2 222 views

Rodrigo Verdugo Pizarro - poeta chileno.
Родриго Вердуго, чилийский поэт.

[borrón!!!]

Rodrigo Verdugo Pizarro (Santiago, Chile,1977): coeditor y articulista de la Revista Derrame. Miembro del Grupo Surrealista Derrame. Sub director de la Revista Rayentru y Coeditor de la Revista Labios Menores. Se iniciу en el taller de Poesнa "Isla Negra" dirigido por el poeta Edmundo Herrera desde 1922 a 1996 en la Sech. Su obra ha sido publicada en revistas y antologнas chilenas y extranjeras siendo traducida parcialmente al Frances, italiano, Portuguйs, Polaco y Бrabe. Como asн mismo en las Pбg. web : "Sonбmbula, surrealismo latinoamericano" (Mйxico) a cargo del artista mexicano Enrique Lechuga y "Viu la Poesнa" (Espaсa) a cargo del grupo "Pocio, poesнa y educaciуn" de la Universidad de Barcelona a cargo de la catedrбtica Gloria Bordons, entre otras. En 2002 publica su primer libro "Nudos velados" Ed Derrame. En 2005 participa en la exposiciуn colectiva "Derrame cono sur o el viaje de los argonautas" en la Fundaciуn Eugenio Granell (Santiago de Compostela, Espaсa) y obtiene el primer lugar en el concurso "Alas de poesнa" organizado por la Asociaciуn "Amigos de la poesнa" (Monterrey. Mйxico). En 2007 realiza un postfacio para la contratapa del libro "Partнculas Fugaces" del poeta Roberto Adames, Colecciуn Luna Rota, Ed Paso Bajito, 2007 (Constanza, Republica Dominicana). En 2008 participa junto a los poetas Rodrigo Hernбndez Piceros y Marcela Albornoz Dachelet en la ediciуn del libro “IDEM” del poeta Armando Uribe, Coediciуn Ediciones Derrame, Editorial Universidad de Talca. y en la exposiciуn internacional de surrealismo "0 reverso do Olhar", en la Casa de la Cultura de Coimbra (Coimbra, Portugal) En 2009 participa en la exposiciуn internacional de surrealismo "Iluminacoes Descontinuas" en el Convento de San Josй, (Lagoa, Portugal) y es invitado a la XIX versiуn del Festival Internacional de poesнa de Medellнn. Colombia. Actualmente trabaja en su segundo libro: "Anuncio” .

PRIMER ANUNCIO

Nos descarna la noche y se nos pegan todos los vuelos
Las manos han quedado abiertas
Para demostrar que los vientos han errado
Oyes esa harapienta vibraciуn, si es la nuestra y es mejor ignorarla
Somos borrosos para los dioses tanto como ellos lo son para nosotros
Vamos vestidos con agujas quemadas, agotamos el primer ojo
Para que guardar memoria,
Si solo hay viento y agua operando en el brote de los seres inviolables
Las memorias alzaron la luz como limite primitivo
Habrб veces en que nos echen fuego o niebla encima
Para distinguirnos de eso que hubo entre el cielo y la copa del derrumbe.
Nadie ha descubierto nuestra cofradнa,
Porque hablamos un idioma en clave
Entre la bruma accidentada y los lechos mancos
Llevamos atada a la espalda la quimera investida de cera.
Esta maсana se levanto el polvo,
Atisbo esa continuidad que se asoma al dнa
Un tiempo accesible del que se sale con pies de silbidos hacнa las casas
Para entrar y salir de ellas, golpear las puertas mientras abren
Y no es nadie
Mientras vuelven a golpear y de nuevo abren y de nuevo no es nadie
Pero alguien hace cбlculos, sumas y restas con esos golpes y comprueba
Que el mensajero fue cubierto por constelaciones marinas y anillos venenosos
Y llama a las lнneas a advertir
Que las manos del cielo se basan en las retenciones.
Йl con nosotros hace una sola cadena, esa sola cadena que hacemos
Con los бngeles que crecen hacia abajo en retribuciуn a la madera
Con las animas genitales que marcan con oxido de zinc sus territorios
En los muros de las cavernas, ahora son distintos los umbrales,
Como el agua que se desengaсa
Un renegado magnetismo nos enmascara,
Baсamos las armas en el leproso centelleo
El espacio que ocupamos dentro de la noche se vuelve niebla
Niebla que codicia la fragmentaciуn del cuerpo.
Es mejor ignorar que nuestras raнces se abandonaron a cielos equivocados
Que al nacer interrumpimos a esas serpientes
Que son las herramientas de la tempestad
Es mejor no guardar memoria, todos vivieron bajo una lбmpara culpable
Lo sumergible del mar primero fue hecho en el cielo
Miramos hacia atrбs y vemos al fulgor derribar una hilera de dнas.
Es otra la mirada como la del hombre que se mira fijamente en la mujer
Y descubre que ha convivido con el relбmpago
Que encamina a la sangre hacia un camino invisible
Con la clave que castiga las piedras, para que la luz se quede a solas con la muerte.
Descubre que ha agitado pбjaros y espejos para que el infierno envejezca
Descubre que ha dejado cubierto de brisas el бrbol sexual que releva a la muerte
Descubre que dos temblores se quedaron para siempre frente a frente.

DIECISIETEAVO ANUNCIO A Ludwig Zeller

Un anzuelo de labios para ir en busca del paraнso
Que se extraviу en el fuego
Relacionarnos como manchas con la muerte
Otros como golondrinas con la intemperie masacrada
Las lбmparas reciclan fantasmas sin estar destinadas a eso
Siempre cuando escribimos estamos imitбndolas,
Un susurro que dejado en la tierra o en el cielo
No puede ser consumido por nada
Pero que a cualquier precio durante las noches seduce a las raнces.
Yo comercio con escarabajos, lнquidos amniуticos, hipуtesis,
Porque vendrб el exterminio y que pueden hacer algunos
Sino tener una cruz de maсana, cubrir de fluorй el desfiladero
Saber que el parpado vuelve inmemorial al ojo
Y volver a buscar debajo de las piedras
Y que pueden hacer algunos si son arrojados por sus propios huesos
Cuando la seducciуn va saliendo de esas cajas de nieblas
Y el animal alquнmico sigue robando uсas
Y sigue incitando a las puertas, estrellas y piedras a una fusiуn riesgosa.
Nos hemos comparado tanto con ellos, que los creemos nuestros hermanos
Seguimos comparando manos, acantilados, petrificaciones,
Con un estallido que nos trae de todas partes,
Sin que tengamos necesidad de trazar una red
O una ley para la sed de las horas,
Es simplemente que nunca estaremos listos como la espuma para el secreto,
Ojala nunca lo sepan nuestros padres
Porque no seguirнan levantando la fortificaciуn
Por eso comparando hemos llegado a saber
Que las confesiones de la noche son pбjaros,
Mбs cuando el dнa vuelve no estбn por ninguna parte,
Aunque algunos infructuosamente las busquen, en los armarios,
En las casas de muсecas, en los ceniceros y hasta dentro del propio ancestro
Como si un desconocimiento se metiera dentro de todos los ojos
Haciйndonos saber que lo que no seremos abre puertas debajo de la tierra.
Nuestros padres se inclinan ante la piedra
Que encierra la posibilidad de que seamos infinitos,
Piedra que luego serб muro, oh primera piedra, donde llegaron
Cuando venнan del mar con un desastre de labios
Cuando no resistнan la mordedura del paraнso con tablas fabulosas.
Ya en tierra firme se frotaron las manos en la piedra
Йl hizo su inscripciуn de niebla en las semillas
Una y otra vez le decнa:”Sea tu cabellera la que brote de la boca de la esfinge,
Eso serнa como aquel terremoto en el cementerio”,
“Lo que advierten las estrellas esta en tus pechos y lo grabo porque se
Que cuando nos despidamos el fuego separara los mundos”.
Ya en tierra firme ella le confesу:” Nunca terminarбs de conocer esa sal
Que aparece en los agujeros ebrios, hoy en dнa un llanto de meteoros mide los arrecifes, los martillos”
їPero que es lo que el engendra, que es lo que ella guarda, en su vientre, si todo es pensamiento debajo del agua?
Comparamos manchas, vuelos, rotaciones, vasos, le tememos al dнa,
De dнa un umbral pasa siempre la lista y siempre faltan algunos
Andarбn blasfemando contra el horizonte o asexuando las anclas
Tal es el dolor de ellos que apadrinan acantilados
Y no hay red ni ley que valga para ellos.
La noche vuelve y sуlo encontramos una desnudez que nos destruye
Reconstruimos con diamantes la boca que animalizo al viento y al fuego
Como si eso tambiйn fuera un consuelo
Ante tanto arrebato, ante tanto extraviу.

DIECINUEVEAVO ANUNCIO

Pido permiso a los relбmpagos para hacer el tajo
Para que algo venga desde las profundidades saciadas
Solo a cerrarme los ojos
Llagado sea el descubrimiento desde la sombra al cuerpo.
Pido permiso a la costura esencial
Para ver como el cielo es acariciado por la muerte
Despuйs voy a electrizar a esas araсas que andan con trajes de monjas
Para que los sistemas espectrales las ostenten.
Pido permiso a la raнz inalcanzable para ver como se equivoca la noche
Despuйs voy a glorificar ojos de lobos dentro de las alcancнas
Total el verano puede calcarlos cuando se repliega
Ante los volcanes amputados, ante este territorio de las victimas
Que todos van cruzando por las noches
Llevando en las espaldas una puerta cubierta de espinas
No sabemos que clase de castigo es
Que ardores saqueados los hacen hacer esto
Pero nos consta que se hacen acompaсar
Por hermanos que no ven nunca
Toman el camino mбs polvoriento
Van con el conducto mбs escabroso
Pasan por piscinas pintadas de negro, cubiertas de bъhos y caracoles
Allн pernoctan por si llega el dнa
O arrojan a quien no quiera o deba seguir
Pero para cruzar aquel territorio de las victimas
Debнan saber de ciertas advertencias
Debнan saber que en cualquier momento se les dirнa:
“Ni un paso mбs, ni la menor tentativa,
Antes que los sistemas espectrales partan
Desde esas araсas que andan con trajes de monjas
Despuйs medid el empuje, medid el tajo,
Si querйis con remos o con astrologнas quemadas”
Total un gran hueco quedara en este territorio de las victimas
Hueco suficientemente grande como para
Que descanse el descubrimiento llagado
Poned encima esa puerta cubierta de espinas, entrad, entrad
Y que el ultimo en cerrar la puerta sea el que pueda ver
Como es comъn todo rayo, toda orilla
Y que el primero en abrir la puerta
Sea el que pida permiso a esos ojos de lobos

Rodrigo Verdugo Pizarro – poeta chileno.
Tagged on:                                 

Залишити відповідь

8 visitors online now
8 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 21 at 05:15 pm UTC
This month: 32 at 06-18-2017 02:13 pm UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
GEORGE A. DORSEY. A BIBLIOGRAPHY OF THE ANTHROPOLOGY OF PERU.

GEORGE A. DORSEY. A BIBLIOGRAPHY OF THE ANTHROPOLOGY OF PERU. Джордж А. Дорси. Блиблиография Антропологии Перу.

CLEMENTS MARKHAM. THE CONQUEST OF NEW GRANADA.

CLEMENTS MARKHAM. THE CONQUEST OF NEW GRANADA. Клемент Маркхэм. Завоевание Новой Гранады.

Close