Cristobal de MOLINA (El Almagrista, Chileno). Relacion de muchas cosas acaescidas en el Peru 1553 (1968)


6 577 views

de oro y plata, y diciendo que le queria traer un bulto de oro y plata que tenia de su
padre Guainacaba, contrapaso y todo, el cual el dicho Hernando Pizarro dicen que le
habia pedido, pidio licencia por ir cuatro leguas de alli a traerlo, y aun no hubo llegado
alli cuando se alzo toda la tierra con el y contra la ciudad del Cuzco y dende a dos o tres
dias pusieron cerco a la ciudad del Cuzco por todas partes, y asimismo envio a cercar la
Ciudad de los Reyes; y toda la tierra, especialmente la sierra, se alzo y mataron cuatro o
cinco capitanias de gente espanoles que venian a la ciudad del Cuzco y otros muchos
espanoles que andaban derramados por la tierra en los pueblos de los indios, unos
caminando y otros rancheando, y otros estaban por estancieros, no haciendo a los indios
mucho provecho, antes hartos danos, segun se tiene por experiencia que estos los saben
hacer.
088023 El Marques, a la sazon que esto paso, estaba en la Ciudad de los Reyes, y
defendiose lo mejor que pudo, y despues que los indios alzaron el cerco sobre la ciudad
(porque estaba asentada en llano y por causa de los caballos no eran parte los indios
para hacerles dano) como cada dia a la fama de las riquezas del Peru pasaban tantas
gentes, junto un campo de quinientos hombres y enviolo a la sierra en socorro de la
ciudad del Cuzco, con el cual envio a Alonso de Alvarado, que era capitan de los
Chachapoyas entonces, por capitan general de el, el cual partio de esta ciudad de los
Reyes en principio del ano de (hay un claro en el original) y tardo siete u ocho meses en
llegar al Cuzco a socorrerla, y la causa fue porque iba haciendo los mas bravos castigos
en la tierra por do pasaba que el podia, tanto que segun la destruccion parece que jamas
se podra quitar la memoria de ello, y en el entretanto que este socorro llegaba, asi
mismo el Adelantado por la otra banda del Collao y costa del sur venia a mas andar a
hacer el dicho socorro y dejemoslos aqui a estos dos campos y toquemos como la
ciudad del Cuzco se defendio del gran poder del Inga, lo cual se puede mas atribuir a
Nuestro Senor Dios, que, aunque seamos malos, no quiere dejarnos de su mano sino
favorescernos hasta la muerte, porque nos enmendemos y reconozcamos siempre su
gran omnipotencia, justicia y misericordia. En el Cuzco, al tiempo que el Inga la sitio,
habia ciento cincuenta espanoles; de estos los ciento eran de caballo, buena gente,
animosa, y de los cincuenta habia algunos peones escogidos, aunque pocos, y los
demas, gente inutil para la guerra, especialmente en los principios del cerco, que
despues adelante todos vinieron a tomar animo y aliento y fueron de provecho; los
indios ganaron al Cuzco casi todo, de esta manera: que en ganando la calle iban
haciendo una pared para que los caballos ni los espanoles les pudiesen romper, y de esta
manera fueron ganando por una parte de la ciudad de la parte mas aspera que es hacia
donde estan las casas de Guascar Inga hasta la plaza donde los espanoles se recogieron
todos y desampararon sus casas y haciendas porque los indios no les dieron lugar a que
sacasen cosa; tanta priesa les dieron; y pusieron fuego a todo el Cuzco junto y en un dia
ardio todo, como eran las cobijas de paja, y era tanto el humo que casi los hubiera de
ahogar y pasaron gran trabajo por esta causa; y si no fuera porque de la una parte de la
plaza no habia casas y estaba descombrado, no pudieran escapar, porque si por todas
partes les diera el humo y el calor siendo tan grande, pasaran trabajo; pero la Divina
Providencia lo estorbo. Despues de pasado el humo, los indios les dieron continua
guerra ocho o diez dias, y como se hicieron alli fuertes y se sustentaron, aflojaron los
indios y recogieronse a sus fuertes y estabanse alli y desde alli peleaban los espanoles
procurando de ganarles las albarradas, y asi poco a poco, a pie donde era menester, y a
caballo, donde, partida la gente en cuatro companias para que peleando los unos
descansasen los otros, les fueron ganando poco a poco a los indios, como es gente
inconstante, desarmada y de poca industria, lo que habian ganado, y los hicieron
desamparar el Cuzco y subirse a la fortaleza y a los altos y padrastros y sierras que son
sobre la ciudad. Vieronse tan trabajados los espanoles en este cerco, que hubo cabildo y
votos para desamparar la ciudad e ir la via de Arequipa por los llanos a la Ciudad de los
Reyes, donde estaba el Marques, del cual tenian tambien sospecha si era vivo, porque
sabian que el alzamiento era general en toda la tierra y los indios les habian echado
ciertas cabezas de espanoles que habian muerto, en la plaza, y los indios que prendieron
les decian que habian muerto todos cuantos espanoles habia en la tierra; y era esta fama
fingida que el Inga mandaba echar por sus gentes, porque si los espanoles prendiesen
algunos lo dijesen como el lo pretendia por desmayarlos y ciertamente desampararan la
ciudad si no fuera que entre los hermanos del Marques habia alguna division y
disconformidad: Juan Pizarro, que era capitan general, no venia en ello ni menos
Gonzalo Pizarro, su hermano, aunque el teniente y regimiento habian votado por
cabildo que si que era cosa conveniente ir a socorrer al Marques si acaso era vivo y
estaba en alguna necesidad; dificultad que hallaban para poderse sustentar era que los
indios tenian la fortaleza del Cuzco por suya y las casas de Guascar que estan al pie de
la fortaleza, que son dos fuerzas harto grandes y tenian por inespugnable cosa
poderselas ganar, porque la tierra hacia muy fuertes a las fortalezas que de suyo lo eran,
y los caminos tan angostos para ir a combatirlas, que no sabian que remedio se dar;
acordo este capitan Juan Pizarro, que cierto era animoso, de hacer toda la gente de a
caballo que a el le parecio mas conveniente y dejo en la ciudad recaudo para que la
guardasen, y dando a entender a los indios que se iba a la Ciudad de los Reyes por el
camino real del Inga, tomo su derrota, y caminando por algun trecho, descuidandose los
indios de guardar sus albarradas y caminos que iban a la fortaleza, antes que los indios
echasen de ver en ello, revolvio hacia la fortaleza y se subio a lo alto y se puso junto
con ellos peleando con los indios; llevaba algunas ballestas y arcabuces y sostuvose alli
tanto y tanta instancia hizo con los espanoles que llevaba, que era buena gente, que los
indios al tercero dia desampararon la fortaleza y se huyeron y el Inga se retiro a un
pueblo fuerte que se llama Tambo, que es en el valle del Yucay, seis leguas del Cuzco, y
los espanoles pusieron un capitan en la fortaleza con gran ronda y recaudo y artilleria, y
desde entonces tuvieron mucho alivio y esperanza de ser alguna parte para con los
indios, aunque el Inga esperaba que viniese el verano para acaudillar doscientos mil
indios y dar otra vez de hecho sobre ellos, lo cual si hubiera efecto no pudieran escapar;
estorbolo los socorros de gente que digo, que venian al Cuzco, que eran grandes, porque
Almagro traia cuatrocientos treinta hombres y Alonso de Alvarado traia quinientos
hombres, toda muy buena gente bien aderezada y encabalgada.
089083 El Adelantado Almagro y los suyos, despues de haberse reformado algunos
dias en Arequipa, saliendole la tierra de paz, camino la vuelta del Cuzco que es setenta
leguas de esta provincia de Arequipa, y llego dos meses antes al Cuzco que Alonso de
Alvarado; el Inga dio a entender que se holgaba de su venida y enviole mensajeros
muchos y diversos, y escribiale cartas haciendole saber la causa por que se habia alzado
que es por las que se han dicho, y por otras muchas; quejabase mucho de los vocinos del
Cuzco, diciendo que le trataban mal e injuriosamente y le escupian y orinaban y le
tomaban sus mujeres; y de Hernando Pizarro solamente decia que le habia dado gran
cantidad de oro y que porque no tenia ya mas que dar, se habia alzado, y que el le queria
venir de paz por que le tenia por amigo y le queria mucho; que le enviase alla algun
espanol amigo suyo porque le queria hablar, y Almagro le envio dos espanoles y una
lengua espanol que tenia muy buena, que entendia muy bien los indios, y llegados alli,
los recibio bien, y estando con el y sabido desde el Cuzco como el Inga se carteaba con
Almagro y trataba de le venir de paz, enviaronle un muchacho mulato que le dijese al
Inga que en ninguna manera viniese de paz a Almagro, porque no era senor, que el
senor era el Marques, y enviaronselo a decir asimismo por carta y el Inga dio a leer la
carta a los espanoles de Almagro y dijo: < > ; y dioles un machete y mando a uno de los dos
espanoles que cortasen la mano a aquel, los cuales se la cortaron y el Inga quedo muy
satisfecho, y mandoles que se volviesen a Almagro y le dijesen que el y algunos amigos
suyos se viniesen a ver con el, que el le vernia de paz y le mocharia, y con este recaudo
los dos espanoles se volvieron y no vinieron muy satisfechos del Inga, porque les
parecio que estaba muy desenvuelto y que andaba con cautelas, y asi se lo certificaron a
Almagro, el cual partio su campo en dos partes, y con la una y la mejor, que serian hasta
doscientos de caballo, fue a verse con el Inga al valle del Yucay, y la otra parte dejo en
un pueblo que se llama Urcos aposentados, que esta seis leguas del Cuzco. Sabido por
los vecinos del Cuzco que Almagro habia dividido su campo, salieron del Cuzco con
mano armada y punto de guerra y fueron a Urcos, y sabido por la gente del Adelantado
que alli estaba, hicieron dos escuadrones, de caballo el uno y el otro de infanteria y
salieron de su aposento, y salieronles en un llano a presentar la batalla, la cual los
Pizarros esperaban y hallaronse los corredores unos con otros y se preguntaron muchas

Cristobal de MOLINA (El Almagrista, Chileno). Relacion de muchas cosas acaescidas en el Peru 1553 (1968)

Залишити відповідь

10 visitors online now
10 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 103 at 01:06 am UTC
This month: 114 at 12-11-2017 09:03 pm UTC
This year: 114 at 12-11-2017 09:03 pm UTC
Read previous post:
Cristobal de MENA. La conquista del Peru, llamada la Nueva Castilla 1534 (1930)

Cristobal de MENA. La conquista del Peru, llamada la Nueva Castilla 1534 (1930).

Juan de MATIENZO. Gobierno del Peru 1567 (1967)

Juan de MATIENZO. Gobierno del Peru 1567 (1967).

Close