870 views

    RELACIÓN DEL VIAJE DEL CAPITÁN JORGE ROBLEDO A LAS PROVINCIAS DE ANCERMA Y QUIMBAYA

 

    
 

    [Nota: Este libro se transcribió exactamente igual al original, respetando la ortografía y la redacción utilizadas en la época]

 

    
 

    Relación del viaje que hizo el muy noble señor capitán Jorge Robledo, teniente de Gobenador y Capitán General en las provincias de Ancerma y Quimbaya y en las a ellas comarcanas, por el iustre y muy magnífico Señor el marqués D. Francisco Pizarro, Adelantado, Gobernador y Capitan General en los reinos de la nueva Castillla, por S. M.; y de las dos cibades que dicho señor Capitan pobló y fundó en la provincia de Ancerma y en la cibda de San Juan en la provincia de Quimbaya, en la cibdad de Cartago: a lo cual, que dicho es, yo el escribano y uso escripto doy fee y verdadero testimonio que me hallé presente con el dicho señor Capitan, a todo lo que abajo irá declarado, enla forma y manera siguiente.

 

Primeramente, en 14 de Julio de mil y quinientos y treinta y nueve años, por virtud de los poderes que de su señoría tenia, con cient hombres de pié y de a caballo, isleños y hombres esforzados en la guerra, de mucho tiempo, en estas partes, y llevó muchos ganados y negros y indios para los pobladores y conquistadores. y en un pueblo, que se de Vijes, el cual pueblo es de indios, y allí asentó su real y hizo alarde de su gente y de todo lo demás. En el cual dicho real habia muy nobles caballeros y otras personas de honra que iban en su compañía, y allí vinieron otros caballeros y personas honradas, vecinos de la cibdad de Cali, a despedirse del señor Capitan. y dende a dos días partió del dicho pueblo de vijes, y ordenó su avanguardia y retaguardia, alferez y cabos descuadras de gente de a caballo y de pié; y con este ordenamiento, caminó con la voluntad de dios Nuestro Señor. Y los dichos caballeros de la dicha cibdad de Cali salieron con él hasta una legua, poco mas ó menos, y allí se despidieron del dicho señor Capitan y de otros caballeros; y este dicho despedimiento fue tan entrañable, que a todos los salian las lágrimas, por el mucho amor y amistad que todos se tenian del mucho tiempo; y ansi se despidieronlos unos a la cibdad de Cali, y el señor Capitan prosiguió su camino para la provincia de Ancerma; a efectuar lo que llevaba a su cargo.

Y prosiguiendo el dicho señor Capitan su jornada con su ejército, dende a ocho dias, aportó con su real a una provincia que se dice los Gorrones, y allí junto al rio, grande que por allí pasa, esperó muchas balsas y canoas, que llevaban por el rio abajo, cargadas del fardaje de la gente del dicho real; y allí se juntaron las dichas balsas e canoas y españoles que en ellas venian. y porque habia necesidad de comida, mandó a cierta gente, que pasasen en las balsas y canoas a unos pueblos que parecian de la otra banda; y en sintiendo los indios del dicho pueblo que había españoles, desampararon los pueblos; y los españoles hallaron tanto maíz y tanta infinidad de pescado asado, que aunque estuviera el real dos meses, no lo acabáran. y allí estuvo el señor Capitan con su real tres o cuatro dias, en el cual dicho tiempo vinieron ciertos indios de paz, y les hizo entender, como él no venia a hacerles mal, y que vuesen amigos de los españoles, y se volviesen a sus casas y estuviesen de paz; porque les hacian saber que eran vasallos de S. M. y habian de servir a los cristianos. Y el señor Capitan les volvió ciertas indias y muchachos que habían tomado.

Dende a tres ó cuatro dias, partió el dicho señor Capitan y Teniente de Gobernador, con su ejército, por el camino de las provincias de Ancerma; y las balsas y canoas partieron por el río abajo con el fardaje que no sepodía llevar por tierra. y dende a otros siete ó ocho días, llegó con su ejército a un pueblo, que se dice el pueblo de Palomino; y dícese así, porque allí mataron a los indios un español que ansí se llamaba. Y hallamos el pueblo despoblado y sin bohios; y allí reposó la gente dos días, y se desembarcó todo el fardaje que venia en las balsas y canoas, porque nos quedaba el río desviado un pco de nuestro camino, y se llevó el fardaje y negros y indios en caballos que traian de servicio. y asi partidos del dicho pueblo de Palomino, llegamos en dos jornadas al comienzo de la provincia de Ancerma, y hallamos unas estancias de indios, donde habia mucha comida; y estuvo allí el real otros dos días reformándose, porque venian faltos de comida. y de allí envió el señor Capitán cierta gente de pié y de caballo a la ligera a descubrir la tierra y buscar sitio, donde estuviese el real algunos días reformándose. y los dichos españoles que habian ido a lo que dicho es, enviaron a decir el dicho señor Capitan, cómo habian hallado un asiento donde podria estar. El dicho señor Capitan partió con ciertos caballeros a lo susodicho, y dexó el real asentado como estaba; y llegado al dicho sitio, viendo que habia comida, envió a ciertos caballeros y soldados a que hiciesen venir el real; y sabida la voluntad del dicho señor Capitan, partieron y estuvieron dos dias en el camino, el cual iba poblado todo de bohios y labranzas; y los indios de la tierra idos de sus casas dónde no parescian; y ansí llegó todo el real y gente al dicho sitio susodicho.

En este dicho sitio estuvo el dicho señor Capitan con su ejército ocho días; en este tiempo fueron muchas veces gente de pié y de caballo a buscarlé a ranchear los caciques y indios de la tierra, para soltarlos y hacellos de paz y hacelles entender con las lenguas, como venian en nombre de S. M., y del dicho señor Gobernador a poblar una cibdad en aquella tierra, y que habián de servir a los españoles y habian de volverse cristianos. y la dicha gente, que salió a saltear y a ranchear los indios (que) estaban por los montes fuera de sus casas, trujeron ciertos indios y mujeres y muchachos; y allí les hizo entender con las lenguas todo lo susodicho y a lo que venian, y les mandó que se volviesen a sus causas y no estuviesen por los montes; los cuales dichos indios dijeron que así lo harian. En este medio tiempo, vinieron algunos indios de paz y algunos que en dicho tiempo se tomaron, y los castigó porque no se volvian a sus casas y labranzas con sus mujeres y hijos. y dende allí envió cierta gente de a caballo y de a pié a descubrir la tierra y ver un sitio de que tenia noticia para fundar ls cibdad; dende a dos dias que los susodichos partieron, partió el dicho señor Capitan con su real para se acercar a donde iba los españoles, o que estaba lejos el dicho sitio.

Y partido que fue el dicho señor Capitan por el camino donde iban los dichos españoles, el cual dicho camino era muy poblado, a hora de medio dia, poco más ó menos, los dichos españoles que iban a lo susodicho volvieron a gran priesa, y dijeron al dicho señor Capitán, como cinco ó seis leguas de allí habian topado un Capitán, y unTeniente de Gobernador, que venian de la provincia de Cartajena con cient hombres de pié y de caballo, que venían en seguimiento del licenciado Vadillo, gobernador de Cartajena, el cual dicho Capitan venia haciendo daño en la dicha tierra y a los naturales della. y sabido por el dicho señor Capitan todo lo suso dicho, otro dia de mañana, hizo decir misa al R. P. Que allí venia, y luego se partió con su real con la bendición de Dios. y llegado aquel dia a una provincia, que se llama Guarma, allí asentó su real, y despachó luego al alferez Ruy Vanegas y a ciertos caballeros y soldados, y envió a decir a los dichos Capitan y Teniente de Cartajena, que luego viniesen antél se presentar, y que no hiciesen daño en la tierra, porque aquella tierra era de la gobiernación del señor marqués D. Francisco Pizarro.

Y partidos el dicho Alferez y los que con él iban a hacer el requerimiento susodicho a las dicha gente de Cartajena, luego el dicho señor Capitan como sábio y despirencia en lo que convenía, mandó cabalgar a ciertos caballeros y otra gente, y fue a un sitio llano, que estaba junto al dicho real, y allí hizo talar cierta cabaña y arboles, y hizo hacer un hoy, y trajeron un madero y lo hizo hincar en aquel hoyo, y dijo ansí al dicho escribano que le dise por testimonio, como allí fundaba en nombre de S. M. y del señor Gobernador, la cibdad que se llamase San Juan, y la iglesia mayor Santa Marta de los Caballeros, y echó mano a la espada y en señal de posesion dio ciertas cuchilladas en el dicho madero sin contradiccion alguna; y lo pidió por testimono a mi el dicho escribano. E dio que aquel madero señalaba por picota en que fuese ejectuada la justicia real de S. M.; y luego tomó dos varas de justicia en sus manos, por virtud de los poderes que para ello traia, y señaló alcaldes ordinarios de S. M. a Suero de nave y a Martín de Amoroto, y por alguacil mayor a Ray Vanegas, alferez, el cual habia ido a donde estaban los españoles de Cartajena, y señaló otros ocho caballeros por regidores; y de todos ellos ecepto del dicho Ruy Vanegas, rescibió juramente y hicieron la solegnidad que de derecho se debía hacer. Y el dicho señor Capitan dijo allí qe allí fundaba la dicha cibdad, según dicho es, y con aditamento que si otro mejor sitio hallase, que la pudiese mudar en parte ás conveniente, lo cual paso en dia de Nuestra Señora de Agosto; y señaló los términos en la dicha cibdad hasta la minas de buritica y pr el rio arriba hasta la provincia de los Gorrones, y por los lados a treinta leguas por cada cabo.

RELACIÓN DEL VIAJE DEL CAPITÁN JORGE ROBLEDO A LAS PROVINCIAS DE ANCERMA Y QUIMBAYA

Залишити відповідь

7 visitors online now
7 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 14 at 12:00 am UTC
This month: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Rodolfo Cerrón-Palomino. TUCUYRICOC

B. APL, 42. 2006 (209-226)  TUCUYRICOC Rodolfo Cerrón-Palomino Academia Peruana de la Lengua  "El modo y gobierno que los Ingas...

Н.В. Ракуц. С интервалом в сто лет. Рец. на: Pedro Sarmiento de Gamboa. The Historyof the Incas [1572]

Н.В. Ракуц. С интервалом в сто лет. Рец. на: Pedro Sarmiento de Gamboa. The History of the Incas [1572] /...

Close