Reginaldo de LIZARRAGA. Descripcion breve de toda la tierra del Peru, Tucuman, Rio de La Plata y Chile 1605 (1968)


17 176 views

Reginaldo de LIZARRAGA. Descripcion breve de toda la tierra del Peru, Tucuman, Rio de La Plata y Chile 1605 (1968).

LIZARRAGA, Reginaldo de
1605/1968 Descripcion breve de toda la tierra del Peru, Tucuman, Rio de La Plata y
Chile.
Biblioteca de Autores Espanoles, tomo 216, pp. 1-213.
Madrid: Ediciones Atlas.
pp. 1-83.
003001 CAPITULO PRIMERO
003002 De la descripcion del Peru. De que gente procedan los indios.
003004 Lo mas dificultoso de toda esta materia es averiguar de que gentes procedan los
indios que habitan estos larguisimos y anchisimos reinos, porque, como no tengan
escrituras, ni ellos ni nosotros sabemos quienes fueron sus predecesores ni pobladores
de estas tierras, mucha parte de ellas despobladas o por la destemplanza del calor, o por
el demasiado frio, o por los medanos de arena y llanos esteriles por falta de las aguas.
Porque afirmar lo que dice Platon en el libro que intitulo Timeo, que desembocando por
el estrecho de Gibraltar en el mar Oceano, no muy lejos de la tierra firme, se descubria
una isla mayor que Europa y toda Asia, que contenia en si diez reinos, la cual, con una
inundacion del mar toda se anego y destruyo de tal manera que no quedo rastro de ella,
sino el mar ancho que hay por ventura desde Cabo Verde al Brasil; lo cual no es creible,
por no hallarse en ningun autor mencion de ello, ni es posible. Lo que parece se puede
rastrear de los primogenitores de estos indios descubiertos desde las primeras islas:
Deseada, Marigalante, Dominica y las demas, Santo Domingo, Cuba, Habana, Puerto
Rico y la Tierra Firme, reinos de Mexico y del Peru, es llegarnos a lo que dice Floriano
de Ocampo en la Historia General que comenzo de Espana, que es lo siguiente: Que
cuando los cartagineses eran senores de alguna parte de Andalucia, desembocando con
temporal por el estrecho de Gibraltar ciertos navios de los cartagineses se derrotaron
hacia el Occidente, corriendo la derrota que ahora se navega por aquel mar ancho, y no
pararon hasta descubrir unas islas que por ventura son las arriba referidas, y viendolas
tan fertiles, pobladas de arboledas, rios y sabanas, que son llanos abundantes de hierba,
como vegas de pastos, los mas alli se quedaron, y volvieron los otros a Cartago, los
cuales proponiendo en el Senado lo que habian descubierto, y fertilidad de la tierra,
convenia poblar aquellas islas despobladas. Empero por aquellos senadores cartagineses
fue acordapo por entonces se dejase de tratar de aquello, mandando con mucho rigor
que nadie volviese a aquellas islas, porque tenian por mas importante el senorio y
riqueza de nuestra Espana que poblar nuevas tierras.
003063 De estos pudo ser que navegando y buscando tierra firme diesen con ella, y de
ellos se poblasen estos reinos; y esto no parece dificultoso de imaginar, porque los
cartagineses que se quedaron en aquellas islas, con algunos navios se habian de quedar,
con los cuales pudo ser que navegando para Espana o buscando tierra firme se
derrotaron y dieron en ella, que por lo menos en aquella derecera dista de las islas cien
leguas, y mas y menos como corre la costa, asi de las islas como de la tierra firme;
porque el dia de hoy, como me refirio un espanol que estuvo preso y cautivo en la
Deseada, que los indios de ella, en sus canoas, que son unas vigas mas gruesas que un
buey, de madera liviana, cavadas, largas y angostas, atraviesan a la tierra firme a la
gobernacion de Venezuela, cien leguas por mar, y mas; cuando hay viento, a vela, y
cuando les falta, a remo, guiandose de noche por las estrellas que tienen marcadas en
aquel tiempo, que es verano; donde el pobre remaba como cautivo hasta que, huyendose
al tiempo que las flotas nuestras vienen a Tierra Firme, suelen aportar a la Deseada a
tomar agua y lena; fue su ventura buena que, al cabo de pocos dias despues de huido y
llegado al puerto, surgio la flota en el y le tomaron los nuestros. De dia estaba
escondido arriba en las copas de los arboles, que son muy grandes y altos y muy
coposos y de ramas espesas, y de noche descendia, con no poco temor, a buscar algunas
raices de el conocidas o algun poco de marisco para comer, porque si sus amos le
hallaran, como luego salieron, en echandole de menos, en busca de el, sin duda le
flecharan y luego se le comieran. Son todos estos indios carbes, que quiere decir
comedores de carne humana; bien dispuestos de cuerpo, morenotes, y asi los varones
como las mujeres andan desnudos, como si vivieran en el estado de la ignocencia; son
grandes flecheros y muy ligeros, y el cuero de su cuerpo, por el mucho calor, muy duro.
Estas islas son abundantes de muchas viboras ponzonosas y culebras muy grandes que
llaman bobas, y muy gruesas; tienen muchas aves de monte y crianse en ellas muchos
venados. Lo que con mucha verdad podemos afirmar, que no se sabe hasta hoy, ni en
los siglos venideros naturalmente se sabra, de que hijos o nietos o descendientes de Noe
los indios de todas estas islas, ni Tierra Firme, ni Mexico, ni del Peru, hayan procedido.
004125 CAPITULO II
004126 De la descripcion del Peru.
004127 Descendiendo en particular a nuestro intento, tratare lo que he visto, como
hombre que llegue a este Peru ha mas de cincuenta anos el dia que esto escribo,
muchacho de quince anos, con mis padres, que vinieron a Quito, desde donde, aunque
en diferentes tiempos y edades, he visto muchas veces lo mas y mejor de este Peru, de
alli hasta Potosi, que son mas de 600 leguas, y desde Potosi al reino de Chile, por tierra,
que hay mas de 500, atravesando todo el reino de Tucuman, y a Chile me ha mandado la
obediencia ir dos veces; esta que acabo de decir fue la segunda, y la primera por mar
desde el puerto de la ciudad de Los Reyes; he dicho esto porque no hablare de oidas,
sino muy poco, y entonces dire haberlo oido mas a personas fidedignas; lo demas he
visto con mis propios ojos y, como dicen, palpado con las manos; por lo cual lo visto es
verdad, y lo oido, no menos; algunas cosas dire que parece van contra toda razon
natural, a las cuales el incredulo dira que de largas vias, etc., mas el tal dara muestras de
un corto entendimiento, porque no creer los hombres sino lo que en sus patrias ven, es
de los tales.
004157 CAPITULO III
004158 Prosiguese la descripcion del Peru.
004159 Este reino, tomandolo por lo que habitamos lcs espanoles, es largo y angosto;
comienza, digamos, desde el puerto o, por mejor decir, plaza, llamado Manta, y por otro
nombre Puerto Viejo.
004164 Llamase Puerto Viejo por un pueblo de espanoles, asi llamado, que dista del
puerto la tierra adentro ocho o diez leguas; no le he visto, pero si es abundante de trigo y
maiz y otras comidas de la tierra, de vacas y ovejas, y es abundante de muchos caballos
y no malos; el temple es caliente, aunque templado el calor; cria la tierra muchas
sabandijas ponzonosas, y con estar en la linea equinoccial no es muy caluroso. Los aires
del mar le refrescan; llueve en el, aunque no mucho.
004177 Los induos de este puerto son grandes marineros y nadadores; tienen balsas de
madera liviana, grandes, que sufren vela y remo; los remos son canaletes; visten
algodon, manta y camiseta; desde este puerto, en viendo los navios que vienen la vuelta
de tierra, salen con sus balsas; llevan refresco, que venden; gallinas, pescado, maiz,
tortillas, bizcochadas, platanos, camotes y otras cosas. Tienen las narices encorvadas y
algun tanto grandes; dire lo que vi, porque pase por donaire: cuando veniamos
navegando cerca del puerto llego una balsa con refresco; diosele un cabo; traia lo que
tengo referido; un criado de mis padres, rescatando algunas cosas de estas, y no
queriendo el indio que era el principal piloto de la balsa (hablan un poco nuestra lengua)
quebrar de la plata que pedia por el refresco, dijole: iOh que pesado eres, no pareces
sino judio! En oyendo esto el indio, salto del navio en su balsa; larga el cabo y vira la
vuelta de tierra; ni por muchas voces que se le dieron para que volviese, no lo quiso
hacer; tan grande fue la afrenta que se le hizo y tanto lo sintio.
005014 CAPITULO IV
005015 De la punta de Santa Helena.
005016 Siguiendo la costa adelante, que toda ella desde punta de Manglares hasta el
estrecho de Magallanes, que sin duda hay mas de 1.000 leguas, corre NorteSur (no creo
son 20 leguas), esta la punta llamada de Santa Helena; tiene pocos o ningunos indios el
dia de hoy; cuando la vi y saltamos en ella eran muy pocos los que alli viven. En esta
punta, aunque es playa, suelen surgir los navios, que vienen de Panama, toman agua y
algun refresco. Hubo aqui antiguamente gigantes, que los naturales decian no saber
donde vinieron; sus casas tenian tres leguas mas abajo del surgidero, hechas a dos aguas
con vigas muy grandes; yo vi alli algunas traidas en balsas para hacer un tambo que alli
labraba el encomendero de aquellos indios, llamado Alonso de Vera y del Peso, vecino
de Guayaquil.
005037 Vi tambien una muela grande de un gigante, que pesaba diez onzas y mas.
Refieren los indios, por tradicion de sus antepasados, que como fuesen advenedizos, no
saben de donde, no tuviesen mujeres y las naturales no los aguardaban, dieron en el
vicio de la sodomia, la cual castigo Dios enviando sobre ellos fuego del cielo, y asi se
acabaron todos; no tiene este vicio nefando otra medicina.
005048 Hay tambien en este puerto, no lejos del tambo, una fuente oomo de brea
liquida, que mana y no en pequena cantidad; del agua se aprovechan algunos navios en
lugar de brea, como se aprovecho el nuestro, porque viniendonos anegandonos entramos
en la bahia de Caraques, doblado el cabo de Pasao, ocho leguas mas abajo de Manta, de
donde se envio el batel con ciertos marineros a.esta punta por esta brea (creo se llama
copey), y traida se descargo todo el navio; diosele lado y, con el copey cocido para que
se esperase mas, brearon el navio, y saliendo de alli navegamos sin tanto peligro.

Reginaldo de LIZARRAGA. Descripcion breve de toda la tierra del Peru, Tucuman, Rio de La Plata y Chile 1605 (1968)

Залишити відповідь

12 visitors online now
12 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 22 at 01:28 pm UTC
This month: 45 at 10-18-2017 08:41 am UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Cristobal de MOLINA (del Cuzco). Ritos y fabulas de los incas 1573 (1947)

Cristobal de MOLINA (del Cuzco). Ritos y fabulas de los incas 1573 (1947).

Pedro SARMIENTO DE GAMBOA. Historia de los Incas (Segunda parte de la Historia General Llamada Indica) 1572 (1965)

Pedro SARMIENTO DE GAMBOA. Historia de los Incas (Segunda parte de la Historia General Llamada Indica) 1572 (1965).

Close