ALONSO RAMOS GAVILÁN. HISTORIA DÉ COPACABANA. Алонсо Рамос Гавилан. История Копакабаны.


25 841 views

lumbre natural que Dios estampó en nuestras almas, la erudición del libro, su
buena manera de inquirir antigüedades olvidadas, su claridad de estilo y la bre-
vedad con que se dice mucho, todas Juntas muestran la conveniencia que hay pa-
ra que salga a luz esta obra, y se imprima. Dado en este Convento de los Reyes
del Orden de N.P.S. Agustín, en 23 de enero de 1621.
El M.Fr. Diego Pérez

APROBACIÓN DEL PADRE FR. GASPAR DE VILLARROEL. Maestro en Teología y
Catedrático de Prima, que ha sido en este Convento de Lima, y compañero de nues-
tro muy Reverendo Padre Visitador, Reformador General, el Maestro Fray Pedro
de la Madriz.
Por comisión de nuestro muy R.P. M. F. Pedro de la Madriz, Visitador, Refor-
mador General de estas Provincias del Perú y Chile, etc. Vi un libro intitulado His-
toria de la Virgen de Copacabana, que ha compuesto el PJ*. Alonso Ramos, Predi-
cador de nuestra religión, y hallo en él muy apacible el estilo, varia la historia, au-
torizada con la Sagrada Escritura, y con bastante arrimo en agudezas de santos,
regala la erudición, el entendimiento, y la llaneza afervora la voluntad, que no
habiendo hallado N.P.S. Agustín, traza con que hablando en su lenguaje a los
doctos, sin hurtar nada a la obligación de instruir ignorantes, juzgo por menos pe-
ligroso el descrédito de su ingenio entre los resabidos, que faltan a la enseñanza
de los que no saben: "Malo me grammatici reprehendant, quam ut non intelligant
populi". Ha abierto el autor camino, con que queda libre de la obligación a letra-
dos, y hombres sin letras, en que pone San Pablo a todos los que enseñan, porque
si bien para estos se inclina la pluma, tal vez la levanta para esotros de manera
que por remontada apenas se divisa. Alteza bien debida a la humildad con que el
P.F. Alonso Ramos, achica en su estimación sus buenas letras, como muestra en
muchas partes de su libro, y pues no hay en él cosa que disuene a buena doctri-
na, antes muchas que edifican, se le podrá dar licencia para que se imprima, en
este Convento de N.P.S. Agustín de Lima en 25 días del mes de enero de 1621.

Fr. Gaspar de Villarroel

AL DOCTOR DON ALONSO BRAVO DE SARAVIA Y SOTOMAYOR. Covollero del
Hábito de Santiago, del Consejo de su Majestad y su Presidente que fue de la
Real Sala del Crimen de la ciudad de los Reyes, y al presente su Oidor en la Au-
diencia de la ciudad de México.
No satisfago al deseo con haber empezado a decir, las alabanzas de la Vir-
gen en este libro, si también no lo pongo en manos de v.m. donde lo que al autor
le falta de crédito y autoridad, sobra en ello de nobleza, prudencia, sangre, libe-
ralidad y letras. Seguro estoy por esto, que a la sombra de tal protección ha de
cubrir mis faltas la de un ilustre caballero, militar por una parte, y por la otra
la de un senador, o Pompilio Huma que de entre ambas cosas son los resplan-
dores que arroía el género su pecho que es escogido por escudo, lo primero por
las militares insignias con que eV valor y realeza de sus progenitores, y sangre.
así ilustrando la naturaleza y nacimiento; y lo segundo por las adquisitas letras
con que ha honrado al Perú, patria de v.m. y mía. así como la ilustró y engrande-
ció su nobilísimo y claro padre, liberándola de las manos de la tiranía, en que
las puso la rebelión de Francisco Fernández Girón, a Chile del orgullo y atrevi-
miento con que los ¡indios de guerra y paz. se habían rebelado contra la real Co-
rona. Acuerdóme haber leído que Praxíteles. excelente escultor, habiendo empeza-
do a esculpir una estatua de Belona. y otra de Minerva, diosas, aquella de la gue-
rra, y ésta de la paz. las dejó sin acabar y mandó que las perfeccionase después
de su muerte, un hijo suyo heredero del primor, y sutileza de su arte, y habiéndolo
hecho así, quedaron tan perfectas, que si bien hacían gran memoria de Praxíteles
su padre, celebrando los primeros dibujos suyos, no lo hacían menor de su hijo,
para engrandecer la sutileza con que había imitado a su padre por la perfección
de la obra. Justamente pudiera el Perú fabricar a v.m. y a su ilustre y sabio padre,
dos estatuas, pues el con armas y letras (ilegible en el original) de Gobernador en
Chile; y en el Perú, Oidor, y Presidente, y un Guerrero Capitán General contra el
Tirano; dígalo entre otras batallas que dio, su fidelidad y lealtad, la famosa de
Pucará donde su prudencia y valor desbarató al Tirano (como lo refieren las Cró-
nicas impresas y otros muchos papeles que visto en estas partes de mano escrita.
que tienen que eternizar su memoria) y restauró la tierra de entre las manos de la
traición, poniendo por resto en servicio de su rey en lo adquirido, la plaza de
Oidor, su dignidad, y Presidencia, y en lo natural su vida, prudencia y sangre, cu-
yo origen derivado por ilustres progenitores viene desde el Infante Sardavia. hijo
del Rey Viterico, tan autorizado por serlo como conocido por godo; y en cuanto a
los bienes de fortuna el descanso, y las muchas riquezas que tenía, que todo esto
empleó y gastó en el servicio de su rey. parece que fue manda de su testamento,
si no es que diga disposición del cielo, que por muerte de tal padre, viniese al
Perú, van. a ocupar otra plaza de Presidente, y alcalde de Corte, en que a tantos
años, que como heredero universal de sus grandezas lo gobierna, con general aplau-
so, y aceptación de todos, y a no haber la envidia de México, queriendo arrebatar-
nos a v.m. deseoso aquel reino de gozar también de sus ilustres prendas, felicísi-

6

P. ALONSO RAMOS GAVILÁN

ma y cabal fuera la fortuna del Perú, mas como la luz de tal biio en su patria,
no es bien que sea sólo de tramontana estrella, sino de errático y resplandeciente!
lucero, pasando de este nuevo mundo, es bien que también al otro con experien-
cia de que en lo tocante a Consejos de guerra es otro Aquilea, y en los de paz.
un Licurgo Lacedemonio. con que propiamente se ve entreambos ministerios, ha
sido otro hijo de Praxíteles. en quien dejó su padre estampado, el retrato de su
valor, grandeza y prudencia, y así le convienen las mismas estatuas de Belona y
y Minerva, por eterna memoria, de que con armas y letras, padre e hijo, han ser-
vido a su Rey. honrando a sus vasallos, y patria. Estas son las causas que me
han movido a dedicar a v.m. este libro, de los milagros de la Virgen de Copaca-
bana. y libro y autor que escoge el brazo de tan grandioso caudal y se abraza
con seno de tan ennoblecido pecho, seguro puede salir a vista de entreambos a
dos nuevos mundos. Perú y México, y aún embarcarse viento en popa, con el alien-
to de tal Mecenas, hasta los confines de la tierra, sin temer las tormentas de Pa-
linuro, porque sonando las alabanzas de esta Virgen, se ha de sentir también el
vigor del brazo que me defiende. Lima. 23 de enero, de 1621.

D. V.m. Capellán.
Fr. Alonso Ramos Gavilán

PROLOGO AL LECTOR

No hubiera yo emprendido asunto tamaño, si la obediencia no hubiera ani-
mado mi cortedad, si los defectos de la obra te causaren hastío, los podrá endulzar
la devoción de la Virgen, y gane el Libro por ella, lo que pudiera perder por el
Autor, si alguna parte te aficionare la voluntad su lectura, sufre la que no te con-
tentare, que a sombra de lo más deleitoso, se suele ir lo menos apetecible.
Vale
EPÍSTOLA DEL LICENCIADO D. FRANCISCO FERNANDEZ DE CORDOVA. abo-
bado de la Real Audiencia de los Reyes, Corregidor de Guamanga, al Padre Fray
Alonso Ramos Gavilán, su Maestro de Retórica, por su libro de nuestra Señora de
Copacabana.
Rastros vemos (dice Séneca) de cuan benévolos ojos muestra Dios a la tie-
rra, cuando la enriquece con alguna cosa particular y ansia aquel Paraíso ame-
no que hizo taller de sus obras le puso al Oriente para que se viese que cuan-
do bañase el sol de luz la tierra, aquella llevase las primicias de ella, y las ven-
tajas del calor con que fomentando las criaturas, así vivientes como insensibles
diesen muestra de tal favor; pero no por eso dejó menos favorecida a la tierra me-
ridional, antes se ve ilustrada con grandes riquezas, porque el sol la mira con
más ardor, hiriéndola en recto Zenit Y no se olvidando del Occidente y como don-
de se recuesta de noche el soL pues enriqueció con increíbles gracias estas Indias
Occidentales con que se muestra que da Dios a dos manos los bienes al mundo,
y como extendiendo los brazos al Oriente el derecho, al Occidente el izquierdo, y
si "In dextera illius longitudo dierum, & in sinistra divina© & gloria". Bien le puso
al Oriente el árbol de la vida, y a este Occidente, riquezas y gloria. Digo rique-
zas porque en este Perú se han hallado las mayores del mundo, donde las hi-
pérboles son verdades llanas y las exageraciones testimonios claros de los ojos.
Que hay arenas de oro. montes de plata, venas de bronce que día a día se dice
por un poeta más vemos que miente.
"Haec eadem Argén ti rivos aerisq; metalla,
Ostendit venis atq; auro plurima fluxit."
Y de nuestra España: "Quidquid ab auriferis elector Ibera fosis".
Y de sus ños: "Non illi fatis esL e turbato fordibus Auto, Herm° & Hesperio
qui sonat anise tagus". Otros de otras Provincias dicen que son fértiles de dro-

ALONSO RAMOS GAVILÁN. HISTORIA DÉ COPACABANA. Алонсо Рамос Гавилан. История Копакабаны.
Tagged on:                                                                                                                                                                                         

Залишити відповідь

6 visitors online now
6 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 17 at 12:39 am UTC
This month: 199 at 07-04-2018 02:24 am UTC
This year: 254 at 02-02-2018 01:06 am UTC
Read previous post:
PEDRO SANCHO. REPORT OH THE DISTRIBUTION OF THE RANSOM OF ATAHUALLPA. Доклад нотариуса Педро Санчо о Распределении выкупа Атавальпы.

Доклад нотариуса Педро Санчо о Распределении выкупа Атавальпы. PEDRO SANCHO. REPORT OH THE DISTRIBUTION OF THE RANSOM OF ATAHUALLPA.

LETTER FROM HERNANDO PIZARRO TO THE ROYAL AUDIENCE OF SANTO DOMINGO. NOVEMBER 1533. Письмо Эрнандо Писарро Королевской Аудиенции в Санто Доминго, ноябрь 1533.

Письмо Эрнандо Писарро Королевской Аудиенции в Санто Доминго, ноябрь 1533. LETTER FROM HERNANDO PIZARRO TO THE ROYAL AUDIENCE OF SANTO...

Close