2 441 views

217

Mg. Juan Carlos Chero Zurita. MUCHIK: SALUDOS
Y EXPRESIONES DIARIAS

 

An kankapissäkærô "Çiequic Sipán ich"

Casa del saber (Universidad) "Señor de Sipán"

 

Mg. Juan Carlos Chero Zurita (1)

 

Resumen

Debemos saber que no se maneja una lengua por el simple hecho de conocer y pronunciar

un puñado de palabras. Por el contrario, para manejarla se le debe estudiar y, por ende,

practicarla. De esta manera evitaremos errores graves de ortografía y pronunciación al momento

de manipularla; este es el caso de la lengua muchik, en la que los saludos y expresiones

diarias utilizadas hoy en día son motivo de confusión constante.

Por eso, este artículo busca conocer, enseñar, aprender y manejar los saludos y expresiones

diarias utilizadas por los mochicas, así como lograr como objetivo principal aclarar, tanto en

escritura como en pronunciación, el correcto uso de estos términos, por parte de la comunidad.

Para el estudio nos sirvió el método histórico-comparativo, con el cual la información seleccionada

fue sometida a un riguroso análisis, lo que permitió encontrar las semejanzas y

diferencias de escritura y pronunciación entre los saludos y expresiones utilizadas a diario

en la sociedad mochica.

La investigación, en su parte final, procede a alcanzarnos la discusión de los resultados y las

conclusiones pertinentes.

Palabras clave: Muchik, saludos, expresiones diarias, investigadores.

1 Licenciado en Educación: Lengua y Literatura (UNPRG). Diplomado en Literatura (UNPRG). Diplomado en

TIC's (USS). Magíster en Docencia y Gestión Educativa (UCV - Trujillo). Estudios concluidos de Maestría

en Docencia e Investigación (UNPRG). Doctorando en Educación (UCV). Abogado (UDCH). Docente de la

Universidad Señor de Sipán.

218

Abstract

We must know that no one language is handled by the act of knowing and pronouncing a

few words. In contrast to handle it and therefore should consider practicing in this manner

will avoid serious errors in spelling and pronunciation when handling this is the case of the

language in which Muchik greetings and everyday expressions used today is ground of constant

confusion.

That's why this article is to learn, teach, learn and manage the daily greetings and expressions

used by the Mochica, as well as achieving the main aim to clarify in writing and in

pronunciation of the proper use of these terms by the community.

For the study we used the comparative-historical method, with which the selected information

was subjected to a rigorous analysis which allowed to find the similarities and differences

between writing and pronunciation greetings and expressions used in everyday

society mochica.

The investigation comes at its end to reach the discussion of the findings and conclusions.

Keywords: Muchik, greetings, expressions, daily, researchers

I. Introducción

Al finalizar la década de los ochenta, del siglo pasado, se llevó a cabo en el norte del Perú,

el descubrimiento del Señor de Sipán en Huaca Rajada (Lambayeque); y, sin darnos cuenta,

aquel acontecimiento empezó por incrementar el esfuerzo denodado que se hacía por rescatar

y conservar lo nuestro, como son las tradiciones y costumbres, con el fin de fortalecer

nuestra identidad mochica.

Las investigaciones que se produjeron a partir de este descubrimiento pero en relación al

mundo mochica, lograron sumar información desde diversas ópticas.

219

Pero, hablar o investigar sobre los mochicas no significa limitarse solo a aspectos relacionados

a las danzas, comidas, vestimentas, etc.; sino también se debe abordar la lengua,

aspecto muy importante dentro de esta sociedad.

Y uno de los aspectos fundamentales dentro de la lengua, es aquel que se refiere a los SALUDOS

Y EXPRESIONES DIARIAS, tan utilizados hoy en día, pero confundiéndolos, mezclándolos

y mutándolos en su uso práctico llevando por ende a la asociación de graves errores

de ortografía y pronunciación.

Por lo tanto, la única manera de darle solución a esa traba cultural fue recurrir a las fuentes

mismas, soporte de la presente Descubrimiento del Señor de Sipán investigación. Éstas se

refieren a Fernando de la Carrera Daza, Federico Villarreal, Rafael Larco Hoyle, Jorge Zevallos

Quiñones.

Por este motivo, el presente artículo apunta a esclarecer el uso acertado y correcto de estos

términos por parte de la comunidad en general, tanto en lo escrito como en lo oral, logrando

por ende esclarecer las múltiples confusiones que se generan en su entorno y dejar a libre

elección o en forma conjunta el uso estandarizado de los saludos y expresiones diarias.

Puedo afirmar que mientras más próximo, en sentido de antigüedad, esté el término recopilado

al tiempo de la población mochica, mejor se podrá apreciar la verdadera fluidez del

idioma de esta sociedad.

II. Metodologia

Toda investigación involucra rigurosidad, tanto en la consulta de las fuentes, como en los

resultados obtenidos.

Por esto nuestro modesto estudio se realizó de manera estratégica, en la que cada una de

las etapas de nuestra investigación fue alimentada en su desarrollo por el método históricocomparativo.

El método parte del hecho del estudio particular de las lenguas en comunidades concretas

y para lo cual se sirve de la lingüística descriptiva, la que se preocupa por la descripción y el

análisis del lenguaje de cualquier grupo de hablantes en cualquier tiempo; de la lingüística

histórica, que se preocupa del estudio de las lenguas en el curso del tiempo; además, estudia

las formas en que las lenguas cambian de un periodo a otro y se preocupa de las causas

y resultados de estos cambios; y por último de la lingüística comparada, la que tiene como

objetivo comparar desde uno o más puntos de vista, dos o más lenguas.

Por lo tanto la lingüística descriptiva, histórica y comparada ayudaron a detallar el desarrollo

histórico de la lengua muchik y por ende sus cambios, así como también a estudiarla

sincrónicamente y diacrónicamente, pudiendo establecer comparaciones entre ésta y otras

lenguas de semejante o distinta raíz cultural.

Este método apunta a conseguir las fuentes publicadas lo más original posible. Esto, debido

a que la información existente se encuentra dispersa y en otros casos todavía ocultos sin ver

la luz del conocimiento.

220

Seguidamente, el desarrollo del trabajo en un primer instante, se inició con la recopilación,

revisión y posterior clasificación minuciosa y detallada de las fuentes; para lo cual, haciendo

uso de la técnica de gabinete, se confeccionaron estratégicamente fichas para esta investigación.

Luego de la extracción de la información como producto de un análisis documental y además

de consultas a fuentes complementarias, se procedió a procesar organizadamente los

resultados, con la finalidad de que sean accesibles tanto metodológicamente como didácticamente

por la comunidad deseosa de aprender.

III. Resultados

El trabajo se realizó en base a las siguientes fuentes consultadas: de la Carrera, Villarreal,

Larco y Zevallos. Estos nos presentan los saludos y expresiones diarias; cada una con sus

respectivas semejanzas y diferencias, debido a que fueron recogidos en tiempos y lugares

distintos.

FERNANDO DE LA CARRERA DAZA divide su obra "ARTE DE LA LENGVA YVNGA DE LOS VALLES

del Obispado de Truxillo del Peru, con vn Confeffonario, y todas las Oraciones Chriftianas,

traducidas en la lengua, y otras cofas", publicada en 1644, en una Parte Preliminar y

Cuatro Libros.

Al revisar el "Arte" en busca de la existencia de los saludos practicados a diario entre los

mochicas de la época de don Fernando de la Carrera, habría que manifestar que en las lista

de términos y expresiones recogidas y organizadas por el Cura de Reque y Jayanca, solo se

encuentran por separado las expresiones "bueno" (peñ) y "día" (ineng) y no aparecen saludos

establecidos; por lo que esta aclaración nos hace tener dos ideas; la primera, que no

existía un saludo definido; y la segunda, que quizá el autor obvió este dato por ser común

para aquella época.

221

Pero, a la falta de saludos, de la Carrera ubica al interior de su obra, específicamente en el

Libro Cuarto, el tema titulado "Horas del día y de la noche". Este tema se encuentra compuesto

por un vocabulario de 17 términos en idioma muchik con su respectiva traducción

al castellano.

De la Carrera escribe sobre este punto para informar la manera de cómo se orientaban en el

día para desarrollar sus actividades cotidianas y para el descanso por las noches.

Con respecto a las "Horas del día", como primer punto, presenta un listado de ocho palabras,

todas en relación cronológica. Es decir, nos ubica desde lo más temprano, o sea momentos

antes que se vean los primeros rayos de luz del Sol; para lo cual utiliza el vocablo neiznana

(muy de mañanita); seguidamente, conforme va avanzando el día y el desplazamiento del

Sol, nos presenta las locuciones neizna (de mañana), narr.m (como a las ocho), hasta llegar

al bien marcado lecчæc xllang (a mediodía). Posteriormente al iniciarse la tarde utiliza la

palabra nerr xllang (como a las dos de la tarde), para de allí llevarnos a Nerrærr (como a la

oración) que se debe estar refiriendo entre 5:30 y 6:30 de la tarde. Finalmente, al terminar la

tarde nos presenta la expresión Cul xllang (a puestas del sol), con lo que da fin a la secuencia

diaria de duración del día (presencia de luz solar). Otro término que utiliza Fernando de la

Carrera es Pamana para referirse desde el mediodía hasta después de la oración.

El gráfico, que se postula a continuación, permite comprender mejor la secuencia cronológica

de las palabras que involucran las horas del día:

Fuente: Elaboración propia

En relación a las "Horas de la noche", don Fernando de la Carrera nos plantea cinco palabras

para el transcurrir de la misma. La secuencia la empieza con la expresión Neiz (ya de noche),

la cual es lógicamente continuación de Cul xllang (a puestas del sol) la última palabra de

"Horas de la mañana".

De Neiz, el autor nos ubica en Na eiaxll o también en Cчa mæl (a medianoche) donde todo

es tranquilidad y de aquí nos traslada a Ma ilucч (de madrugadita), momentos antes de que

Neiznana Neizna Narr.m

Lecчæc

xllang

Nerr xllang Nerr.rr Cul xllang

Muy de

mananita

De

manana

Como a las

ocho

A mediodia

Como a las dos

de la tarde

Como a la

oracion

A puestas

del sol

Pamana

Desde mediodia hasta despues de la oracion

Por las tardes (Middendorf)

HORAS DEL DIA

222

se vean los primeros rayos del Sol. Seguidamente nos sitúa en Tzhiæ cæll (en menudeando

los gallos) para referirse al instante en que los gallos avisan que la noche está terminando

y va a empezar a salir el Sol. Finalmente nos manifiesta Ñam lucч (como entre dos luces)

para indicar que ya acabó la noche y empieza a notarse las primeras luces del astro rey; por

supuesto, siguiendo la secuencia, a continuación seguirá Neiznana.

El gráfico que se postula a continuación permite comprender con mayor amplitud la secuencia

ordenada de las palabras que involucran las horas de la noche:

Fuente: Elaboración propia

De esta manera se completa el ciclo vital del día (con luz solar) y de la noche, en la que una

da paso a otra y así sucesivamente.

FEDERICO VILLARREAL en su obra "La lengua yunga o mochica", publicada en 1921, nos

presenta en la parte final de la misma un apartado titulado "La lengua mochica en la actualidad".

En esta nos narra cómo logró conseguir palabras de la lengua yunga que se hablaban

en el entonces pueblo de Eten.

Las palabras que logró recopilar en 1920, llegaron a su persona por medio de dos listas, la

primera enviada por don Amadeo Vilches y la segunda por don Lorenzo Colchón.

Con respecto a la lista proporcionada por don Amadeo Vilches (amigo y condiscípulo de

Villarreal) quien residía en Lambayeque y se trasladó hasta Eten para recopilar las palabras

que todavía eran conocidas y habladas en este pueblo. Dicha lista está compuesta por 75

términos. Las fuentes fidedignas de don Amadeo fueron: primera, la señora María Carbayo,

de 70 años, hija de don José Dolores Carbayo y doña Gertrudis Solorza de Lambayeque;

segunda, el señor Julián Chafloque, de 80 años, hijo de María del Milagro Alejo; y tercera,

don Felipe Yumps, de más de 60 años, quien realizaba su trabajo de tejido de sombreros de

macora acostado en el suelo.

La segunda lista alcanzada por don Lorenzo Colchón, también amigo de Villarreal, consta de

60 voces. Don Lorenzo vivía en el pueblo de Reque y de allí se trasladó también hacia Eten

con el objetivo de recoger los vocablos que todavía se utilizaban en dicho pueblo.

En torno al tema de nuestro artículo, podemos afirmar que en ambas listas publicadas por

Villarreal, encontramos los respectivos saludos y expresiones diarias.

Neiz

Na eiaxll

Cчa m.l

Ma ilucч Tzhi. c.ll Nam lucч

Ya de

noche

A medianoche De madrugadita

En menudeando los

gallos

Como entre dos

luces

HORAS DE LA NOCHE

223

Referente a los saludos, descubrimos los siguientes: buenos dias (peinas unan sequemoy

- Colchón; peinar naus - Vilches); buenas tardes (peiness nerto, peinas nerrum sequemoy -

Colchón, peinar ners - Vilches).

En cuanto a las expresiones diarias manejadas por los mochicahablantes y recopiladas por

Villarreal, tenemos: cómo ha amanecido (emessuno - Colchón, emes unam - Vilches), he

amanecido bien (etine pum - Vilches), cómo ha amanecido su marido (enan unam diviopadam

- Vilches), ya es tarde (acunerme - Vilches), cómo ha tenido la tarde (emess nert – Colchon),

noche (neis - Colchón), dormir (jiad - Colchón).

RAFAEL LARCO HOYLE en su libro "Los mochicas" – Tomo II, publicado en 1939, presenta

una lista de ciento setenta y cuatro expresiones. La recopilación hecha con mucha dificultad

se efectuó en los pueblos de Eten y Monsefú en 1936. Parte de estas palabras fueron proporcionadas

por don Domingo Reyes, oriundo de Eten y el resto de los términos por otros

naturales de Eten y Monsefú.

En 1939 Larco Hoyle comparte esta lista con Radamés A. Altieri, quien la publicaría en las

páginas XV, XVI, XVII de la parte Introductoria de la Reedición que hace el Instituto de Antropología

de la Universidad Nacional de Tucumán (Argentina) del "Arte de la lengua yunga" de

don Fernando de la Carrera Daza.

En este libro se identifica terminología muchik, la misma que guarda una perfecta relación

con los saludos. Entre las expresiones encontradas, tenemos las siguientes: buenos dias

(peinas unam), buenas tardes (peinas nerrem).

224

Por otra parte, también existen dicciones que destacan y que pueden ser asociadas a las expresiones

diarias; entre éstas se citan: cómo ha amanecido (emes unanche), he amanecido

bien (Ayenamoyi), cómo ha amanecido su marido (emes unan ñan), levántate que es de día

(tuscan angan atin), ya alumbra el Sol (angang atin Sam), todavia es temprano (chipacacang

atin), ya es tarde (acunerme), ¿cómo ha tenido la tarde? (¿emess nert?), noche (neis), vamos

a dormir (amoche jiad).

En la obra de Larco, al igual que en Villarreal, los saludos y expresiones diarias son ubicados

rápidamente por cualquier investigador inmerso en este quehacer, pero también podrá

apreciar que entre las anotaciones de uno y otro autor existen variantes gráficas y fonéticas,

producto del paso de los años y desaparición de personas que las hablaron.

JORGE ZEVALLOS QUIÑONES ha dejado una vasta producción relacionada al estudio de las

lenguas del litoral norte del Perú, entre las que predominan la lengua mochica. Ésta se puede

apreciar en los diversos artículos escritos detalladamente y que han servido como columna

para investigaciones posteriores.

Revisando su escrito "Una nota sobre el primitivo idioma de la Costa Norte", encontramos

una pequeña lista recopilada por Zevallos en Monsefú, de boca de don Manuel Llonto Esqueche,

de 70 años, y de don José Ayasta, de 72 años.

Cada palabra de la lista se encuentra marcada con el apellido de la persona que la aportó,

con la finalidad de identificar las diferencias que se notan entre mismas palabras que nos

dan a su vez un mismo significado. Cuando no existe diferencia, la palabra no lleva ningún

apellido.

Referente a los saludos, encontramos los siguientes: buenos dias (peinas unam – Llonto,

peines ner - Ayasta), buenas tardes (peinas nerrem – Llonto, peines sinape –Ayasta).

En cuanto a las expresiones diarias recopiladas por Zevallos Quiñones, tenemos: ¿qué tal

día?, ¿cómo ha amanecido? (ernes unam – Llonto), noche (neis), vamos a dormir (amoche

jiad).

Finalmente, se presenta un cuadro, en el que se intenta consolidar parte de este artículo.

En éste se cita a los investigadores que han servido de soporte para el presente trabajo; se

mencionan los lugares donde se llevaron a cabo las recopilaciones de las locuciones, los años

en las que se hizo y, por último, las fuentes fidedignas de las que se sirvieron cada uno de

los investigadores.

También se comparan los saludos y expresiones utilizadas a diario, aportados por cada investigador;

y a la vez hacer notar los cambios que ha sufrido la mayoría de los vocablos a nivel

gráfico, como fonético.

225

CUADRO COMPARATIVO DE SALUDOS Y EXPRESIONES DIARIAS

Federico VILLARREAL Rafael LARCO HOYLE Jorge ZEVALLOS QUINONES

Eten 1920

Eten y Monsefu

1936

Monsefu 1941

L. Colchon A. Vilches Domingo Reyes Llonto (70) Ayasta

Peinas unan

sequemoy:

Buenos dias (senor)

Peiness nerto:

Buenas tardes

Peinas nerrum

sequemoy:

Buenas

tardes (senor)

Emessuno: Como ha

amanecido

Emess nert: Como

ha tenido la tarde

Neis: Noche

Peinar naus: Buenos dias

Peinar ners: Buenas

tardes

Emes unam:

Como ha amanecido

Etine pum:

He amanecido

Bien

Enan unam diviopadam:

Como ha amanecido su

marido

Acunerme: Ya es tarde

Peinas unam:

Buenos dias

Peinas nerrem:

Buenas tardes

Emes unanche:

Como ha amanecido

Ayenamoyi:

He amanecido bien

Emes unan nan:

Como ha amanecido su

marido

Tuscan angan atin:

Levantate que es de dia

Angang atin Sam: Ya

alumbra el Sol

Chipacacang atin: Todavia

es temprano

Acunerme: Ya es tarde

.Emess nert?:

.Como ha tenido la tarde?

Neis: Noche

Amoche jiad: Vamos a

dormir

Peinas unam:

Buenos dias

Peinas nerrem:

Buenas tardes

Ernes unam:

.Que tal dia?

(.Como ha

amanecido?)

Peines ner:

Buenos

dias

Peines

sinape:

Buenas

tardes

Neis: Noche

Amoche jiad: Vamos a dormir

226

IV. Discusión

Esta investigación permite apreciar que los saludos, expresiones diarias y otros términos

mochicas, todavía eran conocidos en algunos pueblos del actual departamento de Lambayeque,

siendo éste el motivo para ser recogido por investigadores como Villarreal (1920), en

el pueblo de Eten, Larco Hoyle en Eten y Monsefú (1936) y Zevallos Quiñones en Monsefú

(1941).

El estudio muestra, además, que entre las listas de palabras recopiladas por uno y otro autor,

existen diferencias de escritura y, por consecuencia, de pronunciación, pero esto no significa

que unos estén equivocados y otros acertados. Por el contrario, se demuestra la mutabilidad

que han sufrido las palabras con el correr de los años.

Sin embargo, todavía utilizamos algunos vocablos mochicas en nuestro quehacer diario, que,

como es de suponer, se desconocen que lo son. Pero éstos, los saludos y otras expresiones

ya se pueden encontrar en diccionarios mochica-español (Salas 2002) para su correcto uso

y difusión (Brüning 2004)

Al utilizar los saludos y expresiones diarias hay que tener en cuenta que no se pueden mezclar

los aportados por los distintos autores, sino, por el contrario, elegir solo uno de ellos

como podría ser el caso de Villarreal (1920), para su uso estandarizado.

V. Conclusiones

Del estudio del "Arte de la lengua yunga", se deduce que la población mochica no manejaba

saludos ni expresiones diarias y sólo poseía en su vocabulario términos para manifestar las

etapas en las que transcurrían el día y la noche.

Autores como Villarreal, Larco Hoyle y Zevallos, nos presentan los distintos saludos y expresiones

que utilizaban a diario los mochicas, apreciándose que con el transcurrir de los años

cada una de ellas ha sufrido cambios.

En nuestro actual contexto existen limitaciones con respecto a la disponibilidad de información

y la correcta enseñanza de la lengua muchik, ya que no existe un centro académico en

el medio que sea pionero en brindar este servicio.

No basta con saber un pequeño listado de palabras para afirmar que se sabe muchik, ya que

esto lleva a la mentira y confusión y por ende a cometer gravísimos errores en su manejo y

difusión.

En estos instantes, todavía no sale a la luz un libro confeccionado pedagógica y didácticamente,

con el que se enseñe esta lengua. Cuando nos referimos a este texto, estamos

diciendo que no sea un grupo de hojas conteniendo un conjunto de palabras para que sean

repetidas mecánicamente, cayendo en el memorismo, sino, por el contrario, sea un texto

con el que se logre aprendizajes para ponerlos en uso diario.

Trabajando desde ahora de manera académica, teniendo de la mano a la investigación y la

pedagogía, en poco tiempo podremos tener resultados gratificantes, como es el conocer y

227

difundir la lengua muchik; y en especial poder comunicarnos dentro de nuestro grupo social

gracias a ella; logrando además fortalecer e incrementar nuestra identidad cultural.

VI. Referencias Bibliográficas

Brüning, H. H. Mochica Worterbuch. Diccionario Mochica. Mochica-Castellano/Castellano-

Mochica. Octubre 2004. Lima (Perú): Universidad de San Martín de Porres.

De la Carrera Daza, F. (1939). Arte de la Lengua Yunga. Edición de Radamés Altieri. Tucumán:

Universidad Nacional de Tucumán.

Kosok, P. (1965). List 1 of Mochica Words and Phrases y List 2 of Mochica Words and Phrases.

En Life, Land and Water in Ancient Peru. New York: Long Island University.

Larco Hoyle, R. (1939). Los mochicas. Tomo II. Lima: Empresa Editorial "Rímac" S.A.

Salas Garcia, J. A. (2002). Diccionario Mochica-Castellano / Castellano- Mochica. Lima: Universidad

de San Martín de Porres.

Schumacher de Peña, G. (1991). El vocabulario de Walter Lehmann (1929) comparado on

otras fuentes léxicas. Lima (Perú): UNMSM – CILA.

Villarreal Villarreal, F. (1921). La lengua yunga o mochica. Lima: Imprenta Peruana de E.Z.

Casanova.

Zevallos Quiñones, J. (1941). Una nota sobre el primitivo idioma de la costa norte. Revista

Histórica, XIV.

Zevallos Quiñones, J. (1946). Un diccionario yunga. Revista del Museo Nacional, XV.

Zevallos Quiñones, J. (1948). Primitivas lenguas de la Costa. Revista del Museo de Arqueología,

Antropología e Historia. Nº 8. Trujillo: Editora Normas Legales S.A.C.

Mg. Juan Carlos Chero Zurita. MUCHIK: SALUDOS Y EXPRESIONES DIARIAS
Поділитись
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
5 visitors online now
5 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 87 at 11:54 am UTC
This month: 115 at 02-02-2019 04:41 pm UTC
This year: 151 at 01-03-2019 12:45 am UTC