25 683 views

Miguel de ESTETE. Noticia del Peru 1535 (1918).

ESTETE, Miguel de
1535/1918 Noticia del Peru.
Boletin de la Sociedad Ecuatoriana de Estudios Historicos Americanos, tomo 1,
no. 3, pp. 312-335 y 12 p. de facsimiles.
Quito.
312000 Noticia del Peru de Miguel de Estete
312001 (/Folio 1) Los capitanes Pizarro y Almagro, fueron casi de los primeros que se
hallaron en la conquista y descubrimiento de las indias; porque estuvieron en la
conquista de la isla espanola, y despues el año de trece, cuando Pedrarias de Avila paso
a la Tierra Firme, con una gruesa armada, los dichos fueron donde el estaba; y ansi se
hallaron en toda la conquista de la tierra firme, que es llamada Castilla del Oro, (Nota.
1) donde estuvieron y fueron capitanes del dicho Pedrarias de Avila, y le ayudaron a
descubrir y conquistar la tierra desde el pueblo de Santa Maria de la antigua del Darien
hasta los pueblos de acla (Nota. 2) y el nombre de Dios, (Nota. 3) y de alli fueron en el
descubrimiento de la mar del Sur, y alli ayudaron a poblar la ciudad de Panama y la
villa de nata (Nota. 4) y como a personas que habian servido en la dicha conquista, les
dieron y señalaron por repartimiento a ambos a dos de compania, un pueblo que a mi
parecer, se llama Chochania, con ayuda del cual, y con otras granjerias y
aprovechamientos, en algunos anos, allegaron a tener suyo cantidad de oro.
312016 Estando ya poblado la dicha Panama y siendo los dichos capitanes vecinos de
ella, hicieron un concierto y capitulacion con el dicho Pedrarias de avila, Gobernador de
la dicha tierra, que el dicho capitan Pizarro, con cierta gente y navios, fuese por la costa
de la mar del Sur a descubrirla y calar y saber lo que habia por ella, y asi, hecha la dicha
capitulacion con el dicho Pedrarias, en la cual mas largamente parecera las condiciones
que hubo en elia, (Nota. 5) el dicho capitan Don Francisco Pizarro fue por la dicha costa
adelante, aunque con ruin aparejo de navios, por ser los primeros que en la dicha mar
del Sur se habia hecho, y con cierta cantidad de gente, el ano de veintitres o
veinticuatro, donde anduvo muchos dias padeciendo muchos trabajos y necesidades de
hambres y enfermedades y peligr por llevar ruines navios y no sabida la
navegacion. La costa es temerosa y los aguaceros del cielo muy bles en ella, por no llevar vasijas para agua no se meter a la mar ni
desapegarse de la costa la cual pro
ble, y no hallar donde tomar bastimentos les
la vuelta y ansi se volvieron con la gente que sieron en una isla donde
ellos tenian
(/Folio 1 v.) y comida, y despues de tornados a rehacerse de mas
gente y nuevos bastimentos, torno a proseguir su jornada, y asi tornaron a ir por su costa
adelante, apartandose muy poco de ella; y como los vientos en ella son muy cortos y
escasos, iban muy poco adelante; finalmente, que a cabo que pasaron muchos trabajos,
llegaron a tomar puerto en algunos pueblos de indios, digo pueblos que eran de esta
manera: en los arboles altos que estan en aquella costa tenian hechas sus casas,
atravesados los maderos de unos a otros, siendo todo el suelo de anegadizos y loma, que
no se podia andar ni calar la tierra adentro; porque muchas veces probaron por algunos
rios a subir y buscar tierra enjuta, y aunque anduvieron muchos dias por ellos nunca la
hallaron; y como su intencion era inquirir y saber que tierras y provincias habia por alli
adelante, y tambien por la necesidad de mantenimientos, erales forzado llegarse a tomar
lengua de las dichas gentes que habitaban en aquellos arboles; los cuales no admitian su
platica, antes desde arriba, con piedras y otras defensas se defendian, de manera que no
los podian entrar; en lo cual se pasaron grandes trances, y no se si de esa segunda vez o
de la tercera, descubrieron aquel rio de palmas y un pueblo llamado Peruquete, de
donde toda la tierra y provincias innumerables que adelante se descubrieron fue llamado
Peru; siendo lo que ahora vulgarmente llaman el Peru, mas de seiscientas leguas
adelante de esto, ni haber lugar en todo ello de tal nombre; pero como desde alli dieron
la vuelta a Panama, que fue el año de veinticuatro entrado el de veinticinco, trujeron
este apellido de decir que venian del Peru y asi se nombro todo lo que adelante se
descubrio, como tengo dicho. Creo que en esta segunda entrada fue el capitan Almagro
con gente y otro navio en busca del dicho Pizarro, y en esta jornada, en un cierto
reencuentro le quebraron un ojo los indios; vueltos la segunda vez a rehacer de gente a
la dicha isla, que tengo dicho, tomando mas y apercibiendose de todo lo que pudieron,
tornaron a proseguir su jornada tercera vez, con toda la mas gente y bastimentos que
pudieron; aunque de todo llevaban poco por la falta de los navios, y asi tornaron a
proseguir su jornada, no se osando desapegar de la vista de la tierra o arboles, por
mej (Nota. 6) cir, porque tierra en todo esto nunca la vieron y asi aneron (Nota. 7) por la dicha costa muchos dias haciendo (Nota. 8)
radas por los rios en barcas y canoas, donde nunca pudieron r tierra enjuta y
buena donde poder echar la gente si no n las islas de la Borbona (Nota. 9) y
del Gallo que son despobladas, aun (Nota. 10) muy buenas aguas y mariscos y
aves marinas lo cual fue mucho remedio para la gente. Des a la
disposicion de la tierra y cuan (/Folio 2) era y que los tiempos siempre les
eran contrarios porque en todo el ano reinan en aquella costa. acordaron de dar la vuelta
a la dicha Panama con la gente que les habia quedado; que mucha de ella, y la mayor
parte, todas estas veces les falto, muerta de hambre y de enfermedades, y de los indios;
porque aunque se hallaban pocos pueblos, los que se hallaron eran gente belicosa y
peleaban con los espanoles muy crudamente, y les mataban muchos de ellos,
especialmente en un pueblo que se llama que estaba cercado de una
estacada; se vieron en mucho trabajo y peligro; porque como andaban flacos, dieron de
noche en los espanoles y pusieronlos en mucho aprieto, y aunque todos hicieron lo que
pudieron, si no fuera por Pizarro que con una espada y una rodela desperto el primero,
todos fueran muertos; el cual lo hizo tan bien que sin otra arma ninguna, cuando fue
socorrido de su gente tenia a los pies muchos indios muertos. De este reencuentro, el
quedo con victoria, aunque muy fatigado con su gente y mal herido. (Nota. 11) Muchas
cosas particulares acaecieron en estas jornadas, que no las pueden saber sino los que en
ellas se hallaron; y lo que yo aqui cuento, lo se de ellos y de haberselo oido decir al
dicho Pizarro muchas veces, andando en la conquista del Peru.
313047 Vueltos con la dicha gente a Panama, destrozados y gastados, que ya no tenian
haciendas para tornar con provisiones y gente, que todo lo habian gastado; el dicho
Pedrarias de avila les dijo que ya el no queria mas hacer compania con ellos en los
gastos de la armada, que si ellos querian volver a su costa, que lo hiciesen; y asi, como
gente que habia perdido todo lo que tenian y tanto habia trabajado acordaron de tornar a
proseguir su jornada y dar fin a las vidas y haciendas que les quedaba o descubrir
aquella tierra; y ciertamente ellos tuvieron grande constancia y animo viendo el poco
fruto que hasta alli (/Folio 2 v. ) habian sacado, osar tornar a meter el resto, por mar y
costa tan sin provecho. Y asi tornaron a proseguir su jornada, yendo reconociendo las
mismas partes y tierras o arboledas donde habian estado, con mucho trabajo, por la
contrariedad de los tiempos; y a cabo de pasar muchos dias, llego el dicho Pizarro a
echar la gente en aquella isla del Gallo; y desde alli, con un navio ligero y solos los
marineros y agua, y el bastimento para que pudiese hacerse mas a la mar y tirar por alli
adelante; y asi fue, que el dicho navio se metio a la mar, y en ella hallo los tiempos mas
largos, y en pocos dias anduvo mas que en los anos de atras habia podido andar, y
reconocio tierra enjuta y poblada, que fue el pueblo de Santiago, que asi se puso por
nombre por verle en tal dia; y despues la bahia de San Mateo, donde tomaron puerto y
mas adelante, descubrieron el pueblo de Tacanez, (Nota. 12) que esta en la costa. Y asi
con esta buena nueva, vistos muchos indios que salian a ellos, vestidos de ropas de lana
y enjoyados de oro, con mucha alegria de haber alcanzado principio de lo que deseaban,
se volvieron a la dicha isla del Gallo, donde todos se embarcaron y fueron en busca de
los dichos pueblos ya descubiertos, do llegaron y tomaron tierra y lengua y bastimentos;
y asi fueron por la costa adelante, descubriendo la tierra y saltando algunas veces en
ella. en esta costa de Tacanez salieron los indios a los cristianos y pelearon con ellos
muy reciamente; y al principio como ellos nunca hubiesen visto caballos y el dicho
capitan Pizarro llevase cuatro o cinco, al tiempo del romper los unos con los otros, uno
de aquellos de caballo cayo del caballo abajo; y como los indios vieron dividirse aquel
animal en dos partes, teniendo por cierto que todo era una cosa, fue tanto el miedo que
tuvieron, que volvieron las espaldas dando voces a los suyos diciendo que se habian
hecho dos, haciendo admiracion de ello, lo cual no fue sin misterio; porque a no acaecer
esto, se presume que mataran todos los cristianos; y aunque en la liviandad del huir se
arguya flaqueza de animo, (/Folio 3) el discreto considere que, jamas aquellas gentes
habian visto las nuestras, tan diferentes de ellas; ni tampoco caballos, los cuales, a quien
no los ha visto ni oido decir, no pueden dejar de causar admiracion; que lo mismo
hicieran a nosotros, que tenemos mas razon que ellos, si nunca los hubieramos visto ni

Miguel de ESTETE. Noticia del Peru 1535 (1918)

Залишити відповідь

4 visitors online now
4 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 16 at 12:59 am UTC
This month: 32 at 06-18-2017 02:13 pm UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Bartolome de LAS CASAS. Las antiguas gentes del Peru, c.1550 (1939)

Bartolome de LAS CASAS. Las antiguas gentes del Peru, c.1550 (1939).

Reginaldo de LIZARRAGA. Descripcion breve de toda la tierra del Peru, Tucuman, Rio de La Plata y Chile 1605 (1968)

Reginaldo de LIZARRAGA. Descripcion breve de toda la tierra del Peru, Tucuman, Rio de La Plata y Chile 1605 (1968).

Close