Антонио Уртадо де Мендоса. Ни рассказать, ни промолчать. Don Antonio Hurtado de Mendoza. NI CALLARLO NI DECIRLO


8 757 views

Антонио Уртадо де Мендоса. "Ни рассказать, ни промолчать".
Don Antonio Hurtado de Mendoza. NI CALLARLO NI DECIRLO

NI CALLARLO NI DECIRLO
Compuesto por Don Antonio Hurtado de Mendoza,
Gentilhombre del conde de Saldaña.
________________________________________
Personas que hablan en ella:
• El REY don Al[f]onso el grande de Aragón
• Don JUAN de Ayala, caballero castellano
• Don BLASCO de Alagón
• Dos caballeros CORTESANOS: LUPERCIO y otro [Caballero]
• GONZALO, criado de don Juan
• Doña [E]LVIRA de Aragón, hermana del conde de Urgel
• [Juana], una CRIADA suya
• Doña ALDONZA [de Urrea], dama
________________________________________
PRIMERA JORNADA
________________________________________
Salga DON JUAN DE AYALA, pensativo y paseándose por el tablado, y
GONZALO, su criado, detrás de él, mirando del mismo modo. Y
después de haber dado una vuelta al tablado y dicho la primera copla,
tírele de la capa y diga las demás.

GONZALO: (¿Hay suspensión más extraña? [Aparte]
¿Hay amor tan enfadoso?
Ea, embisto; que es forzoso
que se empiece la maraña).
¡Ah señor! ¡Qué embelesado
se está sin oír ni hablar!
¡El diablo puede esperar
lo que se dice un callado!
Si es que hacer por lo entendido
del divertirte gran precio,
si quieres ser menos necio,
¡sé necio, y no divertido!
¿Hay embeleso, hay espanto
de amor igual? Luego vi
que es estar menos en sí
el estar consigo tanto.

JUAN: Este hermoso, este grande, este escondido
afecto de mi amor, que retirado
yace en el hondo mar de mi cuidado,
y en la ardiente región de mi
¿cuándo en voz se verá, cuándo en gemido
de lazos de silencio desatado,
o siempre en mis memorias obstinado,
cuándo podré acordarme algún olvido?
Recato es no morir. Ninguno acierte
en mi estrago, la causa al alma asida,
la mano celestial, el dueño altivo.
Quitaré la costumbre de la muerte
y hecho sepulcro de mi propia vida,
polvo de amor seré, quedando vivo.

GONZALO: ¿Sonetico? Los condeno.
¡Pardiós!, que quiero decillo
si el soteno y tabardillo
salen mal del catorceno.
¡Cuál diablos la dama es,
que de un hombre honrado amada
modestamente, se enfada
de una injuria tan cortés!
(¡Díjelo pulídamente!) [Aparte]
Sea esa fembra en buen hora.
Si del solar del aurora,
de todo el sol descendiente,
tu nobleza, aunque no iguala
tu presunción, ¿qué se humilla?
¿No fue tu agüelo en Castilla,
Don Pedro López de Ayala?
¡Qué suspenso está, y qué mudo!
(¡Vive Dios, que me he vengado! [Aparte]
¡Que a un divertido menguado
dalle con lo linajudo!)
JUAN: Un dolor me ha de matar,
hermoso, esquivo y severo;
que si no sano, me muero,
y muero por no sanar.
¡Cielos! ¿Por qué ha de ser mengua
el que yo diga mi amor?
¡Oh, qué recio habla un dolor
en lo mudo de una lengua!
Si mudamente he de amar
a lo que en tanto sentir,
mi pena puede decir
"estrecho viene el callar".
(¡Ay, Elvira de Aragón! [Aparte]
¡Y qué bien en tu hermosura,
acertando mi locura,
desatina mi razón!
Tan alto empeño me fío,
que en tu gloriosa beldad
cuanto es mayor vanidad
es mayor acierto mío).
¿Dónde consuelo y disculpa
hallará mi amor? Jamás,
si a aquello en que acierto más,
vengo a tener mayor culpa.
Si mi pena, si mi llanto,
si mi amor, que no le entienden,
aún en mi silencio ofenden,
no puedo más que amar tanto.
GONZALO: No se vio amor tan callado,
ni tan escondida llama
que no la entienda la dama
o la sepa su crïado.
Soy criado noble en efecto
de gran punto y ley entera,
que si tu lacayo fuera,
me rogara tu secreto.
(Quiero de esta fantasía [Aparte]
divertille si me atrevo).
¿Sabes, di, lo que hay de nuevo?
JUAN: ¿Hay alguna dicha mía?
GONZALO: Oh, ¡qué vulgares engaños!
¨Sabes que el rey, que Dios guarde,
sale en público esta tarde?
JUAN: Salga, y viva muchos años.
GONZALO: Hay famosas competencias;
que al rey privado no dan
hasta agora.
JUAN: Así estarán
ociosas las reverencias.
GONZALO: También entras en la dicha;
que en decir el pueblo ha dado,
que tú has de ser el privado.
JUAN: ¡Aún me falta esa desdicha!
GONZALO: ¡Por Dios, que miento; oh, traidora
lisonjera! Mas, ¿qué espero?;
que por si lo fuere, quiero
ayudalle desde agora.
El rey sale. Poco a poco
te introduce con primor
entre todos.
JUAN: Hay amor
por callar, ¡mas no estoy loco!

Sale el REY con mucho acompañamiento [LUPERCIO y un CORTESANO
entre ellos], y DON JUAN y su criado se introducen entre todos, y DON BLASCO DE
ALAGON viene de viejo.

LUPERCIO: Hoy es el primero día
que verse Alfonso ha dejado
después que el reino ha heredado.
¡Mil siglos su bizarría
logre y su ingenio!, que en él,
con juicio siempre despierto,
cada paso es un acierto,
cada ación es un laurel.
Hoy se espera la elección
que ha de hacer de camarero
mayor.
CORTESANO: ¿Y en quién?
LUPERCIO: Yo la espero
en don Blasco de Alagón.
Todo el pueblo así lo siente;
pero hay otros que alcanzallo
esperan.
CORTESANO: El esperallo
se merece fácilmente.
REY: Don Blasco.
LUPERCIO: A don Blasco llama.
Su camarero mayor
le nombra.
REY: Vuestro valor,
que ocupa entera la fama,
tantos años ha servido,
que en su casa retirado
podrá vivir descansado.
BLASCO: Mil veces, señor, te pido
la mano, que hoy haces ley
de príncipe justo y manso,
que hacer merced de descanso,
no lo ha podido otro rey.
LUPERCIO: Con muy baratas mercedes
empieza el rey.
BLASCO: Ha premiado
mis servicios.
CORTESANO: Él te ha dado
lo que tú tomar te puedes.
BLASCO: Sabio el rey empieza a ser,
que no al que importuno sea
le ha de dar lo que desea,
sino lo que ha menester.
Yo estoy contento.
REY: El señor
de Urrea...
BLASCO: De honralle trata
el rey.
REY: ...de Aranda y Morata
él, y él de Illueca y Gotor
son Condes.
BLASCO: Justa merced.
GONZALO: ¿Dos condes? ¡De dos en dos
van las señorías! ¡Dios
nos tenga de su merced!
JUAN: Los reyes que honras no dan,
¿en qué reinan? ¡Qué altamente
ha hecho agora más de veinte
en Castilla el rey don Juan!
CORTESANO: Por los ausentes empieza.
BLASCO: Del rey, con justa alabanza,
cuánto más lejos alcanza
es más grande la grandeza.
LUPERCIO: Del fuego y del sol jamás
pierde un buen rey la costumbre

Антонио Уртадо де Мендоса. Ни рассказать, ни промолчать. Don Antonio Hurtado de Mendoza. NI CALLARLO NI DECIRLO
Tagged on:                         

Залишити відповідь

10 visitors online now
10 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 20 at 01:42 am UTC
This month: 45 at 10-18-2017 08:41 am UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Захищено: Марио Варгас Льоса. “Хвастун” (MARIO VARGAS LLOSA. EL HABLADOR)

Немає уривка, бо це захищений запис.

Захищено: Рамон дель Валье-Инклан. “Тиран Бандерас” (RAMÓN DEL VALLE-INCLÁN. Tirano Banderas)

Немає уривка, бо це захищений запис.

Close