Антонио Уртадо де Мендоса. Искусный фарс. Don Antonio Hurtado de Mendoza. EL INGENIOSO ENTREMÉS


3 118 views

Антонио Уртадо де Мендоса. Искусный фарс.
Don Antonio Hurtado de Mendoza. EL INGENIOSO ENTREMÉS DEL EXAMINADOR MISER PALOMO.

EL INGENIOSO ENTREMÉS
DEL EXAMINADOR MISER PALOMO

Compuesto por Don Antonio Hurtado de Mendoza,
Gentilhombre del conde de Saldaña.

Hablan en él las personas siguientes:

• MISER PALOMO

• LUQUILLAS, su criado

• Un MESONERO

• Un TOMAJÓN

• Un CABALLERO

• Un NECIO

• Un ENAMORADO

• Un VALIENTE

• Un GRACIOSO

• Tres MÚSICOS

• Dos MUJERES

Sale MISER PALOMO, lo más ridículo
que pudiera vestirse, y LUQUILLAS, su criado, con una lista en la mano,
y un MESONERO santiguándose

MISER PALOMO: No tiene que admirarse, amado huésped,
que esta comisión, muy verosímil,
y la ocasión que digo, es urgentísima;
yo he de exceder mi oficio rectamente,
mi caro albergador. Ya sabe el pueblo
que ha venido el doctor Miser Palomo
a examinar a todo buscavida,
sabandijas del arca de la corte,
donde se acoge tanto vagamundo
como en diluvio universal del mundo.
MESONERO: Por cierto, vuesasted, Dios le bendiga,
trae tan gran comisión.
MISER PALOMO: "Como barriga",
iba a decir, el bien barbado huésped.
Ya le entendí. Prevenga, elija, escoja
un tribunal, a quien yo soy decente,
que me autorice; no, ¡que me sustente!
MESONERO: Dígame, vuesasted y haráse luego,
¿cómo tan gordo está?
MISER PALOMO: Soy veraniego.
MESONERO: Solemne bellacón parece el dómine.
MISER PALOMO: Preguntador parece el mesonista.
MESONERO: Aquí la silla está.

Siéntase [MISER PALOMO]

MISER PALOMO: Comodabúntur
ego mecum sentare.
MESONERO: Poco a poco.
que si en latín vuesa merced se sienta,
se nos caerá la casa en buen romance.
MISER PALOMO: No osará, que también comisión traigo
para que no se caiga cosa alguna.
MESONERO: Parece comisión de la fortuna.
MISER PALOMO: ¿Chistecico en mesón? A espacio, espacio.
¿Nada nos queda ya para palacio?

Vase el MESONERO y sale el TOMAJóN

TOMAJÓN: Beso a vusted las suyas muchas veces.
MISER PALOMO: No vi agradecimientos tan tempranos,
¿pues cuándo le he besado las manos?
TOMAJÓN: Soy astrólogo yo en cortesía.
MISER PALOMO: ¡Bueno, que ya se besa en profecía!
¿Qué tiene por acá?
TOMAJÓN: Miser clarísimo,
de tomajón deseo examinarme.
MISER PALOMO: Es oficio barato y muy sabroso,
aunque en la corte ahora vive ocïoso.
¿Cómo ha nombre?
TOMAJÓN: Durango.
MISER PALOMO: Es muy seguro,
mas para quien ha de dar, no es bueno el duro.
Diga ya el tomajón.
TOMAJÓN: Yo soy un hombre
que tomo y pido sin cansar a nadie.
Soy gaceta común de casa en casa,
contando cuanto pasa, y qué no pasa.
Tengo heridas famosas por el filo.
Si es vano el tal señor, le digo luego
que desciende del conde Peranzules;
Si es tierno, que me dijo cierta ninfa
que no hay tal caballero en toda Illescas;
Si es bravo,
MISER PALOMO: (Cosa vil tener tal nombre). [Aparte]
TOMAJÓN: que le tiemblan los moros de Getafe.
Si pica en discreción, que escribe y habla
mejor que Garcilaso y que Demóstenes.
Y, aunque sea un indiano en la miseria,
le digo que es más pródigo que el hijo.
Y si con estas cosas no se ablanda,
le embisto con dos tonos Juan Blaseños,
y lo que reservé a su cortesía,
echando con primor por el atajo,
se lo vengo a pedir por mi trabajo.
MISER PALOMO: ¡Oh, que sois un legón!, que os ha faltado
el más sutil primor y más usado:
lo de "no hay tan gran príncipe en España",
y el decir mucho mal de uno con otro,
no lo ignora el tomajón más potro.
Andar, señor, andar, y en quince días
de "mercedes", de "vos", de "señorías",
no toméis en cuatrín sin mi licencia.
TOMAJÓN: Ellos me ayudarán a la obediencia.

Vase el TOMAJ&óacute;N y sale un
CABALLERO

CABALLERO: Mantenga Dios al buen Miser Palomo.
MISER PALOMO: Sí, mantendrá, que es lindo mayordomo.
CABALLERO: De caballero vengo a examinarme.
MISER PALOMO: Muy importante le será el no serlo,
si es que no quiere más de parecerlo.
¿Qué nombre?
CABALLERO: Don Juan Bilches.
MISER PALOMO: Poca cosa;
mas campando, por mi vida, el Bilches,
el Bilches solo, digo, me hace asco;
conviértele en Hernando de Velasco,
y prosiga.
CABALLERO: Estudié caballería,
y tengo un par de cursos de enfadoso,
y algunas señorías regateo,
y con hijos segundos me voseo.
Dudo las excelencias, y he jurado
a fe de caballero entre dos títulos
sin que me hiciese mala la cabeza.
He ido en las testeras de tres coches
con un conde, un marqués y casi un duque.
Yo paseo la plaza en fiestas públicas,
y topando una mula, digo luego:
"Excelente caballo de los toros",
y afirmo que pespunta la carrera.
Por solo un arador, llamé dos médicos
y comí carne toda una cuaresma.
De una mosca en verano tengo agüero;
y porque oí que el duque de Sajonia
estaba con catarro, en aquel punto
despaché por bayetas a Sevilla.
Miento con muy buen aire y desembozo,
que el mentir recatado de la gente;
eso es cosa de hidalgo solamente.
MISER PALOMO: ¡Oh, que os falta un palillo en el sombrero
para ser empalado caballero!
¿"Don" tenéis?
CABALLERO: ¿Cómo "don"? Guardarnés tengo.
MISER PALOMO: En verdad, en verdad, que estáis muy próximo
a ser caballero celebérrimo;
¿bebéis agua?
CABALLERO: Señor, mejor el vino.
MISER PALOMO: ¡Jesús! ¡Pobre de mí! ¡Qué desatino!;
aunque tenéis buen gusto, pero ahora
sépaos mejor el vino, y bebed agua,
sin que nunca os contente la bebida.
Fresca llamad la fría, y llamad cálida
a la fresca, buscando extraños modos,
que, como un caldo, ya lo dicen todos.
Otro punto: en gobierno de la gorra,
¿qué medio habéis tomado?
CABALLERO: Señor mío,
escaseo con todos mi sombrero;
vive con gran descuido; no trabaja,
porque el ser muy cortés es cosa baja.
MISER PALOMO: En recién caballeros me contenta
el ser inexorables de bonete;
pero advertid, para que vayáis más docto.
Luquillas, el sombrero del examen.
Gorrear de esta suerte a todo el mundo:
al hidalgo, a los ojos y a la boca;
al caballero, al título, a la barba;
al grande, al pecho; al rey, a la rodilla;
al Papa, hocicadura; y de este modo
acabaréis de ser pesado en todo.
CABALLERO: ¿Puedo ser caballero en todo el reino
con doctrina tan nueva y tan famosa?
MISER PALOMO: Serlo y decirlo, que es más fácil cosa.

Vase el CABALLERO y entra el NECIO

NECIO: Yo vengo a examinarme de ser necio.
MISER PALOMO: Viviréis muy contento de vos mismo.
¿Sois muy dichoso?
NECIO: En esto solamente

Антонио Уртадо де Мендоса. Искусный фарс. Don Antonio Hurtado de Mendoza. EL INGENIOSO ENTREMÉS
Tagged on:                                 

Залишити відповідь

8 visitors online now
8 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 15 at 01:34 pm UTC
This month: 33 at 06-25-2017 06:59 pm UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Педро Кальдерон де ла Барка. Сборник поэм. PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA. Selección de poemas

Педро Кальдерон де ла Барка. Сборник поэм. PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA. Selección de poemas. (1600-1681)

Педро Кальдерон де ла Барка. Как хочу, так и будет. PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA. CON QUIEN VENGO VENGO

Педро Кальдерон де ла Барка. Как хочу, так и будет. PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA. CON QUIEN VENGO VENGO

Close