Генри Лебрун. История завоевания Перу и Писарро. Henri Lebrun. Historia de la conquista del Perú y de Pizarro


14 217 views

Генри Лебрун. История завоевания Перу и Писарро.

Henri Lebrun. Historia de la conquista del Perú y de Pizarro

/traducida ...por J.R./

Índice

Historia de la Conquista del Perú y de Pizarro
o Introducción
o Capítulo I
Primeros proyectos de la conquista del Perú.- Asocíanse Pizarro, Almagro y Luque.- Partida de Pizarro, y su navegación en el mar del Sur.- Descubre el Perú.
o Capítulo II
Apurada situación de los españoles.- Resolución heroica de Pizarro y de trece de sus compañeros.- Pizarro aborda en la costa del Perú.- Su viaje a España: es nombrado gobernador general.- Nueva expedición de Pizarro.- Ocupación de la ciudad de Coaco.- Disensiones civiles que agitaban el Perú.
o Capítulo III
Marcha de Pizarro al interior.- Hace prisionero al inca Atahualpa.- Proceso y muerte de este príncipe.
o Capítulo IV
Recibe Pizarro refuerzos.- Apodérase de Cuzco.- Expedición de Benalcázar a Quito.- Llegada de Alvarado.- Consiente en retirarse.- Fundación de la ciudad de Lima.- Expedición de Almagro a Chile.- Levantamiento de los peruanos.
o Capítulo V
Apodérase Almagro de Cuzco.- Hace prisionero a Fernando y Gonzalo Pizarro.- Derrota a Alvarado.- Negociaciones con Francisco Pizarro.- Su rompimiento.- Batalla de Salinas.- Prisión de Almagro.- Su proceso y muerte.- Retrato de este caudillo.
o Capítulo VI
Viaje de Fernando Pizarro a España.- Su prisión.- Medidas que tomó el gobierno.- Expedición de Gonzalo Pizarro a la Canela .
o Capítulo VII
Descontento de los partidarios de Almagro.- Conspiración contra Francisco Pizarro.- Es asesinado.- Carácter de este gran capitán.
o Capítulo VIII
Es reconocido gobernador del Perú el joven Almagro.- Oposición que encuentra.- Llegada de Vaca de Cabra.- Renuévase la guerra civil.- Batalla de Chupas.- Proceso y suplicio de Almagro.
o Capítulo IX
Leyes y reglamentos promulgados por el emperador acerca los asuntos del Perú.- Es enviado a él Núñez Vela en calidad de virrey.- Mal efecto producido por los nuevos reglamentos.- Violenta conducta del virrey con Vaca de Castro.
o Capítulo X
Gonzalo Pizarro es nombrado procurador general de los indios y comandante en jefe del Perú.- Muerte del inca Manco Capac.- Odio general contra el virrey.- Sus disidencias con los magistrados de la Audiencia real.- Es depuesto y preso por ellos.
o Capítulo XI
Desavenencias de los oidores con Gonzalo Pizarro.- Entrada de éste en Lima.- Se hace nombrar gobernador general.- Aparece de nuevo en escena Núñez Vela.- Levantamiento de Diego Centeno.- Retirada del virrey.- Batalla de Quito.- Muerte de Núñez Vela.
o Capítulo XII
Dispersión de la partida de Centeno.- Carta de Carvajal a Pizarro brindándole a que se proclamara rey del Perú.- Cepeda le aconseja en el mismo sentido.- Negativa de Pizarro.- Su entrada triunfal en Lima.
o Capítulo XIII
Planes propuestos en el Consejo en España para terminar las revueltas del Perú.- Es enviado a él Pedro de La Gasca.- Sus primeros actos.- Cartas del rey a Gonzalo Pizarro.- Indecisión del gobernador.
o Capítulo XIV
Preparativos de Pizarro y de La Gasca.- Sale de nuevo a campaña Diego Centeno.- Es derrotado en la batalla de Huarina.- Hermoso rasgo de Carvajal.
o Capítulo XV
Situación de los dos partidos.- Batalla de Xaguixaguana.- Caída definitiva de Pizarro y de los suyos.
o Capítulo XVI
Muerte de Carvajal y de Gonzalo Pizarro.- Reflexiones acerca las guerras civiles del Perú.- Prudente administración del presidente La Gasca.- Su vuelta a España.- Conclusión.

Introducción
El imperio del Perú, en tiempo de su invasión por los españoles, abrazaba un territorio cuya extensión sorprende, puesto que no bajaba de mil quinientas millas de norte a sur a lo largo del Océano Pacífico; su anchura de este a oeste era mucho menos considerable, sirviéndole de límites las grandes cordilleras de los Andes, que se prolongan del uno al otro de sus extremos en toda su longitud. Como las demás comarcas del Nuevo Mundo, el Perú estaba en su principio habitado por numerosas tribus errantes de groseros salvajes, para quienes eran desconocidos los más sencillos procedimientos de la industria. Sus primeros habitantes, si hemos de dar crédito a las tradiciones que han llegado hasta nosotros, debieron haber sido uno de los pueblos más bárbaros de América. Iban errantes en un estado de desnudez completa por los bosques y selvas impenetrables que cubrían el suelo, puesto que no sabían servirse de la producción del país sino para satisfacer sus necesidades del momento, y carecían de toda noción de los principios que sirven para distinguir el bien del mal. Los goces de la vida animal eran los únicos objetos de sus pensamientos, y su mayor ambición consistía en procurarse los víveres que necesitaban. Transcurrieron muchos siglos sin que cambiase en nada este deplorable estado; ni los sufrimientos continuos, ni las privaciones extraordinarias a que estaban sujetos pudieron hacer nacer en su espíritu la idea de mejorar su situación.
¿Cómo empezó pues a establecerse allí la civilización? Ignórase completamente, debiendo atenernos para saberlo a los datos por la tradición transmitidos. Según ella una de sus hordas errantes fue visitada en las orillas del lago Titicaca por dos seres de distinto sexo, de majestuoso continente y con decencia vestidos. Aquellos personajes singulares se anunciaron como hijos del sol, encargados por el poder celestial de instruir y civilizar a los hombres. Declararon que el grande astro del día veía con dolor el estado miserable a que estaban los naturales por su ignorancia condenados, y añadieron que si querían seguir exactamente sus lecciones, aumentarían considerablemente los goces de su existencia. Los salvajes en su sencillez, escucharon con profundo respeto las palabras de aquellos supuestos enviados del sol, y prometieron fácilmente obedecer unos consejos que tan grandes ventajas debían proporcionarles. Comenzaron a reunirse en gran número y pasaron con sus guías a Cuzco, donde fundaron el primer establecimiento del país. La naciente colonia, gracias a los esfuerzos de los nuevos legisladores, eficazmente secundados por los habitantes que de buen grado se habían sometido a su gobierno, empezó a tomar un aspecto próspero, y adquirió sucesivamente bastante extensión e importancia para formar una gran ciudad. Según Garcilaso de la Vega pasaban estos hechos unos cuatro siglos antes de la llegada de los españoles.
Manco Capac y Mama Ocollo (que así se llamaban aquellos supuestos hijos del sol), alentados por el buen éxito obtenido, prosiguieron en la tarea con tan buenos auspicios empezada. Llegaron nuevos habitantes de todas partes, y como cada uno de ellos experimentaba las ventajas de ese nuevo orden de cosas, no fue difícil persuadir a aquellos sencillos y confiados salvajes que se sometiesen con una obediencia ciega a los que los instruían. Manco Capac enseñó a los indios las artes útiles, y en especial la agricultura, y Mama Ocollo adiestró a las mujeres en el arte de hilar y hacer tejidos. Gracias al trabajo de los primeros la subsistencia fue menos precaria, al paso que la industria de las últimas hacía más agradable la vida. Después de haber atendido a los objetos de primera necesidad para una sociedad naciente, o lo que es lo mismo, después de haber asegurado al pueblo grosero que tenía bajo su dirección los medios de alimentarse, y de haberle proporcionado vestidos y moradas, Manco Capac se ocupó en asegurar su felicidad estableciendo una policía y leyes, de suerte que su colonia ofreció pronto la imagen de un estado gobernado con regularidad. Multitud de tribus nómadas se reunieron a las que de tal grado de prosperidad disfrutaban; no tardó en hacerse sentir la necesidad de edificar nuevas ciudades, y viéronse levantar en poco tiempo hasta trece al oriente y treinta al occidente de Cuzco.
Tal fue el origen del imperio de los incas o señores del Perú. Manco Capac reinó de treinta a cuarenta años, constantemente respetado y ciegamente obedecido por sus súbditos, que le miraban como un ser celestial. Cuando vio acercarse su muerte, reunió en torno suyo a los principales habitantes, y les hizo un largo razonamiento rogándoles que siguiesen con escrupuloso esmero las instrucciones que les diera y las leyes que había establecido para su bienestar y prosperidad. Mandó llamar a su hijo, que debía sucederle, y le dio sabios y prudentes consejos sobre el modo como debía conducirse para asegurar su propia felicidad y la de sus pueblos. El anciano inca murió llorado de todo su pueblo, y tuvo por sucesor a su hijo Sinchi Roca, príncipe de carácter belicoso, que extendió considerablemente el primitivo territorio del imperio.

Генри Лебрун. История завоевания Перу и Писарро. Henri Lebrun. Historia de la conquista del Perú y de Pizarro
Tagged on:                                                                         

Залишити відповідь

13 visitors online now
13 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 26 at 12:31 am UTC
This month: 114 at 12-11-2017 09:03 pm UTC
This year: 114 at 12-11-2017 09:03 pm UTC
Read previous post:
Фернан Перес де Олива. История завоевания Новой Испании. Fernán Pérez de Oliva. Historia de la conquista de la Nueva España

Fernán Pérez de Oliva Historia de la conquista de la Nueva España Algunas cosas de Hernán Cortés y México

Алонсо де Гонгора Мармолехо. История Чили со времен открытия и до 1575 года. Alonso de Góngora Marmolejo. Historia de Chile desde su descubrimiento hasta el año 1575

Алонсо де Гонгора Мармолехо. История Чили со времен открытия и до 1575 года. Alonso de Góngora Marmolejo. Historia de Chile...

Close