13 743 views

 

 

 

 

¿Leyes de la historia?

Tomo II

 

Alfonso Klauer

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lima, 2003

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ÍNDICE / Tomo II

 

                    La Quinta Ola: el Imperio Romano        

                    Los "bárbaros"        

                        –    Los que huyeron del terror romano        

                        –    ¿Viejos destacamentos de frontera?        

                        –    ¿Grupos transplantados por los romanos?        

                        –    ¿Cuántos se enfrentaron al poder hegemónico?    

                        –    Los hunos        

                    La inverosímil Historia tradicional        

    9)    Ningún pueblo ha recuperado la posta

    10)    Un fenómeno eminentemente "nacional"

    11)    Vigencia cada vez más corta

            El proceso de las grandes olas

                        Colapso: características y constantes

            Las grandes olas: centro y periferia

                        Independencia respecto del centro

                    Dependencia y sojuzgamiento

                    Transferencia de riquezas

                    Independencia secular: el caso de Estados Unidos

                    Hegemonías sucesivas: el caso del Perú

                    Generación de riqueza e inversión

                    Centralismo y descentralización en la historia

                    El desafío del multi–etno–lingüismo

        La Décima Ola de la historia

 

    La globalización y la factura de la historia

        Los caminos del futuro

        Condonar deuda e invertir

        O soportar la invasión

 

Gráficos

 

 

 

 

 

 

 

 

La Quinta Ola: El Imperio Romano

 

A modo de ejemplo, una vez más, veamos el caso de lo ocurrido en la Quinta Gran Ola de Occidente: el Imperio Romano.

 

 

 

El Imperio Romano, en varios siglos –y como puede apreciarse en el Gráfico Nº 18–, alcanzó a controlar un vasto territorio en torno a las riberas del Mediterráneo. El pueblo romano, como ningún otro de los vecinos de Grecia, había venido comerciando durante siglos con ésta, el centro de la ola precedente. Como hemos visto antes, al unísono con las mercancías fluía el conocimiento que, entre otras cosas, incluía el idioma del pueblo hegemónico. También en esto puede advertirse que la voluntad de los hombres quedaba virtualmente al margen. O, si se prefiere, los romanos, a su pesar –por lo menos en el caso de la inmensa mayoría que lo hicieron–, se habían visto obligados a aprender el griego, el idioma del pueblo que había estado hegemonizando. Del mismo modo que hoy, muy a su pesar, y aunque no sean concientes de ello o se resistan a admitirlo, millones de hombres y mujeres del mundo entero se ven "obligados" a aprender inglés, el idioma del pueblo hegemónico.

 

Es una verdad meridiana que los que –conciente o inconcientemente– se resisten a esa descomunal fuerza inercial, quedan virtualmente condenados a quedar a la zaga, en conocimientos, en información, en oportunidades de negocios o de empleo, etc. ¿No serían esas las mismas razones por las cuales muchos romanos habían tenido que aprender a hablar y escribir el griego? Todo parece indicar que sí. De allí que, en el siglo i aC, la mayoría de los romanos cultos –además de latín–, hablaba y escribía en griego . Más todavía –como informa Julio César –, el idioma y la escritura de los griegos se había extendido incluso más allá de la península italiana: los druidas o sacerdotes de los galos utilizaban el alfabeto griego. ¿Será necesario insistir en que para que ello ocurriera con los romanos y los galos, no había sido necesaria una guerra griega de conquista?

 

El progresivo y lento debilitamiento de la que había sido la Gran Ola Helénica (cuya debacle final fue precipitada por la catastrófica campaña de Alejandro Magno en África y Asia, en el siglo iv aC, y de la que los romanos inadvertidamente resultarían los más beneficiados), permitió que –en términos relativos–, se acrecentaran cada vez más las fuerzas de los pueblos asentados en la península itálica, y en particular del romano. Surge entonces, hacia el siglo iii aC, la ambición de los gobernantes de la denominada República Romana de ampliar sus dominios. Puede afirmarse que, recién en este momento de formación de la nueva ola, entra en juego la voluntad de los hombres, en este caso la de los gobernantes del pueblo que, sin que se lo hubiera propuesto, era ya el principal protagonista de la naciente Quinta Gran Ola de Occidente.

 

La historiografía tradicional se ha cuidado de ser muy meticulosa en la descripción de las conquistas de éste como de otros imperios en la historia: nombres de territorios y ciudades, fechas de las conquistas, nombres y biografías detalladas de los grandes generales, detalle minucioso de los acontecimientos bélicos, etc. Persiste ostensiblemente, sin embargo, un enorme y grave vacío: mostrar –siquiera a manera de hipótesis– la lógica y racionalidad de la expansión imperial. Ensayaremos pues una versión a este respecto, tratando de responder las siguientes interrogantes: ¿tiene alguna racionalidad el hecho de que la progresión de las conquistas fuera la que se dio y no otra?, y, ¿por qué se conquistaron determinados territorios y no otros?

 

Alfonso Klauer. ¿Leyes de la historia? Tomo II

Залишити відповідь

2 visitors online now
2 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 14 at 01:44 am UTC
This month: 45 at 10-18-2017 08:41 am UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Alfonso Klauer. ¿Leyes de la historia? Tomo I

       ¿Leyes de la historia? Tomo I  Alfonso Klauer                  ...

CLARK, N.R. GLOSSARY OF TEXTILE TERMINOLOGY

CLARK, N.R. GLOSSARY OF TEXTILE TERMINOLOGY  Please cite as Clark, N.R. 1993. Glossary of Textile Terminology. In The Estuqui?a Textile...

Close