Луис Киньонес де Бевавенте. Живые мертвецы. Luis Quiñones de Benavente. LOS MUERTOS VIVOS


2 080 views

Луис Киньонес де Бевавенте. Живые мертвецы.
Luis Quiñones de Benavente. LOS MUERTOS VIVOS

o Luis de Benavente (Toledo, 1581 - Madrid, 1651), entremesista del Siglo de Oro español.

Biografía
Nació y vivió en Toledo prácticamente hasta 1617. Se hizo clérigo muy joven, en 1598, y se ordenó de mayores en 1612 para gozar beneficios eclesiásticos que algunos familiares habían instituido en su nombre. Fue amigo de Lope de Vega, pero no participó excesivamente en la vida cultural del entorno, aunque intervino en la Academia de Fuensalida en 1602 ó 1603, y en un certamen poético dedicado a San Ignacio de Loyola en 1609. Trasladado a la Corte en 1617, participó en academias, como la del Buen Retiro en 1637 y 1638, años en los que alcanzó el apogeo de su celebridad como entremesista, o en las del contador real Agustín de Galarza, o en la de la parroquia madrileña de Santa María Magdalena, para cuya cofradía del Santísimo Sacramento compuso gran número de versos jocosos. Fue capellán de Diego Contreras en 1640, fecha en la que se retiró del teatro. Por lo visto, durante el reinado de Felipe III fue un alegre compositor de bailes y seguidillas, por lo cual fue caricaturizado por Francisco de Quevedo en su Infierno enmendado (1628), donde aparece como "Poeta de los pícaros" y es acusado de llenar las bocas de las lavanderas y ganapanes con todo tipo de sones y canciones que nada significan. Otorgó testamento en 1651 y ese mismo año murió.

Obra
Destacó sobre todo en el género conocido como entremés, en el cual fue tenido en su tiempo como máximo modelo. Recibió las órdenes sagradas y fue amigo de Félix Lope de Vega. Poseía un gran genio satírico y dotes de fino observador que hacen de él un predecesor del costumbrismo decimonónico; también posee una notable vis cómica.

Fue el primero en escribir entremeses en verso con partes cantadas, costumbre que luego se generalizó. Sin embargo, sus personajes no pasan de ser tipos sociales, frente a la aguda caracterización de que hacen gala los creados por Cervantes. En 1645 vio la luz la primera colección de sus obras, agrupadas bajo el título Jocoseria. Burlas, veras o reprensión moral y festiva de los desórdenes públicos, donde recoge 48 piezas. Sin embargo se calcula que llegó a componer hasta novecientas piezas dramáticas breves, incluyendo también loas y jácaras; de ellas Emilio Cotarelo y Mori llegó a reunir 142; se supone que las demás se han perdido o corren sin nombre seguro de autor.

Bibliografía
Javier Huerta Calvo, dir., Historia del Teatro Español I, Madrid: Gredos, 2003.

Луис Киньонес де Бевавенте. Живые мертвецы.
Luis Quiñones de Benavente. LOS MUERTOS VIVOS

LOS MUERTOS VIVOS

Luis Quiñones de Benavente

(Representóle Pedro de la Rosa)

Interlocutores:

JUAN Rana
[COSME,] un galán
[SÁNCHEZ,] un vejete
[ISABEL,] su hermana
Una CRIADA
[ANTONIA,] una cortesana
[SAN MIGUEL]
MÚSICO[S]

Sale JUAN Pérez con la espada desnuda tras
COSME

COSME: ¡Favor, socorro, ayuda!
JUAN: Esperad, perro.
COSME: ¡Confesión, testamento, unción, entierro!
¡Ay, que el arca del pan quiere horacarme!
JUAN: Vengo hecho una onza.
COSME: Yo un adarme.
JUAN: ¡Pobre de ti Juan Rana!,
¿Por mujer me negáis a vuestra hermana?
¿Sois vos mi igual, camello?
COSME: Si nos medimos, fácil es sabello.
JUAN: Decid, ¿no os viene ancho este cuñado?
COSME: No sé, por Dios; que aún no me le he probado.
JUAN: ¿Merecéis descalzarme, molde de mentecatos
COSME: Conforme hueren calzas y zapatos.

Híncase COSME de rodillas, y JUAN alza la
espada

JUAN: ¡Vive Cristo, que os mate!
COSME: Abraham, ¡tate, tate!
JUAN: Yo os quiero hablar sin cólera.
COSME: Y yo quiero...
Recule un poco atrás, como cochero.
JUAN: Juan Rana, el más bonito que yo he visto.

Va tras él y suelta la espada, y él
huye

COSME: Esto es mucho peor, ¡por Jesu Cristo!
JUAN: Vida del alma que tu amor celebra.
COSME: Acabóse. ¡Por Dios, que me requiebra!
JUAN: ¡Mi ángel!
COSME: ¡Mi demonio!
JUAN: ¡Mi fiel verdad!
COSME: ¡Mi falso testimonio!
JUAN: Mi amor es bueno.
COSME: Pues parece malo.
JUAN: Hazme favor de darme...
COSME: Con un palo.
JUAN: Has de darme la mano...
COSME: Si la quieres de azotes, tome, hermano.
JUAN: De amistades perfetas...
COSME: ¡Válgate Barrabás!, y lo que aprietas...
JUAN: Dándome por mujer tu hermana hermosa.
COSME: ¿Eso es?
JUAN: Claro está.
COSME: ¿No es otra cosa?
JUAN: ¿Qué habíades pensado?
COSME: Lo que vos, si os hubieran requebrado.
JUAN: Yo pido a vuesa hermana en casamiento.
COSME: ¿Queréis que os la dé luego?
JUAN: Ese es mi intento.
COSME: ¿Bien puesta y bien vestida?
JUAN: Eso deseo.
COSME: ¿Con buen dote?
JUAN: Parece que lo veo.
COSME: ¿Qué os la saque el padrino y la madrina,
que reviente de cena la cocina,
que haya baile, haya jira, haya locura,
y que os tome las manos luego el cura,
oliéndome las suyas a baptismo?
¿Esto es lo mismo que queréis?
JUAN: Lo mismo,
y que me habléis muy claro y sin reparo.
COSME: Pues no os la quiero dar. Veislo ahí bien craro.
JUAN: ¡Valga el diablo el cencerro!
¡Vive Cristo!; ¿y mi espada?

Va a tomar su espada y halla que la ha tomado JUAN
Rana y da tras él

COSME: ¡Esperad, perro!
JUAN: ¡Donosa jerigonza!
Reportaos, digo.
COSME: Vengo hecho una onza.
JUAN: Quedo, amigo Juan Rana.
COSME: ¿Por mujer me negáis a vuesa hermana?
JUAN: Teneos, no me matéis sin merecello.
COSME: ¿Sois vos mi igual, camello?
JUAN: Por los filos me da que yo le he dado.
COSME: Decid, ¿no os viene ancho este cuñado?
JUAN: Traza lleva de darme.
COSME: ¿Merecéis descalzarme?
JUAN: ¡Oh, pese al hombrecillo de agua y lana!

Acométele a COSME, suelta la espada y
huye

COSME: ¡Ay, que me lleva el diabro! ¡Hermana, hermana!

[Salen ISABEL, su hermana, y una CRIADA]

CRIADA: ¡Que matan a mi señor!
¡Salga vuested, presto, presto!
ISABEL: ¡Ay, hermano de mi vida!
¿Quién te ha muerto, quién te ha muerto?

Abraza a JUAN Pérez, y dícele aparte

Vete, y vuelve luego a hacer
lo que concertado habemos.
COSME: ¡Hola! Yo só vueso hermano.
ISABEL: Cegóme el dolor que tengo.
¿Quién te ha muerto, hermano mío?
¿Quién me dejó sin consuelo?
COSME: ¡Juro a Cristo que estó vivo!
ISABEL: No lo creo, no lo creo.
COSME: Ni Dios te lo deje creer
ISABEL: Ana, trae un candelero
con una luz, y algún paño
con que amortajar el cuerpo.
COSME: ¿Estás borracha, demonio?
CRIADA: ¡Ay, señora!; voy por ello.

Vase

COSME: Vivo estó.
ISABEL: ¿Quién te mató
y me dejó sin remedio?
¿Qué haré yo huérfana y pobre?
COSME: ¡Válgame Dios, si me he muerto
sin sentir!
CRIADA: Aquí está todo.

Saca una sábana y candelero con luz

ISABEL: No tengo para el entierro;
mas, pues anochece ya,
a la puerta pediremos
limosna para enterralle.
Cúbrele con ese lienzo.

Échanle en el suelo y pónenle una
sábana encima

COSME: ¡Que es cierto, hermana!
ISABEL: Pluguiera
a Dios no fuera tan cierto!
COSME: Ana, ¿estó muerto?
CRIADA: ¿Pues no?
¡Tan muerto como mi abuelo!
COSME: También hay abuelos vivos;

Tiéndese

mas sin duda es verdad esto,
pues todos lo dicen. ¡Alto!
Murámonos, y protesto
que muero de mala gana,
y por ensalmo me muero,
pues siendo yo venial,
mi hermana mortal me ha hecho.

Луис Киньонес де Бевавенте. Живые мертвецы. Luis Quiñones de Benavente. LOS MUERTOS VIVOS
Tagged on:                     

Залишити відповідь

4 visitors online now
4 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 12 at 12:16 am UTC
This month: 114 at 12-11-2017 09:03 pm UTC
This year: 114 at 12-11-2017 09:03 pm UTC
Read previous post:
Мигель Санчес. Бдительная смотрительница. Miguel Sаnchez. LA GUARDA CUIDADOSA

Мигель Санчес. Бдительная смотрительница. Miguel Sаnchez. LA GUARDA CUIDADOSA

Луис Велес де Гевара. Царствовать после смерти. Luís Vélez de Guevara. Reinar después de morir

Луис Велес де Гевара. Царствовать после смерти. Vélez de Guevara, Luís. Reinar después de morir

Close