Actas Capitulares del Cabildo de Asunción del Paraguay. Siglo XVI


45 707 views

Pruevolo porque la yntençion de Su Magestad es que se atienda al bien comun con la devida subordinaçion a su Rey. Lo primero se cumple con hazer ordenanças conforme a derecho, provechosas a su Republica y buenas costumbres. Lo segundo con hazer de su parte lo que pudieren para que vengan a notiçia de Su Magestad, para que como Rey y Señor quite y ponga lo que viere convenir mas. Y si en el termino de los tres años no ubiere respuesta, subpuesta la gran dificultad del camino, pobreza de la tierra, guerras, y nescessidades estremas para su conservaçion, que aya en ella comerçio y trato me parese que podran usar de las mismas, u otras ordenanças si mas conbinieren al bien comun. Porque en tal caso, usando de pique [sic] ya se entiende no querer Su Magestad que obligue su mandato con daño suyo y de toda la republica, siendo nescesario quedar yierma y sin govierno porque seguir las palabras de la ley en las cosas que no conbiene es vissioso, y ansi se dize: Un quod? delegit? et constitutione? principalis? non dubium est in legem conmittere cum quibas legis amplexus contra legis nititur voluntaten. Ni con esto [Restituido: pretendo] dezir que no esta bien mandado, ni que queda abrogado el mandato, sino hic et nunc? no obliga. Mas quedando en su fuersa y no habiendo los ynconbinientes dichos en pasando los tres años, no podran usar de las hordenanças y si lo hizieren yncurriran en las penas puestas por Su Magestad. Toda esta doctrina es Sancto Thomas en la question çiento y veynte de la secunda secunde en la responçion del primero y segundo [Testado: mandamiento] argumento. Y de Soto en lo de justiçia et jure en el articulo segundo y terçero del libro primero question primera y en el articulo terçero de la question septima y en el libro sexto question segunda articulo primero. Esto me pareçe, sujetandome a qualquiera otro mejor pareçer.

[Firmado] Marciel de Lorençana. [f. 142]

Supuesto el casso y respuesta del padre Marciel de Lorençana digo: que esta siudad de la Asumpçion como caveça de toda esta governaçion y provinçia con çedula real a hecho y ordenado lei del modo que a todo el comerçio, trato y urvanidad fuese vien comun en el valor de las cossas constituiendolas por monedas y desto ay larga costumbre de mas de quarenta años, guardando siempre en esto la forma del derecho, y que la lei sea honesta, justa, possible, segun la na[Omitido: tu]raleza de la tierra, y mas acomodada a los vivientes della, quitando y poniendo segun los tiempos, y que mas provechosso aya sido a los pobres y vien de la republica. Esto se a hecho y publicado a voz publica de pregonero para que dello constasse y fuesse notorio a todos, y ansi por orden de buen govierno y vien de los pobres que por ser tan poco el serviçio de los indios y las cosheschas [sic] tan tenuas, es comun la pobreza y nescesidad. Suplia a [sic] esta ciudad y comun della al señor don Franses de Veamonte, general, y assimismo al señor governador don Diego Rodriguez de Valdes y de la Vanda, sea servido de sobre [f. 142v.] sobrellevar las possisiones y valor de las monedas hasta que su señoria del Señor Governador venga, por ser grande la nescesidad desta siudad y [Testado: que] si aserca desto ay algum mandato o vando, suplica esta siudad, se entienda contra los mercaderes que vienen del Piru o de otras partes. Este es bien comun.

[Firmado] Don Fernando la Carzelvalexa. [f. 143]

[Al margen] Hordenança sobre y en raçon de la novedad que se an de tratar en esta çibdad de la Asunçion y sus terminos son del tenor siguiente.

En la çibdad de la Asunçion, cabeça de las provinçias del Rio de la Plata, en veynte y dos dias del mes de setienbre de mil y quinientos y noventa y nueve años, se juntaron en su Cabildo y Ayuntamiento la señoria de la Justiçia Mayor y Hordinaria, Alguaçil Mayor y Regidores Capitulares que de yuso firmaran sus nonbres y aviendo hablado en cosas tocantes al bien, pro y utilidad desta Çibdad vezinos y moradores della, todos unanimes y conformes y en una voluntad dijeron, que por quanto este dicho Cabildo tiene una real provision por la qual Su Magestad les da poder y facultad para poder haçer y hordenar todas aquellas cosas que fueren para el bien y utilidad de los vezinos desta Çiudad y usar de lo que ansi hordenaren por tienpo de tres años en los quales se aya de dar cuenta a Su Magestad dello para que lo confirme o mande lo que mas servido fuere y se a visto que el aver tenido hasta aqui por moneda el hierro y açero, a sido y es en gran daño y perjuyçio desta dicha Çibdad y de los vezinos della a causa de que siendo mercaduria trayda de España y de otras partes muy distantes desta governaçion, no puede sienpre tener un mismo valor, sino conforme a la abundançia o falta que dello viniere de fuera, por lo qual ha munchos dias que esta Çibdad esta con muncha falta y neçesidad del dicho hierro y açero que no se puede hallar y es menos ynconviniente que a los prinçipios valga algo mas caro que no careçer dello de todo punto, siendo como es tan neçesario en esta Republica por tanto, acudiendo al bien della aviendolo bien considerado y comunicado con personas dotas, fue acordado que devemos de mandar e mandamos que de aqui adelante el dicho hierro [Entre renglones: y açero] no sea tenido por moneda, sino por mercaderia de conprar y vender, como lo es en todo el mundo, y que esto se entienda del hierro y açero que se trujere de fuera con testimonio de que no es de lo que al presente ay oculto, ocultado en esta Çibdad por que este tal, no es bien que los que lo an recojido a preçio de moneda que es a medio peso [f. 143v.] cada libra lo vendan como mercaderia, ni desde la publicaçion deste auto se pueda vender a mas preçio del que valia en el tienpo que lo recoxeron, so pena de que todo lo que vendieren a mas preçio lo pierdan, y otro tanto de su valor mas para la camara y fisco de Su Magestad y gastos de Cabildo, denunçiador y guerfanas pobres desta Çibdad en terçias partes, y mandamos atento a que hasta agora no ay moneda de plata que sean de aqui adelante monedas hordinarias lienço, çera y garavata, las quales corran de aqui adelante, y con las quales y cada una dellas se pagen qualesquier conpras y contratos y arrendamientos que se hiçieren y mandamos que ninguna persona pueda rehusar de tomar las dichas monedas ni alguna dellas en cualquiera paga que se le oviere de haçer, so pena de perder la deuda que se le deviere o lo que vendiere aplicado segun dicho es. Y por que por la diferençia que ay del valor de los pesos en reales a los de las monedas de la tierra quando se an de haçer algunas pagas ay gran confusion sobre la comutaçion y valor dellos y para yvitarla y que en todo aya llaneça y quenta clara y sabida y escusar pleytos mandavan y mandaron que de aqui adelante la quenta de los pesos y tomines sea sienpre a preçio de reales contando el lienço a medio peso la vara que son quatro reales en plata, y la libra de la çera al mismo preçio de quatro tomines libra, y la libra de garavata ansi como se trae benefiçiado y enjuto que no tenga unidad ninguna a [Enmendado: dos] [Al margen: Dos] reales cada libra. Y que de aqui adelante se hagan las ventas y contratos y arrendamientos y almonedas a esta cuenta y por esta horden, pues es el valor que todas las monedas de Su Magestad tienen y que en qualquiera dellas se pueda pagar lo que se devieren sin que puedan ser rehusadas todo lo qual se guarde y cunpla sin falta so las penas suso contenidas. Es declaraçion que valga cada libra de garavata dos reales en plata y de como ansi lo proveyeron y mandaron lo firmaron de sus nonbres y que se pregone publicamente por que venga a notiçia de todos y ninguno pretenda ynorançia.

[Firmado] Don Frances de Beaumont y Navarra – Pedro Hurtado – Antonio de la Vega – Antonio de la Madriz – Martin de Ynsaurralde – Laurentio Menaglioto – [f. 144] Joan Nuñez Vaca – Joan de Rojas Aranda – Joan de Qintana. Paso ante mi: [Firmado y rubricado] Joan Cantero. Escrivano publico y Cabildo.

[Al margen] Pregon.

En la çibdad de la Asunçion en diez dias del mes de otubre de mil y quinientos y noventa y nueve años se pregono esta hordenança de suso escrita fecha por el Cabildo, Justiçia y Regimiento desta Çibdad en lo tocante las monedas que se an de usar y guardar en esta dicha Çibdad por mandado de la Justiçia y Regimiento que de yuso firmaran sus nonbres, por Pedro Lopez, pregonero publico desta Çibdad, y por ante munchos vezinos y moradores desta dicha Çibdad y a las puertas de las casas del Cabildo dellas y para que dello conste lo firme de mi nonbre. Fueron testigos el capitan Diego Nuñez de Prado y Juan Resquin y Juan Fernandez, vezinos desta Çibdad.

[Firmado] Antonio de la Vega – Antonio de la Madriz – Martin de Ynsaurralde – Laurentio Menaglioto – Joan Nuñez Vaca – Joan de Qintana. Paso ante mi: [Firmado y rubricado] Joan Cantero. Escrivano publico y Cabildo. [f. 144v.]

Actas Capitulares del Cabildo de Asunción del Paraguay. Siglo XVI
Tagged on:                                                                                                                                                                                                 

Залишити відповідь

13 visitors online now
13 guests, 0 members
All time: 12686 at 01-05-2016 01:39 am UTC
Max visitors today: 14 at 08:44 am UTC
This month: 36 at 05-15-2017 01:26 pm UTC
This year: 62 at 03-12-2017 08:20 pm UTC
Read previous post:
Bibliografía Guaraní. Библиография по народу и языку Гуарани.

Bibliografía Guaraní Библиография по народу и языку Гуарани.

Bibliografía General de la Historia del Paraguay.

Bibliografía General de la Historia del Paraguay. Библиография Истории Парагвая.

Close