Cristobal de MOLINA (El Almagrista, Chileno). Relacion de muchas cosas acaescidas en el Peru 1553 (1968)


5 582 views

Cristobal de MOLINA (El Almagrista, Chileno). Relacion de muchas cosas acaescidas en el Peru 1553 (1968).

MOLINA, Cristobal de (El Almagrista, Chileno)
1553/1968 Relacion de muchas cosas acaescidas en el Peru.
Biblioteca de Autores Espanoles, tomo 209 (Cronicas Peruanas de Interes
Indigena), pp. 57-95
Madrid: Ediciones Atlas.
057001 RELACION DE MUCHAS COSAS ACAESCIDAS EN EL PERU
057005 ATRIBUIDA A CRISTOBAL DE MOLINA, EL ALMAGRISTA
059001 CONQUISTA Y POBLACION DEL PIRU; FUNDACION DE ALGUNOS
PUEBLOS; RELACION DE MUCHAS COSAS ACAESCIDAS EN EL PIRU en suma
para entender a la letra la manera que se tuvo en la conquista y poblazon destos reinos y
para entender con cuanto dano y perjuicio se hizo de todos los naturales universalmente
desta tierra y como por la mala costumbre de los primeros se ha continuado hasta hoy la
grand vejacion y destruicion de la tierra, por donde evidentemente paresce faltan mas de
las tres partes de los naturales de la tierra, y si Nuestro Senor no trae remedio, presto se
acabaran los mas de los que quedan, por manera que lo que aqui tratare m-|7as se podra
decir destruicion del Piru que conquista ni poblazon.
061001 Es de saber que esta conquista se principio en el ano de 1529 por los
gobernadores Pizarro y Almagro, siendo vecinos de Panama, descubriendo con navios
pequenos desde alli, por esta costa del Sur, primeramente los manglares y rio de San
Juan, donde comenzaron a tomar joyas de oro a los indios, las cuales cebaron a los
espanoles y les pusieron el animo para descubrir mas adelante, hasta que llegaron a la
bahia de San Juan y de San Mateo, que eran dos pueblos de mucha gente y rica y
razonablemente vestida, y de alli llevaron diez o doce mil pesos, con que tornaron a
armar, y de otro viaje llegaron a Tumbez, pasando y descubriendo por la costa el pueblo
de Atacamez, que era una grand poblazon y muy rica.. y los quiximies y otras muchas
poblazones ricas y muy domesticas, hasta que llegaron al rio de los Caraques y las
provincias de Xaraposo y Puerto Viejo hasta la punta de Santa Elena y asimismo isla de
la Puna, toda tierra muy rica y muy poblada, y fueron a parar al pueblo de Tumbez,
puerto donde agora todos los mas navios que vienen al Peru vienen a surgir.
061029 Alli vieron una fortaleza muy bien obrada del Inga, y con lo que recogieron de
toda esta tierra, porque otro fin no traian estos descubridores, se volvieron a Panama
con proposito de pedir aquella conquista al Rey, y asi fue el Marques Pizarro a Su
Majestad, ano de veintinueve, a Castilla, y llevo las muestras de las ovejas y pidio la
conquista y gobernacion destos reinos, y Su Majestad le dio doscientas leguas, desde la
bahia de San Mateo adelante, que es el principio de la entrada destos reinos, que esta
agora desta ciudad de los Reyes, por la costa hacia Panama, que es Tierra Firme que
dicen, casi trescientas leguas por tierra y es debajo de la linea de aquel cabo, y este
pueblo esta en mas de trece grados.
061048 El Marques Pizarro fue, como digo, el ano 1529 a Castilla, teniendo por
companeros al gobernador Pedro Arias de Avila y el padre Luque, clerigo, cura de
Panama, y a Don Diego de Almagro, aunque el gobernador Pedro Arias de Avila, como
gobernaba a la sazon a Nicaragua, y lo tenian por lo mejor de estas partes, a la sazon por
persuasion de los otros tres companeros se dejo de la compania, y esto fue antes que se
descubriese la grandeza desta tierra, por no gastar ni tener trabajo con la provision de las
armadas que cada dia se hacian para venir a los manglares, que es la mas trabajosa tierra
destos reinos.
061064 Luego negocio el marques la gobernacion, y vino por adelantado y gobernador
de las doscientas leguas que dije; y cuando llego, ya su companero le tenia aparejada
gente y navios, y paso con hasta ciento y tantos hombres, y fuecorriendo la costa muy
despacio y deteniendose de pueblo en pueblo muchos dias, y dejaba asentado con su
companero Almagro que, porque le parecia que llevaba poca gente y caballos, hiciese
otra armada luego tras esta, y le fuese en seguimiento y socorro, y asi le iba poco a poco
esperando por las provincias de Puerto Viejo y Santa Elena y la Puna y Tumbez, donde
toda la tierra le salia de paz y le recibian con gran servicio, dandole de comer a el y a los
suyos, muy abastadamente, aliende de lo que ellos tomaban a los indios y de los danos
que les hacian, que eran muchos. A la nueva de la tierra vino el capitan Hernando de
Soto, a la sazon, de Nicaragua, y Benalczar, con mucha gente y caballos, y
desembarcaron en la Puna, y de alli se pasaron a Tumbez y se juntaron con el Marques,
y con estos llego el Marques casi doscientos hombres, y entrose la tierra adentro por la
costa, y llego a Mancabilica, donde poblo el pueblo de San Miguel y vista la grandeza
de la tierra y los caminos del Inga tan anchos y tan insignes, y tomada relacion de lo de
adelante, tuvo noticia como todos aquellos edificios eran casas principales del Inga, y
aquel gran camino era el que guiaba a donde el gran senor de toda esta tierra residia, que
se llamaba el Cuzco, cuyo senor era el Inga; y dejado alli en aquel pueblo algunos
espanoles con hasta ciento y cincuenta de pie y de a caballo, se fue por los llanos,
admirado de la grandeza de ellos y de la mucha cantidad de indios, y de la policia y
vestidos de ellos. Y a la sazon el Inga estaba en Caxamalca, que era hasta sesenta leguas
de aqui, poco mas o menos, en la sierra, y como tenia noticia que habian entrado en su
tierra espanoles, y que eran tan absolutos que en las haciendas y personas de los indios y
sus mujeres, hacian lo que les daba a la voluntad, envio a ver que gente era, con uno de
aquellos Ingas que el tenia consigo, el cual, pensando que su senor bastaria para prender
aquellos espanoles, les indujo por senas que fuesen hacia do su senor estaba y que les
daria mucho oro y plata y ropa, que era lo que el entendia que los espanoles buscaban.
062036 Y los espanoles guiaron alla, y llegados donde Atabalipa estaba, subcedio lo
que es publico y notorio, que sin pelear el senor, antes pidiendoles que le volviesen lo
que habian robado en su tierra y que luego serian buenos amigos, le acometieron de una
celada donde estaban, y mataron grandisima cantidad de indios y prendieron al dicho
Atablipa y robaron gran cantidad de oro y plata, ropa y ovejas y indios y indias de
servicio; cada espanol de los que alli iban tomaron para si muy gran cantidad, tanto que,
como andaba todo a rienda suelta, habia espanol que tenia doscientas piezas de indios y
indias de servicio que, con el gran temor que les habian tomado los naturales por las
grandes muertes que en ellos habian hecho, por mas seguro se tenia el que los servia, y
la india mas acepta a los espanoles, aquella pensaba que era la mejor, aunque entre estos
indios era cosa aborrecible andar las mujeres publicamente en torpes y sucios actos, y
desde aqui se vino a usar entre ellos de haber malas mujeres publicas, y perdian el uso y
costumbre que antes tenian de tomar maridos, porque ninguna que tuviese buen parescer
estaba segura con su marido, porque de los espanoles o de sus yanaconas era maravilla
si se escapaba. Asimismo, como cada espanol cargo de tan gran cantidad de gente de
servicio, para que comiesen, era menester no guardar orden en los ganados, y asi lo
hacian en tanto grado que acontescio muchas veces algunos espanoles, para solamente
sacar los tuetanos, matar diez o doce ovejas. Yo dir-1me lo que vi tres anos despues
desto en el Cuzco: un espanol entro de noche en un corral de otro y hurtole cincuenta o
sesenta ovejas, y aun creo que eran mas, y aquella noche las degollo todas y otro dia
como el otro hallo su ganado menos, echo mucha gente para que se lo buscasen, y
espiaron el corral y casa de aquel espanol y hallaron todas las ovejas muertas, que cada
una era tan grande como una ternera: a este dio la justicia cien azotes, no porque hurto,
sino porque las degollo, que si por el hurto fuera, tambien el otro las habia hurtado. En
este tiempo y mas de doce anos adelante, no habia espanol, por pobre que fuese, que
pasase por pueblo o camino que no le habian de dar oveja y cordero para comer el y sus
piezas, y si el cacique o senor no se lo daba, le molia a palos, y diez espanoles mientras
caminaban, a cada uno habian de dar poco menos de lo que digo, sin patos, perdices,
pescado y frutas, y todo aquello quel entendia que habia en el pueblo; y cuando sobre
todo esto no les servian de harta yerba para los cahallos, aunque traian siempre
ordinariamente mucho maiz, hacian talar para yerba los maizales o echaban los caballos
en ellos de dia y le noche, hasta que los destruian todos, sin haber espanol ni justicia que
los defendiese ni amparase.
063008 Aqui en Caxamalca estuvieron los espanoles casi un ano esperando el socorro
de Almagro que habia de venir de Panama, porque sin el no osaban ir adelante la via del
Cuzco, el cual llegado este tiempo con otros ciento y cincuenta hombres de pie y de
caballo, partieron y caminaron hasta Xauxa. Ya en este tiempo habian enviado por el
oro y plata de Pachacama, que fue muy grand cantidad, y el pobre de Tabalipa dado su
rescate, de que con el y con lo de Pachacama y otro mucho que recogieron, hicieron las
partes de Caxamarca, y la conclusion, de ellas fue que sin ocasion alguna, mataron a
Atabalipa y lo quemaron y aun se repartieron sus mujeres y casa por los mas
principales, y aqui acabo el senorio de este senor tan desventuradamente que pone
lastima a los que tienen alguna humanidad en el pecho, e hicieronle cristiano al tiempo
de la muerte, y amonestandole al tiempo que estaba ya certificado que habia de morir,
pregunto que si el se hacia cristiano si le darian la vida, y respondido que no, que
hacerle cristiano no era sino para que muriendo cristiano se iria al cielo a gozar de Dios

Cristobal de MOLINA (El Almagrista, Chileno). Relacion de muchas cosas acaescidas en el Peru 1553 (1968)

Залишити відповідь

14 visitors online now
14 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 16 at 01:26 pm UTC
This month: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Cristobal de MENA. La conquista del Peru, llamada la Nueva Castilla 1534 (1930)

Cristobal de MENA. La conquista del Peru, llamada la Nueva Castilla 1534 (1930).

Juan de MATIENZO. Gobierno del Peru 1567 (1967)

Juan de MATIENZO. Gobierno del Peru 1567 (1967).

Close