Lope Félix de Vega Carpio. La moza de cántaro.


11 462 views

Con tal belleza salís,
Que soberbias competís
Con el mismo sol que os dora,
Toda la vida es un hora: 1245
Como vosotras me ví,
Tan arrogante salí;
Sucedió la noche al día:
Mirad la desdicha mía,
Aprended, flores, de mí. 1250
Maravilla solía ser
De toda la Andalucía;
Ó maravilla ó María,
Ya no soy la que era ayer.
Flores, no os deis á entender 1255
Que no seréis lo que soy,
Pues hoy en estado estoy,
Que si en ayer me contemplo,
Conoceréis por mi ejemplo
Lo que va de ayer á hoy. 1260
No desvanezca al clavel
La púrpura, ni á el dorado
La corona, ni al morado
Lirio el hilo de oro en él;
No te precies de cruel, 1265
Manutisa carmesí,
Ni por el color turquí,
Bárbara violeta, ignores
Tu fin, contemplando, flores,
Que ayer maravilla fuí. 1270
De esta loca bizarría
Quedaréis desengañadas
Cuando con manos heladas
Os cierre la noche fría.
Maravilla ser solía; 1275
Pero ya lástima doy;
Que de extremo á extremo voy,
Y desde ser á no ser,
Pues sol me llamaba ayer,
Y hoy sombra mía aun no soy. 1280
ESCENA VII

Don Juan.—Doña María

DON JUAN

Dicha he tenido, por Dios.—
Isabel, ¿adónde bueno?

DOÑA MARÍA

¿Adónde bueno, Isabel?
Adonde hallase un requiebro.
¿Pensáis que no tengo yo 1285
Mi poco de entendimiento?

DON JUAN

Bien conozco que no ignoras
Tanto; que á veces sospecho
Que finges lo que no entiendes.

DOÑA MARÍA

Lo que no quiero no entiendo. 1290
Pero á la fe que me admira
Que un caballero tan cuerdo
Y tan galán como vos
Humille sus pensamientos
Á una mujer como yo. 1295
¿Sois pobre?

DON JUAN

Pues ¿á qué efeto
Me preguntas si soy pobre?

DOÑA MARÍA

Porque si os falta dinero
Para pretensiones altas,
No tengo por mal acuerdo 1300
Requebrar lo que, á la cuenta
Del entendimiento vuestro,
Os costará zapatillas,
Ligas, medias y un sombrero
Para el río con su banda, 1305
Avantal de lienzo grueso,
Chinelas ya sin virillas
(Que solía en otro tiempo
En los pies de las mujeres
La plata barrer el suelo), 1310
Castañetas, cintas, tocas;
Que para últimos empleos
De las damas, fondo en ángel,
No hay plata en el alto cerro
Del Potosí, perlas ni oro 1315
En los orientales reinos.
Más pienso que os costarían
Las randas de un telarejo
Que una legión de fregonas.

DON JUAN

No juzgaras mis deseos 1320
Por el camino que dices,
Si te dijera el espejo
El despejo de tu talle.

DOÑA MARÍA

¿Espejo y despejo? ¡Bueno!
Ya con cuidado me habláis, 1325
Porque en efeto os parezco
Mujer que os puedo entender.
Pues yo os prometo que puedo;
Pero el estar enseñada
Á oir vocablos groseros 1330
De un indiano miserable:
«Vé por esto, vuelve presto,
Esto guisa, aquello deja,
¿Limpiaste aquel ferreruelo?
Vé por nieve, trae carbón, 1335
Esto está sin sal, aquello
Sin agrio, llama á ese esclavo,
Éste lava, y dame un lienzo,
¿Cómo gastas tanta azúcar?
Para madrugar me acuesto, 1340
Despiértame de mañana,
Pon la mesa, luego vuelvo;»
Y otras cosas de este porte
Me han quitado el sentimiento
De otras razones más grandes, 1345
No porque no las entiendo.
En efeto ¿qué queréis?

DON JUAN

Que me quieras en efeto.

DOÑA MARÍA

¡Bien aforrada razón,
Y bien dicha para presto! 1350
Bien digo yo que pensáis
Que á mi corto entendimiento
Importan resoluciones,
Atajos, y no rodeos.
Pues levantad el lenguaje; 1355
Que, como dicen los negros,
El ánima tengo blanca,
Aunque mal vestido el cuerpo.
Habladme como quien sois.

DON JUAN

Yo, Isabel, así lo creo; 1360
Porque, pensando en tu oficio,
Tal vez el respeto pierdo;
Pero en mirando á tu cara,
Vuelvo á tenerte respeto.
Mas no te debe enojar 1365
Que te diga mi deseo;
Que sólo son por el fin
Todos los actos perfectos.
¿Qué dirás deste lenguaje?

DOÑA MARÍA

Que, aunque es el término honesto, 1370
No me agrada la intención
De la suerte que la entiendo.
Conmigo (á lo que imagino)
Tomáis la espada á lo diestro.
Tiré, desviasteis, huí; 1375
Y acometiéndome al pecho,
Herida de conclusión
Formó vuestro pensamiento.
Pues no, mi señor, por vida
De los dos, porque no quiero 1380
Que, asiendo la guarnición,
Engañéis mi honesto celo.
Esténse quedas las manos,
Y aun los pensamientos quedos;
Que no seremos amigos 1385
En no siendo el trato honesto.

DON JUAN

Como das, Isabel mía,
(¿Mía dije? ¡Ay Dios! que miento)
En pensar que por ser pobre
Te busco, te sigo y ruego, 1390
Dilatas á mis verdades
El justo agradecimiento.
Pues yo te juro, Isabel,
Que por quererte, desprecio
La más hermosa mujer, 1395
Donaire y entendimiento
Que tiene aqueste lugar;
Porque más estimo y precio
Un listón de tus chinelas
Que las perlas de su cuello. 1400
Más precio en tus blancas manos
Ver aquel cántaro puesto,
Á la fuente del Olvido
Pedirle cristal deshecho;
Y ver que á tu dulce risa 1405
Deciende el agua riyendo,
Envidiosa la que cae
De fuera á la que entra dentro;
Y ver cómo se da prisa
El agua á henchirle de presto, 1410
Por ir contigo á tu casa,
En tus brazos ó en tus pechos,
Que ver como cierta dama
Baja en su coche soberbio,
Asiendo verdes cortinas 1415
Por dar diamantes los dedos,
Ó asoma por el estribo
Los rizos de los cabellos
En las uñas de un descanso,
Que á tantos sirvió de anzuelo. 1420
Yo me contento que digas,
Dulce Isabel: «¡Yo te quiero!»
Que también quiero yo el alma;
No todo el amor es cuerpo.
¿Qué respondes, ojos míos? 1425

DOÑA MARÍA

Á ojos míos yo no puedo
Responder ninguna cosa,
Porque decís que son vuestros.
Á lo de la voluntad,
Pienso que licencia tengo; 1430
Y así, pues alma queréis,
Digo (porque os vais con esto)
Que el primer hombre sois vos
Á quien amor agradezco.

DON JUAN

¿No más, Isabel?

DOÑA MARÍA

¿Es poco? 1435
Pues vaya por contrapeso
Que no me desagradáis.

DON JUAN

¿No más, Isabel?

DOÑA MARÍA

¿Qué es esto?
Conténtese, ó quitaréle
Lo que le he dado primero. 1440

DON JUAN

¿Podré tomarte una mano?
Aunque por Dios que la temo,
Después que la ví tan diestra
Esgrimir el blanco acero.

DOÑA MARÍA

Pues vos no me conocéis: 1445
Por Dios que algún hombre he muerto
Aquí donde me miráis.

DON JUAN

Con los ojos, yo lo creo.

DOÑA MARÍA

Idos; que viene mi amo.

DON JUAN

¿Dónde esta tarde te espero? 1450

DOÑA MARÍA

En la fuente, á lo lacayo.

DON JUAN

Logre tu donaire el cielo. (Vase.)
ESCENA VIII

Leonor.—Doña María

LEONOR

Isabel...

DOÑA MARÍA

Leonor amiga...

LEONOR

¿Con éste hablabas?

DOÑA MARÍA

¿Pues bien?

LEONOR

¿Qué se hizo tu desdén? 1455

DOÑA MARÍA

Un amor honesto obliga.
Y te aseguro de mí
Que es mucho tenelle amor.

LEONOR

Su talle, ingenio y valor
Habrán hecho riza en ti. 1460
Que lo merece confieso;
Pero en la desigualdad
No puede haber amistad.

DOÑA MARÍA

Los elementos por eso
No tienen paz y sosiego: 1465
El agua á la tierra oprime,
El aire á el agua, y reprime
La fuerza del aire el fuego.
Mas como él me quiere á mí
No más de para querer, 1470
¿Qué pierdo en corresponder?

LEONOR

Mucho.

DOÑA MARÍA

¿Cómo?

LEONOR

Mucho.

DOÑA MARÍA

Di.

LEONOR

Adora mi ama en él.

DOÑA MARÍA

¿Quién te lo ha dicho?

LEONOR

Yo y Juana
Lo vemos, y á ella con gana 1475
De casamiento, Isabel.
Por eso, si no envidaste,
Descarta y quédate en dos.

DOÑA MARÍA

¿Sábeslo bien?

LEONOR

Sí, por Dios.

DOÑA MARÍA

Tarde, Leonor, me avisaste; 1480
No porque pueda alabarse
Del más mínimo favor,
Sino por tenerle amor,
Que no es fácil de olvidarse.
Necia fuí en imaginar 1485
Que un don Juan tan entonado
Para mí estaba guardado.

LEONOR

Un hombre te quiero dar
Compañero de otro mío,
Bravo, pero no cruel, 1490
Que puede ser, Isabel,
De cuantas profesan brío.
No pone codo en la puente
Hombre de tales aceros,
Ni han visto los lavaderos 1495
Más alentado valiente.
Ama en tu misma región.
¿Quién te mete con don Juanes?

DOÑA MARÍA

Tu ama ¿trata en galanes?

LEONOR

De honesta conversación 1500
De un conde que la visita,
Le nacieron los antojos.

DOÑA MARÍA

¡Quién la ve tan baja de ojos
Á la señora viudita!

LEONOR

Hermana, enviudó ha dos meses, 1505
Viénele grande la cama.

DOÑA MARÍA

Y en fin ¿le quiere tu ama?

LEONOR

Como si juntos los vieses.

DOÑA MARÍA

Vé por el cántaro, y vamos
Al Prado.

LEONOR

Á Pedro verás; 1510
Que se quedan siempre atrás
Él y Martín de sus amos. (Vase.)
ESCENA IX

DOÑA MARÍA

Á mis graves desconsuelos
Solo faltaba este amor,
Á este amor este rigor, 1515
Á este rigor estos celos.

Lope Félix de Vega Carpio. La moza de cántaro.
Tagged on:                                                                                 

Залишити відповідь

7 visitors online now
7 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 31 at 11:29 am UTC
This month: 43 at 09-12-2017 03:19 pm UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Lope Félix de Vega Carpio. Comedias: El remedio en la desdicha; El mejor alcalde, el rey.

Lope Félix de Vega Carpio. Comedias: El remedio en la desdicha; El mejor alcalde, el rey.

Helen Phipps. Paginas Sudamericanas.

Helen Phipps. Paginas Sudamericanas.

Close