Хуан Руис де Аларкон и Мендоса. Саламанская пещера. Juan Ruiz de Alarcón y Mendoza. La cueva de Salamanca


5 374 views

Хуан Руис де Аларкон и Мендоса. Саламанская пещера.
Juan Ruiz de Alarcón y Mendoza. La cueva de Salamanca.

Figuras de la comedia

Don Diego, estudiante galan.
Don Iuan, galan.
Don Garcia, estudiante galan.
El Marques de Villena, galan.
Enrico viejo graue, estudiante.
Vn Teniente.
Chinchilla, corchete.
Alonso, ganapan.
Zamudio, estudiante gracioso.
Don Pedro, viejo graue.
Andres, criado de Enrico.
Doña Clara, dama.
Lucia, criada.
Ynes, que habla dentro.

Acto primero

Salen don Diego, de estudiante, y don Iuan, de noche.
D. Don Iuan, yo os prometo a Dios,
que me teneis enfadado,
que despues que sois casado
no se puede andar con vos.
Si ver mugeres ordeno,
ninguna tiene buen talle,
si andar denoche en la calle,
os haze mal el sereno.
Si al rio quiero salir,
la humedad es mal segura:
si traço vna trauesura,
mirais a lo por venir.
Si colerico me veis,
entra luego el predicar,
y al fin, si riño, en lugar
de ayudarme, me teneis.
Pese a tal, don Iuan, con vos,
hazed tal vez lo que quiero,
o buscad vn compañero
hermano de Iuan de Dios.
I. Ello està muy bien reñido,
mas poca razon teneis,
pues, cuando soltero, veis
que nadie mas loco ha sido.
Que trauessura intentastes,
en que yo quedasse atras?
en que pendencia jamas
a esse lado no me hallastes?
Que calle no passeè?
que noche fria dormi?
que muger con vos no vi?
o que espaldas no os guardè?
Mas ya no es tiempo de andar,
don Diego, sin mucho tiento,
que es vn yugo el casamiento,
que al mas brauo haze amansar.
Esto por vos no ha passado,
y medis, sin diferencia,
de vn soltero la licencia,
y obligacion de vn casado.
Die. Pues si estais tan conuertido,
no salgais denoche vn punto.
I. No se oluida todo junto:
el ser moço no he perdido.
D. Pues por vida de los dos,
que al gusto esta noche demos.
I. Por vos he de hazer estremos,
basta al fin quererlo vos.
D. Quien es este? I. Don Garcia.
D. No tengo vista. I. Esso es bueno:
quien no la pierde al sereno?
D. Predicaisme toda via?
Don Garcia. G. Quien và allà?
Sale don Garcia denoche.
D. Amigo. G. Don Diego hermano,
que hazeis? D. Passear en vano,
que donde don Iuan està
no ay tratar de trauessura.
G. En santulon aueis dado?
I. Don Diego ha dado en pesado,
y la paciencia me apura.
Dezidme, si puedo hazer
mas, que prometer seguiros?
D. Que lagrimas, que suspiros
os costò esse prometer?
G. Como, alegrarnos tracemos,
o voyme. I. No os vais, Garcia,
que yo en todo, y hasta el dia
quiero seguiros. G. Que haremos?
D. Vamos a ver a Iuanilla.
I. A Iuanilla? hermosa pieça,
mal està con su cabeça
quien busca vna tarauilla.
D. Tan presto, don Iuan, quebrais
la palabra que aueis dado?
I. Digo, que errè, y que callado
irè donde vos querais.
D. Mariquilla la bocona,
no direis, que es bachìllera.
I. No es mala, sino pidiera:
mas viue la socarrona
vieja? D. Que vieja? I. La madre.
D. Si. I. Pues yo no he de ir allà.
D. No digo yo! no hallarà
vna almena que le quadre.
I. Dezildo vos, don Garcia,
que a vuestro voto me ajusto.
G. Si he de declarar mi gusto,
gastar la noche querria
En cosa de mas cuidado.
D. Declaralda, que aqui estamos.
G. De que a la justicia hagamos
vna burla, estoy tentado.
I. Guarda. D. Hagamos. I. Esso no.
D. Dos le hemos de hazer, por Dios.
I. Digo, que se le hagan dos,
mas no -he de ayudaros yo.
D. Necio estais. I. Y vos sin sesso:
para que es bueno arresgarnos
quando podemos holgarnos,
sin temer vn mal sucesso?
G. En la burla que imagino
ningun peligro ha de auer.
I. Dezid, que tal puede ser,
que siga vuestro camino?
G. Ella al fin ha de ser tal,
que el Alguazil, y su gente
queden sin muela, ni diente,
y se hagan ellos el mal.
D. Buena, por Dios. G. Vn cordel
es menester. D. Que tan largo?
G. De seis braças. D. Del me encargo,
a esta tienda voy por el.
Vase.
I. Ho, para estas trauessuras
que diligente es don Diego.
G. Moje el agua, queme el fuego,
y haga el mancebo locuras,
Y mas quando se grangea,
hazer que pague quien deue.
I. Si, mas si encima nos llueue?
G. No viua quien tal desea.
Sale don Diego con vn cordel.
D. El cordel teneis aqui.
I. Presto venis. D. Que quereis?
a caso a mal me tendreis,
boluer presto, ya que fui:
Que ha de hazerse? G. Atreuesar
vna calle. D. Ya os entiendo,
y luego vn fingido estruendo
de cuchilladas formar.
La justicia oye el ruido,
viene corriendo, y a Dios,
boca, y narizes. G. Y vos
en la traça aueis caido.
D. Pues a mi cargo la tomo,
que de mil que agudos veo
tengo increible deseo
de ver vn Alguazil romo.
I. Temo, que le hemos de hazer
narizes nueuas de plata.
D. A aquel que mas se recata,
mas mal suele suceder.
G. En esta calle imagino,
que es mas cierta la justicia.
I. No carece de malicia,
esse pensar adiuino.
G. Porque? I. Porque dà a entender,
que declara el rostro, y talle
trae rondantes a esta calle.
A parte.
D. Con que el sesso he de perder.
G. Dos clauos quiero buscar.
D. Al engañoso artificio,
esta puerta no dà el quicio,
y esta esquina este pilar?
Atan el cordel atrauesando el vestuario, y dize don Garcia. A parte.
Gar. Quien pusiera, hermosa Clara,
como pongo este cordel,
vn muro, porque con el
nadie tu calle passàra.
Die. Repartidos nos pongamos,
y el que viere a la justicia,
a los otros dè noticia,
para que el ruido hagamos.
Repartense por el teatro, sale Zamudio corriendo vn tostador, y cae en el teatro, Alonso ganapan corre tras el, y cae, y abraçase con el y don Iuan llega dando de cintaraços a Alonso, el saca la espada, y se retira.
Gar. Yo me quedo en esta puerta,
id a aquella esquina vos.
Die. Yo me voy a essotra: a Dios,
y todo Christiano alerta.
Za. Esta os deuo. Yn. Alonso, acude
al ladron. Al. Sossiega, Ynes,
que no se me irà por pies.
Die. Rabias? Za. Tal santo te ayude.
Al. Iesus. Die. Otro nadador
por tierra. Gar. No caigas, cuero.
Al. Ya no puedo, majadero,
pagareisme el tostador,
O viue Christo, ladron,
que os mate. Za. Aqui del estudio.
Die. Esta voz es de Zamudio,
suelta, aparta, picaron.
Al. Aqui de Dios, que me matan.
Vase.
Die. Sacas la espada, y das vozes?
perro, mataréte a cozes.
Vase.
Iu. Las tres furias se desatan
Quando se enoja don Diego.
Gar. La que viene es la justicia.
Iu. Aqui es Troya
Chinchilla cae, y luego saca la espada, y entrase tras don Diego.
Ch. Ay tal malicia?
del vil oficio reniego,
Que me he roto vna rodilla,
tenganse al señor Teniente.
El Teniente tropieça.
Ten. Iesus.
Dentro.
Di. Picaro, detente.
Te. Echales mano, Chinchilla,
Pagarànme esta insolencia.
Ch. Denme las armas. Di. Corchete
apartate, o matarète.
Ch. Resistencia. Te. Resistencia.
Aqui del Rey.
Vase.
Sacan las espadas.
Gar. A ayudar
vamos, don Iuan, a don Diego.
Vase.
Iu. De tales burlas reniego.
Vase.
Busca piedras.
Za. Que no aya podido hallar,
Ya que espada no traia,
vna piedra por aqui,
que blandura! pese a mi,
de ahito? a fè que no es mia.
Vase.
Sale Enrico, viejo graue, con sotana, y ropa de leuantar y bonete, y tinta, y pluma, y papel, Andres su criado, en cuerpo con vn candil, pone vn bufete en medio del teatro, y el candil encima.
An. No es hora ya de dormir?
mira que las doze: son.
En. Primero, Andres, la licion
de mañana he de escriuir.
Dame assiento.
Sientase a escriuir.
An. Hazes agrauio
a tu edad, y a tu saber.
En. Siempre queda que aprender,
no ay hombre del todo sabio.
An. Quando saldras de pobreza
con trabajo semejante?
En. Quando salga de ignorante,
que el saber es gran riqueza.
No es el fin, Andres amigo,
del estudio, enriquezer,
fin del estudio es saber,
si esso alcanço, lo consigo.
El que riquezas procura,
con la fortuna las ha,
cuyo buen efeto està,
no en saber, sino en ventura.
Rico, eminente en saber
pocas vezes lo veràs,
saber pobre quiero mas,
que ignorante enriquezer.
Si ya en vn valle templado,
de verde pasto abundoso,
viste el cauallo vicioso,
rico en su bestial estado.
Tuuistele inuidia? no:
trocaràs con el tus bienes?
no, que en la razon que tienes
el cielo te mejorò.
Quando vn mayorazgo vés
destos que se vsan agora,
y que mas que tiene ignora,
no te dà lastima, Andres?
Salen don Diego con la espada desnuda y Zamudio.
Die. Si a caso teneis por donde
a la otra calle salgamos
los dos, a quien la justicia
viene siguiendo los passos,
Si teneis donde escondernos,
sed nuestro asilo y sagrado,
ya que por dicha esta puerta
a tal hora abierta hallamos.
La trauiessa mocedad
es autora destos casos,
perdonadlos, como cuerdo,
y amparadnos como honrado.
Don Diego soy de Guzman
y Zuñiga, justo amparo
dad a vn noble, si lo sois,
pero ya siento los passos.
Za. Pongamonos en defensa
de la puerta:
Ponese a escriuir Enrico.
En. Sossegaos:
don Diego, cobrad aliento,
que de libraros me encargo.
Za. Si vn momento os deteneis,
tarde querreis ayudarnos.
An. No os aflijais; que si quiere,
sabe el viejo hazer milagros.
Cae de lo alto vna nube como manga a raiz del vestuario, coge dentro a don Diego y el se mete en el vestuario y torna a subir la nube.
Za. Que es esto! valgame Dios,
que prodigio! el viejo es santo:
mas, señor, triste de mi,
de Zamudio no hazes caso?
Assi te vas y me dexas
en poder de tus contrarios?

Хуан Руис де Аларкон и Мендоса. Саламанская пещера. Juan Ruiz de Alarcón y Mendoza. La cueva de Salamanca
Tagged on:                                 

Залишити відповідь

8 visitors online now
8 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 15 at 01:28 am UTC
This month: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Кармина Бурана. CARMINA BURANA

Дон Алонсо де Эрсилья-и-Суньига. “Араукана” (DON ALONSO DE ERCILLA Y ZÚÑIGA. “LA ARAUCANA”)

Дон Алонсо де Эрсилья-и-Суньига. Араукана. DON ALONSO DE ERCILLA Y ZÚÑIGA. LA ARAUCANA

Close