Francisco de XEREZ. Verdadera relacion de la conquista del Peru y provincia del Cuzco 1534 (1946)


5 467 views

Francisco de XEREZ. Verdadera relacion de la conquista del Peru y provincia del Cuzco 1534 (1946).

XEREZ, Francisco de
1534/1946 Verdadera relacion de la conquista del Peru y provincia del Cuzco.
LE RIVEREND BRUSONE, Julio J., rev. y anot. por, Cronica de la conquista
del Peru, pp. 31-118.
Mexico: Editorial Nueva Espana.
031000 CONQUISTA DEL PERU
031001 Siendo descubierta la mar del Sur, y conquistados y pacificados los moradores
de Tierra-Firme; habiendo poblado el gobernador Pedrarias de avila la ciudad de
Panama y la ciudad de nata, y la villa del nombre de Dios; viviendo en la ciudad de
Panama el capitan Francisco Pizarro, hijo del capitan Gonzalo Pizarro, caballero de la
ciudad de Trujillo; teniendo su casa y hacienda y repartimiento de indios como uno de
los principales de la tierra, porque siempre lo fue, y se senalo en la conquista y
poblacion en las cosas del servicio de su majestad; estando en quietud y reposo, con
celo de conseguir su buen proposito y hacer otros muchos senalados servicios a la
corona real, pidio licencia a Pedrarias para descubrir por aquella costa del mar del Sur a
la via de levante, y gasto mucha parte de su hacienda en un navio grande que hizo, y en
otras cosas necesarias para su viaje. Y partio de la ciudad de Panama a 14 dias del mes
de noviembre de 1524 anos, llevando en su compania ciento y doce espanoles, los
cuales llevaban algunos indios para su servicio. Y comenzo su viaje, en el cual pasaron
muchos trabajos por ser invierno y los tiempos contrarios. Dejo de decir muchas cosas
que les sucedieron, por evitar prolijidad; solamente dire las cosas notables que mas
hacen al caso.
031025 Setenta dias despues que salieron de Panama saltaron en tierra en un puerto
que despues se nombro de la Hambre; en muchos de los puertos que antes hallaron
habian tomado tierra, y por no hallar poblaciones los dejaban; y en este puerto se quedo
el capitan con ochenta hombres (que los demas ya eran muertos); y porque los
mantenimientos se les habian acabado, y en aquella tierra no los habia, envio el navio
con los marineros y un capitan a la isla de las Perlas, que esta en el termino de Panama,)
para que trajese mantenimientos, porque penso que en termino de diez o doce dias seria
socorrido; y como la fortuna siempre o las mas veces es adversa, el navio se detuvo en
ir y volver cuarenta y siete dias, y en este tiempo se sostuvieron el capitan y los que con
el estaban con un marisco que cogian de la costa de la mar con mucho trabajo, y
algunos, por estar muy debilitados, cogiendolo se morian, y con unos palmitos amargos.
en este tiempo que el navio tardo en ir y volver murieron mas de veinte hombres;
cuando el navio volvio con el socorro del bastimento, dijeron el capitan y los marineros
que, como no habian llevado bastimentos, a la ida comieron un cuero de vaca curtido
que llevaban para zurrones de la bomba, y cocido, lo repartieron. Con el bastimento que
el navio trujo, que fue maiz y puercos, se reformo la gente que quedaba viva; y de alli
partio el capitan en seguimiento de su viaje, y llego a un pueblo situado sobre la mar,
que
esta en una fuerza alta, cercado el pueblo de palenque; alli hallaron harto
mantenimiento, y el pueblo desamparado de los naturales, y otro dia vino mucha gente
de guerra; y como eran belicosos y bien armados, y los cristianos estaban flacos de la
hambre y trabajos pasados, fueron desbaratados, y el capitan herido de siete heridas, la
menor dellas peligrosa de muerte; y creyendo los indios que lo hirieron que quedaba
muerto, lo dejaron; fueron heridos con el otros diez y siete hombres, y cinco muertos;
visto por el capitan este desbarato, y el poco remedio que alli habia para curarse y
reformar su gente, embarcose y volvio a la tierra de Panama, y desembarco en un
pueblo de indios cerca de la isla de las Perlas, que se llama Cuchama; de alli envio el
navio a Panama, porque ya no se podia sostener en el agua, de la mucha broma que
habia cogido. Y hizo saber a Pedrarias todo lo sucedido, y quedose curando a si y a sus
companeros. Cuando este navio llego a Panama, pocos dias antes habia partido en
seguimiento y busca del capitan Pizarro el capitan Diego de almagro, su companero,
con otro navio y con setenta hombres, y navego hasta llegar al pueblo donde el capitan
Pizarro fue desbaratado; y el capitan almagro hubo otro recuentro con los indios de
aquel pueblo, y tambien fue desbaratado y le quebraron un ojo, y hirieron muchos
cristianos; con todo eso, ficieron a los indios desamparar el pueblo y lo quemaron. De
alli se embarcaron y
siguieron la costa hasta llegar a un gran rio que llamaron de San Juan, porque en su dia
llegaron alli; donde hallaron alguna muestra de oro, y no hallando rastro del capitan
Pizarro, volviose el capitan almagro a Cuchama, donde lo hallo; y concertaron que el
capitan almagro fuese a Panama y aderezase los navios, y hiciese mas gente para
proseguir su proposito y acabar de gastar lo que les quedaba, que ya debian mas de diez
mil castellanos. en Panama hubo gran contradicion de parte de Pedrarias y de otros,
diciendo que no se debia proceder en tal viaje, de que su majestad no era servido. el
capitan almagro, con el poder que llevaba de su companero, tuvo mucha constancia en
lo que los dos habian comenzado, y requirio al gobernador Pedrarias que no los
estorbase, porque ellos creian, con ayuda de Dios, que su majestad seria servido de
aquel viaje; a Pedrarias fue forzado consentir que hiciese gente. Conciento y diez
hombres salio de Panama, y fue donde estaba el capitan Pizarro con otros cincuenta de
los primeros ciento y diez que con el salieron, y de los setenta que el capitan almagro
llevo cuando le fue a buscar; que los ciento y treinta ya eran muertos. Los dos capitanes
partieron en sus dos navios con ciento y se senta hombres, y iban costeando la tierra, y
donde
pensaban que habia poblado saltaban en tierra con tres canoas que llevaban, en las
cuales remaban sesenta hombres; y asi iban a buscar mantenimientos. Desta manera
anduvieron tres anos pasando grandes trabajos, hambres y frios; y murio de hambre la
mayor parte dellos, que no quedaron vivos cincuenta, sin descubrir hasta en fin de los
tres anos buena tierra, que todo era cienagas y anegadizos inhabitables; y esta buena
tierra que se descubrio fue desde el rio de San Juan, donde el capitan Pizarro se quedo
con la poca gente que le quedo, y envio un capitan con el mas pequeno navio a
descubrir alguna buena tierra la costa adelante, y el otro navio envio con el capitan
Diego de almagro a Panama para traer mas gente, porque yendo los dos navios juntos y
con la gente no podian descubrir, y la gente se moria. el navio que fue a descubrir
volvio a cabo de setenta dias al rio de San Juan, adonde el capitan Pizarro quedo con la
gente; y dio relacion de lo que le habia sucedido, y fue, que llego hasta el pueblo de
Cancebi, que es en aquella costa, y antes deste pueblo habian visto, los que en el navio
iban, otras poblaciones muy ricas de oro y plata, y la gente de mas razon que toda la que
antes habian visto de indios; y trujeron seis personas para que deprendiesen la lengua de
los espanoles, y trujeron oro y plata y ropa. el capitan y los que con el estaban
recebieron tanta alegria, que olvidaron todo el trabajo pasado y los gastos que habian
hecho. Y como aquellos que deseaban verse en aquella tierra, pues tan buena muestra
daba de si, venido el capitan almagro de Panama con el navio cargado de gente y
caballos, los dos navios con los capitanes y toda la gente salieron del rio de San Juan
para ir a aquella tierra nuevamente descubierta; y por ser trabajosa la navegacion de
aquella costa, se detuvieron mas tiempo de lo que los bastimentos pudieron suplir, y fue
forzado saltar la gente en tierra, y caminando por ella buscaban mantenimientos, por
donde los podian haber, para comer. Y los navios por la mar llegaron a la bahia de San
035001 Mateo y a unos pueblos que los espanoles les pusieron por nombre de Santiago,
y a los pueblos de Tacamez. que todos van discurriendo por la costa adelante. Vistas por
los cristianos estas poblaciones, que eran grandes y de mucha gente y belicosa, que en
estos pueblos de Tacamez, llegando noventa espanoles una legua del pueblo, los
salieron a recebir mas de diez mil indios de guerra, y viendo que no les querian hacer
mal los cristianos ni tomarles de sus bienes, antes con mucho amor tratandoles la paz,
los indios dejaron de les hacer guerra, como ellos traian en proposito. en esta tierra
habia muchos mantenimientos, y la gente tenia muy buena orden de vivir; los pueblos
con sus calles y plazas: pueblo habia que tenia mas de tres mil casas, y otros habia
menores.
035016 Parecio a los capitanes e a los otros espanoles que, siendo tan pocos, no harian
fructo en aquella tierra, por no poder resistir a los indios; e acordaron que se cargasen
los navios del mantenimiento que en aquellos pueblos habia, y que volviesen atras, a
una isla que se dice del Gallo, porque alli podian estar seguros entre tanto que los navios
llegaban a Panama a hacer saber al Gobernador la nueva de lo descubierto, y a pedirle
mas gente para que los capitanes pudiesen conseguir su proposito y pacificar la tierra. Y
en los navios iba el capitan almagro, porque por algunas personas fue escripto al
Gobernador que mandase volver la gente a Panama, diciendo que no podian sufrir mas
trabajos de los que habian sufrido en tres anos que habia que andaban descubriendo; a lo
cual proveyo el Gobernador que todos los que se quisiesen venir a Panama, quelo
pudiesen hacer, y los que quisiesen quedar para descubrir mas adelante, que tuviesen
libertad para ello; y asi, se quedaron con el capitan Pizarro diez y seis hombres, e toda la
otra gente se fue en los dos navios a Panama. el capitan Pizarro estuvo en aquella isla
cinco meses,

Francisco de XEREZ. Verdadera relacion de la conquista del Peru y provincia del Cuzco 1534 (1946)

Залишити відповідь

1 visitors online now
1 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 14 at 04:20 am UTC
This month: 32 at 06-18-2017 02:13 pm UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Bernabe COBO. Historia del Nuevo Mundo 1653 (1964)

Bernabe COBO. Historia del Nuevo Mundo 1653 (1964).

Alonso de BORREGAN. Cronica de la conquista del Peru, 1565 (1968).

Alonso de BORREGAN. Cronica de la conquista del Peru, 1565/1968.

Close