Аурелио Диас Меса. В Араукании. Aurelio Díaz Meza. EN LA ARAUCANÍA


10 433 views

Аурелио Диас Меса. В Араукании. Краткое сообщение о Последнем Арауканском Парламенте из Кос-Кос, 18 января 1907 года.
Aurelio Díaz Meza. EN LA ARAUCANÍA. Breve Relación del Último Parlamento Araucano de Coz-Coz, 18 de enero de 1907.

Аурелио Диас Меса. В Араукании. Краткое сообщение о Последнем Арауканском Парламенте из Кос-Кос, 18 января 1907 года.
Aurelio Díaz Meza. EN LA ARAUCANÍA. Breve Relación del Último Parlamento Araucano de Coz-Coz, 18 de enero de 1907.

-2-
Indice
Prólogo
I. Introducción
II. De Valdivia a Panguipulli
III. La Misión de Panguipulli
IV. Hacia el Valle de Coz-Coz
V. El Valle de Coz-Coz
VI. El Parlamento
VII. Desfile, Sacrificio y Baile
VIII. Un Rato de Charla
IX. Audiencia de Horrores
X. El Memorial del Cacique
XI. Conclusión
-3-
PRÓLOGO
Este folleto escrito por un joven que despunta en el periodismo, Don Aurelio Díaz
Meza tiene dos puntos diversamente interesantes, porque en tanto que la relación
escrita casi taquiafrada del parlamento Indígena de Coz-Coz es un documento
para los que procuran conocer la índole de la raza araucana, lo que sigue se
refiere a su explotación y exterminio por los descendientes de los españoles,
menos generosos que sus padres, tiende a despertar no estéril simpatía, sino
acción eficaz en los poderes públicos, bajo cuya tutela, en calidad de menor de
edad, se halla la raza aborigen de nuestro suelo.
Los parlamentos araucanos tuvieron siempre un fin guerrero. Juntábanse los
caciques o jefes de reducciones o distritos organizados en forma patriarcal, para
acordar el modo de la guerra y la cuota de hombres de cada reducción. Durante
los 250 años en que los españoles, vencedores en Italia, en los Países Bajos y
cargados de gloria, guerrearon con los araucanos sin lograr someterlos al dominio
del Rey, hubo parlamentos para acordar treguas. La Independencia de Chile del
poder español no cambió la situación de los indios, la guerra secular siguió menos
activa ya, entre los chilenos que se reconocían y proclamaban en poesías y
discursos hijos y descendientes del Indomado león de Arauco, inspiraron la musa
de Ercilla: que los araucanos fueron los últimos héroes del ciclo legendario en la
literatura universal.
En 1864 los araucanos celebraron el último parlamento histórico con el jefe de las
fuerzas pacificadoras, el general Saavedra. Fue la tregua definitiva. Aquietadas las
tribus, la república las tomó bajo su tutela. Señaloles territorios para que vivieran
en libertad, según sus usos y costumbres. Retirados a sus bosques, a esos
espléndidos bosques que infiltran en el ánimo un terror sagrado, vivieron en paz,
hasta que la codicia de comerciantes, aventureros y leguleyos, han traspasado los
lindes de sus tierras para disputárselas.
Ya no se guerrea como antaño: ya la trutruca no resuena en los oteros
convocando las tribus al combate ni los veloces mensajeros se pierden por los
secretos senderos de las montañas para llamar a los hermanos a la defensa del
territorio: ahora los destiladores de alcohol han encontrado el arma contra la cual
no puede defenderse el indio. Ignorante, respetuoso de las leyes, obediente al
Gobierno de la República leal en los pactos con ellas, el indio no piensa
sublevarse ni ya reúne las tribus bajo el bosque, alrededor del canelo sagrado
para proclamar la guerra contra el invasor: confía en el Gobierno. Pero el leguleyo,
le embriaga y le hace firmar papeles de venta de sus tierras; el aventurero le salta
e invocando el, para el indio, respetado nombre de Gobierno o la Justicia, le arroja
de su choza y sus campos: el mercachifle le deslumbra con telas y baratijas. La
natural desconfianza
del indio desparece con la embriaguez.
Cuánta injusticia, cuánta infamia sufre la raza aborigen: hay historias trágicas que
conmueven y sublevan el ánimo: ahí hay campo virgen, vasto y original para el
poeta, para el novelista y para el aposto.
El señor Díaz Meza, ha recogido la última voz de queja, de entereza y valor de la
raza en el parlamento de Coz-Coz. La fidelidad del Cronista es digna de aplauso:
ningún arte ha podido dar cuadro más animado y humano que la veraz relación del
-4-
periodista. Estoy seguro de quien lea le agradecerá profundamente haber desoído
toda tentación de meter mano para arreglar a su sabor los discursoso de los
oradores.
Si el hombre de gusto literario halla en la relación del Parlamento campo en que
apacentar la mente , el autor no desea otra cosa sino que el gobernante y el
político encuentren materia de meditación y estudio en los breves datos sobre los
crímenes de que al indio hacen víctima tinterillos rateros y rapaces aventureros.
Es deber para ellos detenerse en esas páginas y obrar conforme a la justicia.
Misael Correa.
-5-
I. INTRODUCCIÓN
El parlamento indígena celebrado en Coz-Coz el 18 de enero de 1907 es, sin
duda, la reunión más importante que han efectuado los indios araucanos después
de su pacificación por el Gobierno de Chile.
La organización primitiva que conservan los indígenas chilenos, en la cual se
reconoce como única autoridad efectiva al jefe de la familia cacique, impide que el
territorio indígena gobierne un sólo hombre que refleje autoridad suprema, ya sea
autocrática ó democrática, dicástica o electiva.
Sin embargo, existen en Arauco caciques principales que tienen autoridad sobre
varios caciques, este dato que estaría en contraposición con el anterior, como
podría creerse, viene a confirmar aquel acerto. El cacique principal es el jefe de
una familia numerosa que por esta circunstancia ha tenido que dividirse o salir del
hogar para formar otras rucas a alguna distancia. En este caso, el jefe de la nueva
familia es caciquillo dependiente de su padre el cacique principal. Transcurridos
algunos años, dos o tres generaciones, ese caciquillo podrá ser cacique principal,
ya sea sucediendo a su padre por muerte o porque su familia es numerosa y rica.
***
Con este antecedente se convendrá con nosotros en el parlamento indígena de
1907, en que tomaron parte caciques de un radio cercano a sesenta u ochenta
leguas de Coz-Coz, tiene una importancia innegable, toda vez que ha sido
síntoma de que los araucanos tienden a organizarse.
En ese parlamento había caciques que no se conocían personalmente y a los
cuales el cacique de Coz-Coz, dueño de casa, e invitante y promotor del
Parlamento hubo de presentar con las fórmulas y el ceremonial de que
habláremos más adelante.
El objeto del Parlamento o «junta« como se denomina a estas reuniones en
lenguaje mapuche, fue especialmente el de comunicarse los caciques entre sí, y
referirse mutuamente los infortunios que padecen; contarse en familia, digámoslo
así, los inauditos atropellos que los «españoles« cometen contra ellos, oír las
opiniones de los ancianos, a los cuales guardan profundo respeto y resolver de
mancomún lo que, a juicio de todos sería conveniente hacer para poner a salvo lo
que les resta de su patria antes libre: su tierra, su ruca y sus animales.
El invitante y organizador de este parlamento, Manuel Curipangui-Treulen, cacique
principal de Coz-Coz, es todo un tipo araucano. Alto, fornido, de aspecto ligero,
vivo de ingenio y que piensa. Sostiene una conversación con cualquier «huinca« y
pone objeciones razonables a lo que se le contesta. Sabe hablar en castellano,
prefiere hacerse entender por medio de su sobrino José Antonio Curipangui (por
contracción este apellido se pronuncia Curipan; quiere decir: «león negro»).
El cacique Curipáu-Treulen, tuvo la idea de este solemne acto y le ha cabido la
honra y satisfacción de verlo efectuado sin tropiezos, mediante a sus activas
gestiones y a la entusiasta acogida que encontró entre sus vecinos Juan Catriel-
Rain, Mauricio Hueitra y Tadeo Millanguin, caciques principales de Trailafquén,
Ancacomoe y Panguipulli, respectivamente.
Quince mocetones de Coz-Coz se ocuparon durante veinte días más o menos en
recorrer más de ochocientas leguas invitando a los caciques araucanos instalados
-6-
entre Purulón y la Argentina y Villarrica y Panguipulli, en nombre de su señor, a la
«junta»de Coz-Coz y desde el 16 de Enero empezaban a llegar al pintoresco valle
los primeros caciques con su escolta de «capitanes», «sargentos», «calfimaleu»,
«trutrucaman», mocetones y mujeres.
***
Antes de continuar la relación que me propongo hacer, debo dedicar dos líneas a
la persona que me proporcionó la feliz oportunidad de presenciar el importante
acto de que me ocupo.
Hace más de cincuenta años que se encuentran establecidos en la Araucanía los
misioneros Capuchinos de la Orden Seráfica de San Francisco de Asís.
La obra de estos beneméritos religiosos se está palpando desde mucho tiempo
atrás. Si el Gobierno de Chile está intranquilo con los indios araucanos; si los
batallones de nuestro ejército no están en continua campaña de montoneras a
través de las selvas araucanas peleando rudas batallas con los indios, se debe
única y exclusivamente a estos infatigables misioneros que con la cruz y su
breviario, como bagaje, se han instalado en el corazón de la altiva tierra de
Arauco, soportando todos los rigores de la naturaleza, con el único propósito de

Аурелио Диас Меса. В Араукании. Aurelio Díaz Meza. EN LA ARAUCANÍA
Tagged on:                                                                 

Залишити відповідь

2 visitors online now
2 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 14 at 01:44 am UTC
This month: 45 at 10-18-2017 08:41 am UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Сказки индейского народа Мапуче из Чили. Los cuentos Mapuche

Познаем свои корни при помощи сказок индейского народа Мапуче (Чили) CONOZCAMOS NUESTRAS RAÍCES a tráves de los cuentos Mapuche (Chile)

Серхио Cото Ортис. Чилийского театральный костюм. Sergio Soto Ortiz. DISEÑO TEATRAL DEL TRAJE TRADICIONAL CHILENO

Серхио Cото Ортис. Театральные особенности традиционного чилийского костюма. Sergio Soto Ortiz. DISEÑO TEATRAL DEL TRAJE TRADICIONAL CHILENO

Close