todo ha pro-
curado el enseñamiento y ejemplo de los demás
frailes, estimando más vivir en la religión de-
bajo de la obediencia de sus mayores, que ser
señor y mandar; ha escrito obras muy útiles y
provechosas que andan impresas, y otras que
placiendo á Dios saldrán á luz, y fué en el fun-
damento de la universidad de aquel nuevo or-
be electo catedrático de prima de teología, co-
mo dicho es, y tres veces rigió la provincia en
Nueva España, y después de haber leído mu-
chos años en la orden y fuera, y predicado á
los indios en sus lenguas más de veinticinco
años, vino á España llamado por S. M. con los
Provinciales á cosas tocantes á aquella nueva
iglesia; y por su consejo, S. M. pidió á Su San-
tidad Pío V privilegio para que los religiosos
en las Indias administrasen los Sacramentos á
los indios (no obstante el Santo Concilio Tri-
dentino) como antes solían, con sola licencia de
sus prelados, sin ser menester licencia del ordi
nario; y se concedió y dio S M. cédula para
que con solemnidad en todos los pueblos en las
Indias se publicase en el año de 1567, por el
gran celo que tenia al bien espiritual y tempo-
ral de los Indios; fué muy amado del santo pri-
mero obispo de México, Fr. Juan de Zumárra-
ga y de tanta autoridad acerca de él, que en el
pulpito alegaba con él, diciendo:
—El Padre maestro Fr. Alonso de la Vera
cruz, lo dice.
Y también fué en gran reputación tenido del
Virrey D. Antonio de Mendoza y D. Luis de
Velasco; y por eso le llevaban consigo cuando
salían á visitar la tierra, y por ayudar con
grande pecho á los miserables y necesitados, ha
padecido humanas emulaciones, que son divi-
nos favores.
En este año se celebró el Capítulo 12 en la
provincia de Indias.
Fué electo en Provincial el P. Fr. Joan de
Medina; ha regido con mucha prudencia y pa-
cíficamente aquella provincia en su tiempo,
como se escribe de allá.
En la provincia del Perú se hizo el capítu-
lo 6. Salió provincial el P. Fr. Andrés de Or-
tega. Murió por Mayo el año de 1B67.

1567
Por muerte del P. Fr. Andrés de Ortega se
celebró el capítulo 7 del Perú y fué electo
el P. Fr. Juan de San Pedro en su lugar.

1568
En el fin deste año murió en la provincia de
Jesús de la Nueva España Fr. Juan de Moya, ó
Bautista, hijo de la casa de Salamanca, uno de
los que el Padre Venerable Fr. Francisco de la
Cruz llevó consigo la segunda vez año de 1635;
este varón Fr. Juan Bautista fué muy docto y
de gran virtud, muy hnmilde y muy pobre
para si, grandemente caritativo con los pobres,
muy celoso de la conversión de los indios, muy
abstinente y grandemente ejemplar y que se
andaba entre los indios confesando y predican-
do por tierras muy calurosas y ásperas y los
indios le llamaban comunmente el Santo. Está
enterrado en la provincia de Mechoacan, en el
convento de Vayangareo, y dicen que Nuestro
Señor ha comenzado á hacer milagros por los
méritos y virtudes de este santo varón; huyó
siempre de ser prelado y los humildes oficios
hacía de buena gana; mayormente servir á los
enfermos, quien le conversó treinta años dio
testimonio de esto, y en breve no se puede de-
cir su vida tan inculpable» ,

TABLA DE LOS MONASTERIOS

MONASTERIOS DE LA PROVINCIA DEL NOMBRE
DE JESÚS
EN NUEVA ESPAÑA

México, del Nombre de Jesús.
Ocuituco, Sanctiago.
Totolapa, San Guillermo,
Iaccapistla.
Chilapa.
Tracualpa, la Concepción,
Tlapa.
Yacapistla, San loan Baptista,
Mezquiqui, San Andrés.
Atotonilco.
Molanco.
Tiripitio, San loan Baptista.
Tacambaro, San Hierónimo.
Acalman.
Epazayuca, San Andrés.
Meztitlan.
Oquila.
Malinalco.
Qoachinango.
La Puebla de los Angeles.
Vaxutla.
Tepecuaquilco.
Tlanchinoltiquipac.
Vayangareo.
Yurira Pundaro, San Pablo.
Vangao, la Concepción.
Cuyseo, la Magdalena.
Charao, San Miguel.
Sanctiago, Sanctiago.
Atucupan, San Nicolás.
Izmiquilpan.
Xilitla, la Asumpción.
Vayacocotla.
Tututepeque.
Tlayapaoan.
Cbiautla.
Panatlan.
Culoacan, San loan Evangelista.
Iacona.
Vquateo, San Francisco.
Tezontepeque.
Acatlan.
Metlatepeque.
La Ermita, San Pablo.
Chapuloacan.
Xonacatepeque.
Santetelcq.
San Philippe, San Philippe.
Chietla.
Ximultepeque.
Cebú en las islas Philippinas del niño Je-
sús que allí se halló.

PROVINCIA DEL PERÚ

Cuzco.
Truxillo.
Las Charcas.
El pueblo Nuevo.
Guachuco.
Layne Bamba.
Las Chaohaporias.
Paria.
Tapamari.
Fin de la Addenda dé noticias.

Поділитись
3 565 views
КУПРІЄНКО - науково-публіцистичний блог: книги, статті, публікації. Україна. Київ. KUPRIENKO - Scientific blog: books, articles, publications.
Сайт розроблено, як науково-популярне онлайн видання. Напрями - Історія України, Історія цивілізацій Доколумбової Америки: документи, джерела, література, підручники, статті, малюнки, схеми, таблиці. Most texts not copyrighted in Ukraine. If you live elsewhere check the laws of your country before downloading.