PEDRO DE ORSÚA. RELACIÓN DE LA JORNADA DE OMAGUA Y DORADO. Педро де Орсуа. Доклад о Походе в Омагуа и Эль Дорадо.


22 444 views

tantos pleonasmos para abrirse crédito; pero dejando
ésto aparte, advertirá el lector que ya desde aquí, bien
que de un modo indirecto, comienza Pedrárias á insi-
nuarse como autor de la RELACIÓN, hablando de sí en
primera persona; conato y empeño que repite en otros
varios pasajes, por más que en ninguno se resuelva á
decir terminantemente que él es quien hace el relato,
como sin rodeos el Bachiller lo manifiesta.
En efecto, en el folio 49 del ejemplar J. —142, se
refiere la fuga de ciertos soldados de Lope de Aguirre
en esta forma: «Luego que desembarcó el tirano en
esta isla (La Margarita), se le quedaron aquella noche
huidos cinco soldados deseosos del servicio de Su Ma-
jestad, que fué el uno Gonzalo de Zúñiga, y un Fran-
cisco Vázquez, y un Juan de Villatoro, y un Pedrárias
de Almesto, y un Castillo, etc. »
El manuscrito J.—136 cuenta el caso de este
modo: «Desembarcado que fué el tirano en esta isla,
se le huyeron cuatro soldados deseosos del servicio de
Su Majestad, y se escondieron en el monte; el uno
llamado Francisco Vázquez, y otro Gonzalo de Zú-
ñiga, y otro Juan de Villate, y Luis Sánchez del
Castillo, etc.»
Resulta, pues, que según esta versión, Pedrárias
no fué de los que entonces se huyeron, y en su con-
secuencia, este códice omite después todo lo referente
á haber sido encontrado herido el dicho Pedrárias y
llevado ante Lope de Aguirre; pero sigue luego con-
forme con el J. —142, en cuanto á la prisión y muerte
de Castillo y Villatoro, así como también respecto á
no haber sido encontrados Vázquez ni Zúñiga.

Desde luego habrá comprendido el lector que el
hecho de haberse desertado el Pedrárias al mismo
tiempo que Vázquez huele á patraña que trasciende;
indicio y sospecha que adquieren mayor certidumbre,
si se considera el modo desconcertado con que el tal
Pedrárias refiere que á los tres dias de su fuga se pre-
sentó herido, y que el Alférez, cuyo nombre está en
blanco, enviado por Aguirre para matarle, creyó lo que
él le dijo, sin expresar la causa de la herida ni puntua-
lizar su naturaleza, importancia, ni región ó sitio del
cuerpo en que la tuviese. Conténtase, pues, con afir-
mar que como el Alférez le vio herido, por entonces no
le mató, como si él supiera que aquel lo habia de ma-
tar más adelante, añadiendo que lo llevó á las ancas de
su caballo delante del tirano, el cual limitóse á profe-
rir algunas amenazas, amonestándole que mirase por
sí; pero sin hacerle á la postre ningún daño.
Este desconcierto en la narración, así como la cir-
cunstancia, harto inverosímil de que el cruelísimo
Aguirre perdonase dos veces, en pocos dias á Pedrá-
rias, nos inclinan poderosamente á no dar crédito al
relato de su fuga en esta ocasión, y á sospechar con
fundamento que el verdadero móvil que hubo de
impulsarle á decir que se huyó cuando los otros cua-
tro, fué el no dar motivo para que se pensase que él
era menos leal que el Bachiller Vázquez y sus compa-
ñeros, y el demostrar que, como éstos, habia apro-

i Asi debió suceder necesariamente, si admitimos esta primera tuga.
supuesto que muy luego volvió á desertarse con Diego de Alarcon en la Bur-
burata, y entonces también obtuvo el inesperado perdón del feroz Aguir-
re: pero más adelante examinaremos con el debido detenimiento los mo-
tivos y circunstancias de tan singular é insólita clemencia.

— XXIIÍ —
vechado inmediatamente la primera coyuntura favo-
rable para huirse, apenas desembarcaron en la citada
isla Margarita. Nuestras apreciaciones sobre este
punto recibirán nueva luz y más grados de probabi-
lidad, cuando expongamos nuestro juicio sintético
acerca de los accidentes, móviles y concausas que pu-
dieron concurrir á que Pedrárias de Almesto, aprove-
chándose del trabajo del Bachiller Vázquez, preten-
diese pasar por autor de la RELACIÓN presente.
Continuando ahora nuestro análisis, notaremos que
ambos códices coinciden 1 en citar la fuga de dos solda-
dos, el uno llamado Pedro Arias (sic. en el J.—i36), y
el otro Diego de Alarcon, si bien en el ejemplar J.—142
se dice, con previsora intención, que á éstos siempre el
tirano los habia traido desarmados por no fiarse de
ellos, y porque entendia que no le habian de ser ami-
gos, mientras que en el J.—i36 se suprimen todas
estas meritorias circunstancias, refiriendo el caso con
naturalidad y sencillez, y atribuyendo al estar ya en
marcha y haber muchas puyas en los caminos el que
Aguirre no mandase algunos de los suyos en persecu-
ción de los fugados, y el que adoptase la resolución
de prender y llevarse consigo á la esposa y á la hija del
alcalde Chaves, á fin de obligar á éste y á su yerno á
que buscasen á los huidos y se los entregasen 2. Tam-
bién concuerdan ambos ejemplares en referir la enfer-
medad del tirano Lope de Aguirre diciendo: «.....y
así le llevaron á cuestas más de media legua, y algu-
nos de los que agora blasonan y se publican por muy
servidores de Su Majestad.»
1 J—142 folio 65 vuelto, pasaje correspondiente al folio

PEDRO DE ORSÚA. RELACIÓN DE LA JORNADA DE OMAGUA Y DORADO. Педро де Орсуа. Доклад о Походе в Омагуа и Эль Дорадо.
Tagged on:                                                                                                                                                                                         

Залишити відповідь

9 visitors online now
9 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 114 at 02:25 am UTC
This month: 199 at 07-04-2018 02:24 am UTC
This year: 254 at 02-02-2018 01:06 am UTC
Read previous post:
INFORMACIONES DE DON FRANCISCO DE TOLEDO, VIREY DEL PERÚ. 1570—1572. Сообщения Дона Франсиско де Толедо, вице-короля Перу

Сообщения Дона Франсиско де Толедо, вице-короля Перу, 1570—1572. INFORMACIONES ACERCA DEL SEÑORÍO Y GOBIERNO DE LOS INGAS HECHAS POR MANDADO...

GABRIEL DE OVIEDO. A NARRATIVE OF THE VICE-ROYAL EMBASSY TO VILCABAMBA, 1571. Габриель де Овьедо. Сообщение о Посольстве Вице-короля в Вилькабамбу

Габриель де Овьедо. Сообщение о Посольстве Вице-короля в Вилькабамбу, 1571 год. GABRIEL DE OVIEDO. A NARRATIVE OF THE VICE-ROYAL EMBASSY...

Close