Хуан Руис де Аларкон и Мендоса. Ткач из Сеговии. Juan Ruiz de Alarcón y Mendoza. El Tejedor de Segovia


5 818 views

Хуан Руис де Аларкон и Мендоса. Ткач из Сеговии.
Juan Ruiz de Alarcón y Mendoza. El Tejedor de Segovia.

El Tejedor de Segovia
Juan Ruiz de Alarcón y Mendoza

Hablan en ella las personas siguientes.

Pedro Alonso galan.
El Conde galan.
Garceran galan.
Don Juan Cortesano.
Fineo criado.
Camacho valenton.
Cornejo valenton.
Xaramillo valenton.
Vn bastonero.
Vn vejete.
Vn Caminante.
Vn Alguazil.
Vn villano.
El Rey viejo.
El Marques viejo.
Chichon gracioso.
Teodora Dama.
Doña Ana Dama.
Florinda Criada.

Acto primero

Salen el Conde y Fineo, y otros criados de noche.
Fin. Esta que miras, Señor,
es la casa.
Cond. Humilde choça,
para hermosura que goza
los despojos de mi amor.
Fin. Tu, pues a honrarla te inclinas,
engrandeces su humildad
y su fortuna.
Cond. Llamad.
Fin. En efecto determinas
entrarla a ver?
Cond. Si, Fineo:
no sufre mas dilacion
esta amorosa passion,
en que me abrasa el desseo.
Fin. Mira a lo que te dispones,
siendo tu padre el priuado
del Rey, con mas cuydado
notan todos tus acciones.
Cond. Consejos me das perdidos,
quando estoy de amor tan ciego,
que si el alma toca a fuego,
solo tratan los sentidos
de librarse de la llama,
que en Etna conuierte el pecho,
sin atender al prouecho
a la razon ni la fama.
Bien se el lugar de que gozo,
y a lo que obliga essa ley:
mas quando esto sepa el Rey,
tambien sabe que soy moço.
A mi padre solo toca
el gouierno: y siendo assi
pues no soy ministro, en mi
no es tan culpable y tan loca
esta accion; que estando ciego,
por no dar que murmurar,
me obligue a no procurar
el remedio a tanto fuego.
Fin. De vna vista te cegò?
Cond. Tanto, que a no estar presente
en la audiencia tanta gente,
quando ella a mi padre hablò,
hiziera alli mi locura
estos excessos que ves,
y arrodillado a sus pies
adorara su hermosura.
Mucho hize, pues alli
tuue en prision mi desseo,
en confiança, Fineo,
de tu cuydado y de ti.
Mandète que la siguieras,
hizistelo, hasme informado
que aumenta su libre estado
el numero a las solteras.
Siendo assi, ni han de tener
por desigual este excesso,
ni se recela por esso
mi priuança y mi poder.
Fin. Si, mas pudieras, señor,
pues que no es muger de suerte,
hazer que ella fuesse a verte.
Cond. Que poco sabes de amor?
mira, en començando a amar,
a estimar tambien se empieça,
y al estimar la belleza,
se sigue el desconfiar.
En esta casa, Fineo,
vn Alcaçar miro ya;
la muger que dentro está,
es ya Reyna en mi desseo.
Apenas empeçè a amar,
quando començè a tener
por humilde mi poder,
por impossible alçancar.
Mira si podrè, Fineo,
mostrar desprecio en llamarla,
pues aun viniendo a buscarla,
pisa medroso el desseo:
llama.
Fin. Obedecerte quiero.
Da golpes Fineo.
Cond. Esso, Fineo, es seruir;
que el criado ha de aduertir;
mas no ha de ser consejero.
Sale Teodora a la ventana.
Teod. Quien es?
Fin. Vn hombre, que tiene,
bella Teodora, que hablarte.
Teod. De que parte?
Fin. De mi parte.
Teod. Y quien soys?
Fin. No me conuiene
dezirlo a vozes: Teodora
abrid la puerta, y sabreys
quien esoy.
Teod. Perdonar podeys;
porque es impossible agora. Vase.
Fin. Oye, ventanas y oydos
cerrò de vna vez.
Cond. Fineo,
o he de lograr mi desseo,
o he de perder los sentidos.
Fin. Pues, señor mal se concierta
estar loco y ser prudente;
entremos por fuerça.
Cond. Tente,
que pienso que abren la puerta.
Fin. Vn hombre sin capa es
el que sale.
Chichon con vn jarro sin capa.
Cond. Pues, Fineo,
examinarle desseo.
Fin. O el temor, o el interes
le haràn dezir la verdad;
hidalgo.
A parte.
Chich. Triste de mi,
la justicia estaua aqui:
quien es?
Fin. Quien puede, llegad.
Cond. A donde vas?
Chich. Yo, señor,
voy por vino, como ves,
para mi amo.
Cond. Quien es?
Chich. Pedro Alonso, vn Texedor,
de quien yo soy aprendiz.
Cond. Es galan de essa muger?
Chich. O lo es, o lo quiere ser.
A parte.
Cond. Ay hombre mas infeliz?
di tu nombre.
Chich. Yo me llamo Chichon.
Cond. Vete en hora buena.
A parte.
Chich. Pienso que ha de hazer la cena
oy mal prouecho a mi amo. Vase.
Fin. Que determinas, señor?
Cond. Que llames, fingiendo ser
este moço, entrar y hazer
que se vaya el Texedor;
y aun darle la muerte.
Fin. O cielos, mira.
Cond. A furia me prouoco;
si de amor estaua loco,
que será de amor y zelos?
vn hombre baxo ha de hacer
competencia a mi aficion?
Fin. Por essa misma razon
has de mudar parecer:
que dize cierto entendido
que no puede querer bien
a la muger, si tambien
no le enamora el marido.
Considera vn Texedor
muy barbado, que està agora
gozando de tu Teodora,
y perderàs el amor.
Cond. Considera tu vn abismo
en que peno ardiente y ciego,
y veràs como mi fuego
se aumenta con esso mismo:
llama, acaba, que ya el pecho
se abrasa en loco furor.
A parte.
Fin. O duro imperio de amor.
Llama.
Sale Teodora a la ventana.
Teod. Quien es? Vase.
Fin. Chichon, esto es hecho.
Cond. El rostro tendrè cubierto;
tu lo puedes disponer,
sin que me dè a conocer.
Fin. Es cordura; ya han abierto.
Reboçase el Conde.
Cond. Entremos pues.
Salen Teodora con vn candil; Pedro Alonso en cuerpo con espada y broquel a lo valiente.
Teod. Ay de mi; quien es?
Fin. No os alboroteys;
que amigos son los que veys.
Ped. Y que pretenden aqui,
caualleros, a tal hora,
teniendo dueño esta casa?
Cond. Ya la colera me abrasa.
A parte.
Fin. Que dexeys sola a Teodora.
Ped. Por Dios, hidalgos, que vienen
de mi muy mal informados:
aduiertan, si son honrados,
la poca razon que tienen.
Pues aunque me huuiera hallado
a caso aqui, me obligara,
teniendo barba en la cara,
y ciñendo espada al lado,
la ley del mundo a no hazer
semejante couardia;
pues si esta muger es mia,
y si mi esposa ha de ser,
como la puedo dexar,
sin morir primero yo?
Fin. Y quien tambien se empeñò,
començandolo a intentar,
como con su obligacion,
desistiendo agora dello,
cumplirà?
Ped. Rindiendo el cuello
al yugo de la razon;
pues es la hazaña mayor
vencerse a si.
A Fineo a parte.
Cond. Que te pones
a argumentos y razones,
quando estoy loco de amor?
Hazle al punto resoluer
a que se vaya, sin dar
a mas replicas lugar.
Fin. Pedro Alonso, esto ha de ser.
Ped. No ha de ser.
Fin. Solo pudiera
responder assi vn señor,
mas no vn baxo Texedor.
Ped. Y solamente pidiera,
lo que aqui aueys intentado
tan contra razon y ley,
quien fuera vn tyrano Rey,
o vn muy gran desuergonçado.
Fin. Villano.
Teod. Triste de mi:
tened por Dios, escuchad.
Ped. Vive Dios.
A parte.
Cond. Mi autoridad
es ya menester aqui:
Descubrese el Conde.
Pedro Alonso, deteneos,
que estoy aqui yo.
Ped. Es el Conde?
Cond. El Conde soy.
Ped. Corresponde
a los heroycos trofeos
de vuestra sangre esta hazaña?
Cond. Basta, atreuido; que es esto?
a mi me hablays descompuesto?
que confiança os engaña?
ydos al punto.
Ped. Señor.
Cond. Ydos, villano; acabad.
Ped. Tratadme bien, y mirad
que soy, aunque Texedor,
tan bueno.
Dale el Conde vn bofeton.
Cond. Que atreuimiento!
esso me dezis a mi?
matalde.
Teod. Ay cielo.
Ped. Hasta aqui
ha llegado el sufrimiento.
Sacan las espadas.
Teod. Ay muger mas desdichada?
Cond. Muera.
Acuchillanse.
Ped. Presto aueys de ver
que no gouierna el poder,
sino el coraçon, la espada.
Vanse ellos.
Dentro vn criado.
Criad. Muerto soy.
Teod. Triste, que harè?
Chichon con el jarro.
Chich. Teodora, que confusion
y ruydo es este?
Teod. Chichon,
mi desdicha sola fue,
la que ha podido causallo;
lleuame al punto de aqui,
que ay gran mal.
Chi. Luego lo vi;
mas no pude remediallo:
adonde te he de lleuar?
Teod. A casa de algun amigo,
donde el rigor y el castigo
del Conde pueda euitar.
Chich. No se adonde; porque es cosa
de gran peligro poner
la moça en otra poder;
y el verte a ti tan hermosa
me dà mil desconfianças;
que estando a solas contigo,
no ay amigo para amigo,
las cañas se bueluen lanças;
mas Embaxador me llamo.
Teod. Bien dizes.
Chich. Alli segura
la desdicha, o la ventura
aguardaràs de mi amo.
Teod. Vamos.
Chich. Bien ayan, amen,
los primeros inuentores
de casas de Embaxadores
para vellacos del bien. Vanse.
Salen Garceran preso y don Iuan.
D. Iu. Digo, que a mi parecer
la verdadera ocasion
que os tiene en esta prision,
no es la que os dan a entender?
Causa tiene superior,
y para encubrilla, dan
al agrauio, Garceran,
que os hazen, esta color.
Gar. Ay de mi; que bien lo entiendo,
bien se, triste, que Clariana
es la causa soberana
del mal que estoy padeciendo.
Bien se que en tenerme aqui,
es el intento matarme;
porque siendo quien soy, darme
la carcel publica a mi
por prision; no se me esconde,
que es rigor, furia y vengança.
D. Iu. De su padre la priuanca
da tanta soberuia al Conde;
que sus zelosos enojos
quiere vengar como agrauios.
Gar. Hallè hechizos en los labios,
hallè encantos en los ojos
de aquella aldeana bella,
injuria del sol, robòme
el alma, don Iuan, hallòme
el Conde hablando con ella,
sus zelos y su aficion
dissimulo; mas al punto
le vi en el color difunto
de la cara el coraçon:
y quiere dar fin aqui
a sus zelos con mi vida,

Хуан Руис де Аларкон и Мендоса. Ткач из Сеговии. Juan Ruiz de Alarcón y Mendoza. El Tejedor de Segovia
Tagged on:                         

Залишити відповідь

3 visitors online now
3 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 12 at 12:16 am UTC
This month: 114 at 12-11-2017 09:03 pm UTC
This year: 114 at 12-11-2017 09:03 pm UTC
Read previous post:
Роберто Хорхе Пайро. Липовый Инка. Roberto Jorge Payró. El falso Inca

Роберто Хорхе Пайро. Липовый Инка. Roberto Jorge Payró. El falso Inca.

Леопольдо Лугонес. Рассказы. LEOPOLDO LUGONES. Seleccion

Леопольдо Лугонес. Рассказы. LEOPOLDO LUGONES

Close