Bibliografía Guaraní. Библиография по народу и языку Гуарани.


3 849 views

Bibliografía Guaraní
Библиография по народу и языку Гуарани.

Guaranistas y guaraniólogos argentinos
Por Raúl Amaral - 1973

Este trabajo ha sido proyectado como una simple guía bibliográfica, originado en un plan más vasto que tiende a relacionar los diversos aspectos del mundo guaranítico y su consecuente influencia en la cultura argentina.

A los fines de una adecuada lectura debe señalarse que la repetición de la nómina de obras y autores proviene de la necesidad de su aprovechamiento, puramente verbal, en atención al ciclo en que fue difundida.

El término guaraniología - explicado en el texto- es un neologismo que el autor considera haber creado y que se aplica por primera vez, pues se trata de un aporte no sólo inédito sino desconocido en cuanto a una visión de conjunto y a sus implicancias geo-culturales en lo que a la integración etno-histórica paraguayo argentina se refiere.

Ha de aclararse que algunos de los autores incorporados no son argentinos, pero su inclusión - desde todo punto de vista inevitable - queda justificada por el propio sentido americano, y hasta universal, que estas páginas tienen.

Guaraniólogos y guaranistas argentinos fue leído el 19 de noviembre de 1973 en el ciclo “Paraguay y Argentina en la cultura de América”, que se difundiera por Radio Charitas, de Asunción, con los auspicios del Centro Paraguayo Argentino de Cooperación Cultural y la Biblioteca “Juan Bautista Alberdi”.

Mayores estímulos habrán de permitir, a quien pueda proseguir la tarea emprendida, un más ceñido estudio y análisis de la labor que denodadamente cumplieran, entre los principales, el jesuita Camaño, Mitre, Solari, Muniagurria, T. Alfredo Martínez y Luis G. Zervino.

Tal vez por lo novedoso del tema, este trabajo no ha contado con apoyo de ninguna especie del lado argentino, salvo el interés demostrado por el mencionado Centro por darlo a conocer ante numerosa audiencia.

La resolución del Ministerio de Cultura y Educación de la Nación que establece el conocimiento del idioma ancestral, en particular por los docentes destacados en zonas de frontera, viene a coincidir con una indesmayable prédica del autor, a lo largo de 22 años, prédica no siempre comprendida y las más de las veces olvidada.

El ensayo Literatura argentina en el ámbito guaraní, perteneciente al mismo ciclo y que trata en especial de la narrativa, es otro de los capítulos destinados a continuar, con más amplio panorama, el estudio de ese mundo aborigen común a estas dos patrias vecinas y nexo insoslayable de la proyección rioplatense hacia nuestra América, la que empieza en el río Bravo o Grande de México y termina en la Antártida.

Corresponde, al iniciar este ensayo, hacerse una pregunta: ¿Existe la guaraniologia?, y, en caso afirmativo: ¿Cuál ha sido su evolución en lo que es hoy territorio argentino?

En primer lugar cabe responder que entendemos por guaraniología el conjunto de trabajos relacionados con el idioma guaraní y su relación gramatical, lingüística, filológica, fonética, lexicográfica, etc.; es, en definitiva, la reunión de leyes que determinan su estructura.

En segundo término debe señalarse que su evolución guarda, a la vez, afinidades con otros aspectos del mismo problema: el conocimiento de los orígenes históricos, la propia adecuación etnográfica, el entronque con el ámbito mágico y mítico en que todas las lenguas primitivas se desenvuelven, en última instancia representándolo o proporcionándole una característica definida.

En todos los casos ha de darse por sobreentendida la existencia de un mundo guaranítico, que abarca una zona no ya delimitada por las actuales fronteras y sí por la supervivencia, o la subyacente base cultural, fácilmente advertibles - en lo que al tema de hoy respecta - en el litoral argentino y, desde luego, en las provincias que lindan con el Paraguay.

Pero hemos de aclarar, al mismo tiempo, qué significa esta partición de guaraniólogos y guaranistas, ya que en el fondo parecerían incorporarse a una acepción común. Conviene indicar, en tal sentido, que lo divisible tiene su justificativo, puesto que son aquí calificados como guaraniólogos los estudiosos argentinos del idioma guaraní y como guaranistas quienes han extendido o reducido su análisis a la vida, costumbres, mitologías, etc., del mundo guaranítico, aunque ambas corrientes se dirijan a un mismo titular: el hombre inicial, que pobló estas regiones y les impuso, pese a que no todos estén dispuestos a reconocerlo, el sello de su estirpe.

El recuerdo del P. Antonio Ruiz de Montoya, y con su nombre el de todos los religiosos de la Compañía de Jesús que se dedicaron a desentrañar, al principio, y codificar después, el misterio idiomático del guaraní, no podría estar ausente de un recuento de esta naturaleza.

Puede afirmarse que a partir de Montoya (1639) el lenguaje aborigen toma formas culturales y adquiere proyección internacional. Desde esa época ya es posible estudiarlo y analizarlo. Se han ocupado, entre otros, del P. Montoya: Jorge G. Blanco Villalta, Guillermo Furlong y Manuel Ricardo Trelles.

Ricardo Rojas ha sido uno de los escritores que, en la zona del Plata y a comienzos de siglo, trató – contra los efectos de una marcada tendencia europeizante ­– de establecer los vínculos básicos entre estos países.

Valioso aporte suyo de escasa reedición es La restauración nacionalista (1909), que trata de la enseñanza de la historia en las escuelas; pero del asunto que nos concierne se ocupa en libros posteriores como Eurindia y Blasón de plata, entre los más significativos

En éste, publicado en 1912, Rojas señala que “la guerra que opusieron los carios en el Paraguay y más tarde la alianza de éstos con los españoles contra los agaces y jarayes fueron luchas por la libertad y por la tierra, pues habían acompañado en el establecimiento de Asunción”.

Acoge la leyenda de Tupí y Guaraní, que según él se ha cultivado en tierras argentinas, y se precia de haberla restaurado luego de largo olvido; al mencionar al cacique Oberá intercala esta apreciación: “Sepa el rubio porteño de hogaño que la ciudad de Buenos Aires fue poblada por guaraníes de las islas”, cita seguidamente a varias otras tribus y finaliza el párrafo diciendo: “... sin cuya alianza Garay no hubiera podido someter a los querandies de Tobobá, y sin cuyo numeroso plantel, en rápida mestización de españoles, la segunda Buenos Aires no se hubiera salvado”.

José Manuel Estrada - por su parte - explica este proceso con mayor detenimiento: “La raza predominante en estas regiones ha sido la guaraní (asevera en sus “Lecciones de Historia Argentina”). Brotaban sus poblaciones desde las vertientes del Paraguay, y se dilataban por la provincia del Guayrá, lindera con el territorio brasilero.

Tras aludir a la existencia de grandes grupos guaraníes que compartían el Chaco con otras naciones o parcialidades indígenas, resume así: “El territorio argentino estaba poblado por la raza guaraní y sus diversidades, con excepción de la zona ocupada por la irrupción araucana de los Pampas y parte de la Patagonia, y la transformación comenzada en Tucumán por la civilización quichua”.

Habrá que mencionar también, aunque sea de paso, las proclamas y cartas en guaraní difundidas por el Gral. Belgrano durante la marcha de su expedición al Paraguay, que motivaran un interesante trabajo del filólogo e investigador paraguayo Dr. Marcos A. Morínigo.

Los siguientes títulos, en los que se registran páginas dedicadas al estudio de la raza, nos acercarán más al tema en cuestión:

¨ Blanco Villalta: Antropofagia ritual americana

¨ Emilio A. Coni: Los querandíes y el Antiguo Tucumán, que es una respuesta a igual aporte de Fulgencio R. Moreno.

¨ Luis L. Domínguez: El meridiano de Buenos Aires. Unidad de razas: los guaraníes, aparecido en 1880 en el Boletín del Instituto Geográfico Argentino.

¨ Enrique De Gandía: Indios y conquistadores en el Paraguay.

¨ Samuel Lafone Quevedo: La raza pampeana y la raza guaraní. Los indios del Río de la Plata en el siglo XVI.

¨ Antonio Serrano: Los pueblos y culturas del Litoral.

¨ Luis María Torres: Los primitivos habitantes del Delta del Paraná.

¨ Estanislao S. Zeballos: Los guaraníes en Irala. Cartas, relaciones y comentarios, publicado en la “Revista de Derecho, Historia y Letras” en 1905.

El primer guaraniólogo argentino de quien se tenga noticia es el jesuita Joaquín Camaño y Bazán, nacido en la provincia de La Rioja el 13 de abril de 1737 y muerto en el destierro en Valencia (España) el 30 de agosto de 1820. Según opinión del P. Lorenzo Hervás, expuesta en 1794, “estudió con tesón y éxito” varias lenguas, entre ellas el guaraní.

Bibliografía Guaraní. Библиография по народу и языку Гуарани.
Tagged on:                                                                                                                                                     

Залишити відповідь

14 visitors online now
14 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 14 at 08:44 am UTC
This month: 36 at 05-15-2017 01:26 pm UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Bibliografía General de la Historia del Paraguay.

Bibliografía General de la Historia del Paraguay. Библиография Истории Парагвая.

José Toribio Medina. Historia de la literatura colonial de Chile. Tomo segundo.

José Toribio Medina. Historia de la literatura colonial de Chile. Tomo segundo.

Close