López, Pedro. Relación hecha de las tierras, islas, tierra firme del Perú (1570)


6 501 views

López, Pedro. Rrelazión hecha delas tierra firme del tierras, hislas, piru // Revista Fénix. - № 20. - Lima, 1970. – P. 55 (p. 31-73)

"rrelazión hecha delas tierra firme del tierras, hislas, piru"* (1570)

Muy Illustre Sor:
Por V. M. me fue mandado le diese la Relazion del Piru de las cosas
suzedidas en él de treinta años a esta parte. Yo me escusase darla porque V. M.
no viese las muchas faltas que mi poca abilidad para la hazer como es razon
se hiziese a una tan illustre persona oy, mas por cunplir el mandato la e hecho.
V. M. se sirva de mi voluntad y rreziba este poco trabajo, quen azello e tomado
en servizio de quien desea azertar.
La qual Relazion, si algunos cavalleros peruleros quen aquellas partes
aian estado vieran, o V. M. se la quisiere mostrar, dígales se la dio el Capitan
Pero Lopez, vez? de la ziudad de Santo Domingo de la Rioja de los rreinos
del Pero (sic), en la provinzia de Condorillo, zien leguas de Potosí y sé que
dirán vista que la vean. Es a la letra, aunque muy pocos avrán trillado toda
esta partida, y en algunas cosas dignas de ser puestas en memoria dejaré de
ponerlas por no salir del proposito y por no me alargar. A V. M. suplico con
la discrezion que otras cosas suple, supla las muchas faltas quen mi poca abilidad
y mal rromanze se hallaren, cuya muy illustre persona Nro. Sor. guarde
con aquella felizidad de gracia que V. M. desea.
Esta es una rrelazion hecha de las tierras, hislas, tierra firme del Piru
que Su Magd. tiene conquistadas y pobladas despañoles hasta el año de mill
y qui?s. y setenta, y por quién fueron conquistadas y pobladas en el rreal nonbre,
y tanbien de algunas tierras y su calidad dellas admirables y de sus Ritos,
trajes, y ansimismo de las minas de oro y plata, perlas, esmeraldas quen aqueHas
partes ai; de dónde y cómo se sacan y se an sacado y de algunas cosas suzedidas
en alzamientos y conquistas de los naturales yndios, como de los españoles
quen aquellas partes contra el Real Servizio se an Reuelado, y las causas
por qué, aunque quedare corto, por no poner los nonbres de Algunos capitanes
y personas señaladas de illustre sangre, porque no se salpique Algun
linpio linaje de aquestos.
Va esta rrelazion como prozeso, sin horden de capitulos ni mas de prosiguiendo
de una ziudad en otra, dando una buelta a todo lo descubierto, ques
dende Cartajena y Tierra Firme hasta los confines de Chile por tierra y mar,
bolviendo dende los Charcas a el rrio de la Plata ques la longitud y distrito
'. Descripción del manuscrito y transcripción por Graciela Sánchez Cerro M., Jefe de la
División de Investigaciones Bibliográficas.
Colaboró en la transcripción Marlene Polo Miranda, Auxiliar de dicha División.
Revisión de Guillermo Lohmann VilIena.
32 FENIX
que Su Magd. posee, hecha por mandado del muy IIle. Sor. don Hernando de Toledo,
Castellano del castillo de Florencia llamado la Ziudadela, ques del Gran Duque
de la Toscana, por cuio servizio tomé este travajo. Plega a Nro. Sor. sea
parte esta lectura para q. algunos viendo los trauajos y peligros quen aquellas
partes se pasan dejen la ida si estan a ello determinados y se les quite la voluntad
al que la tuviere de ellos a padezer.
En el año de mill y quivs. y quarenta salí de la ziudad de Leon de los
rreinos despaña para los Reinos y provinzias del Peru, y el prinzipal yntento
que me movió a hazer este viaje fué por ver las grandezas y cosas notables que de
aquellas partes se dezian, y las rriquezas que traian. Llegué a la ziudad de Sevilla,
adonde me hallé una armada questava a pique para salir, la qual yva por
General don Alonso Luis de Lugo y me enbarqué en una nave en conpañia del
Capitan Juan Enrriquez, vez9 de Venavente, el qual yva a conquistar y poblar
una parte del rrio grande. A los siete de Henero salimos de la barra de San
Lúcar doze naves de armada y en el Golfo de las Yeguas corrimos tormenta
que turó tres dias, en la qual se perdieron dos naves. Aportamos a los diez
y ocho dias de nuestra navegazion a la isla de la Gomera ques en Canaria,
adonde las más naves q. uan a Indias cargan de vino para vender y bastimentas
para el camino. En esta tierra ai seis hislas o siete pobladas de guanches;
es esta tierra de muchos bastimentas. Ai una hisla dellas, que se llama la hisla
del Hierro del Señorio de don Gra. de Castilla, Señor desta hisla y de la
Gomera, en la qual ai un arbol que todo el año, de dia y de noche, está corriendo
agua, debajo de la qual está hecho un aljiue grande, donde se recoje
el agua de la qual se provee toda la demás hisla, espezial en el verano que ai
grandísima falta de agua; sobre este arbol se ve de ordinario una nuue que jamás
se quita denzima de la qual se entiende prozede aquel Jugo.
Destas hislas se va a la Nueva España, a Mejico o a Santo Domingo
o a los Hazores o a Tierra Firme, conforme y para donde son fletados, sin
hazer escala en otro puerto alguno sino es con gran nezesidad. Vénse algunas
hislas dondes la Deseada Maripaiño Marigalante y muy pocas vezes se va
a ellas sino es con gran nezesidad. Váse a uno de tres puertos questán en la
costa de Tierra Firme: el primero es Nonbre de Dios, Panamá, Cartajena, Santa
Marta. De qualquiera destos se puede hir por tierra al Nuevo Reino de Granada
y por mar al Perú y aun por tierra, aunques con gran rrodeo y travajo.
Esta ziudad del Nonbre de Dios no diré quién ni por quién fue conquistada,
porque es muy notorio; solo diré ser una de las más malas y más enfermas tierras
del mundo y ser sepultura despañoles, que de hordinario quedan el terzio
de los chapetones o visoños muertos, por manera que no la llaman la ziudad del
Nonbre de Dios como solían, sino sepultura de Xpnos. y ansí, preguntando
adónde váis, rresponden, a la sepultura.
De mí digo que quando por ella pasé esta última vez, dende los altos,
una legua antes de la ziudad, me sentí yndispuesto, y no devió de ser sino del
miedo que todos los que por allí pasamos tenemos. Y ansí aquella misma tarRELACION
INEDITA DE PEDRO LOPEZ 33
de fletamos entre otro cavallero y yo, una fragata que nos costó, hasta Cartajena.
quc son sesenta leguas más o menos, ochenta ducados, lo qual tuvimos por
bien, por no hazer noche en tan mala tierra, la qual es de cálida, que si oi entierran
un onbre y de oi en ocho días abren la sepultura para echar otro, no
hallan güeso ni pelo dél,
Es en estremo enferma y ansí, sino es quando las armadas llegan al
Puerto, está casi despoblada; esta es navegazión y camino forzoso porque de
ninguna manera se puede pasar a Perú mercaduría sino es por este pueblo.
Enbarcámonos en la fragata y otro dia al salir del sol aviendo caminado casi la
mitad del camino de las hislas de Catiua nos salió una lancha de hingleses luteranos,
la qual nos puso en aprieto de dejar las aziendas y aun las vidas. Fuimos
socorridos de un galeon de P9. Melendez que andaba en busca de los corsarios.
La armada estava en Cartajena esperando la plata de Su Mt.
Desta ziudad del Nonbre de Dios se va para hir al Perú a la ziudad
ele Panamá que ai diez y ocho leguas del más mal camino questá descubierto.
Aquí tiene Su Mt. Audiencia rreal de Presidente y Oidores y un Alcalde
ele Corte; es buena ziudad, sana; ai en ella muchos vz9., ansí mercaderes como
otros jéneros de jentes y la maior parte son mercaderes y tratantes, porque
aquí no ai entradas ni guerra, sino es algunos negros alzados del servizio de
sus amos y para estos, de ordinario andan dos o más capitanes ton soldados,
asegurando los pasos. Aquí a esta ziudad llegan los navíos (le la ziudad de Los
Reíes y de las demás ziudades y puertos, con mercadurias de harina y carnes
y frutas y otras cosas de que carecen los de la tierra y cargan las naves de
mercadurias de España, paños, sedas, lienzos, vinos y otras cosas que de España
van.
Ay muy pocos yndios naturales; aquí se sacan muchas perlas y muy buenas;
ai cuadrillas de negros que las sacan y algunos yndios. Creze y mengua
la mar en esta ziudad y puerto más quen ninguna parte que se aia visto del Perú:
llegan las naves con la creziente hasta dentro la ziudad y quando vazía
quedan las naves en seco, que con más de media legua no llega ningun jénero
de agua a ellas y se pasean las jentes por entre las naves. De aquí se va a la
parte o partes que los pasajeros quieren, ansí a Nicaragua como a Perú y otras
muchas partes.
El prinzipal camino para el Perú es la navegazion a Paita: puerto de
mar. Antes deste ai otros que muchas vezes quieren los maestros de las naves
rrecojerse a tierra por tormenta o nesezidad, el qual ai uno que se llama Santa
Elena; aquí se saca la brea y se proven muchas naves pa aderezallas. Zierto
es cosa muy de ver quen qualquiera parte cavando hazen un pozo de tres o
más estados y con zierto artifizio que los yndios tienen, hazen esta brea con
mucha fazilidad. En esta isla uvo jigantes y se ven casas grandes y edifizios
que hizieron espezial un pozo de mucha altura, el qual se entra por escalas
como de y los pasos uno de otro un estado de honbre de ocho
pies. Sus güesos de gran grandeza y en sus casas y edifizios parezen ser honbres
de grandes fuerzas. Fenezieron todos. Dizen los naturales queran todos
34 FENIX
varones y que las mujeres de la tierra no podian tener con ellos ayuntamiento

López, Pedro. Relación hecha de las tierras, islas, tierra firme del Perú (1570)

One thought on “López, Pedro. Relación hecha de las tierras, islas, tierra firme del Perú (1570)

Залишити відповідь

4 visitors online now
4 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 23 at 12:30 pm UTC
This month: 30 at 08-16-2017 07:40 am UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Археологическая находка в Тарако возле о. Титикака (Перу)

Возле северного берега перуанского озера Титикака Чарльз Стэниш из Калифорнийского университета в Лос-Анджелесе (США) и его коллеги обнаружили свидетельства того,...

Кому нужен “вечный студент”?

Так уж устроен человек, который способен учиться всю сознательную жизнь, что ему необходимо постоянно пополнять свою капилку знаний. Встречаются индивидуумы,...

Close