JUAN DE SANTA CRUZ PACHACUTI YAMQUI SALCAMAYGUA. Relacion de antiguedades deste reyno del Peru 1613 (1968)

JUAN DE SANTA CRUZ PACHACUTI YAMQUI SALCAMAYGUA. Relacion de antiguedades deste reyno del Peru 1613 (1968).

SANTA CRUZ PACHACUTI YAMQUI SALCAMAYGUA, jUAN DE
1613/1968 Relacion de antiguedades deste reyno del Peru.
Biblioteca de Autores Espanoles, tomo 209 (Cronicas Peruanas de Interes
Indigena), pp. 279-319.
Madrid: Ediciones Atlas.
279001 RELACION DE ANTIGUEDADES DESTE REYNO DEL PERU
279003 POR DON JOAN DE SANTACRUZ PACHACUTI YAMQUI
281001 JESUS, MARIA
281002 Yo Don Joan de Santacruz Pachacuti Yamqui Salcamaygua, cristiano por la
gracia de Dios Nuestro Senor, natural de los pueblos de Sanctiago de Hananguaygua y
Huringuaiguacanchi de Orcusuyo, entre Canas y Canchis de Collasuyo, hijo legitimo de
Don Diego Felipe Condorcanqui y de Dona Maria Guayrotari; nieto legitimo de Don
Baltasar Cacyaquivi y de Don Francisco Yamquiguanacu, cuyas mujeres, mis aguelas,
estan vivas; y lo mismo soy bisnieto de Don Gaspar Apoquivicanqui y del general Don
Gaspar Apoquivicanqui y del general Don Joan Apoyngamaygua; tataranieto de Don
Bernabe Apohilas Urcunipoco y de Don Gonzalo Pizarro Tintaya y de Don Carlos
Huanco, todos caciques principales que fueron en la dicha prouincia y cristianos
profesos en las cosas de nuestra santa fe catolica. Como digo, fueron los primeros
caciquez que acudieron en el tambo de Caxamarca a hacerse cristianos, negando
primero todas las falsedades y ritos y cerimonias del tiempo de la gentilidad enventados
de los enemigos antigos del genero humano, que son los demonios y diablos, en la
lengua general se llaman hapinunu, achacalla; porque como aquellos sacerdotes,
primeros predicadores apostolicos que entraron con la ley evangelica de Nuestro Senor
Jesucristo a esta nobilisima provincia de Tauantinsuyo, con el celo santo de ganar un
alma para Dios Nuestro Senor, como buenos pescadores con sus atalayas |batarrayas|c
de suaves y amorosas palabras, predicandoles y catetizandoles el misterio de nuestra
santa fe catolica; y despues, cando fueron los dichos mis antepasados ya declarados y ya
bien ynstruydos es las cosas de nuestra santa fe catolica, fueron baptizados, al fin los
negaron diziendo: abrenunciamos Satanas y a todos sus secuaces y promecas falsas y a
todos sus ritos. De modo, despues de haberse hecho cristianos. hijos adobtiuos de
Jesucristo Nuestro Senor, y asi con aquesta santa fe catolica se acabaron haziendose
berdaderos cristianos, mostrandose ser enemigos de todas las ydolatrias y rritos
antiguos, y como tales los perciguieron a los hechiceros, destruyendoles y derribandoles
a todos los guacas y ydolos, manifestandolos a los ydolatras, castigandoles a sus
subditos y basallos de toda aquella provincia, y como a tales Nuestro Senor Dios los
concerbaron a los susodichos mis antepasados y a nosotros sus nietos y descendientes
masculinos y fimininos nos an dado su santa bendicion. Al fin estoy por la misericordia
de Su Divina Majestad con su divina gracia creyendo en su santa fe catolica, como
debo. Al fin todos mis antepasados paternos e maternos fueron baptizados por la
misericordia de Dios y librados de la servidumbre del yugo enfernal en questaban
metidos, como gentiles, metidos en las hirronias y esclabonias con gran riezgo y
conocido peligro como lo eran, a cuyas almas Nuestro Senor tenga piedad y
misericordia de perdonarles de todas las ofensas hechas de los tiempos pasados,
llebandole a sus almas para donde fueren criados a su ymagen y simijansa. Y yo, como
nieto y decendiente ligitimo de los susodichos, siempre, desde que soy hombre, e
procurado ser firmes y estables eu el misterio de nuestra santa fe catolica, exsortandoles
a los priximos que fueran a mas adelante en cer buenos cristianos con yntecion y |Felo
de guardar los diez preceptos de la ley de Dios, creyendo en Jesucristo Nuestro Senor, a
ymitacion de nuestra santa madre Yglesia de Roma; de modo que la santa madre
Yglesia rromana lo cree lo que yo Don Juan de Santacruz lo creo, y asi en ella quiero
bibir y morir en el temor de Dios trino y uno que bibe y rreina para siempre sin fin.
Como digo, creo en Dios trino y vno, el cual es poderoso Dios que crio al cielo y tierra
y a todas las cosas en ellas questan, como el sol y luna, estrellas, luzeros, rrayos,
rrelampagos y truenos, y a todos los elementos, &; y luego crio al primer hombre Adan,
Eva, a su mujer, y simijanza, progenitor del genero humano, &, cuya deszendencia
somos los naturales de Tauantinsuyo, como los demas naciones que estan poblados en
todo el uniberso, mundo, asi blancos como negros, por cuyos rremedios y saludes, Hijo
de Dios bibo, que es Jesucristo Nuesro Senor, por obras del Espiritu Santo, encarno en
las entranas de la Birgen Santa Maria, bajando del cielo ymperio solo a librarle al
genero humano de la seruidumbre ynfernal de los demonios en que estauan metidos; el
cual Cristo Nuestro Senor biuiendo entre los hombres treynta y tres anos y siendo Dios
y Hombre berdadero, en cuanto hombre padescio la muerte de cruz en Jerusalem, para
rredemir al genero humano, y fue muerto y sepultado, y entro a los ynfiernos y saco las
animas de los santos padres, y rresucito dentre los muertos al tercer dio, y estubo
cuarenta dias en cuerpo y alma, y subio a los cielos y se acento en el gran poder de Dios
Todopoderoso, de donde enbio sobre los apostoles y discipulos aquel Don del Espiritu
Santo, para que los apostoles y discipulos fuessen mas esforcados y exactos en las cosas
espirituales de Dos pora predicarles, &: Dios es berdadero Dios sobre todos los dioses,
poderoso Dios nuestro Criador, el qual es el que govierna por su orden al cielo ymperio
y a todos los cielos y de los siglos como supremo Senor y Juez y Senor misericordioso.
Digo que emos oido siendo nino noticias antiquisimas y las ystorias, barbarismos y
fabulas del tiempo de las gentilidades, que es como se sigue, que entre los naturales a
las cosas de los tiempos pasados siempre los suelen parlar &.
282078 Dizen que en tiempo de purunpacha. todas las naciones de Tauantinsuyo
benieron de hacia arriba de Potossi lres o cuatro exercitos en forma de guerra, y asi los
benieron poblando, tomando los lugares, quedandose cada vno de los companias en los
lugares baldios; a elte tiempo se llaman ccallacpacha o tutayachacha; y como cada vno
cogieron lugares baldios para sus beuiendas y moradas, esto se llaman purunpacha
raccaptin, este tiempo. Passaron muchissimos anos, y al cabo, despues de aber estado ya
poblados, abia gran falta de tierras y lugares, y como no abian tierras cadal dia abian
guerras y discordias, que todos en general se ocupauan en hazer fortalezas, y asi cadal
dia an abido encuentros y batallas, sin haber la paz en este tiempo de tantos combates y
guerras injustos, que los unos y los otros estauan jamas seguros sin alcanssar quietud. Y
por entonces, a media anoche oyieron que los hapinunos se desaparecieron dando
temerarios quejas, deziendo: < <|G venzidos somos, vencidos somos! |G ay que pierdo mis tierras! >> A esto se entiende que los demonios fueron vencidos por Jesucristo
Nuestro Senor quedo en la cruz en el monte Calbario, porque antiguamente, en tiempo
de purunpacha, dizen que los hapinunos andauan bissiblemente en toda esta tierra, que
no abian seguridad de andar en anocheziendo, porque a los hombres y mugeres y
muchachos y criaturas los llebauan arrebatandoles, como tiranos infernales y enemigos
capitales del genero humano, &.
283020 Y passado algunos anos despues de aberlos ydo y echado a los demonios
happinunos y achacallas desta tierra, an llegado entonces a estas prouincias y reynos de
Tabantinsuyo vn hombre barbudo mediano de cuerpo y con cabellos largos, y con
camissas algo largas, y dicen que era ya hombre passado mas que de moco, que trayeya
las canas, hera flaco, el qual andaua con su bordon, y era que ensenaba a los naturales
con gran amor, llamandoles a todos hijos y hijas, el qual no fueron oydos ni hecho casso
de los naturales, y quando andava por todas las provincias an hecho muchos milagros,
& bisibles; solamente con tocar a los enfermos los sanaba, el qual no trayeya enteres
ninguno ni trayeya hatos, el qual dizen que todas las lenguas hablaua mejor que los
naturales, y le nombrauan Tonapa o Tarapaca Viracochanpachayachicachan o
Pacchacan y Bicchhaycamayoc Cunacuycamayoc.
283044 Los yndios aquel tiempo dizen que suelen burlar deziendo, tan parlero hombre,
aunque los predicaua siempre, no fueron oydos, porque los naturales de aquel tiempo no
hezieron caudal ni casso del hombre. Pues se llamo a este baron Tonapa
viracochampacachan, pues no sera este hombre el glorioso apostol sancto Thomas?
283053 Este baron dizen que llego al pueblo de vn cacique llamado Apotampo, cuyo
sujeto fue el pueblo, y dizen que llego muy cansado en vna fiesta, quando estaban en las
bodas, y assi por el Apotampo fueron oydos sus razonamientos con amor, y los yndios
del sujetos los oyieron mala ganas; al fin por aquel dia fue huesped el perigrino, el cual
dizen que dio vn palo de su bordon al dicho Apotampo, reprehendiendoles con amor
afable, y por el dicho Apotampo los oyieron con atencion, recebiendole el dicho palo de
su mano, de modo que en vn palo los recebieron lo que les predicaua, senalandoles y
rayandoles cada capitulo de los rrazones. Los viejos modernos del tiempo de mi padre,
don Diego Felipe, suelen dezir que caci ca|Bi era lo mandamiento de Dios,
principalmente los siete preceptos; no les faltaua solamente nombre de Dios nuestro
Senor, y de su hijo Jesucristo nuestro Senor les faltaua, que es publico notorio entre los
yiejos; y las penas eran graues para los que quebrantauan.
283079 Este baron llamado Thonapa dizen que andubo por todas aquellas prouincias de
los Collasuyos, predicandoles sin descansar, hasta que vn dia entraron al pueblo de
Yamquesupa, pueblo principal, en donde fueron echados el baron con gran afrenta y
vitoperio; el qual dizen que muchas veces dormian en el campo, sin otra ropa mas de
que trayeya camissa larga y manta y libro; el cual dicho Thonapa dizen que los maldijo
al dicho pueblo, de que vino a azer anegados con agua, y el dia de oy se llama
Yamquicupacocha, |bla|c laguna, que los yndios deste tiempo casi todos los saben que
como antiguamente hera pueblo principal y agora es laguna. Lo vno dizen que en vn
cerro muy alto, llamado Cachapucara, estaba o abia vn ydolo en figura de muger, a el
qual dizen que Tunapa tubo gran odio con el dicho ydolo, y despues le echo fuego y se
abraso el dicho cerro con el dicho ydolo, rrebentandoles y derretiendoles como una cera
el dicho |Berro, que hasta el dia de oy ay senales de aquel milagro espantable, jamas
oydo en el mundo. Y lo otro milagro sucedio en los Quinamares: dizen que con
amorosas palabras los comenco a predicar en vn pueblo en donde abia gran fiesta y
banquetes de unas bodas, en donde los yndios de quel pueblo, sin hacer caso de las
predicaciones de Tunapa, y assi fueron maldecidos, convirtiendolos en piedra que hasta
el dia de oy se echa de ver; y lo mismo sucedio quel, en Pucara y otras partes.
284015 Este baron, dizen que andando predicando, llego a los Andes de Caravaya, y en
ella hizo una cruz muy grande, y los trajo por sus ombros, asta ponerles en vn cerro de
Carapucu, en donde les predico dando grandes bozes, echando lagrimas. Y en ella, una
hija de vn cacique de aquella probincia, dizen que fueron echados en la cabeza con
agua, y los yndios, biendo aquella manera, se entendieron que lababa la cabeca, y asi lo
tresquilo despues que fue preso el Tunapa a buen recaudo, junto en la laguna grande de
Carapuco. Carapuco quiere decir quando cantan cuatro bezes muy a la madrugada un
abe llamada pucupuco. Dizen que al amanecer entraron a Tunapa do estaba preso un
mancebo muy cho: < > Y diziendo
ansi, dizen que tocandole con los dedos a los cordeles, questaban atados de los quatro
bracos, manos y piez; y en ella dizen que abia mucha gente de guardia, questaban ya
sentenciado el dicho Tunapa a muerte cruel. Como digo, que al amanecer, como a las
cinco oras de la manana, entraron en la laguna juntamente con el dicho mancebo,
tendiendoles sobre el agua de la laguna la manta que traia, el qual manta ciruio en lugar
de balca de cuya llegada en el dicho pueblo de Carapuco y prouincia della alteraron los
curacas y principales della, por aber bisto caher y derribarse ydolo dellos: dizen que
como viento bolaron el dicho ydolo; en una puna donde jamas llegaban los ombres,
estaba el dicho ydolo y guaca llorando, lamentandose como desterrados y la cabeza
abajo, y por un yndio fueron hallados e oydos el dicho ydolo; por cuya noticia los
sentieron grandemente los curacas de la llegada de Tunapa, de que, como dicho tengo,
fue presso.
284063 Dicen que el dicho Tunapa, despues de haberse ya librado de las manos de
aquellos barbaros, estubo buen rrato encima de vna pena llamado Titicaca, y despues de
alli dizen que paso por Tequena, hacia Chacamarca, en donde le bio un pueblo llamada
Tiyaguanaco, que en ella dizen que estaban la gente de aquel pueblo entendiendo en sus
borracheras y bayles, adonde dicho Tunapa, a la despedida, lo han llegado y predicarles
como solian hazer, el qual no fueron oydos; y dizen que de puro enojo les dijo, alsando
los ojos al cielo en la lengua de aquella tierra (sie) . Y como se partio de aquel lugar,
toda la gente questauan baylando se quedo hechas piedras conbertiendose, que hasta el
dia de oy se echa de ber. Remito a los que han pasado por alli.
284083 Dizen quel dicho Tunapa paso siguiendo al rrio de Chacamarca, hasta topar en
la mar. Entiendo que paso por el estrecho hacia la otra mar. Esto an averiguado por
aquellos ingas antiquisimos.
284088 APO MANCO CAPAC, 1. |O INCA.
284089 Dizen que aquel dicho palo que hauian dejados el dicho Tunapa, estregandoles
en las manos del dicho Apotampo, se conbertio en oro fino en el nacimiento de su
desendiente, llamado Mancopacynca, cuyos ermanos y ermanas eran ciete, llamados
Ayarcachi, Ayaruchu, Ayaraoca, &. El qua dicho Apomancocapac, despues que murio
su padre y madre, llamados Apotampo, Pachamamaachi. y biendose ya sin padre,
guerfanos, y siendo ya hombre, hizo la rresena de su gente, para ber que fuercas tenia
para el nuevo conquista que pretendia hacerlo, y como le hallo algunas deficultades y
contradiciones, y como le bio todo aquello, hizo su concierto con sus hermanos para
buscar tierras, tomando sus bestidos ricos y armas, sacando aquel palo que abia dejado
el dicho Tunapa, el cual palo se llamo tupayauri, y dos aquillas de oro pequenos con que
habia bevido el dicho Tunapa se llamo tapacuri; y llamando a sus hermanos, y ansi se
partio hazia el cerro de donde sale el sol, o mediodia.
285020 Y beniendo asi, dizen que llego al dicho cerro mas alto de todo aquel lugar, y
en donde, junto del dicho Apomanco Capac, se levanto un arco del cielo muy ermoso,
de todos colores, y sobre el arco parecio otro arco, de modo quel dicho Apomanco
Capac se bido enmedio del arco, y lo auia dicho: < <|G buena senal, buena senal tenemos! ; >> y dicho esto, dizen que dijo: < > y despues, dicho esto, se paseo
con gran alegria, y lo comenzo a cantar el canto de chamaiguarisca, de pura alegria.
285035 Y despues se bajo hacia Collcapampa, y con sus hermanos juntos, desde el
pueblo de Sanuc, les bio desde lejo vn bulto de persona, y corrio uno de sus bermanos,
entendiendo que era algun yndio, y llegado, dizen que le bio sentado como a un yndio
mas fiero y cruel, los ojos colorados. Luego como llego vno de los hermanos, que fue el
menor, el dicho que parecia persona, le llamo junto assi, y luego como lo llego, los tento
de la cabeca, diciendo: < > Y el dicho
Mancocapac, como su hermano tardo tanto, enbio a su hermano para que lo llamase; y
lo mismo se quedo el vno y el otro, ojeado dequel uaca de Sanuc. Y por el dicho
Mancocapac viendo quel vno y el otro se tardaban tanto, bino con gran enojo en donde
hallo a los dos hermanos ya medio muertos, les pregunto como se tardaba tanto, y
entonces dizen que el vno y el otro le respondio con cenas quejandose de una piedra
questaba alli enmedio de los dos; y oydo aquello, llego junto a ellos a preguntarles de
que se quejaua; y como les dijo que aquel ydolo y guaca lo auian hecho aquel mal,
entonces el dicho Apomancocapac dio coces a la dicha piedra y uaca con grande enojo,
dandole con la bara de topayauri en la cabeza al dicho ydolo; y luego, dentro de aquella
piedra comenco a hablar como si fuera persona, y cabizbajo, y comenco a decir al dicho
Mancopac: < > ; el qual se
llamaria pituciray, sauasiray.
285083 Despues que bio a sus ermanos en aquel peligro, el dicho Mancocapac echo
lagrimas con gran sentimiento y dolor natural, partio de alli a lugar donde la primera bes
le abia bisto aquel arco del cielo, llamado cuychi o turumanya o yayacarui. Y llegado
alli a aquel lugar, sentio de la falta de las compapias de su ermano el dicho: < > Y asi, biendose asi aflixido, se esforco echando
de si todas aquellas aflicciones y pesadumbres: guaynacaptiy o guaynacapriy llaypuni
chicachiqui cunachay amovan. Y desde entonces se llamo el lugar Guaynacaprii.
286010 Y de alli se partio para Collcapampa con su tupayauri en la mano y con vnas
ermanas que tenia, llamada Y pamamuaco, y con otra ermana y vn ermano llegaron al
lugar de Collcapampa; y alli estubieron algunos dias, y de alli se partio para
Guamantianca, en donde estubieron algun tiempo; y de alli se partio para el lugar de
Coricancha, en donde se allaron lugar propio para vn poblazon, en donde hallo buen
agua de Hurinchacan y Hananchacan, que son dos manantiales; y despues le bido vna
pena que los naturales de alli, que son los Allcayviccas |bo Allcayvi|Bcas|c y
Cullinchimas y Cayaocachis, les llamaban Kuzko casa |bcacca? |c o rumi, y de alli se
vino a llamarse Cuzco pampay, y los ingas, que despues se intitularon cuzcocapac o
cuzcoynca.
286030 Este ynga Apomancocapac se casso con su ermana carnal llamada Marmaocllo,
y este casamiento lo hizo por no aber hallado su ygual, lo vno por no perder la casta; y a
los demas no los consentieron por ningun modo, que antes lo prohebieron. Y assi
comenco poner leyes morales para el buen gouierno de su gente, conquistandole a los
ynobedientes muchas prouincias y naciones de los Tauantinsuyos; benieron ellos
mismos de sus bellas gracias con presentes ricas; y la nueba de nuebo ynga le abia
corrido con gran fama, dandole en que entender; vnos estuvieron muy alegres, otros
afligidos, por como oyieron que era mas poderoso que ninguno de los mas valientes y
mas benturossos en las armas, y mas amados de lo baliente y capilanes, en general de
los pobres y de gente comun, y todas sus cossas se yban con mas prosperos y
acreentamiento.
286052 Este ynga lo mando hazer a los plateros vna plancha de oro fino, llano, que
significase que ay Hazedor del cielo y tierra, y era desta manera: el cual lo hizo fixar en
una cassa grande, y les llamo coricancha pachayachachicpac uacin.
286059 Este ynga Mancocapac fue enemigo de las uacas, y como tal los destruyo al
curaca Pinaocapac con todos sus ydolos; y lo mismo los vencio a Tocaycapac, gran
ydolatra, y despues lo mando que labrara al lugar do nacio. Al fin los labro los yndios
por horden de Mancocapac, deshaziendo la cassa y deficando canterias, a manera de
ventana, que eran tres ventanas que significauan la cassa de sus padres, de donde
descendieron, los quales se llamaron, el primero Tampottoco; el segundo Marasttoco; el
tercero Suticttoco, que fueron de sus tios, aguelos maternos y paternos que son como
este:
286075 Yncaptampotocon, o Pacarinancacpavnanchan. En lengua india se llaman
Paccaritampotoco. Estos dos arboles significauan a sus padres y madre Apotampo y a
Pachamamaachi.
286080 Y mas lo habia mandado que los calsasen rayses de oro y de plata, y los hizo
que colgase en los dos arboles frutas o pipitas de oro, de manera que llamasen
corichaochoc collquecchaochoc tampo y uacan; que quiere dezir que los dos arboles
significasen a sus padres, y que los yngas que procedieron, que eran y fueron como
frutas, y que los dos arboles se abian de ser tronco y rayz de los yngas; pues an puesto
todas estas cosas para sus grandezas.
286092 Y assi mando que los bestidos y traxes de cada pueblo fuessen diferentes, como
en hablar, para conocer, porque en este tiempo no echauan de ver y conoscer a los
yndios que nacion o que pueblo eran; y por ser mas conocidos, los mando que cada
prouincia y cada pueblo se escogiesen o heziessen de donde descendieron, o de donde
venieron; y como en general los yndios eran tan ydiotas y torpes, con poca facelidad, y
por ser tan haraganes, los escogieron por su pacarisca o pacarinusca, vnos a las lagunas,
otros a manantiyales, otros a las penas biuas y otros a los serros y quebradas; de modo
que cada prouincia tomaron y escogieron para sus pacariscas; y asi a esta gente, ydiotas
y sin letras, los demonios y diablos hapinunos los enganaron con poca facelidad,
entrando en los dichos falssos pacariscas los mismos demonios, hablando con
promessas falssas; y asi cada dia yban creciendo estos pacariscas. La caussa de
pacarinim fue el Pacaritambo, para que todas las prouincias y naturales dixiesen:
pacariscanchic, luccsisscanchic omanchunchicpa paccariscan.
287020 Pues la caussa principal que hizo enbentar el pacarinim fue, como muchas
vezes al Yncamancocapac que no los conocia ni se echauan de ver que pueblo eran,
pues solo para conocer a los yndios en traxes, los abia imbentadoi a los lugares ya
dichos por los yndios.
287027 Este mismo ynga los abia mandado que atasen las cabecas de las criaturas, para
que sean simples y sin animo, porque como los yndios de gran cabeca y redondo suelen
ser atribidos para cualquier cosa, mayormente son inobedientes. Y assi tubo por su hijo
ligitimo a Sinchi Rucaynga, el qual eredo todo el estado de su padre; y los hijos
menores, assi naturales y bastardos, por ser menores, se llamaron Chimapanacaayllo.
287038 SINCHI RUCA INCA, 2. |O INCA.
287039 Este |Finchirucaynga comenco a gouernar a todo el senorio de su padre, el qual
fue gran amigo de chacras y de hazer ropas, y los mando que buscaran minas de plata y
oro; no entendio mucho este en cossas de guerras, porque como hombre muy alto, y
talle de espantar, pocas vezes salia en lo que es de hazer ydificios de cassas; eran tan
aplicados, de gran fuerca. De todas las prouincias desde Chacamarca y desde los
Angaraes alli dieron con presentes; y que las queria hazer conquistas, los ymbiaba sus
capitanes y gente, los quales dizen que en cada quebrada lo hazia lleuar piedras por para
(sic) hazer usnus, que son unas piedras puestas como estrado.
287057 Y en este tiempo, dizen que vn yndio encantador se entrometio por vno de los
oficiales de guerra, el qual los abia dicho que los llamasen apachitas, y los pusso vn rito
que cada pasajero passase con piedras grandes para dejar para el dicho efecto nessesario
ya declarado; y mas lo abia dicho el dicho encantador al capitan del ynga que todos los
soldados los echasen los cochachos, cocas mascados, al serro por donde passaren,
deziendo: say coyniy cay pitacqui pariyon coyniypas hinatac. Y desde entonces los
comensaron lleuar piedras y echar cocas, porque aquel encantador publicamente los
hazia assi hordinariamente. Y muchas veces que acontecio que los apachitas o serros y
dentro dellas los respondian < > , con esto fueron creydos por aquella
pobre gente de los tiempos passados.
287078 Y en este tiempo dizen que el dicho Mancocapac, siendo ya muy biejo, solian
dezir quando oraba por la prosperidad de su hijo, hincados las rodillas, diziendo anssi:
Ah Uiracochanticcicapac, cay caricachon cay varmicachon vilca (sic) ulcaapu hinantima
chicchhacamacmay pincanque mana choricayquiman hananpichum hurimpichum
quinraynimpichum capacosnoyqui haynillabay hanancocha mantarayac hurincocha
tiyancayca pachacamac runavallpac apoynnayquicuna camman allcananiyvan riacytam
munayqui ricuptiy yachaptiy vnanchaptiy hamuttaptiy ricucanquim yachavanquim
inticaquillaca ppunchao catutaca pocoyca chiraoca manamyancacho camachiscam
purim vnanchascaman tupusca manmi chayan maycanmi ttopayaoricata
apachinarcanque haynillavay oyarillabay manaracpas say coptiy vanuptiy. Y despues
desto siempre los acordaba de Ttonapa, deziendo: Runa vallpac papachacan yananssi
cahuac ari chay ariyuyallavay coscocapac, churatamuquiy apo, Tarapaca Ttonapa pacta
varoy tiypas, capacrurata muscayquicta concavacra vanoytiyre yuyayronayta
callpanchanquitacmi payllamquitacmi recssichilla vanquiman pichum carcanachachus,
canchomcanquiman happinunu llasacaticman chachic ricssillayman yachallayman,
allpamantacamaquey lluttaquey ricullavay pimcanquenallpa vna machomcani.
288018 Diziendo todo esto, dizen que comenco a ber si los hallaua y topaba con el
Hazedor, si acasso por ventura &, los mando quemar encima de la manera de vn altar,
vn cordero blanco; este se dizen arpay; y como no vio nada ni nadie le respondio,
mando que a vn hijo suyo mas hermoco de todos, de tamano de ciete ocho anos, los hizo
de aspacoy, cortandole la cabeza y echando la cabeza en el fuego para que el humo lo
llegase al Hazedor del cielo y tierra. De todas estas cosas jamas lo respondieron en
Curicancha.
288032 Y despues desto, en la visita que hico hitanpanacu de la gente, vno muchisimos
mocos de diez y siete o diez y ocho anos para meter en numero de los barones y
soldados, y los acordaron para dar calcones blancos; y asi hi|Bo vna trasa que corriesen
a un cerro mas alto y lejos, y en la punta del dicho cerro de Guanacauri les auia
mandado poner llassuyhuana, y ahuanccana y halcon, y tominejo, y buitre, &; y mas les
abian puesto en el dicho cerro suri, y bicuna, anatuya y aluipo &; y mas tras de esto los
mando poner anatuya, esto es, zorrilla, y culebras, y capos, &. Estos pajaros y abes, y
otras cosas ya declarados, los auia mandado poner para que aquellos mocos y man|
Bebos alcancaran y trujeran, solo para conocer la calidad e ligeresa y cobardia, &, para
darlos, de las ligeresas, galardon de guarachicuy, con pampanillas de oro y plata, y
ccamantiras, y a los cobardes con calcon de negro, &. Y asi, despues de aberles
mandado rrepartir los calcones, los mandaba dar bestidos por sus ordenes, y luego los
hacian sentar con los demas ombres, para que desde entonces se llamasen ombres; y asi,
sus padres y madres de los dichos mocos benian con muchos presentes en
reconocimiento de las buenas obras; asi, el dicho Mancocapac, en biendo tan contentos
a sus padres de los dichos mancebos, les mandauan dar comida y bebida muy
abastadamente, para que despues se quedaran obligados de ser su basallo y de su hijo
Sincheroca.
288070 Y luego tras desto le mando que las hijas y mocas de diez y seis anos se
peinasen sus cabellos, echando sus binchas; esto se llama quicuchicui; y luego tras desto
le mandaban calsar llanquis; estos son como capatos; todo esto los abian hecho para que
desde entonces se llamaran y llamasen mujer, como decir tasqueguarmi; y tras de esto
los habian hecho que todos los mocos de treinta anos se tomaran mujeres, y assi los
habian dado repartir armas, y a sus mujere ollas y puchcas, y cantaros, y raocanas; esto
se llama guarmihapiy pacha, carichasquiy pacha.
288085 Y entonces los abian hecho elegir a los ombres de buena bida, para como
manera de sacerdotes, para que llamaran y alcansaran y conocieran que donde estaua el
Hazedor del cielo y tierra, porque como abia visto y hallado la poca debucion de su hijo
Sinchiroca; y entonces a esos electos para a manera de sacerdotes los abia encargado el
dicho Mancopac diziendo: cusisimirac cu sicallorac punchao cay ttuta guacyanquitac
sacicuspa tuyanqui, ychatacpas cusinchicpi quillponchicpi maymantapas runa hualpac
apoticcicapac oyari sun-quicay |bo chay|c nisunqui cantaca maynic mantapas hinatac
vinaypas cay camayoc llamanqui, Y asi, esto deputado, abian tenido siempre el cargo
como de sacerdote, y jamas tuuieron respuesta de Dios ni otra cosa. Mientras el biejo
Mancocapac acabose la vida, &.
289014 Muerto el dicho biejo, se quedo eon el senorio el dicho Sinchiroca, su hijo, el
cual, como ya dije, fue ombre mas altibo.
289018 En este tiempo abian hallado a vnos mocos y mo|Bas que se amaban dema|
Biadamente, el qual, por el dicho ynga dizen que fue preguntado los dichos moco y
moca, y los confesaron en acto publico que no podia ser apartados; entonces los
preguntaron y hallaron en los dichos amancebados vnas pedresuelas muy rredondas, y
preguntados, dixieron se llamaba soncoapa chinacoc, huaca chinacoc; y despues aca
como estas cosas ovieron tantos, asi gotas de agua como las pajas, asi de palos, &.
289031 Entonces, dizen que un probe mo|Bo llamamichi y todo andrajo abia entrado en
la casa del ynga Sinchiroca, y una doncella muy querida del dicho ynga se abia ydo tras
de aquel probe yndio, y como lo desaparecieron, los hizo buscar hasta que las trujo al
vno y al otro y les mando dar tormentos, y la yndia les confeso, diziendo que abia
robado el amor el dicho llamamichi. Al fin, despues de aber hecho parecer vn guacanqui
dado de vn demonio, y entonces dizen quel ynga les pregunto que donde abia dado? ; el
cual dicho yndio, como abia tenido pacto con el demonio en vnas cuebas. Efin, el dicho
ynga no entendio que era cosas del enemigo antiguo, y como las obo en su mano, les
abia sucedido mucho mas que antes con el yndio, y los yndios sus sujectos los
procuraron de aberlos en las manos los guacanquis, &; y desde entonces dizen que en
los serros y manantiales parecieron muchos guacas ydolatras sin berguenca, y asi los
abia mandado que obiese sacrificadores en cada pueblo y parcialidades, al fin en todos
los lugares no cupieron guacas; en este tiempo los habia comencado sacrificar con
sangre humana y con corderos blancos, y conejos, cocas y mollos, y con ceco y sanco.
Este desbenturado Sinchichiruca dizen que siempre entendio en regalarse, el cual dizen
los mando buscar chotarpo vanarpo, para acostumbrar en las fornicaciones, y assi an
abido tantos vacanquest que los yndios los iban con aquellos presentes. Este
desventurado ynga dizen que apenas tubo a vn hijo llamado ynga Lluquiyupangui.
289071 LLOQQUE YUPANQUI 3. |O INCA.
289072 Al fin los abia fallecido, siendo ya hombre hecho, y los abia dejado por su
eredero al dicho ynga Lluquiyupangui, al qual dizen que fue muy ayunador, que no abia
querido conocer mujeres hasta que fue muy biejo; este habia prohebido las
fornicaciones, y de las horracheras; dizen que fue gran trabajador de chacaras; no abia
hecho las conquistas como su aguelo, avnque al cabo de vejez, para dar espantos a los
enemigos que tenian, los abia hecho exercitos de guerra, bissitando a sus provincias, y
dizen que tambien los hordeno que todos los hombres de su senorio los pelasen las
barbas y que fuesen como el lampenos. Y tambien abia mandado que todas las naciones
a el sujectos los atasen las cabecas de las criaturas para que sean largos y quebrantados
de frente, para que fuesen obedientes; y lo mismo abia mandado hazer cassas para las
acllas, que son cuatro maneras, yuracaclla, vayruaclla, pacoaclla, yanaaclla; a estas,
dizen, las senalaron a cada vno de las quatro casas, al vno primero para el Hazedor,
llamado Viracochanpachayachachi, a los vayruracllas (sic) para sus doncellas, y a los
pacoacllas para las mujeres de apocuracas, y a los yanaacllas para los indios comunes. Y
lo mismo habian criado a muchos muchachos para que no las conoscan mujeres; estos
sirvieron despues para los soldados de guerra, principalmente los abia servido en tiempo
de su hijo, &.
290015 Dizen que siendo ya el dicho ynga Lluquiyupangui muy viejo caduco,
engendro en vna mujer llamada Mamatancarryyachi chimpo urma cuca, hija de vn
curaca de el pueblo de Tancar, el qual (sic) dizen que pario al ynga Maytacapac al cabo
de un ano; y dizen que estando en el vientre de su madre le abia llorado muchas veces; a
este dizen que dentro de pocos meces comen|Bo a hablar; y mas dicen, que siendo nino
de diez anos los benzia a sus enemigos peleando valerosamente; y siendo anssi, dizen
que los gouerno muy bien, haziendo ordenancas morales y leyes, prohibiendoles las
malas costumbres, &, y aniendoles (sic) otras cossas naturales, poniendoles en
execucion de las cossas de recogimiento de los yndios.
290034 Este ynga Maytacapac dizen que pronostico la venida del santo Evangelio,
alabandole, que abian de ser generalisimo prouecho, y quel senorio y reino de sus
descendientes, que habian de ser hasta tantas hedades, hasta en tiempo de 2. |O
Mancoynga, y les abia pronosticado que abian de ser gran prosperidad, y al vltimo
muchas guerras entre los ermanos, y que esto abian de ser el general destruymiento del
reyno, y que habria gran derramamiento de sangre.
290046 Este lo habia mandado, ciendo man|Bebo, hazer todos los ydolos y guacas de
su reino a la ciudad del Cuzco, prometiendoles que haria prosecion y fiesta general, y
despues de aber visto todos los guacas, y ydolos en su mano, los abia hecho gran burla a
los muchadores de guacas, haciendo con todos los ydolos y guacas cimientos de vna
cassa que para ello estaua hecho a posta; y dizen que muchos ydolos y guacas se
huyieron como fuegos y vientos, y otros en figura de paxaros, como Ayssavillca y
Chinchaycocha y uaca de los Canares, y Villcanota, Putina, Coropuna, Antapucu y
Choquiuacra Choquepillo &. Y desta burla del dicho ynga dizen que toda la tierra los
temblaron mas que en otro tiempo de sus passados.
290065 Este ynga dizen que fue gran enemigo de los ydolos, y como tal, lo abian dicho
a toda su gente que no heziessen casso del sol y de la luna, diziendoles, que el sol y la
luna y todos los elementos eran mandados para el seruicio de los hombres; al fin, todo
los rictos dizen que no acustumbraban publicamente a ydolatrar como en tiempo de su
aguelo.
290074 Este abia sido gran justiciero; a los que quebrantauan las cossas prohebidas,
que son encantadores, cauchos, vmos, laycas y a los uacamuchas, a los que trabajauan
en el dia principal de fiestas de capacraymi. Dizen que aquel dia suelen dar gracias al
hacedor Ticucapac |bTicci capac|c ; esso se le llama capacha; y a los que cometian
desacatos a el, y a sus padres y madres, y a los adulteros y mintirosos, y a los que
cometian fornicacion, y a los que cometian con los animales, y a los sodomas, y a los
ladrones, y salteadores, y matadores, y a los rebeldes, y a los borrachos y haraganes, y a
los deslenguados, y a los vicas. Este lo abia mandado que no obiesen guerras injustas, y
a todos los mando que heziesen poblados, y mas lo abia mandado que todos se ocupasen
en ydificios de chacaras y quinchas, y a los mojones de cada pueblo los abia mandado
mojonar, y a los que quebrantaban los mojones los mandaba dar castigos, y assi dizen
que ovo gran paz.
291011 Este ynga dicen que en talle fue mas gintil hombre que quantos yngas, avnque
no lo abia durado largos anos en salud como su padre. Y este dizen que los hizo renovar
a aquilla plancha que abia puesto su bezaguelo, fixandole de nuebo en el lugar do estaba
primero, y deficandole de nuebo a la cassa de Coricancha; y en toda la redonda o
rededor de la plancha dizen que pusso, que alla detras los pondre, para que los vea lo
que aquellos gentiles. Y con ellos el dicho Maytacapacynga los mando que aparejaran o
hezieran de nuebo, imbentandoles los mas retoricos lenguajes, los himnos y cantares de
ccayo tinmaayma uallina, y los mando que hezieran tambores muy grandes para la fiesta
de capacraymi, quiere dezir, conocer solo con el entendimiento por poderosso Senor y
dominador y por Hazedor, menospresiando a todas las cossas, elementos y criaturas mas
altos como a los hombres y sol y luna - que aqui los pintare como estaban puestos hasta
que entro a este reyno el santo Ebangeleo; solo por entonces les faltauan essa plancha, y
es porque el Guascarynga los abia trocado, poniendole y haziendole de nucbo otra
plancha redonda como al sol con sus rayos; y con todo esso dizen que todavia estaba
puesto en sus lados a aquella ymagen del sol que avia puesto Maytacapac, que es como
este que esta abaxo, &. Avnque Guascarynga los abia puesto enmedio donde estaba la
ymagen del Hazedor, otro como ymagen del sol, no por esso los abia quitado, porque en
cada lado todabia estaba ymagen del sol y de la luna.
291051 Dizen que el dicho Maytacapacynga era gran sabio, que abia conocido todas las
medicinas, assi como todos los venideros y tiempos futuros; al fin en la dicha fiesta de
capac raymi Viracochampachayachachi, los abia hecho fiesta solene selebrandole vn
mes entero y festijandole con gran solemnidad; y assi, dizen que los dezia muchas veces
en aquellos dias de fiesta, en anocheciendo: < <|G oh que presto se acabaua la fiesta y agora nos queda solo la muerte, pues que la muerte lo ha de llegar como agora los anochesse, sueno ymagen de muerte! >> Y decian muchas vezes: < > Y muchas vezes dizen que dizia que los hombres no morian como los
animales, y acordando desto, dizen que se ponia al ayuno en Ttococachi con gran llanto,
comiendo vna renglira de macorca de maiz en vn dia; y assi dizen que passaba vn mes
entero con sus noches el ayuno de entre ano.
292001 Y este Maytacapac obo vn hijo llamado Capacyupanqui avido en la dicha
Mamatancarayyacchi, y otro hijo Aportarco Guamam y otro Inticontimayta y a otro
Orcoguaranga, cuyos nietos despues de su muerte an multiplicado tanto, que son
uscamaytaayllo y hauayninayllo, avnque el mayorasgo fue el dicho Capacyupanqui,
dichossisimo en las armas, a quien despues de la muerte de su padre Maytacapac los
abia dado obediencia muchos curacas y grandes deste reyno mayores amigos de
ydolatrar, otros de temor, otros para alcanssar la priuanca, de cuyos comunicaciones an
torcido la yntencion simple de Capacyupanqui, para ydolatrar a los ydolos y guacas.
292019 Dizen que en tiempo deste los imbentaron el sacrificio de capac hucha cocuy.
enterrandole a los muchachos sin mancha y con oro y plata, y lo mismo an embentado el
arpar con sangre humana como con corderos blancos llamado huacarpana, porque con
aquello an hecho sus arpamientos y con cuyesi o conejo, y cebo.
292028 Dizen que una vez acontecio quel mismo ynga Capacyupanqui los queria ver a
los uacas como los hablaua con sus amigos, y dizen que entro al lugar y cassa deputado
que estaua hecho en el pueblo de Capacuyo, hazia en los Andes; y dizen que el ynga
mancebo, quando se vido entre aquellos ydolatras, dixo como lo serraba las puertas y
las ventanas hasta que quedaran tan escuras y tenieblas; y dizen que todos dixieron que
estando assi los abia de hazer venir al dicho uaca enemigo del nombre de Dios
todopoderoso; y que los callase y decimulase. A esto dizen que los callo por entonces, y
quando los acabo de llamar al Diablo, dizen que el Diablo entro con vn rruydo de viento
que todos se sudaron frio y temor, y entonces el moco o nuebo ynga dizen que dixo:
< > Y como acabo de abrir la
puerta, dizen que se escondio el rostro quaci medio pasmado y no los supo responder; y
dizen que el atrebido ynga Capacyupangui, dixo: < > Y
entonces dizen que dixo con gran verguenca que se llamaba Canacguay Yauirca. A esto
dizen que el ynga les dixo: < <|C porque caussa teneis tanto temor y verguenca, ques si bos habeis dicho que dabas hijos, y haciendas y vida y venturas de coycoycollas y uacanques, porque estais como delinquientes, sin alssar los ojos? Pues yo os digo que soys algun falsso enganador, que soi (sic) bos fuerades poderosso, por lo menos no estuvieras con temor y cabizbaxo, que yo lo siento que ay otro, el poderoso Hazedor de todas las cossas, como lo abia dicho mi padre Maytacapacynga. >> Y mas dicen que la
figura era tan feo y de mal olor, y cabellos muy gruessos y crespos y muy espantosso de
talle; y a esso dize que el ynga vencio a Canacuay.
292077 Dizen que este demonio de aquella cassa salio dando gritos como truenos y
rayos, y desde entonces dizen que todos los guacas siempre los tenia a los yngas, y que
los yngas tambien los acostumbrauan el yacarcay, como conjurandoles en nombre del
Hazedor, deciendo anssi: hananpachap, hurinpachap, cochamantarayacpa camaquimpa,
tocuyati pacopa, sinchinani yocpa, manchaytim yocpa, caycaricachon cayuarmicachon
nispacamacpac sutinuarmica machiyque pincanque maycanmicanque ymactan ninqui
rimayni Y assi, dizen que con estas palabras los hazian temblar a todos los guacas,
avnque no los habian dejado el hacer capacochacocay, &; que si estos yngas obieran
alcanssado la ley evangelica, &, |G como y con que amor los creyera en Dios! Porque
entonces los demonios y diablos, como a gente sin letras y simples ignorantes ydiotas,
con poca facelidad se apoderaron haziendose senor absoluto, siendo tiranos antiguos.
293005 Este Yncacapacyupangui dizen que las tubo por su hijo a Yngarruca, habido
con su mujer Mamacoriillpaycahua, de cuyo nacimiento an hecho mucha fiesta, aunque
no se aparto de la combersacion de gente idolatra, consentiendoles que adoraran a sus
uacas cada pueblo.
293012 En este tiempo dicen que se acordo de yr en busca del lugar a do el baron
Ttonapa abia llegado, llamado Titicaca, v de alli dizen que las truxo agua para ongir con
ella al nuevo infante Yngaruca, diciendo muchas alabanzas de Ttonapa, y avn dicen que
en aquel manantial que esta encima de las penas biuas como en vna taca, estaua el agua
llamado capacchana quispisutoc uno; y despues dizen que otros yngas suelen mandar
traer un pomo, llamado coriccacca, y los ponia ante ssi, para que estubiera en medio de
la plaza del Cuzco, llamado Haocaypata Cucipata, alabando la agua tocada de Ttonapa,
&.
293028 Y en este tiempo dicen que los curacas de Asillo y Hururu les conto al ynga
que como antiguamente abia llegado -.vn pobre viejo flaco, barbudo y con cabellos
como mujeres, y camissa larga. y gran consejador en actc publico a toda la republica, y
les dezia que el hombre se llamaua Ttonapa Vihinquira, el qual dizen que en la lengua
de esta prouincia hablaua mejor y que los abia desterrado a todos los ydolos, ymajines
de los demonios happinunos, a los serros nibados, donde jamas los hombres los
llegauan, que son lloques o quenamaris. Y tras desto dicen que todos los curacas y sus
historiadores de los orejones les dixieron lo mismo, que habian desterrado ese mismo
Ttonapa a todos guacas y ydolos a los serros de Aosancata y Quiyancata y Sallcantay, y
a Pitosiray. Y como cada prouincia de los curacas de Tauantinsuyo estauan en la placa
de Haucaypata, todos en sus lugares y asientos, dizen que los Guancas y
Chinchaysuyos, los dixeron que el Ttonapa Varivillca abia tambien estado en su tierra, y
que los habia hecho una cassilla para su morada, y que en el entretanto los habian
desterrado a todos los uacas y ydolos y apinunos de las provincias de
Hatunsaussaguanca, haciendo grandissimos burlas y vituperios; de modo el dicho
Ttonapa Varivillca los abia desterrado, echandoles a todos los uacas a los serros nibados
y carambanos, como en Pariaca y Uallollo.
293064 Y dizen que antes que obieran desterrado a los dichos ydolos, los habian hecho
gran dano en los naturales, lleuandoles y arrebatandoles a los hombrea y criaturas, hasta
hazellos desaparecey muchas vezes los abian amenazado a los curacas para que los
dieran sacrificio de cuerpo humano, y de que los curacas todos decian haochhaavcam,
casca uaca curaca, &.
293074 Al fin, todas las cossas mentiras tard-|me que temprano suelen ser
manifestados, pues los demonios son principios de las mintiras y falssos, y el verdadero
negocio y palabra es Dios, porque sus verdades jamas faltan, permaneciendoles, como
verdadero Dios y padre de todas las cossas criadas, &. Y desto dizen que el dicho ynga
los mando, que a la cassa que estaba hecho de Ttonapa, obiese seruicios, quien cuidase
del reparo de la casa de Ttonapa, el cual cassa dizen que estaba al pie de un serro
pequenuelo y junto al rio, y por mas senal dizen que como entramos del Cuzco al valle
de Xauxa; y mas dicen, que antes de llegar a la dicha cassa, abia de estar dos piedras
pegados largos, a quien el Ttonapa los habia hecho convertir en piedras, de vna guaca
hembra que se habia fornicado con un yndio de Guanaca, y que se llamaua Atay
ymapuramcapya, que despues, en tiempo de Guaynacapacynga, se abia dicho a los
yndios el dicho dos piedras que era guacanquecoycoylla; y lo mismo en aquel tiempo an
auido guancanques en la puna de Xauxa, y antes de llegar a Pachacama tanbien an
abido, a manera de cabillos, baxo de tierra; Lo mismo los an hallado, en el nido de
Suyuntoy, piedras mancos en Chinchayunga.
294004 Pues conbiene que acabe de la vida del dicho Capacyupangui y de los sucesos
y vitorias de sus enemigos que alcansso, por ser menos casso que tubo de los uacas, que
si en aquel tiempo los predicadores ebangelicos obieran entrado a este reyno, los
alcanssaran muchas almas, atrayendoles a la santa obediencia de la ley ebangelico; mas
como la vijez y muerte les aserco y les atajo, avnque este les comenco hazer la fortaleza
de Sacsaguaman, que estaua ya tracado, amojonandose para su propia tierra desde
Villacanota, en donde hallo vn uaca llamado Lurucachi, y en la vuelta le hallo otro uaca
de los pueblos de Varoc, llamado Viracochampavaca, y mas al Agua, uaca de
Yanacocha, y a Caochacota y a Yanacota de Lanquesupa, y a Chuytupiya y a
Tantaccopa, y Uaminturpo, &. Y despues dicen que Capacyupangui les dixo: < <|C tantos falssos ay en la tierra? |G Desventurado de mi, y la miseria de mis vasallos, quando, en que tiempo sera remediado de estas falcedades! >> &.
294030 Al fin bueluio al Cuzco sin hazer mas dano a los uacas, porque como en aquel
tiempo abia muy pocas apocuracas sin uaca, y todos en general eran enganados de los
falssos dioses, no los pudo hazer dano en tantos ydolatras, estando entre tantos, porque
les corria gran peligro, donde obo tantos millones de gente ydolatras. Al fin se murio y
dejo a su hijo Ingaruca en el senorio de su estado, como a hijo mayor y eredero,
entregandoles en su mano el topayauri y topacussi, y a ttopapichuc llaotto, en senal de
dejacion del reino.
294044 INCA RUCA, 5. |O INCA.
294045 Este Ingaruca habia sido gran descuydado, avnque abia ssido algo arrebatado, y
se entendio en mandarles hazerropas de cunbis, y gran amigo de baylar, que en su
tiempo no entendio en otra cossa mas que de baylar y holgarse en comer y beuer, y
mucho mas las ydolatrias y rictos se yban en acrecentamiento, como los naturales de
aquel tiempo abian sido tan aplicados a la debocion de los uacas y adolatorios; y son por
caussa, que como sus curacas eran tales, todas las cossas buenas y malas siempre suelen
ser y consistir por caussa de su principal que manda y rige a la tierra, dando exemplos
buenos o malos, &.
294062 Este Ingaruca dizen que obo por su hijo primogenito a Yabarvacacynga
Yupangui, abido en Mamamicaychimpo, en cuyo nacimiento an hecho gran fiesta
solemne, en donde toda la placa y las calles abian estado todas llenas con arcos de
plumirias, y la cassa de Coricancha todo cubierto de plumerias de dentro y fuera, ricas,
de ccamantira y pillco, en donde embentaron cantar con ocho atambores y caxas
temerarios, los cantos llamado ayma, torma, cayo y vallina chamayuaricssa, y haylli, y
cachua, alabando al Hacededor, dandole las gracias y alabancas, &, diziendo ansi:
hamuyrac hananchiccha hurinchiccha apo, hinantima lluttacticci capac runavallpacllay
chunca muchaycuscayque allcananiyvan chipicnispa vllpuycuscayque ricullabay
mayucuna pacchacunari piscucunari callapallaca tichiuay hinantarac cabariussiuay
llapan concay quiquivanrac munayllayquibanpas yuyay uspalla cochocollason
cosicullason ancha hinalla tachha |btaclla? |c rispanicusun, &; comienco de los cantos
generales del tiempo de la gintilidad, &.
294089 En el entretanto que estauan cantando todos en Havcaypata la dicha fiesta,
dizen que el infante lloro sangre de lagrimas, milagro nunca oyda. Dizen que desto se
espantaron todos, y desde entonces se llamo Yauaruacacyngayupangui, y por el dicho
su padre Incaruca los haze la diligencia de buscar quien los entrepretasse aquello de su
hijo.
295003 En este tiempo los abian dicho que los Vallavicas y Contivi|Bas Canavicas eran
gente adiuino, y como la diligencia eran tan grandes, acudieron tantos cauchos, larcas,
humos, vscutas, vicas. que no abian cabido en el Cuzco; de que este ynga no les quixo
confiar sus secreos y preguntas en ellos, para que la gente no las tubiesen en menos a su
grandeza, antes en acto publico los reprehende a todos, deziendo: < > Al fin, con escussas los dispiden para que fuessen cada vno a sus tierras, y
como se abian dejado yr libres a los incantadores y negromanticos, bruxos hechizeros, y
ellos en llegando cada vno a sus pueblos y cassas, hazen con mas libertad que nunca en
ydolatrar, exhortandoles a los pobres naturales para que hizieran otro tanto.
295023 YAHUARHUACACINCA YUPANQUI, 6. |O INCA.
295025 Al fin, el dicho Yngaruca siendo ya biejo, fallece y dexa por eredero en el
senorio a su hijo primogenito, llamado Yabervacacyngayupangui (sic) , el qual abian
ssido gran franco y liberal, y assi a binido a enpobrecer tanto, de que se obligo de
senalar tributos para que contribuyeran para el gasto de su cassa todas las naciones y
prouincias; y visto por los naturales que era negocio graue, a fin se alsaron tomando las
armas y deshaziendo los caminos. Y por el dicho ynga viendo assi a todos alssados, los
decimula por algun tiempo, y despues por los naturales viendo que el ynga estaua tan
quieto, acude a darles la obediencia de nuebo, trayendoles presentes de todas maneras,
acordandose la mucha franqueza del ynga Yabarvacac porque dizen que este fue muy
noble de condicion.
295046 Y assi dizen que fue amigo de hazer bien, y a los negocios de delitos sienpre
los remetia a los jueces; y assi dicen que a los delinquientes que entraran al templo de
Coricancha fuessen libres, y en el segundo, a los que retrayya a su palacio, lo mismo,
saluo de los ladrones y adulteros no los concedio; y assi dizen que este ynga
Yabarvacac, por no ber castigar a los culpados, le mando que heziesen las carceles fuera
de la ciudad, como al Arauay, Uimpilla y Sancacancha, que son carceles penables, y
donde se castigauan cruelmente.
295060 Este ynga dizen que al cabo de vejez se aplico a las armas para las conquestas;
y entonces los manda hazer bestidos de plumerias de todas maneras y muchos purapuras
de plata y oro y cobre para los soldados, para poner en los pechos y espaldas, para que
las flechas y lancas no les heziessen dano en los cuerpos; y todas estas los repartieron a
los capitanes y soldados. Y estando assi, ovo vn hijo primogenito llamado
Viracochanpayncanyupangui habido en Mamachuquichecyaillpay, natural de
Ayarmaca, tataranieta de Tocaycapac.
295074 Al fin los manda pregonar en toda su prouincia guerras, deziendo si las queran
aber guerras de fuego y sangre; y visto por las prouincias inobedientes con el temor
grande que daban, obedece y acude al Cuzco, trayiendoles presentes. Y entonces haze la
fiesta del nacimiento de su hijo, del infante Viracochampayncanyupangui, en donde
embentaron representaciones de los farcantes, llamados anaysaoca, hayachuco,
llamallama, hanamssi, &. El qual dicho ynga le da vna buelta al rededor del Cuzco con
su gente de guerra, sin dar guerra ninguno.
295089 VIRACOCHA INCA YUPANQUI, 7. |O INCA.
295091 Al fin envejesse y muere y dexa por su eredero en el reino de su senorio a
Viracochampayncanyupangui, el qual se casso con Mamarontocay, natural de Anta, en
cuyo cassamiento y coronacion an acudido todas las naciones; y entonces
Chhuchhicapac de los Hatuncollas acudio a la fiesta de las bodas y viene con andas y
tray su grandeza y la gente guardia por lacayos, y entonces traya su ydolo y guaca muy
adornado: y muchas vezes les porfiaua al ynga, deziendo: camcuzcocapaca nuca
Collacapaca supyasu, micussu, rimassu, amapirima, &; nucacollque tiyacan
chuquitiyacam Viracocha Pachayachi muchha nuca inti muchha, &.
296009 Al fin, el dicho ynga todo los consiente, como afable de condicion; dizen que
era demasiado manso, su ocupacion era edificar cassas, y a la fortaleza de
Sacssaguaman y a las chacaras y plantas de alissos y otras plantas de quisquar y
chachacomas y mollis, y era tan descuydado de las cossas de armas. El qual se engendro
vn hijo natural llamado Yncaorcon, a quien los renuncio el reyno en vida y lo ymbia a
las conquistas de los Collasuyos con mucho numero de gente, el qual, como mancebo,
antes de salir despacha para tributos con gran soberbia. Y todas las prouincias, sin aber
jurado por su senor natural, responde que no los queria.
296026 Al fin el dicho ynga despacho vn exercito muy poderoso y muy lucido, y los
comienca de nuevo la conquista, sin reparar la lealtad de los buenos; y passa por los
Cauinas, que es vna provincia. En el entretanto que iban el dicho su hijo natural a las
conquistas de los Collasuyos, lleuando la estatua de Mancocapac, con intencion de que
la fortuna de sus antepasados abian de venir en viendo la estatua, por cuya caussa el
dicho Yncaorcon fue vencido y muerto en Huanocalla por mano de Yamquepachacuti,
curaca de los Guayuacanchez, y los soldados buelbe con gran afrenta. Y entonces los
Hancoallos y Chancas viene a poner serco sobre la ciudad del Kuzco o Cuzco; y
entonces, el descuydado Viracocham payncanyupangui dispierta y no sabe que hazerse;
el qual pregunta del general de los Hancoallos y Changas. Al fin sale a sentar paz hasta
el lugar de Yuncaypampa.
296049 Y entonces segui (sic) su hijo legitimo, llamado Yncayupangui, a quien su
padre aborrece en vida de su hijo natural; el qual como yva tan aflexido, viendose
sercado de los enemigos, y le dize entressi: < <|G ay de mi|G >> Y al fin los alssa los
coracones, enclauandole en el cielo, y les tronpessa y siente gran dolor y buelbe al
Cuzco desde antes de llegar a Callachaca; y como yba solo hazia su cassa, y les vido un
mancebo muy hermoco y blanco encima de vn alto que esta junto a Lucri, y les dize:
< > Al fin, dicho esto, se desaparesse. Y como abia oydo, dizen que
boluio con gran animo, siendo mancebillo, como si fuera capitan mas experimentado en
la melicia de las armas, y llegado a su palacio, les da gran voz, exclamandole, diziendo
anssi Cuzcocapac pac churallay yanapauay, maypimcanque. Al fin los enclaua los ojos
en el cielo, y dicho esto, entra a la cassa de armas, y saca todas las armas ofensivas y
defensivas. A esta sazon llega veynte orejones, sus deudos, ymbiados de su padre; al fin
armanse a todos los hombres y mujeres, tocandole la caxa y pillullu y uayllaquipas y
antaras y entra al templo do estaua el ttopayauri, capacunancha y sacale y arbolanle
sobre el alto lugar el estandarte de los yngas, y se les oluida de lleuar al dicho
ttopapayauri; de modo, los tubo por fortaleza a la misma ciudad y placa della, y toca en
diez partes la caxa con grandes alaridos. Y comienca los enemigos a combatir la ciudad,
y en el primer tiro los derriba al infante Yngayupangui con los hondas, y que abia
quedado el dicho infante medio durmido; y entonces le oye la boz del cielo en que dice:
|C que por que no abia toma |bdo|c su septro de ttopayauri? Y como los acabo de
leuantar, se fue luego al templo y los saca la vara de ttopayauri, y buelbe al lugar donde
habia gran rencuentro, y les anima a los soldados y capitanes para que los pelearan.
296103 Y en el entretanto, un viejo, deudo mas sercano de su padre, llamado
Ttopauanchire, menistro de Curicancha, haze vnas hileras de piedras de pururauca y les
pone, arrimandole, las adargas y morriones con porras, para que aparecieran desde lejos
como los soldados asentados en hilera; y vuelve el infante Yngayapangui a ber si
hallaua socorro de su padre Viracochampayncanyupangui, y como los abia visto desde
lejos, y les llama: < <|C que hazeis alli, hermanos? |C como es posible que en esta ocacion estaes alli muy sentaditos? |G Levantaos! >> Al fin, deciendo esto, buelbe al
lugar do estauan la gente que caci ya rendidos estauan, y les dize: < <|G atras. ermanos, hazia el palacio! >>
297017 Al fin los Changas los aprieta con la mayor furia y les sigue corriendo, y
entonces el dicho infante les entendio que las piedras eran gente, y ba con gran ynojo a
mandarles llamandoles: < > Y
por los Changas entran donde estaban las piedras de pururauca por sus ordenes; y las
piedras se leuantan como personas mas diestros, y pelea con mas ferocidad asolandoles
a los Hancoallos y Chancas; y el dicho infante les sigue la vitoria hasta Quiyachille, en
donde les abia cortado las cabecas de los generales de los enemigos, llamados
Tomayuaraca, Astouaraca y Vasco Tomayrima, &.
297034 Al fin en esta batalla sale con gran vitoria y haze su triumpho; y entonces dizen
que vna vndia biuda llamada Chhanancoricoca, pelea balerosamente como muger
baronil. Y despues el infante buelbe a su ciudad, y les ymbia a su padre presentes de
cabecas, de que los Chancas y Hancoallos y curacas dellos se desmayan y huyen. Y el
dicho Viracochampayncanyupangui no buelbe al Cuzco de pura verguenca, y les toma
asiento a Pomamarca hasta morir.
297046 INCA YUPANQUI, 8. |O INCA.
297047 Y el mancebo y nuebo Yngayupangui haze mas gente y sigue a los Hancoallos
y Chancas; y en el camino de Aporima encuentra con los enemigos encima del rio, en
donde los Changas mata a vn capitan mas esforcado con galgas. Y entonces le dize el
capitan Villcaquire al infante: < <|C es posible, sin pelear tengo de morir sin aber hecho ningun fruto? >> Y Villcaquire dicen que dixo: < > Y les
haze que enterrase junto a vn arbol y los cabase al tronco de la madera, para meter a
todo su cuerpo en ella; y les dize que el grano que echare el arbol seria medecina
llamado villca, y que los echaria todos los malos humores y coleras de las personas, &.
297065 Y el Yngayupangui sigue a los enemigos hasta Andaguayllas, y buelbe al
Cuzco y comienca a conquistar a todos los Collasuyos y los sujeta a otros por bien de
paz, en donde hallo al curaca llamado Yamquipachacuti, capitan de gran fama, a quien
agradece por la matan ca de Yncaorcon, su hermano, y asienta paz y toma el nombre de
Pachacuti, anidiendo sobre su nombre hasta llamarse Pachacuiiyngayupangui; y al fin
gana toda la prouincia de los Collasuyos, y entra a la conquista de los Chayas y
Carabayas, en donde halla vn ydolo muy vellaco: Al fin destruye y asola a toda esta
provincia de los Chayas y Ollachiyas, en donde deja precidios en Ayapata. Y buelbe al
Cuzco, y sale al allanamiento de los Ancoallos y Chancas y entonces ven|Be y sujeta
por do quiera que passaba. Al fin llega con quarenta mill hombres de guerra hasta
Villcasguaman, en donde topa con siete guacas y demonios en figura de curacas, muy
grandes, negros y muy feos, y eran llamados Ayssavillca, Pariacaca, Chinchacocha,
Vallallo, Chuquiuacra, y otros dos de los Canares. Al fin los avia visto los vchucollcos
(sacharuna) y ciques (huron) , y achocallas (perrillos hardillas) del
Pachacutiyncayupangui. Al fin los prende y acarcandoles o conjurandoles, y en pena les
manda que fuera al Cuzco a trauajar a Sacssaguaman la fortaleza; y mas lo abia
mandado, que despues en acabando la taria, les fueran a hazer otra obra de miradores en
la orilla de la mar de Pachacama o Chincha, &, leuantandoles de la mesma la mar; de
las quales penas dizen que se aflexieron grandemente los uacas.
298008 Y en el entretanto el dicho Pachacutiyngayupangui desconquista a toda la
prouincia de los Angaraes y Chilquiorpor |bChilquiurpos|c y Lucaras |bRucanas|c y
Soras, &. Y oye la nueba que como los Guancas desde Tayacassa estauan apercebidos
para la guerra y defenssa y assi assienta en Paucaray y Rumiuaci con todo su real y hace
tres exercitos, para que todos con buena horden en un dia senalado, y entranse de tres
partes para ganar a todo el valle y prouincia de Hatunguanca Saussa. Y por ellos hazen
su consierto general, y sale para Paucaray, lleuando mucho vebida y comida y presentes
y donzellas, entregandole las armas que tenian de que el ynga se queda contento y
agradece de la obediencia de por bien de paz, y les promete a todos los curacas de tres
parcialidades el premio y galardon, confirmandoles de su curacazgo natural,
anidiendoles con nombres de apo; y a vn curaca que abia ydo hasta el Cuzco, les haze
cauallero, y les manda calssar con ojotas de oro, y les da nombre de apo.
298034 Al fin el dicho ynga entra al dicho valle de Sausa, y sigue a su enemigo
principal, llamado Hancoallo; al fin passa por Tarma y por Collapampa y Uanoco |
bHuanuco|c , y de alli por Guamallis, y por entre Guayllas y Chuquiracbay, y pasa por
cima de Casamarca, en donde hallo una prouincia que comia sus defuntos; y de alli
passa todo sin entrar en los llanos y llega a la prouincia de los Canares en donde hallo
tantos hechiceros y guacas. Y passa largo a Guancavillca, y por Canarcapac les da gran
abundancia de bastimientos.
298048 Al fin, los Ancoallos entra a las montanas adentro lleuando su ydolo, y de alli
vuelve el dicho Pachacutiyngayupangui con gran suma y maquina de oro y plata y
umina. Y veniendo assi, llega a vna isla de los yungas, en donde habia madres de perlas,
llamado churoymamam; y mas le halla mucho mas ominos |buminas|c . Y de alli parte
para el pueblo de la prouincia de Chimo, en donde hallo a Chimocapac y a Quirutome,
curaca dessa prouincia de los yungas, y un ydolo y uaca, los quales los da todo cuanto
es menester, ofreciendose basallaje; y lo mismo hace en Cassamarca el Pisarcapac,
curaca de toda essa prouincia; y tamben le hallo otra uaca, con su campana de piedra. Y
assi parte para la prouincia de Limacyungas, en donde hallo tantos pueblesuelos, cada
uno con sus uacas, y tambien hallo el Cuspiuca y Pomauaca y Ayssavillca, gran diablo.
Y assi llega a Pachacama y passa hazia Chincha, en donde allo otra guaca; y de alli
buelbe a la misma Pachacama en donde se descansso algunos dias.
298075 En este tiempo llueve granisso y rayos, con que dan gran espanto a los Yungas,
y de alli sali sin pedir tributos, como en las demas prouincias. Al fin, por Mama y
Chaclla sale a Bonbon y a Xauxa y de alli passa largo, sin descansar, por Guancavillca,
en donde allo dos manantiales naturales de chicha, en vna llanadilla, y quando toda su
gente estaua con gran sed, en donde los naturales le presentan isma de color, y tambien
los Yauyos y Omas trae oro y plata de presente, y los despide. Al fin llega a Guamanin,
mas aca de Villcas, en donde la primera vez lo abia visto la mala vision de siete guacas,
y encima de aqui, el osno de Guamani, entierra mojones de oro y plata en memoria de lo
que vencio y prendio, maneatandoles a los dichos ydolos y diablos que abian venido en
figura de yndios muy grandes; y en Pomacocha, antes de llegar a Villcasguaman, que es
lugar muy caliente, que mira hazia el Cuzco, alli nacio un hijo, baron legitimo y mayor,
llamado Amaroyupangui, en donde estubo algunos dias,
299004 En este tiempo dizen que llego la nueva como en el Cuzco obo vn milagro, que
como un yauirca o amaro abia salido del serro de Pachatusan, muy fiera bestia, media
legua de largo y grueso, de dos bracas y medio de ancho, y con orejas y colmillos y
barbas; y viene por Yuncaypampa y Sinca, y de alli entra a la laguna de Quibipay;
entonces salen de Asoncata, dos sacacas de fuego, y passa a Potina de Arequipa, y otro
viene para mas abaxo de Guamanca, que esta y tres o quatro serros muy altos cubiertos
de niebes, los quales dizen que eran animales con alas y orejas y colas y quatro pies, y
encima de las espaldas muchas espinas como de pescado; y desde lejos dizen que les
parecia todo fuego.
299023 Y en este tiempo el dicho Pochacutiyngayupangui parte para su ciudad de
Kuzco, en donde hallo que su padre Viracochampayncanyupangui que estaua ya muy
uiejo y enfermo. Al fin, llegado, haze la fiesta de su llegada, y tras desto haze la fiesta
solemne de capacraymi de Pachayachachi, con gran alegria; y al viejo le presenta a su
hijo, su nieto, y despues haze la fiesta del nacimiento del infante, y se llamo
Amarottopoynga, quiere dezir que en su nacimiento que todos los animales mas fieros
ocultos fueron echados de la comarca del Cuzco. Y entonces los curacas y mitmais de
Carabaya trae a Chuquichinchay, animal muy pintado, de todos colores, dizen que era
apo de los Otorongos, en cuya guarda da a los ermafroditas, yndios de dos naturas. Y
este mismo inga los a mandado recoger a todos los ynanos y corcobados, y los quales
dicen, siempre se ocupaba para hazer bestidos, &, para el infante, y lo mismo dizen que
para este inga truxo piedras que alumbrauan de noche, sacandole de un oscollo de
Aporima.
299050 Al fin, este Pachacutiyngayupangui abia sido muy benturoso en armas y
fortunas, de cuyo imperio tiembla todos los naturales. Y el podrido viejo, su padre,
fallece, y en su muerte lleua lutos de vicuna y blanco; y entonces el dicho
Pachacutiyngayupangui, por no aber tenido conversacion con su padre, les dize:
< > Y assi, dizen que a
todos sus soldados que hezieran resepa de su gente a vsso de guerra, y mandale lleuar al
difunto su padre pasear por toda la ciudad, y tras del todo su insignia y armas; y los
soldados les dizen el canto de guerra, todos armados con sus adargas grandes, con sus
lancas y porras, llacachuquis, chascachuquis, surucchuquis; y toca las caxas muy
despacio. Y entonces todos los parientes y mugeres de su padre hazen a lo contrario,
deziendo que el ynga se holgaua de la muerte de su padre, cantando alegrias; al fin las
yndias salen otra procesion todas, haziendo llantos y lloros, tresquilados y con fajas
negras, y el rostro, todo hechas negras, con uinchas de tunissa o quisva, hechas con
campanillas de la misma quichua, y desnudas hasta medio cuerpo, asotandose con
quichuas y secseccoyos o siuicas; y otras yndias con tamborcillos pequenuelos, y
chandose con sinezas en las cabecas.
299083 Y por el dicho Pachacutiyngayupangui, viendo a su madrastra, madre de
Auquirupaca, su ermano, al fin abia reido, teniendo por loca de aquella manera a todas
desnudas y las tetas colgadas, y con uinchas y pillos de quichua y cascaras, todas
ontadas con ceniza negra y cebo, y asotarse, y llorarse con tamborcillos. Este llorar sin
duda abia sido imbentado de los demonios. Y dizen que estas pallacunas y biudas y
biejas, toda aquella semana andubieron buscando por todos lugares a do abia andado el
dicho difunto, con entencion de hallarle; y mas dizen que estas viejas los echaua ceniza
sernido en el rededor de su casa para ver si topaua sus pees del difunto. Y por
Pachacutiyngayupangui hazenle burlas, y embiandoles a los mancebos con mantas
fraylescas que andubieran por cima de las senizas; y a la mananita les pregunta: < <|G ah, bieja mi madre! |C tanto amor teneis de vuestro marido mi padre? Muy bien abeis llorado; y quando muriedes |C quien os llorara desta manera? , &. >>
300013 Al fin el dicho Pachacutiyngayupangui se parte para las conquistas de los
Condesuyos, yendo por el Collao, en donde topa con los yndios Ccoles y Camanchacas,
grandes hechiceros, y de alli baja por Ariquipay, passa a Chacha y Atunconde y a los
Chumpivillcas, y de alli a Parinacocha y de alli a Camana, y le da buelta a su ciudad por
los Aymaraes y Chillques y Papres; y entra al Cuzco y haze fiesta, y entonces dizen que
metio al Cuzco mucha suma de plata y oro y un vallena.
300026 En este tiempo los Capacuyos ymbia a vn yndio pobre con hultis |bulltis|c de
guardar lliptas, el qual da golpe a Pachacutiyngayupangui en la cabeca con intencion de
matarles, a el cual les da tormentos y los confiesa que era cauina de los Quiquixanas, y
que por rruego de los Capacuyos abia venido a matarles, por cuya caussa manda asolar a
las Cauinas, destruyendoles a toda su prouincia, y ellos los dan escussas. Al fin la culpa
abia sido de los Capacuyos, cuyos curacas eran Apolayama |by|c Yamquelalama de
Hanansayas y Hurinsayas, serca de viente mill yndios trebutarios, fuera de las mugeres
y muchachos y viejos. Al fin fueron asolados de todo punto. Dicen que por consejo de
su uaca Canacuay, & los querian matar al dicho ynga. Y entonces nacio su hijo segundo
Topayngayupangui.
300047 Al fin el dicho Pachacutiyngayupangui haze la entrada y conquista de los
Condesuyos con cien mill hombres, y entonces la uaca de Canacuay se arde fuego
temerario, y no los consiente passar la gente. Y al cabo se aparece temerario culebra, el
qual dizen que consumio mucha gente, de que abia tenido gran pena y se aflexe y alssa
los ojos al cielo, pediendo socorro al Senor del cielo y tierra, con gran aflexion y llanto.
Y entonces biene del |Bielo vna auancana, o aguila, con vna furia temerario, dando gran
sumbidos y arrebata a la cubibra |bculebra|c y alssa al alto de la cabeca y despues la
dexa caer al suelo, y dizen que se rebento; otra su companera lo mismo abia rebentado
subiendo por vn gran arbol para coger al capitan Ttopacapac, su ermano bastardo del
ynga; y entonces dizen que los yndios salieron caci todos bibos. Al fin el dicho ynga, en
memoria de aquel milagro, le manda poner en vn andenes de essa prouincia culibra
labrado de piedras, el qual se llama Uatipirca.
300073 Al fin el dicho ynga buelbe a su ciudad; y entonces ya era biejo, y llega la
nueba que como vn nabio abia andado en la otra mar de hazio los Andes, y entonces, al
cabo de vn ano, llega yn mancebo a la plaza con vn libro grande y dale al ynga viejo
Pachacuti, el qual no haze casso del mancebo, y al libro les da para que la tubiesse el
criado; y por el mancebo pide el libro del criado y sale derecho de la plaza y en
passando la esquina, desparesse, avnque despues el Pachacutiyngayupangui le manda
buscar quien era, y no se sabe quien fue; desque el ynga haze ayuno de seis meces en
Hococachi, sin saber.
300089 TUPAC INCA YUPANQUI, 9. |O INCA.
300090 Y assi el dicho Pachacutiyngayupangui le haze la renunciacion del reyno en su
hijo Amaro Ttopaynga, el qual jamas lo asepta, antes se aplica a las chacaras y a sus
edeficios; y visto assi, el dicho Pachacutiyngayupangui les dize al mayorazgo que si la
queria que los de el reyno a su ermano segundo Ttopayngayupangui, el cual lo asepto
con gran amor, y assi manda que todas las naciones acudiessen a jurar por su senor a
Ttopayngayupangui, y assi lo hizo. Y al fin les corona y los entrega el septro llamado
Ttopayauri.
300104 Y despues manda que de todas las naciones entrassen al Cuzco gente de guerra,
porque entonces oyo la nueba que como en Quito la mayor parte dellos estauan
rebelados y alssados. Al fin despacha a su hijo a la conquista y allanamiento, porque
como despues de haber llegado el buen viejo, los abia mandado que contribuyeran para
el gasto de su cassa y gente de precidios; los quales se rehussan y aderecan las armas
para defenderse, negando lo obediencia de todo punto. Al fin el ynga obliga tan de beras
de conquistarles, dando primeros el pregon de armas concediendoles que todos se
defendiesen con armas; y esto an hecho por ganar despues de justa guerra. Al fin,
despacha el dicho viejo Pachacuti con ciento y veynte mill hombres de guerra y otros
doze mill hombres con sus mugeres, para dejar por precidios y mitmaes.
301022 El qual dicho Ttopayngayupangui, despues que salio del Cuzco con el aparato
de guerra, siempre recoge la gente de guerra que pudo aber, ymbiandoles a todo su
reyno por mas gente de guerra; y como yban ganando a los enemigos con gran
prosperidad, castigandoles a los rebeldes, trocandoles de su natural para otras tierras, y a
los soldados los reparten siempre en cada guamani armas, bestidos ricos de cumbis y
poracahuas de plumerias, a manera de capotes, adargas, morreones y purapuras de oro y
plata; y a los capitanes y a los demas oficiales de guerra los dan camisetas de oro y plata
con sus diademas, llamado uacracacro. El qual dizen que do quiera que passaba los
dejaba plateros y todos los oficiales de armas y bestidos, y assi siempre no les faltauan
nada, siempre los tenian abastadamente todo quanto es menester para premiar y
galardonar a los soldados; y assi abia sido muy franco y amado de todos; principalmente
a sus capitanes los regalaba, y a los pobres siempre los hazia merced.
301048 Y assi llega a Quito, y los conquista y vence, alcansando siempre las victorias;
y despues buelbe a Tomebamba, despues de haber dejado en los Cayambis mitmaes,
avnque no los castiga como lo debian, porque toda aquella prouincia de Quito v
Cayambi les dezia en la lengua sus escusas, con gran humildad; al fin los perdona.
301057 Y en este tiempo comenco aber gran hambre hasta siete anos, sin que en esos
siete anos obiessen frutos de los que sembraban. Dizen que en este tiempo con hambre
murieron mucha gente, y avn dizen que entonces comian a sus hijos el que tenian. Y
assi, el dicho y Ttopaynga asiste entonces en Tomebamba. En este tiempo, dizen que el
dicho Amaro Topaynga siempre en esos siete anos de hambre los sacaba mucha comida
de sus chacaras de Callachaca y Lucriocchullo; y mas dicen, que de su chacara jamas se
apartaban nubes, llubiendoles siempre en anocheciendo, y assi dizen que no cayeyan
yelos; milagro de nunca creer. Y desto dizen que la gente los querian adorar, y el dicho
Amaro Ttopaynga no los consiente a que hizisen el tal negocio contra el Hazedor, que
antes los humillaba a los pobres, dandoles de comer en los dichos ciete anos de hambre;
el qual Amaro Ttopaynga dicen que siempre su inclinacion era demasiado humilde con
todos, y bien hablado. Este an hecho los collcas y troxes de las comidas, de mucho
tiempo atras, cuyos descendientes fueron los capacayllos.
301085 Y en este tiempo nacio Guaynacapacynga en Tomebamba, pueblo de los
Canares, y su padre Ttopayngayupangui y su madre Cocamama anaguarque y edifica la
cassa y bohiyo muy grande, llamado Tomebamba pachamama: quiere dezir, lugar
nacido del benturosso infante; y en ello los perdona a todos los hechiceros, por caussa
del nacimiento del infante, por ruegos de su madre, porque ya estauan sentenciados en
secreto para empalarlos con canganas de chunta de abajo, como a un conejo; y para el
dicho efecto estauan hechos dos manantiales parejos llamados escaypruyo |biscay
pucquiu: |c essos dos pocyos los significauan que los hombres y mujeres que adoran a
dos dioses, habian de ser castigados en dos payapucyos con gran crueldad. Avnque el
dicho Topayngayupangui siempre abia sido gran justiciero en el lugar do estauan, no
por esso dejaron de aber y multiplicarles mucho mas en numero.
302004 Al fin viene al Cuzco, y los ymbia adelante a vn capitan-suyo llamado
Auquiruca con doce mil hombres, para las prouincias de todos los llanos, para que en su
nombre los vissitase y los allanase a los ribeldes inobedientes. Al fin lo haze muy bien,
y dicho Ttopayngayupanguy viene derecho al Cuzco, trayendoles a los Cayambis y
Canares y Chachapoyas para sus alabarderos, y entonces vienen muchas mo|Bas de los
Quitos, Quilacos, Quillaysincas, Chachapoyas, y Yungas, Guayllas Guancas, para las
doncellas de su Coya, y principalmente las acllas de
Ticcicapacviracochanpachayachachi, llamado y u r a c aclla, uayruc aclla, paco aclla y
yana aclla, y mucha requeza de piedras y oro y plata y plumirias. Y assi, en la buelta,
manda a todas las prouincias desde Quito hasta el Cuzco, que todos heziessen chacaras
y truxes, collcas, caminos y puentes, tambos, y que las acllas, lo mismo, obiesen en
todos, y a los oficiales de cumbis y plateros y paucarcamayos, pillcocamallos, canteros;
y hace armas, dejando en todas partes soldados de precidio, para la seguridad de la
tierra, y a los hambicamayos, y mas lo manda que cada parcialidad obiesen
comunidades y sayssis, para el prouecho y sustento de los pobres, que son llamas y
comida.
302037 El qual llega al Cuzco, en donde el buen v i e j o Pachacutiyngayupangui
aguarda con treynta mill hombres de guerra, a usso de guerra, veniendo el mismo en
persona hasta Villcaconga, y les representa a manera de guerra, trayendo su gente en
orden de guerra, y los apocuracas en sus andas y quitasol, en donde los dos exercitos,
luzedissimos de oro y plata y ricas plumerias, haze sus escaramajos, caracoleando, y el
buen biejo, de puro contento de ver a su hijo y nieto, se hace general y su hijo se hace
maestre de campo, y los despacha metad del exercito con el Otorongoachachi y
Cacircapac con todos los apocuracas, para que en la fortaleza de Sacssaguaman todos
estubiesen a puntos de guerra, para la defensa de la ciudad de Cuzco; y que el nuebo
infante Guaynacapac, su nieto, les abia de combatir con sus cincuenta mil hombres,
todos armados de oro y plata. Al fin representa a manera de comedias; y entra por cima
de Cinca, y hace sus uaracauacos con llucos &, y los vence a los que estauan
fortalezidos en Sacssaguaman, y entrando a la fortaleza, saca a todos los Cayambis y
Pastos y gente abido en guerras, y las cabecas cortadas, que estauan para esse efecto
hechas, les unta con sangre de llamas y pone en las lancas. Al fin, a los ben|Bidos hazen
haylle de ellos, triumfandoles hasta Coricancha, por aquella principal calle, en donde
haze sus acatamientos al simple imagen del Hazedor los capitanes por sus ordenes,
saliendo por la otra puerta a la placa de Haocaypata y Cucipata, con el canto de quichu,
y asienta por sus ordenes los curacas en sus tiyanas y quitasol &, en donde el dicho
Pachacutiyngayupangui sienta con su hijo Topayngayupangui, y Amaro Ttopaynga,
todos tres con iguales tiyanas de ruua, hechas de oro; todos los tres bien bestidos con
sus capacllaottos y mascapachas, y el viejo con su septro de suntorpaucar, hecha de oro,
y el Topayngayupangui con su septro de ttopayauri, y el otro sin septro, solo con
chambis pequenos de oro.
302089 Al fin el mando del senorio cupo a Ttopayngayupangui; y el infante
Guaynacapacynga estaua en Curicancha sin ser sacado a parte ninguna por todo aquel
ano. Al fin, selebra la fiesta de capacraymi con gran solemnidad. y los tres menistros del
templo de Coricancha, Aporupaca y Auquichallcoyupangui y Apocama, se hazen muy
graues, y al ynga los llamaua hijo, cuya cassa al presente es del combento de San
Agustin, y los dos jamas salen de Coricancha.
303001 En este tiempo el viejo Pachacutiyngayupangui fallece durmiendo, no mas, sin
sintir dolor ninguno, de cuya muerte haze gran llanto, y los reparte a los pobres en todo
el reyno de comer y bebida, y lana y bestidos; y quando el ynga su hijo no lo sintieran,
los capitanes ancianos y caducos entierra a todos los pajes y servicios del ynga defunto,
deziendo que en la otra vida le abian de seruir y con ella mucha suma de chucherias. Al
fin a essos que abian de morir primero les emborrachauan. Dizen que este
Pachacutiyngayupangui tubo gran cantidad de oro y plata, el qual tessoro estara en vna
bobeda de tres salas en el valle de Pissac. Al fin, al cuerpo de dicho difunto les pone en
la cassa de los cuerpos muertos de los yngas, cada vno con sus mugeres, conforme de la
desendencia estauan embalsamados, todos puestos en sus ventanas, &. De cuya muerte
se alzaron las prouincias de los Puquinas y Collas, desde Villcanota y Chacamarca,
contados los Omas u y o s de Urancolaime, Hachacachi, Uancani, Asillo, Asangaro, con
todos los Taracos, y se hazen su fortaleza en Llallauapucara, con dozientos mill ombres,
y como no cupieron en la dicha fortaleza, los echa a los soldados de poco animo para
que se fueran a fortalezer en dos fortalezas de essa comarca.
303034 Al fin el dicho Topayngayupangui haze gente de guerra contra ellos, y entonces
se ofrecen los Hananquichuas y Hurinquichuas de yr solos, confiando en sus fuercas, y
al fin, por los muchos rruegos dellos, el dicho Topayngayupangui concede y acepta la
conquista de las quatro provincias; y assi sale del Cuzco vn exercito muy poderoso de
doze mill ombres Quechuas, los quales llevando tan lucidos armas y gente y con mucha
soberbia; y en su compania lleva vna guaca e ydolo, los quales comieca pelear en
Guarmipucara con las mugeres Cullacas, en donde aynas fueron vencidos los Quichuas
del ynga. Al fin se retira a la fortaleza principal de Llallauapucara, en donde haze serco
los quichuas a los Collas, combatiendoles con gran confianca de ven|Ber, arruinandose
en la ayuda de su uaca y ydolo, y en donde los probes Quichuas fueron asolados de todo
punto. Uno solo se escapo, el qual trae la nueba a Topayngayupangui, de cuya luzida
soldadesca y de sus muertes y desgracias llora el ynga.
303061 Al fin el ynga sale del Cuzco con sus ciento y beynte mill ombres contra los
Collas; y en llegando el dicho ynga con su campo, assienta su rreal haziendo serco a la
dicha fortaleza de Llallauapucara, y asi el dicho serco y combate le duro tres anos. Y
entonces los Collas, viendose sercado, adora al sol dando sacrificios con uacarpanas y
criaturas y conejos, y del ayre le responde: < > , a su tata &. Y assi
ellos dan guerra al ynga sin temor ninguno, como si la guerra estuviera en su mano; y
sucedele muy a lo contrario de lo que pensaua, porque el dicho ynga, por aber estado
tres anos en el dicho cerco entendiendo en cantar todos al derredor sin apartarse, estauan
ya con sus capitanes canssados, les da el combate con la mayor furia a los Collas, en
donde ovo gran derramamiento de sangre por ambas partes, porque las calgas |bgalgas|c
de cobre y estano que echauan a rodar, hazian gran dano a los del ynga; con todo esso,
aquel dia lleuo los del ynga la loa de la batalla.
303087 Y al dia siguiente, los Collas, para dar espanto a la gente del ynga, comienca a
cantar, colgando ocho tambores en quatro maderas, todos vestidos de oro y plumerias y
plata, y los del ynga mucho mas, y comienca a cantar, y otra mitad los combate otra vez,
y por aquel dia queda lo mismo, sin que ovisssen ventaja. Y al tercer dia, el dicho ynga,
con los demas capitanes y curacas en personas, les da combate desde que sale el sol, en
donde hizo gran matanca los de Ttopayngayupangui, desbaratandole a todos, los cuales
estauan en la fortaleza, porque los Collas, estando ya ganados y viendosse ya en manos
de la gente del ynga, no estauan seguros; y assi, el Chuchicapac se biste con bestidos de
mugeres, y sus capitanes salen rrompiendo a vn lugar del cercado, y se va a la provincia
de los Lupacas, de donde prende a los Parisacares, general de los Collas, el qual hauia
lleuado a la uaca de Inti, y con ella otros guacas, a los quales trae ante el ynga al pueblo
de Cayauire, en donde el dicho Ttopayngayupangui manda poner en medio de todo el
exercito de cien mill hombres a los uacas y a los vencidos abidos de buena guerra, a
todos por sus hordenes; y despues, para mayor afrenta, manda poner a los hayachucos y
saynatas, y llamallamas, y chunires, para que encima de las uacas de los Collas
cabalgaran a las chonas, menospresiandoles, hasta mandallos arronjar a la laguna de
Orcos, y a los Collas trae para el triunpho al Cuzco.
304018 Y en este tiempo vino la nueva que como los Andes estauan para salir al Cuzco
contra el ynga, y assi, en memoria de aquellas guerras crueles de los Collas, manda
poner dos porras de oro y plata en Villcanota con rayas y mojones, dejando en aquella
parte los mitmaes, y precidios de los caballeros leales, &, para la seguridad de aquella
provincia. Al fin el dicho ynga manda apregonar nueba conquista y entrada a los Andes,
y assi lleua trecientos mill hombres, y para ello les nombra por general del exercito a
Otorongo Achachi, y luego a Kapacuari y a Apoquibacta, y a otro de los Chillquis y
Apapres, y otro de Cana, &. Y estos hazen muy bien su conquista a las prouincias de
Manaresuyo y Opatari hasta los confines de Guancavillca, y hazia ariba llega hasta en
derecho de Caravaya, en donde los vido vna provincia, todos mugeres, llamado
Guarmiauca Al fin, passa a la otra banda, passando por un rio muy caudalossisimo, y
como no abia quien passase, halla vnos monacos temerarios. que abia sido de vn curaca
de essa provincia de los Manares, el qual passa a la otra banda, y con el yndios que
sambollin para tirar maromas o timpas despues; ardid jamas oyda, de que se espantan
los Iscayollas, assi llamado. A esta provincia se llama Dorado, &, en donde hallo vn
reyno grande llamado Escayoya, rica tierra, y la gente della mucha mas belicosa que
quantos naciones de por aca, los quales dizen que se sustenta con carne humana; lo que
es de echar ponssonas y venenosas, saben como gente que tienen pactos con los
demonios, y son grandes flecheros, con quien an abido dos batallas muy renidissimas, y
en la tercera vez los del ynga a los contrarios la hazen rendir, porque avnque los de por
aca no eran tanto como ellos en animo y fuerca, solo an lleuado ventaja de armas y la
gente con buena horden y concierto, y todos bestidos de oro y plata y plumerias; al fin
con esto les da espanto muy grande.
304069 Dizen que en este tiempo, quando estaua ya para numerar a todas las prouincias
y gente della, para dejar ordenancas, le llego la nueba que como el Topayngayupangui
abia desterrado a vna prouincia sujeto de vn capitan para los Chirguanaes, de cuya
nueba el capitan Apoquibacta manda pregonar a sus subditos, estando en los Andes. Al
fin viene con su gente boluiendo a su tierra, dejando el exercito del ynga con su general
Otorongo Achachi, de que fueron la caussa que los Escayuyas y Opataris y Manares se
toma sus armas, porque el dicho Otorongo Achachi, en faltando otro miembro, estaba
medio manco. En semejantes ocaciones los gouernadores no abian de hazer tales
agravios a los vassallos &; porque por falta de aquel capitan, se venieron el real del
ynga al Cuzco, dejando la conquista hecha, que por lo menos los trabajos bajos de tres
exercitos no fueron de poco valor, y tantas muertes, que si en aquel timpo obiera dejado
la ordenanca, el dia de oy estubiera sujeto a la corona de Castilla, principalmente
obieran sido cristianos; mas Nuestro Senor lo sabe y reserva para algun tiempo.
305005 Y en este tiempo el dicho ynga despacha a Cacircapac por vesitador general de
las tierras y pastos, dandole su comission en rayas de palo pintado; y antes que
despachara esto, ymbia por todo el reyno a Collacchaguay, curaca de Tarama de los
Chinchaysuyos, para que prouase de comer y beber con todos los curacas, porque este
Collacchaguay, como era gran comedor y bebedor que Dios abia criado en estas partes,
assi el ynga despacha para dar mas chacaras a &. En conclusion de todo aquel susseso,
digo que el ynga estaba en la obra de Saquisaguana y en la fortaleza del Cuzco, con
todos los oficiales canteros, y llega el Apoquibacta al ynga con sus doze mill hombres
Collasuyos, los quales les haze aclamacion al ynga por el agrabio de los destierros, el
qual escussa y dize que no sabia nada de essas cossas. Pues los gouernadores abian de
ser expertos para dar sentencias a los culpados, dandoles las penas porque; y muchas
vezes con media palabra que manda el gouernador, los menistros los executa sin mirar,
&, de que muchas vezes suelen resultar negocios peligros, &. Y entonces oye el dicho
ynga el nego|Bio de sus basallos y reboca.
305035 A esta sazon viene la nueba como los Chillis hazia gente de guerra para contra
el ynga, y entonces despacha a un capitan con veinte mil hombres y otros veinte a los
Guarmeoaucas (sic) , los cuales dos capitanes llegan hasta los Coquimbos y Chilles y
Tucman, muy bien, trayendoles mucho oro; y los enemigos no hacen tanto dano en los
de aca, antes con poca fazelidad fueron sujetados, y los Guarmeaucas lo mismo, y en
donde los deja vna compania de gente para que sirvieran de garanones, y de alli trae
gran cantidad de oro finisimo para el Cuzco. Y assi, el inga, despues que vido traer tanta
cantidad de buenos oros, manda hacer planchas de oro, para que servieran de tapecerias
en Coricancha y en la fiesta de capacraymi. Como era costumbre general combidar de
las trojes del ynga a todos los tabantinsuyos, con mucho orden, y por los curacas y gente
comun ya dichos, murmura al ynga que era escasso; y assi, llega al oido del ynga, el
qual oyendo aquello, manda hazer para el ano venidero queros, grandisimos, y orpus,
carasso y vamporos, que son platon y medianos escudillas; y assi, de aquello, al ano
siguiente, de beuer tres veces al dia con queros temerarios y sin hacellos levantar a
orinar, &.
305067 En esta sazon sale de los Andes de Opatari trezientos yndios Andes, todos
cargados de oro en polbos y pipitas, que entonces era como en ano nuebo; y assi como
digo, aquella noche comenco a elar terriblemente a todas las comidas, hasta el raiz, de
que el ynga, por consejo de los biejos, manda que todos trezientos yndios los lleuasen
sus cargas de oro a Pachatusan, sierro muy alto, y alli entierra a todos con sus oros
cargados, matandoles, y assi queda por enterrados los desventurados; en lugar de
agradecer lo haze a lo contrario; y assi nunca fue sacados hasta el dia de oy el dicho
maquina de oro. Dizen que para este efecto abia cabado muy hondo a la otra parte que
como mira hazia el sol.
305085 HUAINA CAPAC, 10. |O INCA
305086 Al fin el dicho ynga fallece siendo ya muy biejo, y su ermano Amarotopaynga
muy biejesimo; al fin el vno y el otro en aquel ano se acaba, dejando por su universal
eredero en el reino a Guaynacapacynga; y que los dexa por gouernador a Apuguallpaya,
porque el dicho Guaynacapac estaba de poca edad, el qual dicho gouernador los manda
llorar por el dicho Topayngayupangui en todo el reyno, como abia llorada por
Pachacutiyngayupangui, h e c h a s dos exercitos, el vno todos varones y el otro todas
mujeres, mucho mas que la primera vez; y entonces entierra a muchos yanas pachacos,
mujeres y criados amados del dicho ynga; todos estos eran escogidos. A esto dizen que
aquellos capitanes barbaros entendieron que el ynga abian de ser servidos en la otra vida
de tantos servicios de gente: hechas de infieles y barbaros sin ffe, &.
306009 Y dizen que este gouernador y coadjutor se quiso alzarse con el reino de
Tauantinsuyo y que estaua ya mandado, y assi de todas partes yban acudiendo gente con
armas secretamente para un dia senalado. Este gouernador dizen que comenco a adorar
al sol y luna y rayos, mandandoles generalmente a todo el reino, y por ellos con poca
facelidad comienza a adorar yendo a los serros; y Guaynacapac, como muchacho de
poca edad, tambien los adora a todos que estaban puestos en el Coricancha por otros
yngas sus passados, cntendiendo que abia puesto para adorar; y por el gouernador dizen
que los senalo chacaras para estos falsos dioses, y por algunos curacas, de la mala
inclinacion, oyendo, los executa con amor. Y assi los reyes de la tierra son obligados de
dejar o nombrar gouernadores rectos en la ffee y no codiciosos ni descuydados, &;
porque todas las cossas, assi espirituales y temporales, consiste en un gouernador,
porque entre los cristianos y barbaros sienpre ay condiciones diferentes. |G Ojala que
todos tubieramos pecho justo! &.
306037 Al fin el dicho Guallpaya, como ya dixe, estaua ya con cuidado de alsarse sin
que la tierra supiesse; y entonces, dizen que un tio bastardo de Guaynacapac, muy al
amanecer, adorme|Vio tanto cuanto no mas, y los vido, entre medio despierto y sueno, a
la ciudad |Bercado de gente con mucha orden, y a Guallpaya con las flechas apuntando
al infante Guaynacapac; y viendo assi, se leuanta el dicho tio, como si fuera verdad, y
no abiendo nada de essas cossas, buelbe a su casa con imaginaciones. Y al fin, va a la
cassa de cuyos manco, y manda que todos los consejeros de justicia y de guerra y de
hacienda acudiesen a la cassa de audiencia y cabildo. Y en esto ynbia el gouernador a
deshazer el cabildo, diciendo: |C que nobedad queria hazer o cossa nueba era? los
declarassen, so pena de la vida. Al fin los consejos, que eran doce grandes, personas
graves, los quales no hacen casso del goviernador; al fin entra en su cabildo y acuerdo, a
ber que cossa era, y estando assi, les llama al tio bastardo para que dixiese la nueba, &,
el qual dice lo que pasaba, contandole todo, y los haze repetir tres vezes; y despues, por
los consejeros manda que a los privados de Guallpaya los prendiesse secretamente, y
otro le mando que los capitanes esten apercibidos, y a lo tercero manda que fuesen
cinquenta hombres a cada camino a correr y a vissitar si abia alguna cossa. Al fin, el
mas priuado de Apoguallpaya los declara que como Guallpaya se queria alsarse con la
tierra, y de los caminos tray a muchos yndios cargados de sestos de coca, y en ella las
armas metidos, y preguntados, los confiesa que por orden de Yngaranti Apovallpaya
beniya a hazer lo que le mandaba. Y entonces Guallpaya, como tenia tantos lacayos y
alabarderos, no pudo ser pressos por los consejos y audiencias, porque los porteros no
los daban lugar a persona bebiente que entre adentro: y entonces por los capitanes de
Tabantinsuyo que estaban alli jurados para ser fidelissimos y leales a la defensa de la
cassa real del Cuzco, se junta hasta quenientos, y saca del templo la capacvuancha, que
es el estandarte de los yngas, y comienza a tocar la caxa y viene el goviernador,
trayendo al infante Guaynacapac; y por los alabarderos viendo de esta manera,
consiente entrar donde estaua Gualpaya, el cual dizen que ya estaua a punto de salir y
bien armados, y con el muchos capitanes de grandes fuercas y muchas armas. Al fin los
prende el cuerpo, sin dar lugar, y les corta la cabeca, y a los conjurados los prenden a
todos y los hazen justicia, y a los que venian de las prouincias los castigan con subayas
en las espaldas, a cada uno tres golpes.
307006 Al fin se ssesso, y assi, desde entonces, la audiencia con todos los consejos de
guerra y hazienda y justicia manda y despacha a todo el reyno de Tabantinsuyo, que
todos acudiesen a la coronacion de Guaynacapac, sin dar goviernador. Al fin tres anos
le duro el aderezar las cossas nesesarias para la fiesta de la coronacion; y assi dizen que
los aparejo la muger para el Guaynacapac a su misma hermana carnal de padre y madre,
llamada Coyamamacucirimay, porque como era costumbre de sus passados; al fin, en el
mismo dia de la coronacion se casso.
307021 Dizen que fue cossa de grande admiracion la fiesta, porque dizen que todos los
techos y paredes de las calles estauan todos cubiertos de ricas plumerias, y las calles
principales por donde abian de passar todo de oro, y el suelo con pepitas de oro, y todas
las calles con escamas de plata sobre los reposteros de plumerias, y toda la gente de
Tauantinsuyo muy galanissimos de cumbis ricos y plumeria, y de oro y plata. Dizen que
el Guaynacapac sale de la cassa de Pachacutiyngayupangui, su aguelo, acompanado de
los grandes y apocuracas de Collasuyo, y de sus consejos; y la infanta Mamacussirimay
sale de la cassa y palacio de Topayngayupangui, acompanado de los grandes apocuracas
de Chinchaysuyos, Condesuyos y Antesuyos con todos los auquiconas orejones por su
horden, paseandoles por la ciudad en andas de su padre, y Guaynacapac lo mismo, con
las andas de su aguelo, sin septro de topayaori, solamente con su champi, y muchos
lacayos, todos curacas de menos nombres, bestidos de churo, relucientes madres de
perlas, y bien armados con sus purapuras de plata y chipanas de plata. Dizen que vencia
la bista todos estas cosas. Y la gente de guerra, hasta cinquenta mill hombres, les
guardaba la ciudad por de fuera y a la fortaleza de Sacssaguaman; dizen que era cossa
de gran admiracion la fiesta.
307056 Al fin el dicho desposado, a usso de la gentelid-.ad, entra cada uno por su
puerta al templo del Hazedor Pachayachachi, assi llamado por los gentiles de aquel
tiempo, y por el sumo sacerdote Apochallcoyupangui fue calcado el rey y la infanta con
llanquis de oro, y despues les da la chipana de oro a Guaynacapac, y a la infanta los
topos de oro, y los haze tomar las manos, y los leua a la pata y lugar donde
acostumbraba hazer sus serimonias, y les dize su oracion en alta voz. Al fin se acaba por
aquel dia assi no mas, y ellos se quedaron por cassados; y despues los entrega el
topayauri, el sunturpaucar y capacllaoto y vincha, despues de tres dias, con lo misma
fiesta y solemnidad en el mismo lugar donde los casso, y los entrega el capacvnancha
para que los lleuase adelante al vsno, y entrega lo mismo a guamanchampi de dos bocas
o filos, con sus adargas, o uallcancas, y oracabas, y vmachuchos; el qual ynga les haze
juramento, besando la tierra, y los sacude la manta, prometiendoles hazer a lo que sus
passados hizo de las cossas de Pachayachachi y de tucaicancha, y de no hazer mal al
reyno de Tabantinsuyo, y les promete amparo y defensa, guardandole las mercedes
hechas de sus passados y las leyes consintidas de los yngas passados; y lo mismo les
promete mercedes a los leales seruidores. Y entonces dize el Apochallcoyupangui la
oracion al Hazedor, para que conseruase y les ayudasse con su poderossa mano derecha,
defendiendoles de sus enemigos; y entonces el otro companero les da con grande boz:
< <|G biua, biua! >> Y tras desto, todos en general los alaba al hazedor
Pachayachicviracochan, assi llamado, y les ruega por su salud, &; y despues de aber
acabado, trae a la plaza de Haocaypata y en donde tenia su capacvsno, como en Villcas,
y se asienta alli, y assi dizen que todos los grandes y capitanes dan obediencia cada uno
con su gente; hechas de los infieles. Al fin se acaba la fiesta de mucho tiempo.
308027 El qual Guaynacapacynga y su mujer Coyamamacusirimay dizen que era
condicion muy afable y muy gentilhombre y hermoca; y assi, dizen que Guaynacapac,
antes que se casara, tubo un hijo llamado Intitopacusiguallpa; su madre fue Ahuaocllo;
y lo mismo pario otra nustta, llamada Toctoollococa, a Ttopaattaguallpa. Al fin este
ynga obo en su mujer vn hijo varon llamado Ninancuyochi, el qual coya su madre dizen
que murio muy presto. Y por el Guaynacapacynga pretende a casarse con su segunda
hermana carnal, llamada Mamacoca, el qual su ermana no consiente el cassamiento, y
por su ermano visto aquello, les maltrata y pretende hazer fuerca y no los puede assi por
ruegos y amenacas; y no hallando remedios, acude con sus ofrendas y presentes al
cuerpo de su padre a pedir que las diesen por muger, y el cuerpo muerto jamas
responde; y por sobre tarde parece senales temerarios en el cielo, que significaua sangre;
esso se llama ccallasana. | tras desto, rayos caye sobre la fortaleza, y por el
Guaynacapacynga se dexa a la hermana, y los da a vn curaca muy biejo, gran comedor
de cocas, y muy feo, el qual no les da por grandeza, sino por vitoperio, la qual llora. Al
fin lleua el viejo, llamado Hacaroca, y por infanta entra a la cassa de los acllas por
abadeza y jamas consiente al viejo. Y el ynga Guaynacapac se cassa segunda vez, no
con tanto aparato, con la coya Cibichimporontocay. Y assi parte a las prouincias de los
Collasuyos a mandar pregonar armas contra Quito y su prouincia, y en el camino su
segunda muger pario a Mangoyngayupangui.
308069 Y al fin le da por toda la tierra buelta y vissita, y en Pomacanchi se junta todo
el reyno de los curacas, yendo o veniendo a recibir, y alli pregona armas contra Quito y
Cayambis, porque la nueba benia cadal dia dando abissos que como estaban rebeldes. Y
estando assi, reparte las armas y bestidos y comida para la gente que abian de yr a la
conquista; y entonces por los curacas hazen juramento, y assi dan cargos a los oficiales
de guerra. Al fin buelben los curacas cada uno a sus tierras, lleuando cajas y vnanchas
enarboladas, con las armas en las manos, y por el ynga promete grandes cossas a los
curacas, con juramento solemne de cumplirlos mejor que sus passados. Al fin senala
dias para juntarse en vn dia de todas partes con sus gentes de guerras y municiones y
cosas necesarios.
308090 Y assi, al cabo de ano y medio, acude de todas partes gente lussidisima que no
cubo (sic) en el Cuzco, y por el ynga despacha con diligencia repartiendoles las armas a
cada soldado y entregando en sus propias manos; y por general de todo el campo y
exercito les nombra a Mihicnacamayta, y por generales de cada prouincia y reyno de los
Collasuyos y Chinchaysuyos, Condesuyos, Antesuyos les nombran a los mas ansianos
otros quatro, entendidos en la melicia y exercicio de las armas, viendoles primero si son
experementados en ello, y si son soldados viejos; y los da andas sin mirar la calidad de
linajes, que en semejantes cossas son asertados, porque las cossas de guerra siempre
consisten en los oficiales, y no en mancebos visunos. Y al fin le duro el despacho de
gente de guerra tres meces y medio; dizen que cadal dia despachauan de arreo
continuamente desde que sale el sol hasta que entra y en hileras el esquadron, ocho cada
quenientos (sic) con sus capitanes, y cada mil hombres con sus vnanchas y sargentos y
ayudantes. Y para ello manda que en cada quebrada obiesen vsnos, para ver si yban con
buena horden de guerra, y en cada guamanin de treynta leguas los vissita que numero de
gente lleua cada capitan, y alli los reparte comida y los remira que armas lleua, y que
bestidos ricos lleua para el adorno y gallardia de sus personas.
309029 Y al fin, haze fiesta de capacraymi en Villcas, en donde estaua otra plancha de
oro, ya declarado arriba, mas medianillo; y entonces los orejones acuerda que los abia
olbidado a la estatua de Guaynacapre, y por el ynga los consiente a sus boluntades, y
assi ymbia por ello.
309037 Y en esta sazon llega los mensajeros de Rimac, que como en Pachacama, lugar
descansadero, y ariba declarado, habia hablado dentro de Coricancha, que era
Pachacamac, y que el dicho guaca los queria ver al ynga, prometiendoles cossas
grandezas; y por el Guaynacapac se huelga como barbaro senor. Al fin llega en persona
a ber vessitandole; el qual a solas habla, y por el ynga manda hazer mas edificios, y
hazer lleuar mucha riqueza, y les pide el dicho guaca que lo queria que lleuase al pueblo
de Chimo y que los honrasse mas que a Viracochan-pachayachachi. Al fin, el
desbenturado Guaynacapac promete de hazello assi, para entrambos lugares, y los
hechizeros se huelga y habla resio, sin hazer casso a lo que los primeros yngas adoraron.
309056 Y en esta sazon la gente de guerra llega al pueblo y ciudad de Tomebamba, en
donde mueren la gente de hambre y vende (sic) con lo que no tenia; y despues, el
Guaynacapac, llegando alli, manda traer agua de vn rio horadando al serro, y haze vna
ciudad, y en ella entrala asi que caracoleada de esta manera:
309064 Y otra mitad de gente se ocupa en edificios de cassas de Coricancha, cossa
temerario. Y al fin, de alli parte con toda su gente de guerra, que serian mellon y medio,
y llega a Picchu y a Sicchu Purugay, y toda aquella gente se van huyendo con los
Cayambis y Quillaysincas y Quilacos, para fortalezerse y defenderse del ynga. Al fin
comienca a guerrear los dos campos, en donde ovo gran deriamamiento de sangre, sin
que se conozca la loa de la batalla, porque en este tiempo los Collesuyos no estauan alli,
y el ynga los habia mandado que fueran a tomar las espaldas para ganar con facelidad;
mas por el ynga, sin aguardar a la gente que habia ydo para tomar las espaldas, les da
guerra, de cuya caussa los Cayambis, estando todos en vnanimedad, haze gran dano en
el real del ynga; y porque el estrago no era poco, y visto por el ynga assi case perdido,
manda recoger el real.
309087 Y en este tiempo los enemigos sabe que como los Collasuyos venian
marchando con gran espacio, acuden alla todos a dar atajos y saltos con la mayor furia,
haziendo gran matanca, de donde escaparon muy pocos de vn poderoso y hermoso
exercito de los Collasuyos; y desta desgracia tan grande el ynga se siente, porque por el
general y de sus capitanes de los Collasuyos la soberbia no era menos, y quando en el
consejo de guerra, hablan con gran ventaja mas que ninguno. Y estando ya sercado de
los enemigos, se turbaron y no supieron regir y mandar las armas, y por culpa de JOAN
DE SANTACRUZ PACHACUTI YAMQUI los capitanes se pierde tanta gente: lo vno
quel mismo ynga tubo culpa en poner confianca en las prome|Bas de la uaca de
Pachacama y de los demas ydolos, y por el todo el reino; lo vno, quel ynga no se
contentaba de tantas mujeres uayruracllas; y la gente de guerra que tenia, cadal dia
morian de hambre y de los bestidos caci todos andaban desnudos, y la guerra cadal dia
crece y toma mas brio que nunca. Al fin el ynga despacha capitanes por mas gente al
Cuzco.
310014 Y en este tiempo llega la nueva que como los Cheriguanaes abian salido a
tomar tierras del ynga, de la qual nueba se aflexi el ynga, y assi lo despacha capitanes
mas experementados para la conquista de los Chiriguanaes, con veynte mill hombres
Chinchaysuyos.
310021 Al fin, el dicho ynga, en esta sazon, no quedo mas que cien mill hombres, y
con esta poca gente que tenia haze alarde y los combida con beuer y comer, y luego
manda que los conbatiera a los enemigos; los quales dos campos pelea balerosamente de
la otra banta (sic) sin dejar passar a la gente del ynga, y visto por el ynga, ymbia al
exercito de los Collansuyos por las cordilleras, sobre la fortaleza de los Cayambis, y los
Chinchaysuyos por los llanos, y el ynga por el passo derecho. Al fin, combate con
nuebo animo mas que nunca. Y los Collasuyos, en esta sazon, sube a las fortalezas de
sus |blos|c Cayambis con gran furia e ympetu, por fuego y sangre, vssando gran
crueldad, sin perdonar a chicos y grandes, asolandole y deshaziendole las caserias y
fortalezas; y visto por los Cayambis el peligro tan grande, se desmaya, porque los
Collasuyos, viendo hazer tanta matanca en los suyos, quando el atajo y saltos que dieron
los primeros, no se salen, antes los coleriza de hazer doblada venganca. Y en esta sazon
los Chinchasuyos entra o sube al serro alto y los gana a los que yvan echando las calgas.
De modo, el ynga, en esta sazon, pelea en persona, acompanado de los Mayos y Sancos
y Quilliscaches, en donde los enemigos aynas gana al mismo ynga aquel dia; porque,
vna vez, estando en la pelea, caye de un trompesson, desta caussa, el ynga deja las
porras y toma la lanca de su padre.
310057 Al fin aquel dia los enemigos estauan ya fategadissimos, y assi durmin los dos
campos sin recogerse. Y al dia siguiente, desde el alba, comienza la batalla, y en a las
diez oras del dia, entra los Collasuyos con la misma furia con todos los Chinchasuyos;
porque estos lugares eran quatro cinco fortalezas y todos ca|Bi penas bibas, mal podian
tomar puesto; y assi, por sobre tarde, viendose ya los enemigos muy cansados y
fatigados mas que nunca, y sin socorro, se comienza a hoyr a otro lugar. Y en esta
sazon, el ynga Guaynacapac deja, y manda que el Real se descanse por aquel dia; y
despues los enemigos, dizen, que aquella anoche se pusieron en saluamiento para
fortaleza mas fuerte del capitan. Al fin, alla va el ynga con su gente a buscar en donde
los enemigos estauan ya mas fortalezidos y rehechos y con gran socorro; y en esta sazon
la gente nueba del Cuzco llego a socorrerlos.
310080 Al fin, el ynga con toda esta gente comienca a combatir sin dar agradecimiento
a su general Mihicuacamayta y a los orejones, los quales de puro enojo desampara al
ynga, y toma la estatua de Guanacaori y viene marchando hazia el Cuzco; y por el ynga
viene a rogar a los orejones, con promesas. Y en esta sazon los enemigos dan saltos y
estragos en el exercito de Tabantinsuyo, y hace dano; y al fin el dicho ynga haze boluer
a los veinte dos mil orejones, y con los cuales dan guerra sin hacer dano. Y por el ynga
manda poner gran cantidad de ropas y comidas para los orejones, echando a la rebatina,
y fuera desto los manda dar otras cosas muchas, como a gente enterezados.
310098 Los Tabantinsuyos, pelea y buelbe y defende con gran lealtad en esta ocasion,
sufriendo hambre y sed y trabajos, y por el ynga no mira esto; y por los orejones
estando ya satisfechos de tantas mercedes, murmura al ynga, y desta caussa el ynga
buelbe a los Tabantinsuyos a dar de comer, y assi da guerra los Tabantinsuyos con gran
animo a los enemigos, destruyendolos hasta hacer gran matanca en los Cayambis &;
assi por ANTIGUEDADES DESTE REYNO DEL PERU ellos se huyen muy pocos,
hasta treynta mill hombres, a recogerse a las montanas de donde el ynga hazen cer|Bo,
haciendo gran estrago; y despues de algunos dias echa de dentro de las montanas de
Otabalo, y assi los enemigos se recogen a una laguna en donde avia vn sause temerario
y totorales, y alli cercale y hazen gran matanca en ellos, asolandoles de todo punto, en
donde obo gran derramamiento de sangre y muertes, y alli laban las armas la gente de
guerra, y se juntan en medio de la laguna mucha sangre y se llama Yaguarcocha.
311016 Y de alli va a Quito el ynga para descansar y dar nueba ordenanca y tassas; y
entonces llega la nueva del Cuzco que como habia pestilencia de sarampion, y de alli
parte para las conquistas del nuebo reino del Opaluna, y assi llega hasta los Pastos y
demas adelante, y en donde estando caminando el ynga, da rayos a los pies y de alli
buelve para Quito, teniendo por mal ag-|ruero. Y quando yba hazia la mar con su
campo, se vido a media noche vesiblemente cercado de millon de millon de hombres, y
no saben ni supieron quien fueron. A esto dizen que dijo que eran almas de los bibos,
que Dios abia mostrado, significando que habian de morir en la pestilencia tantos; los
cuales almas dizen que venian contra el ynga, de que el ynga entiende que era su
enemigo. Y assi toca armas de arrebato, y de alli buelbe a Quito con su campo, y hace la
fiesta de capacracmi (sic) , solemnisandole.
311039 Y assi, a oras de comer, llega un mensajero de manta negro, el qual besa al
ynga con gran reuerencia, y le da vn putti, o cajuela tapado y con llabe, y el ynga manda
al mismo yndio que abra, el cual dize que perdone, diziendo, que el Hazedor le mandaua
el abrir solo el ynga; y visto por el ynga la razon, le abre la cajilla y de alli sale como
mariposas o papelillos bolando o esparciendo hasta desaparecer; el qual abia sido
pestilen|Bia de sarampion, y assi dentro de dos dias muere el general Mihacnacamayta
con otros muchos capitanes, todos las caras llenos de caracha. Y visto por el ynga,
manda hazer vna cassa de piedra para esconderse, y despues se esconde en ella
tapandose con la misma piedra, y alli muere. Y al cabo de ocho dias, saca caci medio
podrido y los embalssama y trae al Cuzco, en andas, como si fuera bibo, y bien vestido,
y armado y en la mano con su ttopayauri suntorpaucar, y mete en el Cuzco con gran
fiesta. Entonces dexa en Quito a vn hijo suyo llamado Topaataovallpa, y mas lo deja
muchos capitanes, orejones y curacas en Quito, para que esten por precidio perpetuo y
seguridad de la tierra, los quales eran llamados Quisquis, Challcochima, Unachuyllo,
Ruminaui, Ucumari, con muchos curacas, &.
311071 HUASCAR INCA, 11. |O INCA
311072 Y assi, como digo, que el cuerpo de Guaynacapac entra con gran aparato como
si estuuiera bibo, y por la gente al cuerpo muerto de Guaynacapac hazia reuerencia. Y
despues de haber metido en la sepultura de sus passados, pregona el llanto general por
su muerte, que hasta entonces no abia nueba de su muerte. Y mas digo que el
Intitopacusivallpahuascarynga haze cassar a su madre Rauaocllo con el cuerpo difunto,
para que los ligitimase, y por los menistros del templo los cassa de temor; y assi
Topacucigualpa les intitula por hijo legitimo de Guaynacapac y assi los manda a todos
los grandes de Tauantinsuyo que jurase por su senor natural y assi lo hizo. Y despues les
suplica a todos los curacas grandes y a los consejos que los pida al menistro de
Curicancha, para que los diesse capacllaotto y sunturpaucar ttopayauri y capaconco, y
assi adereza para la coronacion con gran aparato, repartiendoles a todos bestidos, ricas
de plumerias como de oro y plata, y comida y lanacharques (sic) , llamas, armandoles
muchos caualleros, dandoles purapura; y esto haze solo para ganar las boluntades; y
assi, al cabo de vn ano les da capacllaoto, dandole nombre de Inticucivallpaguascarynga
y se cassa con su misma ermana carnal, llamada Chuquehuypachuquipay, y se llamo
Coyamamachuquehuypachuquipay.
312011 Despues, el dicho Topacusiguallpa ya viendose ynga, se mete mill y duzientos
Chachapoyas y Canares por sus alabarderos y lacayos a su cassa, y a los alabarderos de
su padre los despide. Y assi comienca a castigar a los capitanes de su padre, cortandoles
la cabeca, deziendo porque abia dejado en Quito a Topaataoguallpa? Y a los demas
capitanes, en lugar de agradecer, los manda echar en la carcel de Arauay y
Sangacancha. Y de alli sale a las prou-|nincias de los Colla suyos, y llega a Titicaca, y
liegado, manda poner vn ymagen del sol echo de oro, y despues lo adora deziendo que
adoraba a Viracochan inti, anadiendole el nombre con inti. Y de alli buelbe para el
Cuzco, y de camino llega a Pomacanche, en donde se hallaron todos los apocuracas,
veniendo cada vno con sus andas o litiras, conforme las mercedes de otros yngas; y
desto Guascarynga se reye, avnque no los quitaron. Y estando assi en la plaza de
Pomapampa, manda que sacaran a todas las acllas, de quatro maneras, a la placa; y assi,
estando todas, en medio de tantos numeros de apocuracas y todo el reyno de gente,
hazen salir cien yndios llamallamas y hayachucos, y en el entretanto que ellos hazian
sus comedias,vessita a todas las doncellas, mirando a cada una, |by|c manda a los
llamallamas que los aremetieron a las donzellas cada vno, para vsar la bestialidad en
acto publico, como los mismos carneros de la tierra; y por las donzellas viendose assi
forcados, haze esclamacion, alsando los ojos al cielo; y desto todos los grandes del
reyno siente grandemente; y assi los tuvieron al dicho Guascarynga por medio tonto;
solo de temor hacen reuerencia, para cumplimiento.
312053 Y en este tiempo ymbia Ttopaataoguallpa a Guascarynga pediendo que los
diesse titulo y nombramiento de gouernador y capitan para las prouincias de Quito, el
qual ynga despacha dando nombre de Ingaranti, y por Topaataoguallpa recebe el cargo
en Quito, y por los naturales tiene por Yngaranti. Y por el curaca de los Canares,
llamado Orccocolla, abissa nueva falssa a Guascarynga deziendo: < <|C porque caussa les consentia que Topaataoguallpa se intitulara con nombre de ynga? >> Y por
Guascarynga oyda esta nueva, se altera mucho. Y por Topaataoguallpa Auqui ymbia a
Guascarynga, su ermano, rico presente, de lo se boluieran a Quito con essa nueba. Y
quema los rigalos y presentes en el fuego, mandando hazer atambores de los pellejos de
los mensajeros de Auqui Ataoguallpa, y a los demas ymbia que se boluieran a Quito con
essa nueba. Y mas, al dicho Auqui Ataogualpa ymbia bestidos de mujeres, acompanada
de palabras muy pessadissimos; y tras desto ymbia contra Auqui Ataoguallpa un capitan
llamado Guaminca Atoc, con mill y ducientos hombres, para que los truxieran presos al
Auqui Ataoguallpa y a los demas capitanes; el cual, llegando a Tumebamba, descansa.
312084 Y en el entretanto, los mensajeros llega a Quito y quenta al Auqui
Topaataoguallpa todo a la letra de la qual nueva y presente de vestidos de mugeres y
chamilcos y afeytes, de la qual nueba recibi gran pena sin hablar y los capitanes lo
mismo. Y estando assi, sabe la nueba de Orcocolla, curaca de los Canares, que como
Uaminca Atoc yba a prenderles; y sabido esto por Ataoguallpa, despacha al capitan de
Guascarynga, diciendo que abissase a que negocio o a que conquistas benia con gente
de guerra; y sabido por el capitan, responde con gran yra, que se acordasse sus hechos, y
que solo venia por el. Y sabido por Auquiataoguallpa, entra en acuerdo con todos los
capitanes orejones, Y en resolucion, manda que hezieran un parlamento a todos los
naturales de essa provincia de Quito, y por ellos le jura seguir a su mandato, y assi son
convidados; despues de comer, reparte las armas y bestidos deposistados de su padre, y
assi comienca hazer resena de gente. Y el Auquitopaatao guallpa, viendose assi, intitula
con el renombre de ynga, y assi comienca andarse en andas, y al dia siguiente haze
gente de guerra, y en ella halla treze mill hombres de guerra, gente lucidissima.
313017 Y despues de pocos dias, el dicho capitan Atoc llega a Mollohampato, muy
cerca de Quito, y por el Ataoguallpaynga sale con su campo contra el capitan Atoc, en
donde comienco a pelear, y en ella sale vencido los de Atauguallpaynga con poca
facelidad; y entonces los mitmaes, con todos sus naturales. se quedan desmayados. Al
fin Ataoguallpa llora y se arrepiente; y por los capitanes, viendo al infante assi, los
anima para aventurar la segunda vez; y asi por Ataoguallpa elige por su general a
Challcochima, y a Quisquis por maesse de campo, &. Y assi se rehaze con la gente que
pudo y vence al capitan Atoc, y prende al cuerpo y saco los ojos; y assi los deja por
entonces, entendiendo que con ello abian de sesar.
313036 Mas Guascarynga, en oyendo esta mala nueba del sucesso de su capitan Atocy
de su desgracia, con mas enojo y rabia, le nombra por general de vn exercito de doze
mil hombres a Guancaauqui, su hermano carnal, para que fuera a desbastar a
Aguallpaynga (sic) ; el qual salio del Cuzco con doze mill hombres, lleuando comision
o conduta para juntar mas gente de camino; y assi, en llegando a la ciudad de
Tomebamba, pide mas socorro de gente, ymbiandose primero. Y assi, en este tiempo, el
dicho Ataoguallpaynga, en sabiendo la yda de Guancaauqui, haze gente de guerra, con
animo de ser senor desde Yayanaco, por consejo de los capitanes, estimandose por vno
de los herederos de Guaynacapacynga.
313055 Al fin, el dicho Guancaauqui llega a la comarca de Quito, y por
Ataoguallpaynga sale con dies y seis mill hombres y alli les da batalla; y por
Guancaauqui hazese concierto con Ataoguallpa, en secreto, de lo qual dilata la guerra,
peleando adredemente, y de alli trae hasta Yanayaco, y por Guascar ymbia socorro. Los
quales va otra vez hazia Quito, en donde pelea balerosamen te los dos campos, y de alli
trae hasta Tomebamba, los cuales pelea en el mismo pueblo de Tomebamba, y de alli
parte para entre Chachapoyas y Canares, y de alli vence a Guancaauqui, y Ataguallpa se
buelbe a Quito, haziendo castigo en los Canares con gran crueldad; y al fin en quatro
batallas se pierde los de Guanacaauqui.
313074 Y assi, en este tiempo, Challcochima reside en Tomebamba; y
Ataoguallpaynga haze entrada y conquista en Quito a vna prouincia; y Guancaauqui, en
nombre de Guascarynga, conquista a la prouincia de los Pacllas de Chachapoya, y
despues de haber hecho esto, comienca hazer su gente y de alli viene a pelear entre
Chachapoyas y Caxamarcas, y asimismo pierde; y de alli a Guanoco; y de alli salta los
de Ataoguallpa hazia Bombon los dos campos d e Guascarynga y Ataoguallpaynga;
porque como entre dos generales, oyendo los enojos de los dichos yngas, se determinan
tan deberas acabar las guerras comenzadas, hasta concluir de quien ha de ser el reyno.
313092 Al fin, de mucha porfia, se juntan en Bombon los dos campos, cada uno con
ci-|men mill hombres, y alli forma sus esquadrones y mangas, y assi despues de aber
acabado y puesto en horden, cada vno come y bebe y despues comienza la batalla hasta
tres dias; y al ultimo dia sale victorioso Quisquis y Challcochima, capitanes del dicho
Ataoguallpaynga; en la qual batalla murieron por ambas partes igualmente, que serian
hasta veynte mill no mas. Y de alli, el dicho Guancaauqui, caci desesperado, viene
retirando hazia Xauxa, y alli halla un ermoco exer|Bito que abia ymbiado Guascarynga
en su socorro. Y el capitan que habia venido del Cuzco reprende a Guancaauqui con
gran yra, diziendo, que porque se habia hecho con tanta cobardia su oficio? Y assi,
Guancaauqui, de puro enojo, se escusa con dezir, que fuese con su gente a aberse con
Quisquis y Challcochima, a ber si traia poca fuerca. Y assi, por el capitan orejon espera
con sus seis mill hombres nuebos. Y alli por Quisquis se detiene dos dias, y como los
orejones eran nonadas en comparacion de la fuer|Ba del campo de Quisquis, son
vencidos.
314020 Y por Guancaauqui en estos dias haze borracheras en el valle de Xauxa entre
sus tios, ymbiandole presentes desde alli a Pachacama, el guaca, pediendo fabor; y por
el dicho guaca son respondidos: < <|G buena esperanza! >> Y assi, el dicho
Guancaauqui manda salir a todos los Guancas y Yauyos y Aymaraes, bajo de su
vnancha, a la defensa de Guascarynga; y assi el dicho Guancaauqui lleua conssico
duzientos mill hombres. Y como la pujanca de Quisquis era tan grande, parte del valle
de Xauxa hazia el Cuzco; y assi, viendo salir a Guancaauqui del dicho valle, luego entra
el dicho Quisquis, y alli descanssa algunos dias, ymbiandolo a Quito por mas gente; y lo
mismo despacha a los Chachapoyas, Guayllas y a los llanos de Chimo y a los Yauyos y
Aymaraes, por la gente que estauan escondidos, y a los Guancas lo mismo lo mandaron;
y assi los ymbia a Pachacama la guaca.
314043 Al fin por el dicho guaca de Pachacama responde que la victoria a de ser suyo.
Y en esta sazon el dicho Guascarynga ymbia por los llanos mensajero al dicho guaca de
Pachacama que respondiese verdad cuya a de ser la vitoria; y por el dicho guaca los
responde y promete la vitoria, y al ultimo les dize, que tubiesse animo, y que les juntase
a todo su poder, y que entonces los ven|Beria. Y assi por el dicho Guascarynga los
ymbia a todos los guacas y ydolos a toda la tierra, los quales responden y prometen la
vitoria en Villcas; y con ella tambien los mando venir a todos laycas y vmos, cauchos y
a los uallavicas, contivicas, canavi|Bas y cuzcovi|Bas, para que sacrificasen o arpasen y
ascapasen, adiuinandoles, los quales les dizen que los contrarios no los abian de passar
mas adelante desde Angoyaco, y que la vitoria abian de ser suyo desde la batalla de
Angoyaco.
314066 Y en esta sazon, les da batalla encima del dicho rio de Angoyaco un orejon del
Cuzco con doze mill hombres que traeya, y Guancaauqui los desampara al capitan
orejon, sin consintir a los demas capitanes y gente para que no fueran ayudalles al
capitan nuebo. Al fin, el dicho capitan con sus doze mill hombres les detiene vn mes en
Angoyaco, y al cabo y a la postre son vencidos y asolados el dicho capitan orejon con
toda su gente por Ataoguallpaynga.
314078 Y esta nueba llega a Guascarynga al tiempo que estauan ocupados en la
muchha de los guacas, acompanados de los laycas &, y a los quales tatavnas y
chachacunas les dize muchas noramalas, falssos, y a los guacas que estauan alli
presentes en lugar a escuras, mas de quarenta guacas, que abian hecho venir los
chachacunas, con palabras no mas, y a los quales por el dicho Guascarynga les dize a
todos palabras de menosprecios, deziendo: llollavatica haochha aucasopay,
chiquiymanta pallcoymantam chirmaynaymantam camcam cuzcocapacpaaocan cunacta
mucharcayque callpaaysayuan callparicuyuan aspacayniyban runa arpayniyban camcan
hillusuua cunactacay chapas camcanacoycunactaca runavallpa quiypa haocha aucana
catamuscampas canquichic chicallata chinallatac mitaysanay villcaycunapas camcuna
guaca rimachon camcam cunactam, ari, Toapa Tarapaca Viracochan Pachayachip yanan
nuscaca chicrisuscanqui. Deziendo esto, hace juramento de infedelidad (sic) ,
sacudiendo las mantas y bezando vn poco de tierra, y les dize, que si sale con la suya,
abian de ser su contrario mas que Maytacapac, y de otros sus pasados; y assi, desde
entonces, el dicho Guascarynga Ttopacussiguallpa se haze enemigo de los guacas y
ydolos, y de los hechizeros &.
315011 Y assi el dicho Guascarynga despacha mensajero a todo su reyno de
Tabantinsuyo hasta Chile, Coquimbo, Tucman, Chiriguaes, y a los Andes de Callabaya,
y a los Hatunrunas, que son gigantes, y a los Andes. Y al fin, dentro de pocos dias,
acuden de todo el reyno tantos sin quentos de hombres de guerra, y alli hazen resena
Guascarynga, y como no cabia la gente y cadal dia yban llegando, |by|c oye el ynga la
nueba que como los Chalcochima y Quisquis estauan ya en Villcasguaman con su
campo, despacha de alli mensajeros para Guancaauqui, deziendo que diessen vn
sobresaltos, trasnuchandole, y por Quisquis y Challcochima sabido aquello, haze otro
tanto, ganandoles a los de Guascarynga en mas alla de Andaguaylas la Grande.
315031 Al fin, Guascaryngainticuciguallpa despacha a los capitanes del Cuzco sus tres
millones hombres de guerra, para ver que talle tenia Quisquis y Challcochima, los
quales campos del dicho Ataoguallpaynga c o n s u s capitanes Quisquis, Challcochima,
Ruminabi, Ocumari, Unachuyllo, &, por lo menos todabia trayeya en su campo millon y
medio de gente de guerra, que solamente capitanes que trayeya eran mill y quenientos,
porque cada capitan dizen que tenia mill hombres; y con todo eso el de Guascarynga
lleuava mucha doblado ventaja. Al fin, Guancaauqui, en llegando a Corampa, deja los
millon de hombres de guerra en Guancarama y Cochacassa, para q u e detubieran a
Quisquis y a su campo; y assi ba al Cuzco a dar abisso y quenta a Guascarynga. Al fin
llega Guancaauqui, el qual ynga, en viendo en su acatamiento a su general puesto a
rodillas y llorar, dando escussas muy de sentir, al fin los dos hazen reconsiliacion de
ermandad carnal.
315056 Y assi parte del Cuzco, lleuandole en su compania a todos los apocuracas y
auquiconas por su soldado, y por alabarderos de su persona, a todos los orejones de
mancopchurincuzco, que son caballeros, y acacacuzcos y aylloncuzcos, que son
caballeros particulares; v por delanteros trae a los Quiguares & Collasuyos, y Tambos,
Mascas, Chillques, Papres, y Quicchguas, Mayos Tancos, Quilliscches, y por
alabarderos destos trae a los Chachapoyas y Canares en lugar de ybanguardia o
retaguardia, todos con buena horden. Y assi, el dicho Guascarynga llega a Utcupampa
con aquel aparato emperial y magestad nunca vista, y jamas en el Piru se vio tal aparato
real, y los Tabantinsuyos cada prouincia con sus generales, todos setiados |bsituados|c
en hileras, ocupando el campo y lugar por el mismo orilla del rio de Aporima, desde
Ollantaytambo hasta mas arriba de Guacachaca, cojiendo el lugar por Cochabamba y
Omasayua, como quien haze media luna la manga o escuadron; y los enemigos en
medio, desde Chuntaycassa hasta el rio de Pallcaro, todo el campo ocupadissimo y
poblado y cubierto de gente en ambas partes.
315086 Y aquel dia todos hordena y traca como abian de dar la batalla, y el
Guascaringa sube a vn serro mas alto de Aporima y asoma y remira abaxo y arriba, y
assi se huelga de ber gente como harina o tierra, y todos los serros y guaicos y pampas,
cubierto de oro y plata y plumerias de mill colores, que no quedaba tierra sin gente hasta
doce leguas de campo a lo luengo, y a lo ancho hasta seis o siete leguas. Y assi, como
cada nacion o prouincia tenian caxas y musequerias que tocar y tantos cantos de guerra
que cantauan, estaua para hundirse la tierra; dizen que era para perder el juyzio la gente.
316004 Y assi, al dia siguiente, el dicho Guascarynga despacha mensajeros para que en
todo su campo los pregonasen para dar chayas de todas partes con la furia e ympetu
posible, dando senales de humaradas, tocando guayllaquipas. Al fin aquel dia comieca a
dar batallas por toda campana y por Quisquis y Challcochima lo mismo; y asi por aquel
dia no conocieron la loa de la batalla, avnque murieron tantos mill hombres, que por lo
menos dizen que aquel dia no dejaron de morir hasta veynte mill no mas, durandole
desde la mananita hasta que entre el sol. Y al dia siguiente comienca lo mismo despues
de almorsar, y assi le duro la batalla cruelissimo hasta entrar el sol. Aquel dia dizen que
la suerte de la loa de la batalla cupo a Guascaryngatopacuciguallpa. Y al dia tercero
comien|Ba la batalla desde el alba hasta oras de comer, sin conocerse vnos con otros, y
como estauan ya los dos campos fategadissimos, se descansaron tomando refregerio,
reservandole para el dia siguiente: y assi, dicen que en essos dias murieron tantos
multidos (sic) hombres, que todos los campos estauan poblados de cuerpos muertos y
bien regados de sangre.
316035 Y al dia quarto los dan la batalla con mayores furias y crueldades, como ciegos,
y entonces los capitanes de Ataoguallpaynga, Quisquis y Challcochima, viendose
fatigados y cansados, y con medio millon de gente no mas, se recogen su campo en tres
muy altos serros llenos de pajonales, en donde por aquel dia se quedo castillados y
fortalecidos. Y a la madrugada, los Collasuyos, en viendo a los enemigos encogidos,
comienca a dar la batalla con mayor animo cruel, y por el ynga le manda sercar a los
serros, dandoles guerra de todas partes. Y assi, como los enemigos Quisquis y
Challcochima les vieron perder tantos hombres sin numeros, se aflixe y manda recoger
a vn cerro no mas, que era mas alto de los dos serros, y lleno de pajonales, y abaxo algo
arboledas. Y entonces, un yndio de los Canas o Collasullos les dize al ynga para echar o
pegar fuegos, el qual ynga luego los despacha abisando a todos para que los peguen
fuego, haziendo serco. Al fin por los soldados los pegan fuego de todas partes, y
entonces, el fuego se levanta con viento, con mayor fuerca, dandose truenos, fuego con
fuego, en donde todos los Chinchaysuyos salieron o fueron quemados; y por la gente del
inga Topacuciguallpaguascar los aprieta con mayor crueldad, haziendo matancas
mayores como a moscas hartos de miel, que era gran enhumanidad; dizen que el dicho
Quisquis y Challcochima se escapo solamente con hasta dos mill y trescientos y tantos
hombres no mas, y aun estos dizen que no eran sanos. De la qual batalla dizen que se
leuantaron rios de sangre o abenidas, y todos aquellos lugares dicen que quedaron
empapados de sangre, principalmente poblados de cuerpos muertos, que hedian toda la
tierra de cuerpos muertos.
316080 Al fin se huyeron los dos mill hombres con sus Quisquis y Chalcochima, &,
con gran espanto y temor, y como era ya de noche, no los siguieron el alcance de la
victoria; porque avnque los capitanes quisieron yr en sus alcansses, mas Guascaringa no
los consiente, reserbandole para el dia siguiente. Mas el Chalcochima y Quisquis,
capitanes del dicho Atoguallpaynga, haze su llamamiento con guayllaquipas en el serro
de Cochacassa, diez leguas del lugar de la batalla, y al fin se rehaze hasta seiscientos
hombres no mas. Y estando assi, a media noche, los ensiende fuego Challcochima y
Quisquis ensima de sus manos esquierdas, con vn pedaco de cebo, y poniendo dos
boltos de cebo, al uno en lugar del campo de Guascaringa, y al otro en lugar del campo
de Ataoguallpaynga, y assi arde mucho mas el que estaua puesto en lugar de
Guascarynga, y el de Ataoguallpa muy poquito; y assi, dizen, que el de Guascar
ardiendo tan alto se apaga muy presto, y el de Ataoguallpaynga comienca a arder bien.
Y entonces el Chalcochima y Quisquis les canta el haylli de quichu, dando entender a
sus soldados que habian de suceder muy bien.
317007 Al fin de alli parte a Utcupampa en busca de Guascarynga, y assi llega al salir
el sol con sus seiscientos hombres y quarenta indios mudos al lugar donde estaua
Guascarynga durmiendo. Al fin por el Guascarynga leuanta luego, y forma su campo de
orejones caci con medios suenos. Y los Tanantinsuyos en esta hora dizen que todos en
general estauan almorcando, de manera que los capitanes de Ataoguallpaynga les
prende a Guascarynga con poca faceledad, vmbiandoles a los mudos por delanteros, los
quales encierran sin temor ninguno con los orejones. Y assi, cuando estauan todos los
orejones turbados, entra Quisquis y Ruminaui y Ocumari. Al fin los derriba a los
Camanatas y Lucanas, cargadoras del ynga; y assi los prende y gana el cuerpo del
Guascaryngainticussiguallpa, lleuandoles presso a Sallcantay. Y visto y sabido por el
real y exercito de Guascarynga, se desmaya, yendo cada vno a sus tierras. Y en la dicha
batalla dizen que fue muerto dos gigantes, que al presente esta sus huessos en Chacaro,
que ocvpa vn andenes.
317034 Como digo, que el dicho Quisquis y Chalcochima, despues de aber ganado el
cuerpo de Guascarynga, no desseava otra cossa, y assi parte para el Cuzco, y llegado, no
entra en la dicha ciudad de temor; solo los assomo desde |Finca, y de alli buelbe al lugar
de Quibipaypampa, y alli asienta, mandandoles que todos los grandes apocuracas y
auquicunas, con todos los orejones, acudiessen a la obediencia de Ticcicapac; y por
ellos entendieron al reues. Al fin, acudieron todos; y entonces manda llamar a la coya y
a la madre de Guascarynga y al infante, y entre estos venia Guancaauqui y todos los
capitanes, y alli los castiga a todos los orejones y apocuracas, cercandoles con seis mill
hombres de guerra. Y despues manda sacar a Guascarynga maniatado y del pescuesso
con quisbas, y los haze afrenta deziendo: < > , &: quiere dezir,
bastardo, comedor de cocas, y otras muchas afrentas. Al fin calla, y despues llama el
dicho Quisquis y Chalcochima a la madre de Guascarynga y les dize: < > Y por los eapitanas del
dicho Ataoguallpaynga oyendo palabra de tanta autoridad de Guascarynga, leuanta
Quisquis y les da vn ponete muy recio al ynga, deziendo: < <|G ah menguado, entiendes que estaes todavia en el tribunal y trono de los yngas! >> Al fin con la lanca trauiessa
los gasnates, y les da de beber orines, y en lugar de coca, vn poco de chillca o sus hojas.
317085 Entonces, el Guascarynga viendose assi ultrajado y maltratado, aprieta los
gasnates y alssa los ojos, y les dize a alta boz aclamandoles, diziendo: < > Y entonces Quisquis y Challcochima se reyen o reyeron grandemente, deziendo:
< > Y entonces el dicho Guascar les acuerda, trayendoles a la
memoria a todos los adolatorios de las guacas que abia adorado, comitiendoles pecado.
318004 Al fin, en aquellos dias, el dicho Quisquis manda matar a todas las mancebas e
hijos de Guascarynga, y al dia siguiente a todos los criados y seruicios, que serian por
todos algunos mill y quinientas personas, con las mancebas, solos, que estauan dentro
del palacio de Pucamarca, &. Y despues el dicho Quisquis despacha a Guscarynga y a
su muger y madre y vn hijo grande con una criatura baron, y con el a Guancauque y a
los apocarucas mas privados y consejeros del dicho ynga, con cien hombres de guerra, a
buen recaudo, para que fuera presso ante el Ataoguallpaynga.
318019 Y tras desto, dentro de pocos dias, llego la nueba que como los espanoles abia
desembarcado y saltado en Tombis, de la qual nueba todos queda atonitos; y entonces,
por consejo de dicho Quisquis, esconde gran maquina de riqueza baxo de tierra; y mas
dize, que por horden del dicho Guascarynga, antes que obiera abido guerras y batallas,
los escondieron vna maroma de oro y tres mill cargas de oro y otras tantas o mas de
plata hazia en Condessuyo. Al fin, todos los cumbis y ricos bestidos de oro tambien los
escondieron, y por los yndios lo mismo.
318034 En este tiempo, fulano del Varco y Candia llega al Cuzco, sin toparse con
Guascarynga; y en este tiempo, dicen que tambien los prendio a Challcochima, y el
Guascarynga ya yba asercando a Casamarca. Y en este tiempo, el Francisco Pizarro
prende a Topaataoguallpaynga, en Caxamarca, en medio de tanto numero de yndios,
arrebatandoles, despues que acabo hablar con el padre fray Vicente de Balberde, &, y en
donde los dichos yndios, de doze mill hombres, fueron matados, quedandose muy
pocos; y por ellos entendieron que era el mismo Pachayachachi Viracochan o sus
mensageros, y esto los dexieron; y desques, como tiro las piezas de artilleria y
arcabuces, creyeron que era Viracocha; y como por los yndios fueron abissados que era
mensageros, assi no los tocaron mano ninguno, sin que los espanoles recebiesen
siquiera ser tocados.
318056 Al fin, al Ataoguallpa echa presos en la carcel, y alli canta el gallo, y
Ataoguallpaynga dize: < > Y assi,
desde entonces, a los espanoles le llamaron Viracocha. Y esto le llamo, porque los
espanoles desde Caxamarca los abisso al Ataogualpaynga, deciendo que traya la ley de
Dios Hazedor del cielo, y asi los llamo a los espanoles Viracocha y al gallo
Ataoguallpa.
318067 Al fin, como digo, el dicho Ataoguallpa, estando presso, despacha mensageros
a Antamarca, para que acabase de matar a Guascarynga, y despues de aber ymbiado, se
haze falsso tristi, dando a entender al capitan Francisco Pizarro. Al fin, por horden del
dicho Ataogualpaynga, los mato a Guascarynga en Antamarca, y asimismo a su hijo,
muger y madre, con gran crueldad. Y por el marques sabe todas estas cossas, por quejas
y querellas de los curacas agrabiados. Al fin, se baptizo y se llamo D. Francisco. Y
despues fue ajusticiado el dicho Ataoguallpaynga por traidor.
319003 Y despues, el capitan Francisco Picarro parte juntamente con el padre Fray
Vicente para el Cuzco, y entonces truxo a vn hijo bastardo de Guaynacapac por ynga, y
el qual fallece en el valle de Xauxa. Y de alli llega el dicho capitan Francisco Picarro
con sus sesenta o sententa hombres espanoles a la puente de Aporima, adonde abia
benido Mangoyngayupangui con todos los orejones y curacas a dar la obediencia y
hazerse cristianos; al fin, todos alli se juntaron por bien de paz, adorando la cruz de
Jesucristo Nuestro Senor, ofreciendose a su basallaje del emperador D. Carlos; y de alli
llegaron a Villcaconga, donde los apocuracas y orejones, de puros alegres y contentos,
hezieron escaramocas. Al fin, aquel dia llegaron a Saquixaguana, en donde al dia
siguiente, el padre Fray Vicente con el capitan Francisco Picarro les dize a
Mangoyngayupangui que lo queria ber bestidos de Guaynacapacynga, su padre, el qual
se haze mostrar, y visto por el capitan Picarro y Fray Vicente, les dize que bestiera
aquel bestido mas rico. Al fin, se bestio el mismo Picarro en nombre del Emperador.
319032 Al fin, el dicho Picarro y todos parte para el Cuzco, y el Mangoyngayupangui
en sus literas. Al fin, los espanoles y curacas venieron con mucha orden, y el ynga con
el padre y capitan Francisco Picarro, que despues de mucho tiempo se llamo Don
Francisco Picarro. Como digo, todos venieron al Cuzco, y en junto del pueblo de Anta
toparon con Quisquis, capitan tirano d e l dicho Ataoguallpaynga. Al fin, les dio batalla
todos los orejones y con los espanoles. Y assi, se fueron hazia Capi; y el marques con el
ynga, en compania del Santo Ebangelio de Jesucristo Nuestro Senor, entraron con gran
aparato real y pompa de gran magestad; y el marques con sus canas y barbas largas
representaua la persona del emperador Don Carlos 5. |O, y el padre Fray Vicente con su
mitra y capa, representaua la persona de San Pedro, pontifice romano, no como Santo
Tomas, hecho pobre; y el dicho ynga con sus andas de plumerias ricas, con el bestido
mas rico, con su suntorpaucar en la mano, como rey, con sus insignias reales de capac
unancha; y los naturales gran alegria, y tantos espanoles!
319060 Al fin, el dicho Fray Vicente ba derecho a Coricancha, cassa hecha de los
yngas antiquissimos para el Hazedor; al fin, la ley de Dios y su Santo Ebangelio tan
deseado, entro a tomar la posecion a la nueba bina, que estaua tanto tiempo vsurpado de
los enemigos antiguos, y alli predica en todo el tiempo como otro Santo Thomas el
apostol, patron deste reyno, sin descansar, con el selo de ganar almas, haziendolos
conbirtir, baptizandole a los curacas con hizopos no mas, porque no pudieron echar
agua a cada vno, que si obiera sabido la lengua, obiera sido mucho su dilengencia, mas
por interprete hablaua; no estaua desocupado como los sacerdotes de agora; ni los
espanoles por aquel ano se aplicaua a la sujecion de enteres, como agora; lo que es
llamar a Dios, abia mucha dibocion en los espanoles, y los naturales eran exhortados de
buenos exemplos.
319083 QUE DIOS NUESTRO SENOR SEA ALABADO POR SIEMPRE JAMAS

Поділитись
10 689 views
КУПРІЄНКО - науково-публіцистичний блог: книги, статті, публікації. Україна. Київ. KUPRIENKO - Scientific blog: books, articles, publications.
Сайт розроблено, як науково-популярне онлайн видання. Напрями - Історія України, Історія цивілізацій Доколумбової Америки: документи, джерела, література, підручники, статті, малюнки, схеми, таблиці. Most texts not copyrighted in Ukraine. If you live elsewhere check the laws of your country before downloading.