PEDRO DE ORSÚA. RELACIÓN DE LA JORNADA DE OMAGUA Y DORADO. Педро де Орсуа. Доклад о Походе в Омагуа и Эль Дорадо.


22 448 views

sabrosos. Tiene la boca este rio, según los pilotos que
lo anduvieron con nosotros, casi ochenta leguas, y
todas de agua dulce. La boca es, al parescer, una sola.
Tiene más de mil islas 4 cerca de la boca de la mar,
y las más destas islas son anegadizas, y con la mucha
agua de las crescientes de arriba y las mareas anega y
cubre las dichas islas y gran parte de la tierra á la

i algunas orejeras y caracurís, y bien pocas y chicas; etc.
2 playas.
3 m. hM y á cierto tiempo hay ansimismo mucha tortuga y muchos
pájaros, etc.
4 dos mil islas.

- 86 -

redonda; y acabadas las dichas islas, antes que entren
en la mar, 1 se junta todo por un brazo solo y entra
en la mar. Conóscese la marea más de doscientas
leguas arriba de la mar, y desque acaba de menguar
junto á la mar, descubre tanta tierra é islas, que
paresce imposible que las haya de tornar á cubrir todo
aquello que descubrió. Cuando comienza á crescer,
viene la marea con tanta velocidad y ruido, que se
oye más de cuatro leguas, y con una ceja de agua 2 le-
vantada hacia arriba, más alta que una gran casa, 3 que
pone temor de muerte. Llámanle á esto la gente de la
mar macareo, y es muy peligrosa cosa. Otras muchas
cosas y grandezas se pudieran contar 4, que por la bre-
vedad las dejo.
5 Llegó el tirano Lope de Aguirre con sus malditos
secuaces á la isla de la Margarita, lunes, en la tarde, á
veinte de Junio de mil y quinientos é sesenta y un
años, y los pilotos que traian no sabian el puerto prin-
cipal, y tomaron los bergantines en diferentes puer-
tos; y el en que venia el tirano Lope de Aguirre,
tomó un puerto que llaman Paragua 6, el cual era cua-
tro leguas del pueblo; y el otro bergantin en que venia
su Maese de campo, Martin Pérez, en otro puerto,
á la banda del Norte, dos leguas del otro, y otras
cuatro leguas del pueblo; y luego que tomó el puerto

i antes que se entre en la mar, conócese la marea, etc.
2 ceja de águila.
3 que una gran torre.
4 s. p. c. deste rio, etc.
b LLEGADA DEL TIRANO Á LA ISLA MARGARITA.
Lunes, por la tarde, á veinte de Julio de mil y q. y s. y u. llegó el
tirano, etc.
6 Paraguachi.

- 87 -

este tirano, antes de saltar en tierra, mandó prender
á un Gonzalo Guiral de Fuentes, que habia sido Capi-
tán de su príncipe D. Fernando, y á otro Diego de
Valcazar \ que habernos dicho que fué Justicia mayor
del campo de los dichos tiranos, que antes le habian
querido matar y se habia escapado; y a entrambos
les mandó dar garrote sin confesión; y al Gonzalo
Guiral, como no se ahogase tan presto, lo acabaron
de matar con muchas puñaladas, porque daba voces
pidiendo confesión, y porque no lo entendiesen ciertos
vecinos de la isla que allí habian venido á reconoscer
qué gente era, y los echaron en la mar. Luego, aque-
lla tarde, envió el tirano un soldado, llamado Rodrí-
guez, muy su amigo, que tal seria, se cree, para aque-
llo, á su Maese de campo, por tierra, con unos indios
que le guiaban, y le envió á mandar que matase
á Sancho Pizarro, que era su Capitán, de quien el
tirano tenia sospecha que no le seguiría 2; y así lo
mató el Maese de campo; y dejando alguna gente
en el bergantin en guarda del, con la demás gente,
que luego el Maese de campo viniese aquella no-
che á se juntar con el Lope de Aguirre con toda
brevedad, por tierra; y ansí lo hizo, y lo avisó
á su General, dónde y cómo habia tomado puerto,
y qué era lo que queria que hiciese: y el dicho solda-
do Rodríguez que envió el tirano, hizo bien y fiel-
mente su embajada, y pudiera, si quisiera, dar aviso
en la Margarita, pues fué con indios de la propia tier-

i Alcacar.
2 y por lo mismo habia muerto á los dichos Gonzalo Giral y Diego
de Valcacar.

— 88 —

ra más de dos leguas; pero él no lo hizo r, como gran
traidor, y por ser fiel al tirano. Y luego, su Maese de
campo envió á un Diego Lucero 2 á que dijese al tirano
qué queria que hiciese, y también éste pudo dar aviso
á los de la isla y vecinos della, y no lo hizo, antes hizo
tan bien su embajada, como gran traidor y leal á su
señor, el tirano, mostrando gran voluntad de ser gran
amigo de los dichos tiranos. Y asimismo el Maese de
campo, en llegando en tierra, echó fuera del bergantín
un Roberto de Cocaya 3, barbero, y á un Francisco
Hernández, piloto, sin consentir que nadie saliese con
ellos; y los dichos fueron á buscar comida á unas es-
tancias, más de media legua de allí, con unos negros.
Fueron á hora de vísperas y volvieron á media noche
con el dicho Rodríguez, que lo toparon por el camino;
y cualquiera destos cuatro que he dicho pudiera avisar
al pueblo y vecinos de la isla, si quisieran, y el tirano
se desbaratara luego y no hiciera el mal que hizo.
También 4 el tirano Aguirre, luego como llegó, echó
en tierra diez ó doce de sus amigos, y con ellos venia
un Juan Gómez, calafate, su Almirante, los cuales
fueron por las estancias y toparon vecinos de la isla,
y no les dijeron lo que habia. Y llegado el mensajero
que enviaba el Lope de Aguirre al bergantín de su
Maese de campo, luego puso por obra lo que su Ge-
neral mandaba, y á media noche hizo saltar toda la

i pero él no lo hizo. También el Maese de campo invió desde su ber-
gantín, donde yo venia, á avisar al tirano dónde y cómo habian tomado
puerto, etc.
2 .....D. L. con una guía por otro camino, y pudiera también avisar al
Gobernador y vecinos, etc.
3 un Roberto de Sosa, etc.
\ También dijeron que el tirano, etc.

_ 89 -

gente en tierra, y caminó con ella, con las guías que
habia traido consigo el Rodríguez, y luego, en desvián-
dose del bergantín, mató á Sancho Pizarro y lo dejó
muerto en el campo.
En este comedio, el Gobernador y vecinos de la
isla, habiendo visto los bergantines, andaban alboro-
tados por no saber qué gente era, y enviaron una
piragua por la mar, y gente por tierra á reconocerlos;
y cuando llegaron, hallaron al tirano Lope de Aguirre
desembarcando la gente enferma y algunos de sus
amigos \ y con él, según dicen, un Diego Tirado,
su Capitán de caballo, y la demás gente dejó en el
bergantín debajo de cubierta escondida, y hablaron
el tirano y sus amigos con dos ó tres vecinos de la
isla que allí vinieron, á los cuales dijeron y hicieron
creer que eran gentes que venían perdidos del Mara-
ñon, y que habian bajado del Pirú en demanda de
cierta noticia2, y pidiéronles carne para comer, con
muchos ruegos y crianza; y los dichos vecinos mata-
ron una ó dos vacas y se las dieron; y uno dellos,
llamado Gaspar Rodríguez, que le pareció al tirano
más principal y de mejor plática y conversación, le dio,
por asegurarle y engañarle, un capote de grana con
franjas y pasamanos de oro, y una copa de plata so-
bredorada, y á él y á los demás dijo que no queria más
de tomar la comida por sus dineros3. Luego, aque-
lla noche, se supo aquesta nueva en el pueblo, por car-
tas escriptas de los dichos vecinos, y aun decian más,
que era gente muy rica del Pirú, y que venían enfer-
i y a. d. s. a. y toda la demás gente dejó, etc.
2 d. c. n. de cierta tierra que había en el dicho Marañon, y p. c, etc.
3 p. s. d. para tornar al Pirú.

-po-
mos y muertos de hambre, y que daban mucha plata
y oro, y joyas 1 que traian, a trueque de comida, y que
habian dado el capote y la copa al Gaspar Rodríguez. Y
sabido lo susodicho en el pueblo de la Margarita, Don
Juan de Villandrando, gobernador de la isla, movido,
según dijeron, de codicia, deseoso de ver 3 algunas jo-
yas de las que dijeron que repartían los dichos tiranos,
y con él un Manuel Rodriguez, alcalde ordinario, y
otro Andrés de Salamanca, con el mismo deseo, par-
tieron esa misma noche y á media noche, para Guachi3,
donde estaba el tirano Lope de Aguirre; y otro dia
muy de mañana 4, que fué martes de la Magdalena,
llegaron allá con otros que en el camino se les habian
juntado, que irían también con la misma codicia, y el
tirano los salió á recibir al camino, con 5 su capitán
Diego Tirado y otros sus muy amigos, de quien él se
fiaba; y el dicho tirano se les humilló tanto, hasta hincar
la rodilla y abajarse á besar los pies al dicho D. Juan,
gobernador; y los que con él venían hicieron lo mismo;
y á manera de los querer hacer servicio, les tomaron
los caballos los que iban con el dicho tirano, y los ata-
ron lejos de donde ellos estaban; y el gobernador Don
Juan tuvo grandes cumplimientos con el dicho tirano,
ofreciéndose á su servicio y persona, y casa para que
posase; y el tirano le respondió agradeciéndoselo mu-
cho, con gran crianza y comedimiento. Y después que
hubieron hablado un gran rato, Lope de Aguirre se

i y joyas y ropas, etc.
2 deseoso de haber.
3 para Paraguachi.
4 muy de mañana, llegaron allá c. o., etc.
5 con ciertos amigos suyos, d. q. é., etc.

— 91 —

PEDRO DE ORSÚA. RELACIÓN DE LA JORNADA DE OMAGUA Y DORADO. Педро де Орсуа. Доклад о Походе в Омагуа и Эль Дорадо.
Tagged on:                                                                                                                                                                                         

Залишити відповідь

11 visitors online now
11 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 114 at 02:25 am UTC
This month: 199 at 07-04-2018 02:24 am UTC
This year: 254 at 02-02-2018 01:06 am UTC
Read previous post:
INFORMACIONES DE DON FRANCISCO DE TOLEDO, VIREY DEL PERÚ. 1570—1572. Сообщения Дона Франсиско де Толедо, вице-короля Перу

Сообщения Дона Франсиско де Толедо, вице-короля Перу, 1570—1572. INFORMACIONES ACERCA DEL SEÑORÍO Y GOBIERNO DE LOS INGAS HECHAS POR MANDADO...

GABRIEL DE OVIEDO. A NARRATIVE OF THE VICE-ROYAL EMBASSY TO VILCABAMBA, 1571. Габриель де Овьедо. Сообщение о Посольстве Вице-короля в Вилькабамбу

Габриель де Овьедо. Сообщение о Посольстве Вице-короля в Вилькабамбу, 1571 год. GABRIEL DE OVIEDO. A NARRATIVE OF THE VICE-ROYAL EMBASSY...

Close